lunes, 9 de enero de 2012

LOS LIBROS SE CONVIERTEN EN INICIACIÓN...

“Tal es el valor de la lectura y ésta es también su insuficiencia. Es conceder un papel demasiado grande, a lo que no es más que una iniciación, erigirla en disciplina”.
MARCEL PROUST, Sobre la lectura.



Esta pequeña reflexión está unida a otra titulada, Las mujeres que leen, sueñan mundos, posiblemente, imposibles.






Decía en aquella ocasión, refiriéndome a las mujeres lectoras, que la verdadera vida estaba fuera, “en ese espacio imaginario que media entre las palabras que leen y el efecto que éstas producen. La lectora se identifica totalmente con los personajes de ficción y no se resignan a cerrar el libro sin que algo haya cambiado en su propia vida. El libro se convierte en iniciación”.





Resulta curiosa la presencia de la mujer lectora en la pintura occidental puesto que históricamente se intentó excluirla del saber. Cierto que el saber no está exclusivamente en los libros y que las mujeres han sabido extraer su saber de la experiencia y de la observación directa del mundo que les rodeaba. Se han visto obligadas a abandonar, durante cientos de años, la especulación meramente teórica que se encontraba en las instituciones (Universidades) y en los libros.
Pese a ello, las mujeres han accedido a la lectura en el espacio privado, aquella que se desarrollaba en el mundo que les era propio, el mundo doméstico, hasta los impresionistas las mujeres no aparecen leyendo en el espacio público, por ejemplo en los cafés (esta Mujer leyendo de E. Manet, es un ejemplo).


Entiendo por iniciación el proceso mediante el cual una persona adquiere los primeros conocimientos de una faceta de la vida o actividad que desconoce. Para muchas mujeres la lectura fue una especie de burbuja en la que podían abstraerse para acceder a mundos impensables para ella.


Como actividad silenciosa e interior, resulta muy interesante la concentración con la que leen algunas de las lectoras que aquí presentamos. La transformación que la mujer experimentaba (y experimenta) a través de la lectura es difícil de captar por ese carácter interior que he mencionado. Pero que la lectura fue el origen y principio de un cambio, que trasciende épocas históricas, es evidente puesto que la mala reputación de las novelas y sus lectoras se vuelve explícita, por ejemplo, en el cuadro del romántico belga Antoine Wiertz, La lectora de novelas. En esta obra la joven lectora está desnuda en su cama, de noche y en actitud voluptuosa trasmitiendo el placer de su lectura (que además se refleja en el espejo incitando al voyeur a su contemplación lasciva). Está atrapada y absorta en ella ya que el diablo es quien le abastece de lecturas que le va poniendo en el borde de la cama (entre ellas una novela de Alexander Dumas).



El origen etimológico de la palabra iniciación viene del latín initiare, que tiene la misma procedencia de initium, inicio o comienzo, viniendo las dos de in-tere, ir dentro o ingresar. Los viajes interiores que las mujeres han realizado, a lo largo del tiempo, en busca de las palabras que las podían transformar, las situaban en el umbral de una estrecha puerta para la que necesitaban poseer el valor suficiente para atravesarla y poder emprender el camino hacia el encuentro, hacia el despertar, hacia el infinito, hacia la utopía...


He tomado las imágenes de google: la primera es de Anni Leppälä, Leyendo; la segunda es de Ambrosius Benson; a continuación de Edouard Manet, Mujer leyendo y Antoine Wiertz, La lectora de novelas.

51 comentarios:

  1. Para mi los libros han sido una iniciación que me ha permitido explorar mundos nuevos y que me han animado a hacerlo en la realidad. Siempre una puerta de libertad, pero también un refugio y un lugar seguro para resguardarme. Además me han entretenido, emocionado, hecho reír y llorar silenciosamente... No puedo pedirle más...

    Os deseo un estupendo lunes y que la semana empiece igual de luminosa que el cielo que veo desde mi ventana ahora mismo.

    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
  2. la literatura como iniciación, como evasión o como droga...
    Rousseau ya decía que era un peligroso método que le prodigaba confusas emociones y nociones extrañas y romanescas de la vida humana.
    Cuando penetro en alguna lectura, sé que soy responsable de la pérdida de contacto con la realidad que se opera en mí, pero como dices es uno de los mejores refugios que he encontrado a lo largo de mi vida.
    Besos, Laura.

    ResponderEliminar
  3. La Zarzamora... tenemos una visión parecida de la lectura... gran refugio junto con la música.
    Me acaba de enviar un amigo este enlace, supongo que conoces al grupo ¿no? Me han encantado y me acordado de ti.

    http://www.youtube.com/watch?v=eMo2p70b4KA

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  4. Síii, me gusta muchísimo ZAZ, la he visto en concierto, es refrescante y vital.
    Lleva ya mucho tiempo en esto pero la han lanzado hace poco. Cuando canta en español es genial.
    Me encanta ésta: http://www.youtube.com/watch?v=R_eSiUtIBlw&ob=av2n
    Besos, preciosa, y gracias.

    ResponderEliminar
  5. Ya lo creo, los libros te abren muchas puertas y te ayudan a cambiar.

    Puedes traer los cuadros que te apetezcan, Laura. Besos

    ResponderEliminar
  6. ¿Es la lectura un rito?, no lo tengo claro, tampoco tengo claro que sea un rito de iniciación, a no ser que nos introduzcamos en prácticas misteriosas, religiosas o secretas, en este caso el libro seria un medio de ese rito de iniciación.
    En cuanto a la idea de que la lectura sea un modo de iniciar algo, no se puede negar, hay quien partiendo de hipótesis han escrito un libro, otros han seguido el camino opuesto, escrito el libro han seguido los pasos hasta encontrar esa idea. Los libros de viajes son un claro ejemplo: uno se inicia en ellos, observa paisajes, te agradan o no y en base a los que vez te animas a visitarlos y viajar, primero lo soñaste más tarde lo ejecutaste.
    Iniciáticos son la Biblia, el Corán, la Tora, o cualquier libro religioso que trata de atraer y convencer. No solo los anteriores son libros de iniciación, algunos han provocado grandes revoluciones, o movimientos culturales e intelectuales, otros, los más pequeños, si es que se puede decir que hay un libro pequeño, te hace soñar en el tiempo y en el espacio sin necesidad de viajar.
    Los que nos iniciamos, o mejor, supieron iniciarnos en la escuela, en la familia, los libros son una parte más de nuestro ser, no podríamos vivir sin ellos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Laura!
    Tu entrada de hoy me ha suscitado de nuevo una reflexión que muchas veces me he hecho: la relación entre las ideas, las palabras y la realidad. ¿Los libros nos aportan una nueva realidad o describe la que ya conocemos? Está claro que nos abre nuevos mundos, pero si no fuera por nuestra experiencia no podríamos relacionarlos con nuestras ideas, no? ¿Qué es primero, la idea, la palabra o los hechos? Yo no sé si tengo la respuesta, lo que está claro es que sin lenguaje no hay realidad. Muy significativa también esa imagen de las mujeres leyendo en actitud placentera y simbolizando de alguna forma la tentación y lo prohibido.
    Permíteme que te enlace una entrada que escribí hace tiempo en relación a una película donde se habla en parte también del tema de tu entrada: http://perdudaaviena.blogspot.com/2010/03/on-son-les-idees.html#comment-form
    Gracias por los buenos augurios para la semana. En Viena ha empezado lluviosa!
    Petonssssss

    ResponderEliminar
  9. ¿Pudiese la lectura ser tal vez
    un íntimo espacio solitario
    desnudo insondable de iniciado
    a solas sin testigos sin presencias
    donde encontrar por fin la transgresión...?

    Un beso que se lee en otro beso

    ResponderEliminar
  10. Laura,
    me ha gustado mucho la entrada.Yo creo que cualquier medio que te permita ensanchar tus horizontes,asomándote a otras vidas,otros mundos...no puede ser más que enriquecedor.Y me ha gustado especialmente esa idea de que la lectura deje su impronta en la vida real,animándote a explorar mundos nuevos....haciéndote si cabe,más permeable y más libre sin dejar de ser fiel a ti.
    Un abrazo!
    Psdata: Orácula,te envío este comentario,cruzando los dedos,para que sea publicado....y no enviado a la bandeja de spam.

    ResponderEliminar
  11. Una genial reflexión con la que me siento muy identificada, ya que desde que "descubrí" la lectura, la he visto como una suerte de refugio, escapa, una actividad que me lleva a mundos desconocidos que se vuelven míos. No puedo evitar pensar que cada que empiezo un libro, inicio algo especial en mi vida.

    Muy feliz semana para ti también, besos.

    ResponderEliminar
  12. Excelente propuesta la de Eva.

    Estoy totalmente de acuerdo que leer es una iniciación y hay libros que pueden marcar la vida de una persona..transformar...despertar...liberar,en cualquier género.

    Lo mismo que escribir, siempre fui lectora y hace unos años me anime a concurrir a un Taller Literario barrial para principiantes, te aseguro Laura me que abrió un mundo nuevo, porque disfruto mucho más de la lectura, lo hago desde el corazón, casi como un pasatiempo en mis ratos libres, pero me siento inmensamente feliz.

    Las mujeres, como decía la Woolf, necesitamos una "habitación propia"
    un espacio, un lugar para crear y co-crear, para que el alma se sienta a sus anchas y la lectura es alimento para ella.

    Me encanto ésta entrada...y me has animado a subir al blog unas letras que escribí hace años, sobre una librería que para mi tiene un lugar especial en el corazón (creo que alguna vez te lo comenté) pues fue refugio de lectura e investigación y lo sigue siendo, No te imaginas todo lo que todavía tengo para aprender jajaja.

    Besos, muchos.

    ResponderEliminar
  13. Totalmente de acuerdo contigo Laura.
    Los libros nos permiten adentrarnos en otras realidades, evadirnos, nos hacen olvidar o relativizar nuestros problemas, además de permitirnos pasar ratos muy agradables.

    Un besito y feliz semana, por el noroeste también tenemos mucha luminosidad en este comienzo de semana

    ResponderEliminar
  14. hay libros, en la adolescencia sobre todo, que marcan un antes y un después.


    un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Muy bueno lo escrito, creo en lo que dices, no hay límite para descubrir, el saber está en el mundo en cada rincón y el hombre desde su mente en ejecusión al objeto aprende. La iniciación o cambio o aprehensión es simtoma evolutivo, no tiene pierde, es bueno por donde se mire. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Tengo que ir recuperando entradas tuyas, pues he estado unos días off. Pero ya veo que nos has deleitado con Patricia Barber en vivo, que grande. Iré leyendo con detenimiento y poniendome al día. Respecto de la lectura, que puedo decir, es como decía Borges manantial que no cesa. Solo hay que beber. Y no empacha. Es muy importante con que libros se inicia uno, puede ser capital a la hora de verr que lector dse forma. Y sobre todo estar abierto a diferentes estilos, propuestas, gente joven, clásicos.
    Crero que una buena parte de la educación y de la formación en cierta medida pasa por ahí. Un saludo a ti y a la espalda en el espejo.

    ResponderEliminar
  17. Vas a convertirme en alguien de provecho.

    Lo que aprendo aquí...

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. hola !!! necesito que me hagas un super super favor!!! es para un concurso de mango es entrar y darle click a votar te dejo el link y desde ya un millon de gracias (se puede votar cada dia hasta el 13 de enero)

    http://www.coolhuntingexperience.com/ladyrebelrock/proyectos/ficha/de/570#

    ResponderEliminar
  19. Emilio Manuel, un rito es un conjunto de reglas establecidas para...... (el culto y ceremonias religiosas)... ¿Podríamos sustituir lo último por lectura? Creo que no. La lectura no la considero un rito. Cuando hablo de iniciación hablo del inicio de la adquisición de conocimientos, también de comienzo de una transformación desde la burbuja de acceso a mundos, fuera del doméstico, que eran (que son) inaccesibles para ellas.

    El ejemplo que pones de los libros de viajes me parece perfecto y muy claro.

    Muy de acuerdo también con que los libros son una parte de nuestro ser y, por tanto, imprescindibles.

    Gracias por tu reflexión y un abrazo!!

    ResponderEliminar
  20. gisela cid....... jajajaja..... si es tan simple el favor... allá voy....

    ResponderEliminar
  21. Laura, ademas de todo eso, para mi los libros fueron mis únicos compañeros durante un tiempo infeliz y de soledad...me hicieron afirmar mi personalidad y aprender a defender mis derechos y los de los que me rodeaban. En fin creo que forman parte de mi vida y son artífices de gran parte de mi felicidad. Un beso, me gustó tu entrada.

    ResponderEliminar
  22. Qué gran reflexión para este lunes, Laura!

    ResponderEliminar
  23. Me ha gustado mucho tu entrada de hoy, además de considerarla sumamente interesante. Me veo reflejada en ese viaje iniciáticoa través de los libros que me han hecho, me hacen, vivir otras vidas, conocer otros mundos y transitar por otras épocas. Es abrir un mundo nuevo y ponerlo en tus manos.

    ResponderEliminar
  24. No concibo mi vida sin un libro al lado.

    Me han encantado los cuadros que has subido; son de una gran belleza.

    Gracias por desearnos un estupendo lunes. Para mí lo ha sido enormemente.

    Bsss

    ResponderEliminar
  25. Lo sé, lo sé... aunque sea lunes, gtb, ha sido un gran lunes...

    Un abrazo grande grande!!

    ResponderEliminar
  26. Alguien muy machista dijo una vez "no te fies nunca de una mujer que lee".
    Me chifla la figura del Quijote que se volvió loco leyendo libros de cabllerías. Grande.
    En esta vida a veces es mejor estar loco y un libro es el mejor amigo. Tienes razón en lo de "iniciación" porque las primeras lecturas de tu vida son excitantes (luego también pueden serlo), te llevan a mundos que no conoces y te acogen sin hacerte preguntas. Es una forma de conocer el mundo y abrir la puerta de las sensaciones. Sin duda, también es una forma de conocerse a uno mismo y abrirse. Una forma de ser libre.

    Tener tiempo para leer es el mayor de los placeres.

    ResponderEliminar
  27. Toro... ¿de provecho? hmmm...

    Ese sentido del humor tuyo vale su precio en oro..., eso si que es provechoso.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  28. Me gusta lo que dices en tu comentario sobre lo que ha supuesto para ti los libros, puesto que me siento totalemente identificada.
    Es cierto que durante años se intentó mantener a las mujeres apartadas de Escuelas, Universidades, y que tan solo se dedicaran a las labores del hogar y la crianza de los hijos, amen de estar ahí para cuando su marido lo requiriera. Pero algo cambió, en algún momento, y ese preciso momento de la historia es para mi un lujo, alguien dijo ya no, basta, y poco a poco comenzamos a movernos de nuevo, a recuperar lo que ya era nuestro por derecho y a compartirlo. Me gusta mucho lo que dices Laura, es cierto que no todo está en los libros, las experiencias, el observar, el vivir, aportan y mucho, pero un libro es un buen refugio, un buen compañero, un lugar donde encontrar hasta consuelo.
    Un beso Laura y gracias por tus reflexiones.

    ResponderEliminar
  29. Iniciación como principio de transformación, de metamorfosis, de rompimiento de la crisálida. Desde que el "hombre fue hecho una pelota de barro, soplado y creado a imagen y semejanza (camisa de fuerza) y la mujer tomada de una costilla del susodicho o subsodicho?" Son muchas las crisálidas a romper. El rompimiento como liberación hacia nuevos destinos tiene el sutil o expreso éxtasis de la aventura, Don Quijote presa del aburrimiento se dedica a leer libros de aventuras de caballería hasta que se le secan los sesos (crisálida) ja ja ja y solo hasta entonces se decide a INICIAR su propia aventura donde compromete pellejo, tendones y huesos.
    La exploración intelectual y de pensamiento no deja de ser un apéndice de ese basto arsenal físico que la naturaleza nos faculta por medio de los sentidos especialmente el del tacto, el de la piel, para conocer mediante ella, mediante el dolor y el placer, lo agradable y lo desagradable. Mediante la sensibilidad y la sensualidad. Virtudes que en la mujer más que en el hombre han sido reglamentadas y reguladas desde la culpa, la sanción, la autohumillación y el pecado.
    Abrir un libro es abrir la posibilidad de un inicio que puede desembocar en un rompimiento definitivo para liberar todas nuestras potencialidades físicas y espirituales. Puede ser la iniciación de la libertad, la máxima aventura que cualquier ser humano pueda asumir.
    Un abrazo gigante Laura Uve, con estas últimas publicaciones estás hecha una niña terrible ja ja ja!!!

    ResponderEliminar
  30. Fueron para mi los libros, sobre todo hasta mis primeros años de juventud, refugio, evasión y yo diría que hasta terapia que me salvó de otros remedios mas agresivos.
    Me tiene fascinado ese cuadro que no conocía de ese artista belga también para mi desconocido: La lectora de novelas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  31. Extraordinasrio blog con valioso contenido.¡Felicitaciones de la Sociedad Argentina de Escritores Filial Villa María- Córdoba- Argentina!

    ResponderEliminar
  32. Los libros son además de una iniciación, un compañero
    de viaje con el nunca te sentirás sola.

    Un abrazo.
    Mercedes.

    ResponderEliminar
  33. Gracias Elvira, voy a guardarlos, son preciosos...

    Enric, una de las cosas que más me gusta de la lectura es precisamente su intimidad solitaria... entras en otro mundo en el que se produce la conexión ente la historia del autor y la manera que una tiene de "verla"... adoro esa desconexión con el mundo real...

    Aglaia, totalmente de acuerdo con lo que dices y le acabo de comentar a Enric.

    Nuria, esa relación con la lectura placentera, relajante, armoniosa... vale mucho.

    Abrazo grande!!!

    ResponderEliminar
  34. Interesante reflexión y relación: ideas-palabras-realidad.

    Los libros, creo yo, nos cuentan experiencias humanas, desde ese punto de vista son nuestras experiencias. Sin embargo, dependiendo de la cultura, el espacio, la época, etc., son otras experiencias. A veces tenemos la tendencia a reinterpretar, o interpretar, todo desde nosotros mismos (por ejemplo el enamorado ve historias de amor en todo lo que lee, o al contrario). No está mal esa forma de leer. Pero me gusta más ser una receptora no condicionada por lo propio. Depende mucho, me parece, del estado de ánimo y las circunstancias desde las que afrontamos la lectura. Creoooo........, tampoco estoy segura.

    Totalmente de acuerdo con tu afirmación de que, sin lenguaje no hay realidad.

    Interesante tu escrito respecto a la película.

    Petonssssss

    ResponderEliminar
  35. Troyana, ahí estamos de acuerdo... la lectura como posibilidad de ampliar ideas, sentimientos, maneras de ver, de sentir........... ayssss... leer, leer y leer...

    Un abrazo!!

    Adriana, escribir ya lo encuentro más complicado, pero creo que las personas que son capaces de escribir narrativa o poesía, deben encontrar otra vía de iniciación muy enriquecedora.

    Ayyy Virginia Woolf que bien entendía el placer de la lectura... y de la escritura. Y que claro tenía que era necesario ese espacio propio, ese que aparece en esas pinturas.

    Pues tu escrito es precioso y esa librería, un lujo

    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
  36. senses and nosenses, sí, es una etapa crucial.... ¿Pero no lo son todas?

    Mario, gracias.
    Me gusta lo que dices, "no tiene pierde, es bueno por donde se mire". Leer es siempre un placer y una fuente de conocimiento, una ventana abierta al universo.

    V, te echaba en faltaaaa....
    Borges siempre tan claro: un manantial que no cesa.
    Me gusta que el lector se vaya guiando por gustos y por el instinto. Luego están las buenas recomendaciones, claro.

    Hermosa espalda ¿verdad?

    Un abrazo a los tres!!

    ResponderEliminar
  37. La Abela, también ocuparon un espacio clave en malos momentos míos. Y lo siguen haciendo...... un estupendo refugio frente a la adversidad.

    Zamarat, Tracy.... esos libros siempre fieles compañeros ¿no?

    Sue, iniciación y continuación... cada vez que abro un libro, abro una historia, unas vidas, unos personajes que formaran parte de mi mientras dure la lectura.... hmmm... deliciosa experiencia.

    MariCari, jardinera... tú si que dices bien las palabras...

    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
  38. Buenas noches "Utopi", ya estoy de vuelta.

    Me han gustado mucho estas dos últimas entradas y me he sentido muy identificada con las dos.

    El amor y las dudas "versus" y/o acompañando a la fe, la esperanza...
    Y la lectura, una iniciación y una puerta hacia adentro y hacia afuera... y siempre, un placer.

    Las exposiciones muy buenas. La de "Antonio López" y también la de "Brancusi-Serra". De López y de Serra había visto obras, pero de Brancusi no y me ha dejado muy gratamente sorprendida. Tiene una escultura que es una versión de "El Beso" de Rodin que me dejó enamorada.

    El único inconveniente fue la cantidad de visitas en la de Antonio López.

    Si aún puedes intentar ir, hazlo. Merece y mucho la pena... Una recomendación: coger las entradas antes por internet, sobretodo en la de Antonio López.

    Te leo.

    Un fuerte abrazo y un beso.

    PD: Y los pintxos también muy bien... Éstos casi nunca defraudan.

    PD2: Ese grupo "ZAZ" que has puesto no lo conocía, interesante y la canción muy bonita.

    ResponderEliminar
  39. Rose, la división del mundo en dos esferas, pública y privada, es muy antigua, pero fue la burguesía la que mejor lo sistematizó en el siglo XIX. Pero a la vez esta burguesía, revolucionaria, para acabar con el Antiguo Régimen, generó el resquicio, la brecha, por la que las mujeres fueron entrando: igualdad, libertad y fraternidad, principios de la revolución francesa.

    Cierto que hay mujeres individuales que siempre rompieron moldes: Hipatia, Chistine de Pizan Olympe de Gouges, Mary Wolstonecraft.... y muchas otras... pero la brecha por la que entraron colectivamente es del siglo XIX...

    La experiencia vivida como fuente de conocimiento para las excluidas... es muy interesante, sí.

    Gracias por tu interesante opinión.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  40. Excelente artículo, Laura. Ese cuadro de Antoine Wiertz, donde la mujer obtiene el placer de la lectura de la mano del Diablo que le va proporcionando libros, me parece una clarividente metáfora de la privación (al menos pública) que antiguamente tenía la mujer a los libros y a la cultura.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  41. Aristos,

    Me gusta la metáfora que estableces con la metamorfosis de la crisálida, aunque a mi me gusta más el término NINFA (insecto que ha pasado ya del estado de larva y prepara su ÚLTIMA metamorfosis). Romper la crisálida o ninfa, por cuanto supone de cambio y trasformación siempre es una transformación profunda (una revolución), una apuesta por la libertad, una ¿AVENTURA?... Bueno, podría ser una manera de verlo, sí. De hecho el ejemplo del Quijote encaja.

    Hmmm... sorprendente conexión la que efectúas entre exploración intelectual y los sentidos: tacto, piel..., sensualidad y sensibilidad... Muy cierto que esas "virtudes" han sido castigadas en la mujer con el famoso binomio de virgen o puta... En fin, este es otro camino, me parece.

    Otro gran abrazo... y que los libros sigan abriendo rendijas, o grandes agujeros, encaminadas a la libertad, a la aventura...

    ResponderEliminar
  42. Uno, la palabra (y por ello los libros) cura..., gran terapia para tantos desequilibrios, frustraciones, tristezas, incomodidades... Interesante.

    S.A.D.E. FILIAL VILLA MARÍA, Bienvenidos y bien hallados... un gran honor vuestra presencia en mi espacio. Espero que os encontréis a gusto.

    Mercedes, que me lo digan a mi, jamás me voy a ningún sitio sin mi libro... jajajaja... un desastre para mi espalda.

    Marisa y Uno, el cuadro Antoine Wiertz me dejó asombrada.
    Metáfora de la privación y del peligro... Muy acertada, sí.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  43. X,

    Qué bien suena ese viaje a Bilbao... Me gusta mucho Serra... ¿Había alguna obra más que las que hay en la exposición permanente del Guggenheim?

    No descarto ir a Bilbao a ver la exposición de Antonio López, veremos... depende si me sale finalmente el viaje de carnaval o no...

    Los pintxos, perfecto y placentero complemento al arte, jajajaja....

    Sí, estupendo ZAZ....., buen descubrimiento.

    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
  44. La vida o el mundo,sin ellos seguro, serian muy diferentes. Y totalmente inconcebible.

    Recuerdo bien cuando mi hija Olga era pequeña como cuando íbamos al hiper me la llevaba a la sección de librería y cada día salia de allí con un libro nuevo. Le decía: -Mira este es interesante y muy divertido porque ahí..... y se iba tan contenta con su flamante libro nuevo. Ahora es ella la que viene y me enseña su ultima adquisición y poco mas o menos me viene a decir lo mismo (ahora es profe y entre otras cosas de piano y música) a la peque (se llevan diez años) no he tenido que insistirla mucho en la lectura ya que a fuerza de ver libros por doquier y a su hermana se le ha pegado sola. Por eso cuando leía tu articulo a veces me parecía estar en otro mundo por aquello de la lectura y las mujeres. Peo bueno yo soy un despistado.

    En cuanto a tu comentario en mi blog me encanta que te metas donde crees que no debes.

    Un beso

    ResponderEliminar
  45. Que bueno el cuadro en que el diablo sirve novelas a la mujer. No lo conocía. Recuerdo tu entrada inicial sobre este tema. Es curiosa esta continuación haciendo hincapié en las mujeres que la pintura nos muestra como lectoras. Sin duda el hecho de acceder a la cultura sirve como iniciación a la vida interior y también a la vida social por el hecho de compartir intereses, visiones y sueños. Quizás como acto consciente de aquellos años de represión, hoy las mujeres leen mucho más que los hombres. Así nos va... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  46. Iniciático, esotérico, órfico... Lo iniciático como lo sacro llevado al terreno de la razón.

    Iníciese en los libros quien no lo haya hecho aún. Continúe en el inagotable mundo de los textos. Por más que leamos, siempre nos quedará mucho más por saber. Pero una vez dado el primer paso en el sendero literario resulta difícil, cuando no imposible, dejar de recorrerlo.

    Un saludo, Lady Laura.

    ResponderEliminar
  47. Erik, no olvides que vivimos en una parte pequeñaaaa del mundo. En muchas partes de nuestro planeta, las mujeres siguen teniendo problemas para leer.

    Por otro lado, tus hijas seguro que han tenido ese proceso de iniciación a través de los libros... no necesariamente relacionada con dificultades para leer pero sí para ensanchar su mundo, descubrir, disfrutar....

    Un abrazo por dejarme entrar en tu mundo.

    ResponderEliminar
  48. David, es una joya ese cuadro... lleno de significados.

    Es verdad, las mujeres leemos, hoy, más que los hombres.

    La lectura como apertura hacia dentro y hacia fuera..., sí.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  49. thescarletrevolutionary, Bienvenido y bien hallado... espero que encuentres un buen rincón en este espacio y podamos compartir palabras.

    Me uno a tu deseo de iniciación en la lectura para quien no lo haya hecho y de mantenernos quienes estamos atrapados por ella

    La lectura como manantial que no cesa (Borges) que decía un comentarista más arriba...

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  50. llevo un rato por aquíleyendo post...
    me encanta el sitio...
    y este sobre los libros como inicianción y las mujeres que leen me ha encantado!
    un saludo!

    ResponderEliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...