viernes, 24 de abril de 2015

“ENTRE AYES Y AMOR MÍO”. FEDERICO ANDAHAZI, El anatomista.


No soy capaz de recordar cómo llegué a este libro, que le guste tanto a Carlos Alberto me induce a pensar que quizás fue él quien me lo recomendó. El anatomista es una novela de 282 páginas cuyo título hace referencia al oficio de su protagonista, Mateo Colón, que ejercía su oficio en los Estados italianos del siglo XVI. 
Mateo Colón era, eminentemente, italiano; hijo de la plástica, de la gala y el ornamento. Hijo pródigo de aquella Italia en la que todo, desde las cúpulas de las catedrales hasta el vaso donde bebía el labrador, desde los frescos que adornaban los palacios hasta la hoz con la que el campesino hacía la siega, desde los capiteles bizantinos de las iglesias hasta el cayado del pastor, todo, era de una factura prodigiosa (p. 34). 
Federico Andahazi (Buenos Aires, 1963), estudió psicología en la ciudad en la que nació y trabajo muchos años como psicoanalista hasta que en 1989 escribió su primera novela, que permanece inédita, y que lo condujo a la escritura. El anatomista (1996), que ganó el Premio Amalia Lacroze, generó una importante polémica en los medios de comunicación porque su mentora, la susodicha Amalia Lacroze, consideró que no respondía al objetivo por el que había sido creado el premio: «exaltar los más altos valores del espíritu humano». Pese a ello su obra alcanzó gran popularidad y fue traducida a treinta idiomas. 


La novela, ambientada en el Renacimiento y, especialmente, en Venecia, describe la vida de uno de los médicos más sobresalientes de su época, sus investigaciones, su descubrimiento del Amor Veneris (el clítoris), su pensamiento, la aplicación de descubrimientos científicos a las mujeres condicionados por el discurso de género que acusaba a las mujeres de “pecadoras” y el control, por parte de la Inquisición, de cualquier descubrimiento considerado peligroso para el monopolio que ejercía sobre la fe, la vida de los creyentes y la propia ciencia. 
Lo que quiero deciros es que el proceso de excitación sexual de la mujer no se inicia en los órganos sensoriales por la visión de un hombre, sino que se da espontáneamente y de manera natural, y tiene origen en el interior del cuerpo y, más precisamente en el órgano que ya os he descrito [el Amor Veneris]. La mujer es, siempre, el objeto del pecado (p. 213). 
Resulta curioso que un científico, como lo era Mateo Colón, enamorado de la bellísima prostituta Mona Sofía, emprenda la búsqueda de alguna pócima, algo totalmente acientífico, que le permita conseguir su amor: 
No anhelaba la comprensión de las leyes generales que gobernaban el oscuro proceder femenino, sino apenas, un lugar en el corazón de una mujer (pp. 60-61). 
Mientras buscaba la solución a su incomprendido amor, encuentra en otra mujer, Inés de Torremolinos, su América, su dulce tierra hallada, el clítoris. Una mujer nacida en Castilla que acabó abanderando, en 1559, la casta de putas más perfecta del Mediterráneo (p. 265) basada en la ablación del clítoris para poder ser, según las enseñanzas de Mateo Colón, dueñas de su corazón y de su emancipación. Cuando el anatomista sistematiza y describe su descubrimiento, tendrá que afrontar las envidias académicas y al temible poder de la Inquisición. El autor, en una deficiente traducción, relata de forma ágil, y utilizando la intriga en la descripción del proceso, una historia interesante en la que logra mezclar la tragedia, que suponían los procesos por brujería, y la ironía presente en mucho momentos.

42 comentarios:

  1. Había visto comentarios contradictorios sobre este libro, muy dispares, y precisamente esos comentarios tan variados fue lo que me hizo anotar el libro, para poder decidir por mí misma. Lo que no recuerdo es haber visto que nadie dijera nada de la traducción, es más en general recuerdo que se alababa bastante la prosa (y la creatividad) de Andahazi, independientemente de que luego la historia gustara más o menos. Lo mantendré en la lista aunque una mala traducción siempre me incomoda.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora me percato que no puede ser traducción, es argentino, sino edición. Ahora me quedo en estado de perplejidad !!
      Es verdad que escribe bien pero encontré errores, no suelo anotarlos y en este caso me fastidia no tenerlos.

      A mi la historia me ha gustado bastante.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  2. Interesante descubrir esta propuesta lectora y a su autor gracias a tu comentario. Más allá del argumento del libro, que me parece prometedor, me ha llamado la atención lo que apuntas sobre la polémica generada por la concesión del Premio Amalia Lacroze y el desacuerdo, creo entender, de esta mecenas,Amalia, ya que su condición era que la obra reflejase los valores más elevados del espíritu humano. Pero cuantos libros, magníficos, tienen la virtud de mostrarnos lo más ruin de nuestra condición. Bueno, ella era la mecenas y estaba en su derecho de establecer las normas,compartidas o no. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que la obra responde al propósito del premio puesto que refleja los males de la Inquisición y la rebeldía contra ella de algunos personajes de la novela (que son personas reales).
      Comparto contigo que hay novelas que reflejando lo peor del ser humano, tienen la virtud de ensalzar lo mejor.

      Saludos!!

      Eliminar
  3. No sé, quizás me pueda permitir saltarme los escollos de la traducción, la verdad es que me llama bastante este libro desde hace tiempo, todos los temas que abarca me atraen, incluso el contexto histórico, creo que es una lectura bastante para mí.

    Ahora deLillo, Submundo es un. Erdadero tostón, le sobran 700 páginas, lo siento, fue una conjunta insoportable. Punto Omega, por el contrario, es un libro bastante conseguido, posmodernismo en estado puro y duro, te gustará aunque tienes que buscarle el momento. Si no, opta por algo más novelado, más tradicional aunque de menos calidad como pueda ser Ruido de fondo, en inglés White Noise, es la peor traducción del título de un libro de la historia, cuando lo leqs verás por qué. Besos

    De Submundo lo más destacable es el prólogo, una maravilla, publicada como separadamente como El triunfo de la muerte o Pafko at the wall, como tienes Submundo, léelo, es una buena toma de contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me ha parecido interesante, sin ser una obra maestra. De hecho tengo previsto leer El libro de los placeres prohibidos que también es suya.

      Ufff!! mucha página le sobra para mi gusto. Me has dejado fría, vamos, congelada. Reconsideraré su lectura inmediata y la dejaré para un momento mejor y leeré el prólogo.

      Abrazos!!

      Eliminar
  4. Decir algo por mi parte al respecto me parece hasta atrevido, pues mis conocimientos literarios son nimios comparados con los de la gente que aquí se pronuncia y con los tuyos ya ni hablamos...

    Me gustan mucho tus reseñas, en ellas, más que provocar las ganas de comprar un libro, impeles a uno (a mí) las ganas de leer... de conocer las historias que viven en los libros... de ver en los estilos las variables literarias...

    He anotado título y autor... tal vez lo compre y lo lea...

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No digas eso, mis conocimientos son solo de lectora, nada más. Aprecio y agradezco todos los comentarios interesados en la lectura.
      No podrías hacerme mejor regalo que lo que me has dicho, gracias de verdad.

      Me parece que no conozco el blog aunque me suena, voy a buscarlo.

      Abrazos!!

      Eliminar
  5. Por cierto ¿Conoces el Bog "La Acequia"? En él hay mucha literatura.

    ResponderEliminar
  6. Siguiendo tu recomendación, sobre la mesa camilla, o en la cama mesilla, aguarda su turno este libro. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja ¿cama mesilla? Puedo imaginarla.

      Un beso!!

      Eliminar

  7. Me ha picado la curiosidad, pero ya veremos... demasiados pdtes...
    Hablando de... espero que hayas tenido un buen 'Sant Jordi' lleno de libros y rosas.

    Besos, cálido abrazo y... a disfrutar del finde!!!!

    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no creas, odio las fiestas multitudinarias y consumistas aunque estén centradas (relativamente, que lo identitario lo invade todo) en algo que tanto me gusta como los libros y las rosas.

      Besos y abrazos de domingo por la tarde!!!

      Eliminar
  8. No conocía el libro. Y has conseguido atraer toda mi atención, tanto por la época en que se desarrolla como por los temas que trata. Otro libro a tener en cuenta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, si lo lees ya contarás qué te ha parecido.

      Abrazos!!

      Eliminar
  9. Hum. Soy de la tierra de Andahazi, y debo decir que, como tantos otros, no es profeta en ella. Este título se ha vendido bien, pero no ha podido sostener su figura en el tiempo. No se si me interesa mucho la trama, aunque parezca atractiva. Veremos, U-to. No obstante, agradezco tus notas sobre Mercier, nuevamente.
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, esas cosas suelen suceder, los de casa, a veces, son más cuestionados que los de fuera. De todas formas, solo he leído esta obra, cuando lea El libro de los placeres prohibidos, podré pronunciarme mejor.

      ¿Lees a Mercier ya?

      Un gran abrazo!!

      Eliminar
    2. No aún; espera su ocasión. Pero la tendrá en breve.
      Otro abrazote.

      Eliminar
  10. Otro autor desconocido, del que tendré que tomar nota... El argumento lo veo muy atrayente...

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema sugerente y que se deja leer muy bien.

      Abrazos!

      Eliminar
  11. Gracias a los dioses* no vivimos en esa época poco tolerante, en la que la sociedad actual seria vista, como los futuros miembros que hubiésemos pertenecido a la gran lista de los que murieron en la hoguera , por la inquisición jajaja. El anatomista desmorona toda visión dualista cuerpo-alma, femenino –masculino, pecado-virtud, e introduce un tercer elemento que disocia la voluntad, del alma y del cuerpo.

    Interesante obra, besos querida Laura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces, en broma, me pregunto cuantas vidas necesitaríamos para ser quemadas en la hoguera las mujeres de hoy.

      Veo que la has leído, comparto contigo esa idea que expresas de que rompe con la visión dualista de la vida.

      Besos!!

      Eliminar
  12. Me gusta demasiado el Renacimiento, su arte y su cultura, como para andar casi en puntillas en las muchas aproximaciones literarias que intentan entenderlo desde una y otra perpectiva y eso que creo que una historia bien narrada, donde lo real esté presente, puede ser tan válido y necesario que toda una gaveta de documentos del archivo de la Real Cancillería de Valladolid.
    Lo siento pero no me tienta, debe ser que después de leer Bomarzo y el Opus Nigrum de Marguerite Yourcenar tengo demasiados prejuicios.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te preocupes, intento tentar a la lectura, no a leer lo que yo leo. En tu caso ya sé que no se necesita ese ejercicio puesto que eres un gran lector.
      He leído también las dos obras que señalas, hace tiempo, por fortuna no me indujeron a tener prejuicios sobre otras posibilidades.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  13. Me parece interesante en cuanto a la temática pero no las tengo todas conmigo, tengo la sensación de que no ha conseguido tocar fondo, hacerla algo más memorable (lo que entiendo de tu reseña) y además esos impedimentos en la traducción tampoco me animan.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es una novela memorables, eso desde luego. Es una novela bien escrita (con errores de edición) y que trata un tema que siempre es interesante, además le da un gran protagonismo a las mujeres y al placer con muy buen gusto, algo que se agradecen en esta época de sombras.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  14. Desde luego que parece una novela interesante. Ver a la inquisición bregando contra el cítricos es todo un aliciente para leer a este terapeuta portero metido en resbaladizas cuestiones de bajo vientre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La inquisición siempre tuvo debilidad por cuestiones de bajo vientre, pura represión dominica.

      Eliminar
  15. Wow, que honor que mi sugerencia haya despertado tu interés. Como viste mi blog de poesía se llama "Entre Ayes y Gemidos".
    La novela me gustó, no por el clítoris, ni esta teoria casi de Freud, que la histeria es producto de una mala vida sexual.
    Me gusta mucho la narrativa de Federico, me he leído otro libro que trata sobre el surgimiento de la imprenta y como es condenado por la iglesia Johannes Gutenberg

    abrazos y gracias.
    CArlos Alberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confirmado, por tanto, fuiste mi fuente de información sobre este autor.

      La verdad que me ha gustado también y pienso leer otra obra suya que ya tengo comprada.

      Gracias a ti. Abrazos!!

      Eliminar

  16. La mujer como objeto de pecado... pues no se me ocurriría nunca. Ni siquiera como objeto.
    De verdad que es muy interesante leerte.

    Los Pirineos son muy grandes. Los mejores, los de Huesca... Me das envidia.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los mejores los de Huesca y ahí estaré.

      Gracias y un abrazo!!

      Eliminar
  17. No se si te lo he dicho en alguna ocasiòn pero me encantan esos momentos que dedicas a relatar como llegaste a ese libro....dice mucho. Eso del cientifico a la busqueda de algo tan poco cientifico atrae....gracias x darmelo a conocer....anotado queda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo un proyecto que nunca se concreta que es ir haciendo visible cómo se enlazan unos libros con otros en mi ruta lectora.

      ;) Si lo lees, a ver si te gusta.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  18. ¿Mateo Colón descubrió el clítoris como órgano de inicio de excitación femenina?

    Mi Clítoris

    Mi clítoris destella
    en las barbas de la noche
    como un pétalo de lava,
    como un ojo tremendo
    al que ataca la dicha,
    al que el placer ataca
    y contraataca
    con zumos delicados,
    enfebrecidas salamandras.
    El útero olvida
    su suave domicilio. Desata
    las cuerdas del espacio.
    Varón, que te recorre
    mi pubis, fuego y raso.

    Ana Istarú

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maravilloso!! Lo conocía y me has proporcionado un gran placer al volverlo a leer.

      ¿Lo descubrió? Eso parece... y parece que le dio miedo y le provoco múltiples desgracias.

      Abrazos!!

      Eliminar
  19. Pues, muchas gracias, porque me has librado de leerlo. No me atrae nada.

    La mayoría de las veces que leo tus crónicas apunto en mi lista, pero éste queda descartado. Y si encima es una mala teraducción, ni te cuento, cuando cae una en mis manos me desespero.

    No veo mucha literatura americana por aquí, a mí me encanta, así que a lo mejor no es de tu agrado, pero acabo de leer "Canadá" de Richard Ford, y hacía mucho tiempo que no leía una novela escrita con la maestría, la intensidad y la emoción de las novelas que me conviertieron en lectora. Aquellas grandes novelas del siglo XIX. He disfrutado y me ha conmovido.

    Y creo que en una escelente traducción, como acostumbra Anagrama.

    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este autor del que hago la reseña es americano, argentino por más señas. De Richard Ford he leído dos obras que me gustaron: El día de la independencia, De mujeres con hombres. Hace tiempo que no leo nada suyo, eso es cierto, quizás Canadá pueda ser mi reencuentro con él.

      Me gusta mucho Cormac McCarthy que voy leyendo poco a poco; Dennis Lehane, mi favorito en novela negra, aunque también escribe fuera del género; Edith Wharton, Henry James, Ernest Hemingway, me considero austeriana rendida, Philip Roth... Me gustan muchos autores norteamericanos y, quizás, muchos más sudamericanos y centroamericanos.

      Besos!!

      Eliminar
  20. La leí hace mucho tiempo, no me gustó demasiado, pero determinó que no leyera nada más de Andahazi.
    Un fuerte abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento no he llegado a esa conclusión, pero será porque esta novela sí me ha gustado. Veremos...

      Un abrazo!!

      Eliminar
  21. Devuelvo tu amable visita a La Acequia y veo aquí mucha y buena literatura, así que leeré con calma.
    Este libro, que se lee bien pero a mi juicio no va más allá, supo tratar con inteligencia desde nuestro presente un tema esencial del renacimiento: el descubrimiento de la identidad individual y del cuerpo. Todavía andamos en ello, creo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pedro, bienvenido a U-topía.

      Coincido con lo que aportas, es una obra correcta con un tema interesante que, en efecto, todavía estamos dándole vueltas hoy.

      Saludos!!

      Eliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...