martes, 18 de junio de 2019

ANDRÉS TRAPIELLO, El gato encerrado

No sabía que este escritor se había embarcado desde 1987 e escribir unos Diarios de los que se han publicado más de 20 volúmenes, con el título genérico de Salón de los pasos perdidos

Quise empezar por el primero, El gato encerrado, pero como no pretendo leer todos los iré leyendo según los encuentre, a poder ser en librerías de viejo como él hace. Como no habla de cuestiones concretas, ni de hechos de actualidad, el orden es indiferente. 


Trapiello habla sobre la vida común y corriente de un escritor, con sus rutinas, sus manías y sus momentos excepcionales. Sus reflexiones sobre cualquier tema resultan deliciosas, porque el autor escribe magníficamente bien. Literatura, viajes, paseos, encuentros (no da nombres reales), librerías de viejo, el Rastro, Madrid o un pequeño pueblo de Extremadura donde pasa los veranos, son temas que fluyen con facilidad.
Los libros van y vienen, asoman y desaparecen como esos trozos de madera que traen las olas. Uno busca un libro durante tres o cuatro semanas en los estantes de su biblioteca sin encontrarlo y de pronto, zas, en ese mismo lugar donde habíamos mirado cien veces, sólo que un año más tarde, aparece con cara de no haber roto un plato en su vida (38). 

¿A quién no le ha sucedido esto en alguna ocasión? 

A veces sus pensamientos son frases cortas y otras, reflexiones más largas. No escribe ni mucho menos cada día y no hay fechas más allá de las estaciones que aparecen con naturalidad en sus paseos u otras circunstancias. 

Muy recomendable.

25 comentarios:

  1. Como en el palacio de San Jerónimo... Saludos entre libros y gatos.

    ResponderEliminar
  2. Uys, eso me pasa muchas veces. Y cuando no se busca es cuando aparece, juguetón... Pues no sabía de estos diarios. Cotillearé en la biblio, a ver si encuentro éste o alguno de los otros.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se pueden leer sin orden, ya digo que no requieren un orden cronológico. A ver si encuentras alguno.

      Besos.

      Eliminar
  3. No conocía estos diarios. Miraré si veo alguno en la biblio, que Ayer no más me gustó mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Gosto de livros com frases curtas e reflexões; esse
    livro deve ser bom.
    Boa continuação de semana.

    ResponderEliminar
  5. Las armas y las letras es una mirada libre, minuciosa y completa sobre la literatura en la guerra civil española. Desfilan por estas páginas cientos de escritores en amenísimas y agudas semblanzas, el célebre y el desconocido, el audaz y el cobarde, el perseguido y el perseguidor, el activista y el silencioso o silenciado, el viejo y el joven, todos buscando para sí y para su tiempo una salvación que no siempre fue posible. Tratado de armas y de letras, pero sobre todo libro que cambió alguno de los prejuicios que más habían oxidado la literatura española. Andrés Trapiello consiguió darnos lo mejor de aquellos años en una historia que muchos leyeron y leerán como una apasionante novela, pero que es, además, una mirada tan veraz como misericordiosa, y tan necesaria como imprescindible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribe muy bien y logra atraer la atención con su manera de narrar. Este primer volumen de sus Diarios es muy entretenido.
      No he leído "Las armas y las letras" pero lo buscaré, si tú hablas de él de forma tan elogiosa es que merece la pena que lo lea. Gracias por hablarme de él.

      Eliminar
  6. Pues mira, soy muy de librerías de viejo (aunque ahora se conviertan en franquicias de jóvenes), así que, si veo alguno de ellos, haré como tú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gustan mucho (lo de las franquicias es la mejor manera de que pierdan su encanto, aunque sigue siendo buen sistema para leer sin dejarte el sueldo en la librería).

      Eliminar
    2. Eso también es cierto, porque tenía su encanto ese desorden ordenado, el olor a papel y una persona letrada conocedora de absolutamente todo lo que había en esa librería. Ahora parecen supermercados de libros, aunque la parte buena es que sean más económicos y que siga encontrándome regalos dentro (postales, anotaciones...).

      Eliminar
    3. Sí, esas charlas con un librero que sabe lo que tiene en sus estanterías... es impagable.

      Eliminar
  7. Como leo en la cama, estas historias cortas o pensamientos son perfectas para no irte a dormir con la desazón de una historia inacabada o un conflicto sin resolver. Naturalmente si el autor tiene que contar y sabe como hacerlo, como el señor Trapiello.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, se acomodará perfectamente en tu cama junto a ti.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Yo he leído a salto de mata alguno de ellos y coincido contigo: su prosa es una delicia y sus observaciones acertadas muchas veces, y más para los que tenemos el vicio de leer y escribir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, sus recomendaciones lectoras son una maravilla. Es uno de los atractivos de estos Diarios.

      Eliminar
  9. Muy interesante Laura sobre todo si no es necesario leerlos todos y en orden. Tengo tantos libros pendientes de lectura que embarcarme en "series" no me apetece mucho.
    Me ha encantado esa anécdota de los libros juguetones, cuántas veces me ha pasado :D
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No son diarios en sentido estricto aunque si cuenta algunos hechos que le suceden, pero eso casi es lo que menos destaca.
      Creo que a todas las lectoras nos ha ocurrido :)

      Besos!!

      Eliminar
  10. Antes que nada, me place sobremanera la panorámica que nos regalas para esta estación. Si no recuerdo mal, ésa es 'tu costa', el retazo de costa en que sueles fijar la mirada. La foto está tomada desde la izquierda, mirando hacia la playa central. Por detrás de quien la toma, ¿no hay una vía de ferrocarril?
    Yendo al texto, he tomado debida nota de los trabajos de Trapiello hace algún tiempo, pero nada sabía de su contenido; sí de su estilo. Buena ocasión para salir en su busca y hacer experiencia.
    Gracias por tus líneas.
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Marcelo!!! tienes una memoria privilegiada: es "mi costa" y la describes a la perfección. Sí, hay una vía de ferrocarril :))

      Estos Diarios son deliciosos, su amor por los libros y por las librerías de "viejo" hacen que lo identifiques como un "hermano" de aficiones (hay muchas más coincidencias).

      Un gran abrazo, pese al gran calor que nos ha invadido.

      Eliminar
  11. Cierto, amiga... Los libros se mueven, van y vienen... Tienen vida propia. Por eso, cuando los prestamos, se enfadan tanto que suelen tardar en volver a nuestras manos

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ildefonso, que acertado y gracioso lo que dices.

      Un abrazo.

      Eliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...