miércoles, 20 de octubre de 2010

BARCELONA

ENTRE LA TORRE AGBAR Y LA SAGRADA FAMILIA
Esta fotografía la hice hace unos días desde Monjuïc, me gusta mucho observar Barcelona desde la parte alta de esta montaña, "Montaña Maldita", llamada así por los anarquistas barceloneses (Barcelona era conocida hace cien años como la "Rosa de Fuego") que eran encarcelados, en los siglos XIX y XX en su castillo, y ejecutados en sus faldas cuando se les aplicaba la pena de muerte, la mayoría de las veces tras ser torturados y juzgados sin garantías.



En esta fotografía se ve Barcelona entre la Torre Agbar a la derecha y la Sagrada Familia a la izquierda. Me ha hecho pensar sobre esta ciudad que tanto aprecio.

La Sagrada Familia (encargo que pasó a Gaudí en 1883), supuso la síntesis de toda la evolución del genial arquitecto. Después de la realización de la cripta y el ábside, todavía en estilo neogótico, el resto del templo lo concibió en un estilo orgánico, imitando las formas de la naturaleza, donde abundan las formas geométricas regladas. El interior debía semejar un bosque, con un conjunto de columnas arborescentes inclinadas, de forma helicoidal, creando una estructura a la vez simple y resistente.



Gaudí aplicó en la Sagrada Familia todos sus hallazgos experimentados anteriormente en obras como el Parque Güell o la cripta de la Colonia Güell, consiguiendo elaborar un templo estructuralmente perfecto a la vez que armónico y estético.

La torre AGBAR fue diseñada por el arquitecto Jean Nouvel en colaboración con la firma b720 Arquitectos.



La construcción, según explicó el propio Nouvel se vio fuertemente influenciada por alguno de los símbolos más representativos de la cultura catalana. Por un lado se inspiró en la obra del arquitecto español Antoni Gaudí tomando como referencia los campanarios de la Sagrada Familia y basándose a su vez en la idea del Hotel Attraction,



un supuesto proyecto realizado por el maestro reusense en 1908 para unos empresarios hoteleros de Nueva York que fue rediseñado en 1956 por su discípulo Joan Matamala y que en 1978 se incluyó en el libro Delirious New York de Rem Koolhaas, de referencia para muchos arquitectos.



Además, como homenaje a la Sagrada Familia, la parte orientada al norte de la torre fue diseñada con la intención de obtener una vista panorámica óptima del templo. A su vez, Nouvel se inspiró en los característicos pináculos de la montaña de Montserrat, de gran significado para Cataluña al ser el lugar donde se encuentra el templo que aloja a su patrona.

26 comentarios:

  1. Preciosas todas las fotografías, la primera ofrece una buena vista panorámica de la ciudad entre la torre Agbar y la Sagrada Familia.
    No sabía nada de lo que nos cuentas sobre la torre Agbar, cuando la inauguraron lo vi en algún informativo pero no proporcionaron demasiada información.
    Yo estuve en Barcelona hace muchos años y apenas recuerdo nada, lo que recuerdo es por alguna foto que tenemos en las rambas, en la que estamos rodeadas de palomas dándoles de comer. Íbamos a visitar a nuestros abuelos, que vivían en Sant Just Desvern.
    Besosssss

    ResponderEliminar
  2. Estaba leyendo y mirando las fotos como si fuera una turista a pesar de que soy y vivo en Barcelona.

    Es una ciudad pequeña en tamaño pero grande en espíritu. Es rápida, vital, cambia, recibe y ofrece. La admiro(a pesar de lo densa y ruidosa que es). Y por el amor con que la muestras se nota que tu también.

    Besos**

    ResponderEliminar
  3. Es un tema que me apasiona, la arquitectura modernista, la verdad es que la arquitectura en general, es de esas cosas que siempre me han quedado las ganas de no haber convertido en mi carrera.
    Me encanta
    Un besote guapa

    ResponderEliminar
  4. Gracias a tus descripciones tan precisas y tan condimentadas, parece que he viajado más de lo que lo he hecho...
    ¡¡Muaksss!!

    ResponderEliminar
  5. Que bien, Marta está contenta porque has retratado muy bien su ciudad.
    Muack.
    Emma.

    ResponderEliminar
  6. Ooooooh, no sabes cómo te agradezco esta entrada. Descubrir cosas nuevas de la ciudad que más quiero en este mundo (incluso con todos sus defectos: ruido, contaminación,turismo destructivo...) es muy agradable! No sabía que la Torre Agbar estaba inspirada en el proyecto de Gaudí y en Montserrat. Siempre la había encontrado fea y discorde con el resto de la ciudad, pero también he de decir que los años que viví en Barcelona (en realidad soy de Terrassa, sí sí), llegué a cogerle mucho cariño, porque era como una guía para llegar a casa (se puede ver desde muchos sitios de la ciudad). Yo vivía en el Clot: muy cerca de Glòries. Ahora creo que quizás me faltaba información y nunca me preocupé de saber qué había tenido en cuenta Nouvel para el proyecto. Barcelona significa mucho para mí y nunca seré objetiva al juzgarla, porque está impregnada de muchos sentimientos...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Ciudad que es paradoja cincelada
    divina y tan humana a todas luces
    desde una ensoñación de arte y cultura;
    vida desperdigada por sus calles
    en pasos repetidos cotidianos
    y algunas excepciones muy contadas;
    los barrios y las calles tan repletas
    de grupos de personas de estos mundos
    sincrónicos atípicos y tópicos;
    ¿será esta Barcelona Babilonia
    y encerrará riquezas bien diversas?
    Me encontrará dispuesto a perder
    identificación, para ganar
    en esta pobre humilde identidad...

    Un beso ciudadano enardecido

    ResponderEliminar
  8. Un homenaje en toda regla a Barcelona, esta ciudad española tan preciosa. La montañas de Montserrat mi fotografía favorita, son mágicas.
    Feliz día Laura.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Me dice mi hija, que ha viajado bastante, que cuando dice por esos mundos que es de Barcelona, muchísima gente le demuestra un gran entusiasmo por esta ciudad. Si es que a veces no valoramos suficiente lo que tenemos cerca.

    A mí la torre AGBAR no me gusta, la verdad, pero las otras fotos me han encantado.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. No se si sabes que Barcelona es uno de mis grandes amores. Pero ni la Sagrada Familia ni la Torre Agbar son mis hitos preferidos de la ciudad. Me gusta mas cualquier otra obra de Gaudí que esta. Y la Torre Agbar a pesar de tanta inspiración catalana que argumenta el señor Nouvel, se parece al pepino de Foster en Londres (este se terminó un año después,creo)y seguro que Lord Foster dice que se inspiró en los acantilados de Dover o en la famosa compresa del principe Charles. Ay estos arquitectos...
    Adoro Barcelona, como te decía, a pesar de lo incómodos que resultan los turistas(yo no me considero uno de ellos, claro). Ahora estoy muy interesado con todas las ideas que hay para recuperar el Paralelo que falta hace.
    Cualquier día me planto en El Molino.
    Y me encanta tu panorámica. ¿Cómo has conseguido esa nitidez a pesar de la bruma?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Gracias Nuria, ufff... parece mentira pero me costó un dolor conseguir la foto. Creo que lo de las palomas debía ser Plaza Cataluña,en las Ramblas no hay tantas palomas pero la Rambla acaba en Plaza Cataluña.
    O sea que eres de origen catalán ¿no?
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  12. Jajaja... me alegro Ofelia. Y estoy de acuerdo con la descripción que haces de Barcelona. Me gusta y me siento agusto en ella.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. A mi me encanta la arquitectura del siglo XX y XXI. Tengo una debilidadddd por los rascacielos de vidrio, de líneas rectas, inspirados en el racionalismo.
    Y el modernismo me gusta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Pues me alegro Calma, ya sabes que me gusta explicar lo que me encanta a mi...
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  15. Me alegro Emma, si le ha gustado a Marta que es de Barcelona, yo encantada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Pues me encanta darte una alegría en la fría Viena. Aysss a mi me encnatan estos edificios, es una de mis debilidades (cuando haga la segunda tanta de debilidades, ahí estarán los rascacielos de cristal).
    Yo sé que tampoco soy objetiva, me gusta mucho. Me pasa parecido con mi ciudad de nacimiento, Zaragoza. La adoro.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  17. Ufff... mi identidad es tan babilónica que no tengo que hacer mucho esfuerzo para apuntarme a la diversidad. Aunque es cierto que no todo me vale ehhh, pero ese es tema de otro debate... jejeje
    Un abrazo poeta.

    ResponderEliminar
  18. Barcelona es especial y Montserrat también. En mi caso su significado religioso y nacional me es indiferente, hablo de sus caprichosas formas naturales.
    Un abrazo, Lía.

    ResponderEliminar
  19. Es cierto lo que dice tu hija, yo tengo la misma impresión... pero me temo que, en parte, está relacionado con el futbol, jajaja

    A mi me gusta este tipo de arquitectura.

    Un abrazo, Elvira.

    ResponderEliminar
  20. También a mi me gustan más otras obras de Gaudí, aunque no soy una rendida admiradora del Modernismo. La torre Agbar me gusta bastante (yo le llamo "pene cósmico"... jejeje). Te doy toda la razón, es clavadita a la de Londres (que creo que es más bajita y rechoncha, pero es más de lo mismo).
    Ummm......cuanta vida popular hubo en el Paralelo, era lugar de mítines y manifestaciones a finales del XIX y principios del XX. A Alejandro Lerroux, cuando era un quemacuras en la primera década del siglo XX, le llamaban el Emperador del Paralelo. Tremendo anticlerical y republicano populista que ejerció gran influencia entre los trabajadores barceloneses aprovechando un momento de cierta decadencia del anarquismo, precisamente tras una etapa de atentados que sirvió al poder para arremeter contra los sindicalistas que nada tenían que ver con la violencia.
    La verdad es que estaba bastante en decadencia, a ver si logran recuperarlo, la crisis no sé si lo favorecerá.
    A mi me gustan mucho las calles de la izquierda de la Rambla, Tallers, Elizabets, etc...
    Un abrazo Uno.
    Te gusta Barcelona y Sitges ehhh

    ResponderEliminar
  21. Uno, mi cámara es una birria... no sé cómo lo logré, me costó ehhh... debió ser casualidad.
    Petons

    ResponderEliminar
  22. Que buena lección de historia...
    ¡¡¡Muaksss!!!

    ResponderEliminar
  23. Hola,bello blogg, preciosas entradas, un placer leerlas, te encontré en un blogg común,si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    muchas gracias,pasa buena tarde,besos.

    ResponderEliminar
  24. No Laura no soy de origen catalán, mi padre y su familia eran de Aragón, de la provincia de Teruel y cuando mis abuelos se jubilaron se fueron a vivir a Sant Just.
    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Preciosas fotografías. Qué maravilla, Barcelona.

    Saludos, compañera.

    ResponderEliminar
  26. Nuria: yo soy de Zaragoza, así que si compartimos algo del origen... jejeje

    Garito: gracias, Barcelona es preciosa

    Un abrazo a los dos

    ResponderEliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...