sábado, 26 de abril de 2014

ERRI DE LUCA, El día antes de la felicidad.

(…) las historias de Don Gaetano eran muchas y cabían en una persona sola. Él decía que porque había vivido en lo bajo, y las historias son  aguas que van a parar al fondo de la cuesta. Un hombre es una cuenca de recepción de historias: cuanto más al fondo esté, más recibe (p. 47).


Esta novela entró en mi lista de lecturas tras leer la elogiosa reseña de Marcelo Z. La compré en una librería de segunda mano por internet, tiene 153 páginas y el título es una especie de juego de palabras que viene a decir que hay cosas que ocurren de forma inevitable y que puede ocurrir que algo malo acabe siendo bueno y proporcionando la felicidad al día siguiente (o así lo he entendido yo).

Erri de Luca (Nápoles, 1950) es novelista, traductor y poeta. A los 18 años ingresó en la organización “Lucha continua” ligada con el importante movimiento de “Autonomía Obrera” que se desarrolló especialmente en la década de los setenta en Italia y que tuvo influencia en otros países como España. Trabajó en la cadena de automóviles de Fiat y en el aeropuerto de Catania. Empezó la carrera diplomática pero la abandonó, es un autodidacta que habla varios idiomas. Es un apasionado alpinista.


Ha escrito diversas novelas, entre ellas: Tres caballos (2002), Montedidio (2004), El contrario de uno (2005), En el nombre de la madre (2007) y la que se reseña aquí que es de 2009.

En este caso la biografía del autor resulta esclarecedora para comprender mejor su obra. Su compromiso político está en esta novela de forma clara, aunque sutil.
Ser huérfano era la condición natural, todos eran huérfanos, animales y hombres sobre una llanura tan vasta como un océano. Bandoleros, curas sin sotana, anarquistas, irlandeses, Argentina te quitaba del corazón la causa de tu viaje, te daba espacio a discreción. Las soledades regulaban el aliento de cara a los horizontes (p. 50).
Don Gaetano, el portero de un edificio en el Nápoles de los años 50, acoge en su vida casi como un padre al protagonista de esta novela, un adolescente del que no conocemos ni siquiera el nombre. Se trata de un huérfano que vive en una habitación pagada por una madre adoptiva que nunca ve y que le permite estudiar y vivir la vida con gran libertad. Entre Don Gaetano, los libros que le presta Don Raimondo, papel amarillo que recuperaba cuando alguien quería desembarazarse de los libros (p. 21) y su amor hacia Anna, de la que se enamora de niño, transitará de la niñez a la adolescencia y a la edad adulta.

La novela tiene una disposición fragmentaria que se sitúa, de la mano de Don Gaetano, en la II Guerra Mundial, la ocupación nazi y la resistencia; de la mano del protagonista en momentos de su niñez y de su adolescencia. El lector ha de reconstruir el todo a partir del enlace de las partes y la conexión entre el pasado y el presente para definir a los personajes, especialmente el portero y él protagonista de El día antes de la felicidad.

Tiene una forma de escribir muy peculiar, con frases cortas y precisas (sísmicas ha dicho él mismo) y siempre rozando el lirismo.
La luz del día acusa, la oscuridad de la noche otorga la absolución. Salen los transformados, hombres vestidos de mujeres, porque así se lo dice la naturaleza y nadie los molesta. Nadie pide cuentas de noche. Salen los tullidos, los ciegos, los cojos, que de día son rechazados. Es un bolsillo del revés, la noche en la ciudad. Salen hasta los perros, los que carecen de casa. Aguardan la noche para buscar los restos; cuantos perros consiguen salir adelante sin nadie. De noche, la ciudad es un país civilizado (p. 29).
Una obra interesante que incita a seguir leyendo sus obras.


33 comentarios:

  1. Leí "Los peces no cierran los ojos" y no me entusiasmó, pero tal vez este podría gustarme más...Lo apunto por si me topo con él.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo le daría una oportunidad, pero si ya has leído algo de él puedes decidir con mayor seguridad.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  2. No parece que me atraiga mucho, ya veremos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te decides finalmente, ya me contarás.

      Eliminar
  3. Me gusta lo que dices respecto a su forma es escribir, que es peculiar; no sé, es una palabra que me encanta; pero más allá de eso, me llama lo que cuentas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy una perseguidora de peculiaridades.

      Besos!!

      Eliminar

  4. Buenos días 'Lady Laura':

    Pues me llama la atención esa forma de escribir y el pequeño pero certero fragmento que tienes del mismo autor puesto en tu lateral, pero de momento este libro no tanto...
    A ver si avanzo con alguno que otro de los que tengo pdtes... :S

    Por cierto, 'Tom Waits'... qué personalidad al cantar, eh? ;)

    Molt petonets !!!!

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)) Ayyy que no me veo Lady, jajajaja

      No está en primera división este autor, pero tiene su interés.
      Tom Waits es una maravilla para mi.

      Besos, muchos, muchos!!

      Eliminar
  5. Un autor que no tardará en caer, porque además sus obras no soy muy largas y eso facilita más hacerle hueco. Lo de las frases sísmica (como él lo define) suele gustarme, lo he visto en otros autores y libros y aunque a veces necesito unas cuántas páginas para habitualrme al final me hago al ritmo y casi diría que no sabría leer el libro de otra forma que con ese tipo de frases. Pues nada, otro empujoncito a Erri de Luca.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gusta esa manera de narrar, aunque he de confesar que me enamoran también los autores que escriben con frases largas y complejas.

      Besos!!

      Eliminar
  6. No he leído nada del autor aún. Y por lo que comentas, creo que éste podría gustarme. Nos acostumbraremos a esas frases cortas. Lo que sí me está gustando es Tom Waits. Tampoco lo conocía. Y estoy ahora embobada viéndole y escuchándole... Y Only Trust Your Heart una completa delicia...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es una obra interesante para leer a este autor, yo le daría una oportunidad.
      Y Tom Waits es muyyy especial, sí. Me encanta habértelo descubierto.

      Besos!!

      Eliminar
  7. Y a lo mejor es verdad esa frase final que nos regalas: "De noche, la ciudad es un país civilizado". Hasta que la mañana penetra entre sus calles y el sol alcanza a teñir de luces la calzada, resuenan los pasos, la amarillenta luz de las farolas crea espacios íntimos y cada una de las sombras construye seguros refugios para albergar lo extraño. Un beso. Me apunto al autor. Otro, beso, claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y me apunto también esa pieza musical que combina la cadencia de Stan y la delicadeza de Astrud, sublime y sugerente. Por esa mil, besos, claro.

      Eliminar
    2. Estoy convencida de que la noche puede resultar la justificación del día.
      Esta obra te va a gustar, me gustaría saber tu opinión de ella.
      Por esa obra, mil maravillas.

      Besos!!

      Eliminar
  8. Las frases cortas. Breves. Contundentes. Telegráficas. Todas ellas les dan al lenguaje un tono apremiante y exigente. Casi autoritario. Por eso ,su uso está generalizado en la publicidad que es junto al cine un elemento de la que se alimenta asiduamente la narrativa contemporánea.
    Ese párrafo nocturno, es sentencioso y casi dogmático. Quizás con ese dogmatismo consustancial de alguien perteneciente a la vieja izquierda militante travestida de escéptica normalidad.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no estoy de acuerdo. Pertenece a una izquierda que no es "vieja", aunque sí lapidada por el poder.

      Igual me he explicado mal, no son frases telegráficas, son frases que no se entretienen, muy del estilo de la narrativa norteamericana, tipo Cormac McCarthy.

      Besos!!

      Eliminar
  9. De vuelta y con ganas otra vez de leer y escribir, tomo nota y te dejo un beso primaveral.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que hayas vuelto con esas ganas.

      Otro beso con olor a primavera.

      Eliminar
  10. Cada libro es único y siempre nos deja huellas en la mente y el corazón.

    Hace poco estuvimos celebrando en el taller la llegada del otoño, adornamos el salón con ramas y flores.Recogimos en el parque muchas hojas e hicimos una alfombra mullida, nos sentamos en el piso y luego comenzó la clase...Estábamos terminando de leer Juan de Mairena II de Antonio Machado (una maravilla)

    ...I* Nunca peguéis con lacre las hojas secas de los árboles, para fatigar al viento. Porque el viento no se fatiga, sino que se enfada, y se lleva las hojas secas y las verdes...

    Tengo un compañero que es de R. Dominicana y al terminar la clase nos leyó un poema bellísimo, que por supuesto te dejo de regalo:
    siempre al finalizar la clase cada uno lee un poema que escoge para compartir

    Besos.

    Nunca te enamores de una mujer que lee

    "No te enamores de una mujer que lee,
    de una mujer que siente demasiado,
    de una mujer que escribe...
    No te enamores de una mujer culta,
    maga, delirante, loca.
    No te enamores de una mujer que piensa,
    que sabe lo que sabe y además sabe volar;
    una mujer segura de sí misma.
    No te enamores de una mujer
    que se ríe o llora haciendo el amor,
    que sabe convertir en espíritu su carne;
    y mucho menos de una que ame la poesía
    (esas son las más peligrosas),
    o que se quede media hora contemplando una pintura
    y no sepa vivir sin la música.
    No te enamores de una mujer
    a la que le interese la política
    y que sea rebelde y sienta un inmenso
    horror por las injusticias.
    Una que no le guste para nada ver televisión.
    Ni de una mujer que es bella sin importar
    las características de su cara y de su cuerpo.
    No te enamores de una mujer intensa,
    lúdica, lúcida e irreverente.
    No quieras enamorarte de una mujer así.
    Porque cuando te enamoras de una mujer como esa,
    se quede ella contigo o no, te ame ella o no,
    de ella, de una mujer así, jamás se regresa..."

    Martha Rivera Garrido - (Poeta dominicana.)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empiezo por el final, qué poema tan delicioso y tan verdadero. Es totalmente cierto que hay personas de las que te enamoras y jamás jamás se regresa.

      Juan de Mairena lo leí hace mucho, recuerdo que fue uno de los motivos por los que caí rendida ante Machado pero tendría que releerlo para poder compartir contigo la maravilla.

      Eres, insisto, la mejor regaladora de poemas y de "momentos" como ese que explicas del taller en el que participas.

      Un abrazo inmensamente agradecido por tu regalo!!

      Eliminar
  11. Corrijo el título:

    Es: "No te enamores de una mujer que lee"

    ResponderEliminar
  12. Antes que nada, gracias por citarme. Me alegra sobremanera que te haya gustado. El estilo literario de De Luca es propio y conjuga esas frases cortas -sísmicas- con un contenido conciso y bien enfocado. Tienes razón, McCarthy escribe de manera parecida -por más que sólo he leído un título suyo-.
    En otro orden, adhiero a tu brillante comentario: 'la izquierda no es vieja, aunque sí lapidada por el poder'.
    Recibe mi sincero reconocimiento por tus líneas, que rescatan lo que yo no he dicho en las mías, y un montón de besos otoñales desde esta pampa bárbara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por darme a conocer autor y obra.

      Se trata de una obra interesante que hay que confirmar con la lectura de otras de sus obras ¿no?

      Besos primaverales desde aquí!!

      Eliminar
  13. Ya nos irás contando.
    Te dejo un abrazo¡

    ResponderEliminar
  14. Verdad es que parece una obra muy interesante... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Respuestas
    1. Así es, tiene una referencia muy hermosa a la Pampa.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  16. Erri de Luca trabajó con sus manos y fué un hombre sindicalista y rojo! Bendito sea por su buena prosa natural y casi cristiana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé y por ello aún es mayor mi admiración a su narrativa.

      Eliminar
  17. Erri de Luca es un gran maestro, sea como escritor que como persona. En Italia es muy reconocido, seguro mi autor preferido. El libro más bonito para mi es TRES CABALLOS y muchos de sus poemas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me apunto ese libro que propones. Muchas gracias.

      Eliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...