viernes, 5 de octubre de 2012

LA CLASE POLÍTICA E IAN McEWAN…


Hace unos días leí el interesante, y preocupante, artículo de César Molinas, “Una teoría de la clase política española”. En este artículo, el autor sostiene que: 


La clase política española ha desarrollado en las últimas décadas un interés particular, sostenido por un sistema de captura de rentas, que se sitúa por encima del interés general de la nación. (…) Los políticos españoles son los principales responsables de la burbuja inmobiliaria, del colapso de las cajas de ahorro, de la burbuja de las energías renovables y de la burbuja de las infraestructuras innecesarias.

No es mi objetivo comentar este artículo sino detenerme en el tema de la burbuja de las energías renovables para enlazar con la novela de McEwan, Solar.

Sostiene Molinas que la burbuja de las energías renovables es resultado de la simbiosis de nuestra clase política con el “capitalismo castizo”, es decir, el capitalismo que vive del Boletín Oficial del Estado. España representa un 2% del PIB mundial y está pagando el 15% del total global de las primas a las energías renovables. Según afirma el autor estas primas “generan muchas rentas y prebendas capturadas por la clase política y, también hay que decirlo, mucho fraude y mucha corrupción a todos los niveles de la política y de la Administración”. Para financiar las primas pagamos la electricidad más cara de Europa y mermamos la capacidad competitiva de la economía. A pesar de los precios elevados, el sistema eléctrico español ostenta un déficit tarifario de varios miles de millones de euros al año y más de 24.000 millones de deuda acumulada.

Tendemos a mirar como positivas las energías renovables y tras ellas se pueden encontrar burbujas perjudiciales como las que señala Molinas y actitudes parasitarias, codiciosas y mezquinas como la del protagonista de Solar que sólo es capaz de ver una forma de enriquecerse con la aplicación de un nuevo sistema de energía solar.





IAN McEWAN, Solar.

La novela la compré hace unos meses, había leído Amsterdam y Expiación y me habían gustado. Tiene 349 páginas y el título está relacionado con las investigaciones en energía solar y cambio climático del protagonista.





McEwan, nacido en 1948, forma parte de la generación de escritores británicos procedentes del boom literario de la década de 1980, junto a Martin Amis, Julian Barnes y Salman Rushdie. De todos ellos fue el que más tardó en hacerse un hueco entre los autores más leídos del país, pero hoy en día es sin duda el más popular, en buena parte gracias a Expiación.

Me costó mucho encontrarle un sentido a la obra y eso no me gusta porque me desintereso por ella. El protagonista, el Nobel Michael Beard, resulta ser un hombre mezquino y mujeriego que vive la vida a costa del premio, y el prestigio, recibido. Podemos hacer la lectura de que Beard es la mejor metáfora de la actitud falsa, egoísta y desastrosa, que las grandes potencias sostienen ante el cambio climático, pero es forzar mucho la lectura.
No me ha convencido.

Imágenes: Burtynsky y foto del autor (tomadas de google). 
La portada del libro de Laura Uve.

33 comentarios:

  1. La clase política española deja mucho que desear y desde luego, todos estamos pagando las consecuencias de su mala gestión.
    Besos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  2. Por desgracia así es, Nuria. Ese artículo es tremendo...

    Buen fin de semana, besos!!

    ResponderEliminar
  3. Conocía el tema de la burbuja inmobiliaria, no así el de las energías renovables. Tendré que actualizarme en esto.
    No leí nada de McEwan, pero seguro que si leo la novela sobre las renovables me enterará de aspectos que posiblemente tengan que ver con lo que comentas de esa burbuja, supongo… de cualquier otra forma seguro que la novela está muy bien. La novela Expiación tampoco la leí, pero la peli para mí merece bastante la pena.
    Los políticos son una peste, y más cuando aseguran que el sistema permanezca inalterable y los apoltronados acaparadores estén indemnes de cualquier culpa, no paguen por lo que hacen y se sientan totalmente protegidos.
    Cada vez me vuelvo más socialista, pero de los de verdad :-P
    Un abrazo, Laura.

    ResponderEliminar
  4. Lo de las eléctricas no hay quien lo entienda, tenemos unas tarifas escandalosamente caras, a fin de cuentas la electricidad es una necesidad de primer orden y sin embargo están en déficit, no hay quien se lo coma y como eso muchos otros agujeros negros.
    Cuando sea mayor quiero tener la capacidad de entender todos estos misterios aunque seguro que si se dijese la verdad lo tendríamos mucho más claro.
    Besos, Laura.

    ResponderEliminar
  5. Me propusieron en un par de ocasiones figurar en sus lista , me negué ´en redondo.
    Hace tiempo que sé que : albañil , carpintero, ingeniero , médico, son nombres sustantivos. Político, (salvo contadas, muy contadas ocasiones ) es un adjetivo como maleable , corrupto, necio, etc..
    ¿que pensar de un ingeniero que deja de puentear ?(Inventar , crear diseños de estructuras) o de ¿un médico que deja de curar o de ayudar a bien morir? por la política, han dejado de ser sustantivos para ser eso...lo dices tu o lo digo yo...¡Bueno lo diré yo, para ser adjetivos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Cuando no se le encuentra un sentido, en vano se sostiene el libro...me parece...Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Y en cuanto a la política, la verdad es que no me gusta analizar a la política como una clase alejada de la sociedad que la cobija, sino como un reflejo de ésta...

    ResponderEliminar
  8. Por suerte, se habla de "clase política española", espero que, antes que después, esta clase tan denostada pero tan necesaria, merezca ser respetada; estos u otros mas honestos nos tendrán que sacar, de no hacerlo por las buenas, tendremos que sacarlos por las malas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. La pena de las renovables es que pasa por una óptica mercantilista y en su caso no se trata sólo del cambio climático, es que nos están vendiendo el planeta a bocados y nos lo estamos comiendo, sólo podemos utilizar las renovables y olvidarnos: de calentar, transportar o refrigerar en base a: las nucleares que se alimentan de restos de lejanas explosiones estelares, de combustibles fósiles generados por inmensos cataclismos, del metano congelado en el fondo de nuestros océanos que además tornará el aire irrespirable y de los otros métodos desarrollados para la esquilma legal de lo común.

    ResponderEliminar
  10. Lamentablemente, la clase política es bastante similar en cada rincón del mundo. Me pregunto si quienes se llaman "políticos" llegan al poder con la intención exacta de hacer todo este mal o es el mismo poder el que los corrompe.

    Como siempre, una gran entrada, para pensar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. La clase política española... ¿No la elegimos democráticamente? Antes que las energías renovables... deberíamos renovar la clase política.
    El calentamiento, no sé si el global, pero sí el social, descendería notablemente.


    besos

    ResponderEliminar
  12. El fraude de las energías renovables, del que algo había, oido nunca termino de entenderlo. Todo lo ensucian.
    No he leido a Mc Ewan pero disfrute mucho de la peli que hicieron sobre Expiación.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Burtynsky lo conocí por ti. me gusta las imágenes que consigue de una naturaleza industrializada.

      No recuerdo si vi la película.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. En España el problema no es el fraude de las energías renovables sino el de cualquier cosa que exista. Dicho eso, es natural que España pague más que otros en este aspecto, ya que es o ha sido hasta ahora, una de las que más han investigado y utilizado este tipo de energía. A partir de ahora seguramente de las que menos.
    El problema español reside en su clase política y su ciudadanía, ya que no debemos olvidar que es una democracia a su medida; en ser uno de los países más corruptos del mundo, aunque las estadísticas digan lo contrario. De hecho no hay negocio en España que no pague un canon, generalmente ya institucionalizado para cubrir cualquier problema legal, a la clase política y financiera.
    Y eso tan simple, no lo olvidemos, el españolito lo sabe antes de votar al PSOE o al PP, incluso cuando se abstiene con la absurda y cobarde excusa de que todos son iguales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me abstengo pero nunca he utilizado esa excusa.

      Eliminar
  14. La clase política española es de lo más penoso que se pueda dar en clase política. Justo los países más corruptos son los que ahora tienen que ser rescatados. Es que cuando piensas que ya les hemos dado el escarmiento, aparecen corruptos nuevos.
    ¿Y los jueces? ¿Qué ocurre con los jueces? ¿Para qué están? ¿No hay salida posible de la corrupción y la mentira?
    ¿Por qué se inventa una independencia en lugar de atreverse con los que han permitido la corrupción y nos han llevado a la ruína?
    Qué asco me dan todos.

    Gran entrada, Laura V.

    ResponderEliminar
  15. Una perla más de la "clase política española": Dimite el cargo del PP que dijo: 'Las leyes son como las mujeres, están para violarlas'

    Considero que la información recopilada, analizada y concluída hasta el momento acerca de la corrupta y abusiva administración de gobierno español da los suficientes elementos para consolidar un movimiento de reivindicación amplio y exigente de los correctivos políticos que se deben tomar. Ya es tiempo. Aunque sea en breves y muy claros manuales de acción los movimientos que lideran el descontento deben ponerse de acuerdo sobre algunos puntos básicos y actuar.
    Un abrazo Laura Uve!!!

    ResponderEliminar
  16. Sobre la energía (llevo muchos años trabajando en esto y creo que algo voy sabiendo).
    ¿Queremos energía? ¿De dónde la sacamos? Hemos investigado, buscamos, muchas opciones. Los ingenieros tratamos de obtener energía de muchísimos recursos: petróleo, carbón, gas, fisión nuclear, fusión nuclear, el viento, el sol directamente para calentar o con paneles fotovoltaicos, las mareas, el compost,...
    Lo más usado es lo más contaminante: petróleo y carbón.
    Luego está la energía nuclear: podría decir Fukusima o Chernobyl (http://aitorartaiz.blogspot.com.es/2011/04/remember-pripiat.html) pero en vez de eso prefiero recomendar el especial de la revista The Economist (nada sospechosa de ecologismo radical) de la semana del 10 al 16 de marzo de 2012, ahí veréis algo que quizás os sorprende: la energía nuclear no es rentable económicamente, necesita y recibe subsidios, es cara.
    Las renovables: conozco bien que son un negocio de los mismos de siempre (los mismo bancos, las mismas grandes compañías eléctricas). Es demasiada la inversión necesaria como para que los altruistas puedan impulsarla. Pero desde un punto de vista de buscar soluciones es sin duda el camino que hay que seguir.
    Para mí, a mí lo único que se me ocurre es: reducir el consumo (con responsabilidad y con... leyes), optimizar la arquitectura (miremos las construcciones tradicionales, adaptadas a su entorno, a su clima), optimizar también el consumo energético del resto de los diseños industriales (tanto en su proceso de fabricación como durante su uso y su final desguace y reciclaje), optimizar la red eléctrica mundial superando barreras nacionales, invertir en investigación en generación, almacenamiento y uso de la energía.
    ¿Hay corrupción en España en cuanto a las "primas" de las renovables? Seguro que sí, ¿hay algo en España en lo que no haya corrupción? ¿No se ha primado (precisamente) la corrupción? ¿No ganan por mayoría absoluta las elecciones los políticos corruptos? ... en cualquier caso, como diría el señor Rajoy,... la "mayoría silenciosa" no parece estar mal con esta situación.
    Las renovables a nivel industrial, más allá de la investigación, están inmersas en el capitalismo, son un negocio, son, por ejemplo, un negocio en el que apostó el señor Obama para salir de la crisis en Estados Unidos pero el gran problema es cómo obtenemos la energía que necesitamos (primero, ¿cuánta necesitamos?)
    (Laura, ya ves que has sacado un tema que me interesa especialmente...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante todo lo que dices.
      Planteas muchos argumentos para poder reflexionar sobre el tema.

      Gracias!!

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  17. Buenos días "Utopi-Laura":

    A mí lo que me sorprende es que aún haya quien se sorprenda... y eso que, por circunstancias personales, conozco algún político (a nivel local ostentando un cargo) que es honesto y no se está enriqueciendo con su labor actual.
    Pero por él y por haberlo visto a lo largo del tiempo también sé, lo que hay por ahí, aunque hace años que es así, muchos años... Sólo hay que fijarse en quien se dedica a la política, sobretodo a esos niveles: Personas de la empresa privada o relacionados con oligarquías que ven la actividad política como una prolongación de las dos cosas...
    Y si no es así y ves cómo personas que tenían un nivel de vida normal se van enriqueciendo a lo largo de su dedicación política y otros "fenómenos o movimientos extraños" que se producen a su alrededor pues no hay más que sumar dos y dos...
    Otra cosa es quien no ha querido o no quiere verlo, vota o no vota y esconde la cabeza bajo tierra como los avestruces...

    El libro no lo conocía, tampoco al autor, aunque había oído hablar de "Expiación".
    No creo que lo lea.

    Sí me han gustado mucho algunas de tus últimas novedades de tu perfil derecho: El vídeo y música de 'Vicente Monera' sobre un poema de 'Pablo Neruda', la poesía "Requisitos" de 'R. Ferrer', ese fragmento de "Cartas a un Joven Poeta" de 'R.M. Rilke' y esa "flor azul" de 'G. O´Keefe'.

    Gracias por compartir tu maravilloso gusto con nosotros.

    Besos, petons, muxus... i una abraçada molt forta i cálida...

    :)

    ResponderEliminar
  18. PD: ¡Ah!...y que disfrutes de un buen fin de semana...

    ResponderEliminar
  19. Desgraciadamente creo que sí, que hay una complicidad entre la clase política y el poder económico, no solo en España. Ya sé que en esto divergimos, pero yo aún creo que hace falta votar a partidos alternativos que no siguen esa tendencia para que empiecen a cambiar un poco las cosas.
    No me creo las excusas de que no hay otra opción a las políticas que se están llevando a cabo. Hay alternativas. Ahí está el ejemplo de Islandia, con la revolución viniendo de abajo, está claro.
    Respecto al libro que nos comentas, no le pones mucho entusiasmo, y yo necesito algo que realmente me "enganche". Ahora estoy leyendo algo en alemán...
    Petonssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  20. No es un autor que me termine de convencer. Leí "En las nubes" y "Entre las sábanas" y, así como el primero me gustó, el segundo no pude ni terminarlo. Así que no me animaré con el que comentas.
    En cuanto a la clase política... ¿qué se puede decir?
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  21. Independientemente del mal uso, la corrupción y los negocios que se esconden tras el asunto de las energías renovables, auspiciado fundamentalmente por aquellos a quienes en le fondo no interesa lo más mínimo que se impongan... sin duda son le futuro, sin duda son la única opción que nos queda, mucho más a un país como España absolutamente dependiente de los carburantes fósiles...

    Es bien triste ver como efectivamente nuestra clase política es la más nefasta, inconsecuente y vendida a los intereses monopolírticos que existen tras todo lo relacionado con el tema de las energías... el asunto que más guerras, más luchas de poder y más corrupción ha desencadenado a lo largo de la historia.


    Con independencia del rumbo que pretendan darle a este país quien sea, al objeto de salir de la crisis que nos fagocita... hay una realidad objetiva que nadie aborda y es la madre del cordero de todos los males que sufrimos... o se hace una limpieza general de todas las instancias sociopolíticas, una regeneración de raíz de la clase política ( la pregunta es cómo, sin sangre e incluso con ella:-(( o seguiremos hundiéndonos en la miseria tal cual vamos.


    Un beso LAURA, feliz finde guapa.

    ResponderEliminar
  22. Quizás se escriba justo para no convencer... de ahí el boom de escritores mediocres... Y con respecto a la energía más cara del mundo que se paga en España, cómo es posible que tengan déficit si las instalaciones están superpagadas, la forma de obtenerla (centrales hidrográficas y nucleares) es la misma y cada vez se paga más... no será porque la están vendiendo por la línea catalana al resto de Europa... ¡esto sí que da para escribir un libro! pero no de ciencia ficción... y te digo... estoy muy de acuerdo con lo que has escrito, pero mucho y mucho, no veas cómo me fastidia estar a dos velas!! Bss

    ResponderEliminar
  23. A poco que se le mete mano al pastel de la política, salen a la luz los intereses particulares de esa clase. Nada de velar por los intereses generales del país.

    Bss,

    ResponderEliminar
  24. Si pensamos que estamos lejos de aquella Edad Media basada en el feudalismo, donde una pequeña clase privilegiada que ostentaba el poder -rey, nobleza y clero-, explotaba, robaba y abusaba del pueblo llano a través de un trabajo esclavo que solo les permitía comer, y a través de fuertes impuestos que dejaban sin movimiento alguno al resto de la población... si pensamos eso -decía- estamos muy equivocados. Nuestra privilegiada clase política y sus aledaños siguen sustentando un sistema casi de esclavitud para el resto. Por tanto, seguimos en una Edad Media, encubierta en democracia de corbata y con olor a Chanel.

    Gracias por la reseña de ese libro, Laura. No quería desviar el tema que planteas sobre las energías, pero creo que todo está relacionado.

    Un abrazo y buen domingo.

    ResponderEliminar
  25. Laura,
    ...hace tiempo que estoy decepcionada de la clase política española,en general.Sin embargo, creo que es preciso una alternancia,un cambio...y dar la oportunidad a partidos minoritarios que realmente sean capaces de escuchar a la ciudadanía.
    Un ejemplo:el vídeo Mònica Oltra en las Cortes Valencianas,se puede decir más alto pero no más claro.
    Bsts

    ResponderEliminar
  26. Leeré esto con detenimiento.Con las energías, renovables o no se han realizado barbaridades.En ocasiones por desidia,por omisión, por falta de control. Se podría decir tanto...Esta desazón, esa alusión a la orquesta del Titanic que hace Monica Oltra mientras el barco se hunde es tal cual
    Otra novela que anoto. Y esta con caracter preferente.Me gusta este escritor. Gracias por profundizar en estos temas, sobre los que conviene estar al día para no perder la perspectiva. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Así son los políticos, siempre con algún trapito sucio o trampa bajo la manga.Sobre Ian McEwan es un autor que me interesa, tengo algunas obras suyas, en ebook la de solar. Has sido concisa no se uqe más decir, voy a leer el libro. Besos.

    ResponderEliminar
  28. César Molinas sostiene que la clase política española ha desarrollado en las últimas décadas un interés particular, sostenido por un sistema de captura de rentas, que se sitúa por encima del interés general del país. Son, por ello, los responsables de la burbuja inmobiliaria, del colapso de las cajas de ahorro, de la mencionada burbuja de las energías renovables y de la burbuja de infraestructuras innecesarias.

    Se están resistiendo numantinamente a un rescate europeo porque la clase política española sería obligada a hacer reformas que erosionarían su interés particular.

    No están haciendo reformas sino recortes y están intentando confundir ambas como si fuera lo mismo.

    Sólo una reforma electoral que quite el inmenso poder que tienen ahora los dirigentes de los partidos para elaborar listas y programas, puede cambiar una clase política que hoy por hoy es disfuncional.

    - - - - -

    Gracias por todos vuestros comentarios, aportaciones e ideas. La clase política española es además de disfuncional, bastante cutre... sobre todo la derecha: PP y CiU en el caso de Cataluña, ambos están mareando la perdiz desde el nacionalismo para confundirnos de lo verdaderamente importante: el cambio de modelo que están llevando a cabo hacia un neoliberalismo darwinista y favorecedor de la privatización y de los sectores más ricos de este país...

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...