viernes, 10 de febrero de 2012

RAINER MARIA RILKE, Cartas a un joven poeta.





Ya no recuerdo qué me llevó a comprar estas Cartas. Empecé a leerlas hace pocos días, algunas las he releído varias veces.
Estas diez cartas que escribe Rilke al joven poeta, Franz Xaver Kappus, tiene 97 páginas que incluyen una nota preliminar del traductor y la breve presentación de F. X. 
Kappus cuando publicó estas cartas.








En este caso no voy a hablaros del autor, de sobra conocido, ni os daré una visión general de las Cartas. No habrá recomendación porque no hace falta. Reproduciré fragmentos que, al elegirlos, definen lo que me ha gustado de ellas.




Empezaré por algo que no conocía, la influencia de RODIN sobre Rilke. 







Entre el insigne escultor francés y el joven poeta nacieron a principios de siglo XX unas relaciones que se volvieron cada vez más estrechas, convirtiéndose pronto en amistad perdurable, que dio magníficos frutos. Rilke vivió largas temporadas en París y llegó a ser, con una asignación de 200 francos al mes, secretario de Rodin desde septiembre de 1905 a mayo de 1906. Rilke escribió el mejor libro existente acerca del maestro y que se titula Rodin.
¿Qué aprendió de él? Entre otras cosas, algo fundamental: trabajo y paciencia: “vivir, tener paciencia, trabajar”, dice Rilke en una carta. 









Describe la mirada de Rodin, cuando éste trabaja, como si atravesara el aire como un hilo; es capaz de una inmovilidad de piedra cuando sus ojos se detienen en las cosas; sus manos - dice- están hechas para tomar con fuerza, para hacer gestos que creen cosas y les den su forma; entraba en su taller con una regularidad invariable y, durante años, no se acostó sin antes haber realizado lo que había imaginado durante la jornada; nunca dejó de rehacer sus obras y, a veces, como en el caso de La Puerta del Infierno, las destruía para rehacerlas de manera más conforme con su visión.


Rodin enseñó al poeta a contemplar la obra de arte como una actividad religiosa y a hacer sus versos tan consistentes y completos como esculturas:


“Las cosas no son todas tan palpables y decibles como nos querrían hacer creer casi siempre; la mayor parte de los hechos son indecibles, se cumplen en un ámbito que nunca ha hollado una palabra; y lo más indecible de todo son las obras de arte, realidades misteriosas, cuya existencia perdura junto a la nuestra, que desaparece”.
“Una obra de arte es buena cuando brota de la necesidad (…) no sabría darle más consejo que éste: entrar en sí mismo y examinar las profundidades de que brota su vida: en ese manantial encontrará usted la respuesta a la pregunta de si debe crear”.
Carta 1, p. 21 y 24

Los poemas de este período aparecieron en Nuevos poemas (2 volúmenes, 1907-1908). Una muestra es:
Canción de amor

¿Cómo sujetar mi alma para
que no roce la tuya?
¿Cómo debo elevarla
hasta las otras cosas, sobre ti?
Quisiera cobijarla bajo cualquier objeto perdido,
en un rincón extraño y mudo
donde tu estremecimiento no pudiese esparcirse.

Pero todo aquello que tocamos, tú y yo,
nos une, como un golpe de arco,
que una sola voz arranca de dos cuerdas.
¿En qué instrumento nos tensaron?
¿Y qué mano nos pulsa formando ese sonido?
¡Oh, dulce canto!

Para Rilke la experiencia artística estaba cerca de la experiencia sexual, “en su dolor y gozo”, por ello, “son sólo formas diversas de una idéntica ansia y dicha”. Cuando estaba escribiendo esta extraordinaria afirmación de Rilke estaba escuchando el CD de ETTA JAMES & THE ROOTS Band, Burnin down the house, y esta canción, Rock me Baby, me pareció muy oportuna para ilustrar a Rilke:



Qué lúcido Rilke cuando afirma que no hay ningún mundo sexual completamente maduro y puro:


“(…) hay un mundo que no es bastante humano, sino sólo viril; que es celo, embriaguez e inquietud, y cargado de los viejos prejuicios y orgullos con que el varón desfigura el amor”.
“Toda belleza (…) es una quieta forma perdurable de amor y anhelo”
“En un pensamiento creativo viven mil noches de amor olvidadas, que lo llenan de altura y grandeza. Y los que en las noches se unen y entrelazan en mecida voluptuosidad, hacen un serio trabajo y reúnen dulzuras, hondura y fuerza para la canción de algún poeta venidero, que surgirá para expresar indecibles delicias”.
Carta 3, p. 39, 46, 47

O cuando habla de la humanidad de la mujer, “llevada adelante en dolores y humillaciones”:


“Un día (…), un día existirá la muchacha y la mujer cuyo nombre no signifique meramente una oposición a lo masculino, sino algo por sí, algo que no se piense como un completamiento y un límite, sino sólo vida y existencia: la persona femenina.
Este progreso transformará la experiencia del amor (…); la cambiará desde la base, convirtiéndola en una relación que se entienda de persona a persona, no ya de hombre a mujer. Y este amor más humano (…) se parecerá a aquel que preparamos combativa y laboriosamente, el amor que consiste en que dos soledades se defiendan mutuamente, se delimiten y se rindan homenaje”.
Carta 7, p. 73

Rilke nos conduce a ser valientes y aceptar lo asombroso, lo inaudito… Me gusta acabar con este fragmento:


“Debemos aceptar nuestra existencia en toda la medida en que corresponda: todo, aun lo inaudito, debe ser posible en ella. Esto es en el fondo la única valentía que se nos exige: ser valientes para lo más extraño, asombroso e inexplicable que nos pueda ocurrir. A la vida le ha hecho infinito daño el que los hombres hayan sido cobardes en este sentido (…). Pues no es sólo la pereza lo que hace que las relaciones humanas sean tan indeciblemente monótonas y se repitan sin renovarse de caso en caso; es el miedo a alguna nueva experiencia no previsible, a cuya altura uno no cree haber crecido. Pero sólo quien esté hecho a todo, quien no excluya nada, ni aun lo más enigmático, vivirá como algo vivo la relación con otro, y conformará él mismo su propia existencia a fondo”.
Carta 8, p. 81

Si algo me define es ese afán por aceptar, incluso buscar, lo imprevisible, lo inaudito, lo asombroso, lo extraño………, es lo que me mantiene viva. Y no pienso renunciar a ello.
La fotografía del libro es de Laura Uve, el resto de imágenes y el vídeo están tomadas de google. Las obras de Auguste Rodin son de Las puertas del infierno.

60 comentarios:

  1. Estas Cartas son una delicia que en un día de frío se pueden leer bien acomodadas en el sofá.

    Siempre hay personas y libros que tiran de mi, que me hacen dudar del exceso de racionalismo que poseo.

    Esta entrada está dedicada a esas personas especiales que me proponen lo imprevisible, lo inaudito, lo asombroso, lo extraño... algunas de ellas andan por este "imprevisible" mundo virtual.

    Os deseo un buen fin de semana. Os abrazo y os beso... ¿llegará ese cariño por las extrañas dimensiones virtuales?

    ResponderEliminar
  2. Desatino inaudito y ancestral
    alnado del azar, cénit de origen...

    Un beso y un abrazo con cariño

    ResponderEliminar
  3. No tienen desperdicio, las leí hace tiempo cuando visité el Hotel ¿AlfonsoXIII? de Ronda dónde hay una habitación donde estuvo alojado escribiéndolas.

    ResponderEliminar
  4. Laura, me ha gustado muchísimo leerte en esta entrada...y junto a ti, leer a Rilke. Hacía tiempo que no me deleitaba con sus cartas y alguna que otra poesía. Eso de aceptar aquello que nos pueda suceder y abrazarlo con valentía...es algo inexplicable. Me quedaría con muchos fragmentos, pero escojo este:
    “Las cosas no son todas tan palpables y decibles como nos querrían hacer creer casi siempre; la mayor parte de los hechos son indecibles, se cumplen en un ámbito que nunca ha hollado una palabra.."
    Lo que has contado sobre Rodan, lo desconocía por completo. No sabía nada sobre Rilke. Tan sólo su nombre y origen y poco más.
    Qué tengas un buen fin de semana!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. Creo que en su vida, en su modo de ver las cosas, en su unión espiritual o carnal (poco me importa pues el amor lo vence todo)dan ambos tanto de si que crean, crean bellos objetos, unos sobre papel, otros en escultura, y para goce de los demás... eso es entrega o yo lo entiendo así, y aunque creo que tuvieron momentos de tormento y desasosiego, es justamente de esas brasas y llamas de dónde surgen cosas grandes... Laura... me gusta tu modo de exponerme lo que sientes, lo que te lanzan esos objetos y esas cosas... es como envolver un regalo delicadamente... con esmero... Gracias y besos

    ResponderEliminar
  6. Claro que llega tu cariño.

    Cada post tuyo es una lección de vida.

    Gracias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Llega, el cariño llega, y lo agradecemos muchísimo; seguro que podrás sentir también el nuestro a través de la pantalla.

    Leí estas cartas hace un tiempo y fue como adentrarme en un mundo increíble; cómo lo disfruté, gracias por recordárnoslo.

    Besos, y muy feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. Anotadas, este invierno en el que el frío parece que se resiste a abandonarnos, nada mejor que tardes de fin de semana de lectura.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Cuanta pasión en sus palabras. Seguro que le brillaban los ojos cuando hablaba para tratar de expresar lo que las palabras por sí solas no pueden. Me ha gustado tu selección, Laura.

    ResponderEliminar
  10. "Buscar lo imprevisible lo inaudito, lo asombroso..eso que nos mantiene vivos"
    Suscrito queda desde el momento que entramos en éste universo de extraños que llegan a ser de alguna forma amigos.

    ¡Feliz semana y un beso !

    ResponderEliminar
  11. Me encanta Rilke, no conocía su cercanía a Rodin, si he leído Sonetos a Orfeo, que le cantan a la vida y a la muerte como una experiencia cósmica, pero investigando me enteré de su gran admiración por el escultor y su trabajo como secretario durante un año.

    El arte es inspirador se mire por donde se mire, casi transmutador diría...hay tanto por descubrir y aprender que agradezco a la vida la oportunidad de que me lleguen tantas cosas bellas, como ésta entrada que nos has brindado.

    El video estupendo!

    Hace dos días vi la película, "La pasión de Camille Claudet" por cable, con Isabelle Adjani y Gerard Depardieu, quien interpreta a Rodin (te la recomiendo)

    Un abrazo grande y excelente fin de semana Laura, y por supuesto que llega la buena vibra a través del éter jajaja!

    ResponderEliminar
  12. Llegan las palabras, las cartas y los textos elegidos desde tu razón-corazón-real-virtual.

    Buen fin de semana y un abrazo Laura

    ResponderEliminar
  13. he leído Carta de amor y he recordado a la pobre Camille Claudel. Rodin, duro como una piedra.
    lo imprevisible está sobrevalorado...
    que tengas un cálido fin de semana.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Rectifico Laura:

    Camille Claudel (con L)

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Estupendo post Laura, se nota lo que has disfrutado leyendo las cartas, hoy he descubierto que Rilke era un feminista adelando a su tiempo,¡defe ndia la igualad entre mujeres y hombres!. Un besito de cariño.

    ResponderEliminar
  16. "Méceme, amásame baby" ja ja ja
    “Una obra de arte es buena cuando brota de la necesidad (…) no sabría darle más consejo que éste: entrar en sí mismo y examinar las profundidades de que brota su vida: en ese manantial encontrará usted la respuesta a la pregunta de si debe crear”
    Lo interesante de este blog es la alta temperatura de calor humano de su editora. Sus interesantes temas están inter-relacionados desde su vivencia que se desplaza vertiginosa entre lo racional a lo irracional y viceversa ja ja ja.
    De gran riqueza humana y estética las citas del poeta traídas aquí, que pueden ser de gran apoyo a los que sienten la necesidad de crear desde el arte.
    Sigue así Laura Uve, imprevisible, inaudita, asombrosa, y extraña!!! que las dimensiones virtuales relampagueen ja ja ja!!!
    Mi gran abrazo!!!

    ResponderEliminar
  17. uff,Laura,espera que tome aire,que me reponga de la carta número 8 de Rilke....
    ....no puedo estar más de acuerdo,una vida realmente vivida no puede serlo del todo,a fondo,si no aceptamos lo inaudito.

    "ser valientes para lo más extraño, asombroso e inexplicable que nos pueda ocurrir.A la vida le ha hecho infinito daño el que los hombres hayan sido cobardes en este sentido(...)Pues no es sólo la pereza lo que hace que las relaciones humanas sean tan indeciblemente monótonas y se repitan sin renovarse de caso en caso; es el miedo a alguna nueva experiencia no previsible, a cuya altura uno no cree haber crecido. Pero sólo quien esté hecho a todo, quien no excluya nada, ni aun lo más enigmático, vivirá como algo vivo la relación con otro, y conformará él mismo su propia existencia a fondo"

    Pero Laura ¿estamos todos preparados para las experiencias imprevisibles e inauditas?
    yo me alegro al leerte: "mi
    afán por aceptar, incluso buscar, lo imprevisible, lo inaudito, lo asombroso, lo extraño………, es lo que me mantiene viva. Y no pienso renunciar a ello"

    qué grande,y me gusta la idea de que algunas de esas personas especiales que te proponen lo imprevisible,lo inaudito,lo asombroso,lo extraño...anden pululando por este "imprevisible" mundo virtual....

    .....eso es lo que nos vamos a llevar,poco más.....

    hoy entre Rilke y Etta,me has "matao"...
    Besos,valiente!

    ResponderEliminar
  18. "Una lluvia de pulgas sale tambaleándose del boje.
    Morirán esta tarde sin poder saber nunca
    que no era primavera."

    Iluminado Rilke.
    Iluminada tu, Laura V.

    Gracias por traerlo. Ha sido como una pequeña copa de licor.

    ResponderEliminar
  19. Laura, ya sabes que soy franco y no suelo contestar porque quiero contentar a los demás (por supuesto explicándome), por eso te digo que hay cosas que no estoy al 100% de acuerdo del post pero ésta vez me dejan la duda, la puerta a tenerlas presente, ya que lo que has puesto de Rilke me ha dejado con ello, creo que hay cosas inauditas pero conlleva en el hombre procesarlas o asimilarlas, creo que el amor es algo muchas veces irracional pero lleva algun sentido que se basa justamente en no ser razonable, así interpreto yo el mundo, de que me falta descubrir mucho como a todos, lo sé, y en el camino iré evolucionando, creo que lo bueno de leer lo que has puesto es que no necesariamente podemos estar como un evangelista de cara a la biblia sino como un hombre que quiere ver, ser implica experimentar con lo que lleve un valor y en eso el arte, lo sexual o lo mistico pueden revelarnos mucho. Me ha encantado lo que has puesto. Y aunque a veces parescamos fríos, quizás en el fondo seamos todo lo contrario. Feliz fin de semana. Besos.

    ResponderEliminar
  20. Y perdona que termine hablando siempre de mí sino que ya sabes que algunos llevamos al rock star dentro; y la canción me encanta, espero que tengas a alguien que esté haciéndolo por ti, en el buen sentido, porque te lo mereces, eres una persona con la que me gusta compartir porque aprecio tu inteligencia y forma de ser. Besos.

    ResponderEliminar
  21. Una joya, mejor, un joyero: Rilke, sus cartas, tu post...
    Un abrazazo.

    ResponderEliminar
  22. Rilke es de una época pasada, con ideas todavía no superadas, pero camino de serlo.
    Hay veces que no lo entiendo, que parece jugar más con la estética de las palabras que con las ideas; pero eso es típico de poetas.
    Y en el sexo, por ejemplo, creo que ya está superado y no por el camino de la mujer (no entiendo lo de muchacha), como no oposición a lo masculino sino por lo que es y representa, aunque quizá fuera mejor su idea.
    Magnífico tema.

    ResponderEliminar
  23. ¡Claro que llega, Laura! Con semejante post, tan completito y sencillo de leer, llega y además bien musicado.

    Besitos

    ResponderEliminar
  24. Tanto como experiencia sexual no sé, pero desde luego la creación implica mucho amor. Y mucha pasión, también. Besos.

    ResponderEliminar
  25. Laura, recuerdo haber leído este libro hace tiempo y cómo me fascinó igual que a ti, cómo leía y releía las enseñanzas del autor que sacia la sed de conocimiento del joven poeta.
    Tenía un profesor que nos hablaba de la creación artística como de un acto de amor (coincide en este caso con tu comentarista Salomé, y con mi opinión también).
    Me identifico contigo cuando admites tu exceso de racionalismo. Creo que yo también peco de eso. Y la clave está en aceptar lo inadmisible, sí :-) En mi caso, fue un acto menos racional el hecho de trasladarme a Viena. Y no me arrepiento para nada!
    El poema que citas "¿Cómo sujetar mi alma para
    que no roce la tuya?" lo recuerdo en la película "El cielo sobre Berlín": "Wie soll ich meine Seele halten..." Me encanta!
    Y.. ay, es que no me puedo estar de recordar este poema en traducción de Vinyoli (la mejor que he leído):

    Apaga aquests ulls meus…,

    Apaga aquests ulls meus: no deixaré de veure’t,
    si em tapes les orelles podré igualment sentir-te,
    i podré sense peus anar vers tu
    i sense boca podré encara conjurar-te.
    Lleva’m els braços i t’agafaré
    amb el meu cor com si fos una mà;
    para’m el cor, bategarà el cervell;
    i si al meu cervell tu cales foc,
    llavors et portaré en la meva sang.

    Petonssssss

    PS = perdona esta vez el pestiño que he soltado :-)

    ResponderEliminar
  26. Fantástico el libro y tu entrada. Por cierto, tengo la misma edición que tú. Creo que me voy a llevar la última cita a mi muro de Facebook, con un enlace a tu entrada.

    Besos (yo le dediqué dos entradas a este libro)

    ResponderEliminar
  27. Mario,

    Me gustan las personas que tienen criterios propios y me gusta que no siempre se coincida con las propuestas que se editan, esas diferencias siempre generan nuevos puntos de vista.

    Estoy muy de acuerdo cuando dices que "ser implica experimentar con lo que lleve un valor y en eso el arte, lo sexual o lo mistico pueden revelarnos mucho".

    A veces las personas que tienen una imagen más fría o dura, son las más sensibles por dentro... de eso sé bastante, te lo aseguro. Pero la edad me va dictando que hay que revelar esa sensibilidad al exterior... pero cada cual debe llegar a esa u otras conclusiones por si mismo, no hay recetas ni caminos iguales.

    Mario, me has emocionado con lo que dices, gracias. Este compartir virtual es una de esas sorpresas de la vida...

    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
  28. Las últimas palabras de tu página me han hecho recordar un pensamiento de Cioran:

    "Si se me pidiese que resumiera lo más brevemente posible mi visión de las cosas, que la redujese a su mínima expresión, en lugar de palabras escribiría un signo de exclamación, un ! definitivo.”

    Te felicito por tu blog, por tus escritos y por la selección de escritos e imágenes.

    ResponderEliminar
  29. Y ya que estamos, compara las palabras de Reilke:

    "Una obra de arte es buena cuando brota de la necesidad (…) no sabría darle más consejo que éste: entrar en sí mismo y examinar las profundidades de que brota su vida: en ese manantial encontrará usted la respuesta a la pregunta de si debe crear",

    con las que (imagino años más tarde) escribió Kandinsky:

    "Lo principal de la forma es saber si surgió de la necesidad interior o no".

    ResponderEliminar
  30. Lo leí hace tantos años!!!
    Gracias por recordármelo con tan buena reseña.
    Besos, Laura.

    ResponderEliminar
  31. "Utopi", te llamo así, por respetar tu espacio personal, pero también porque para mi es una forma cariñosa de nombrarte.

    Todos tus post rezuman cariño... No tengas dudas, aún los más racionales, pues se notan tus ganas de reflexión, de saber, tu curiosidad, tu vocación de enseñar y de aprender de todo... Y tu sensibilidad en lo que eliges y en cómo lo reflejas y cómo lo transmites, contenido y continente... Y ésto último, el "compartir", es lo que despeja cualquier duda de que todo ésto, tu espacio, no este creado desde el amor: Tu casa, no es sólo tu casa, es tu hogar y el de tod@s l@s que nos acercamos hasta ti... ;)

    Y sobre el tema de hoy... Fue leerte ayer y salir disparada a mi pequeña biblioteca casera... Creo que es la misma edición que la tuya. Por lo menos, la portada es idéntica.
    Lo leí hace unos cuantos años y me trae muy buenos recuerdos, pero has hecho que me entren unas ganas terribles de volver a hacerlo. De hecho, ahora me espera y me mira desde mi mesilla, al lado de la cama.
    Todos los fragmentos que has elegido son preciosos pero, si tuviera que elegir alguno de ellos, me quedo con el último...

    Un fuerte abrazo y un sonoro besote:

    :)

    PD: Aquí sigue haciendo un frío de muerte. Una tiene la sensación de no poder entrar en calor nunca, aunque esté con la calefacción a tope.

    PD2: Recuerdo la canción que te puse el día siguiente al que murió "Etta James". Pues que sepas que barajé el ponerte la que has colgado tú.

    ResponderEliminar
  32. Muy interesante, Laura. He leído algo (poco) de Rilke, pero no sus cartas. Por otra parte me encanta Rodin, sobretodo si se disfruta de sus obras en ese museo tan hermoso y relajante que tiene en París. La descripción de Rilke sobre el trabajo de Rodin me encanta y me parece certera y muy poética. Y me encanta el fragmento que analiza la obra de arte como necesidad y parte profunda de uno mismo. Muy interesante. Por cierto, he visto (perdona no haberlo visto hasta ahora) que has visto J.Edgar y que tienes una opinión muy favorable. Creo que me animaré a verla, porque la tenía en dudas por las diversas opiniones y además, yo respeto a Eastwood y me encanta a veces, pero otras lo encuentro muy sobrevalorado. Tu opinión me anima a verla, pese a esos kilos de maquillaje... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Qué maravilla de palabras, de entrada, de planteamientos...Me ha encantado y me ha llegado de forma muy especial en un día como hoy en el que guarecerse en el sofá leyendo algo así me ha traído muchas cosas al alma de esta noche fría.Adoro las mentes inquietas y nada planas, lo asombroso e imprevisible.Un abrazo y gracias

    ResponderEliminar
  34. Un libro breve, pero compendio exacto de lo que es o debe ser la auténtica poesía. Rilke es una de mis debilidades y tengo buena parte de su obra. Una cima de la poesía. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  35. No se pueden dejar de lado las Elegías de Duino en las que llevo enredado años y años.

    ResponderEliminar
  36. Mientras leía el post y escuchaba la interpretación de Etta he pensado que el Arte es la "religión" de los que somos ateos.

    Y sí, también tiene algo de sexual y sensual. El arte nos hace mirar y disfrutar de la vida de una manera más intensa.

    Y Rilke nos lo cuenta de una manera deliciosa en estas cartas.

    Me encanta pasar por aquí, Laura.

    Ah, espero que no vivas en Poblenou, estamos sin gas, o sea sin calefacción y agua caliente desde ayer al mediodía, congelados!!!

    Un beso,

    ResponderEliminar
  37. Leí algo de Rilke en la universidad, llevada por una asignatura de teatro alemán (empecé buscando libros de teatro y acabé interesándome por toda la literatura alemana).
    Como a Rilke me gusta lo imprevisible y pensar que cada detalle cotidiano tiene algo de inaudito. Algo de mágico.

    A mi me ha llegado tu post y tu cariño.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Troyana,

    A tu pregunta... No, nunca se está preparado, siempre hay riesgo de cagarla. Precisamente esa es la razón de la cobardía que señala Rilke. Cuando aceptas lo imprevisible, te expones a la felicidad y al sufrimiento..., peor aún, te expones a que no merezca la pena y todo sea humo...

    Pese a ello, no pienso renunciar, de momento, a exponerme a lo imprevisible...

    Pessoa... al que estoy leyendo gracias a la pasión que un blogger supo trasmitirme:

    "Iba deprisa, elegante,
    sonriéndose y sin prisa.
    Yo, que al sentir soy pensante,
    hice la canción precisa.

    (...)

    La canción habla del mar,
    de la ola y la amargura.
    Leerla me hace recordar
    el agua -y la esquina dura".


    Me gusta y me identifico con ese "que al sentir soy pensante"... sentido y sensibilidad ¿o no?

    Besos!!

    ResponderEliminar
  39. Dona Invisible...

    ¿Perdona? me ha encantado tu comentario... ya sabes cómo me gustan... bien largos y auténticos...

    Qué bonita relación... transmitir conocimientos, pero sobre todo experiencias, sensaciones, emociones... grande y generoso Rilke.

    Estoy convencida de que es una acto de amor, aunque Rilke va más lejos, eso me sorprendió...; en su "dolor y gozo" la experiencia artística está cerca de la experiencia sexual... muy interesante...

    Las que somos racionales tenemos que aprender a soltarnos y sacar las emociones que, a veces, llevamos dentro de forma más intensa que las personas más emotivas........ largo camino... pero tú lo iniciaste con esa decisión que te llevó a Viena y con el gusto por la poesía que tú misma haces.

    Qué maravilla ese verso... "¿Cómo sujetar mi alma para
    que no roce la tuya?" aysss... jajaja...

    No sabía que apareciera en "El cielo sobre Berlín"

    Magnífico ese "Apaga aquests ulls meus…"


    Petonssssss

    ResponderEliminar
  40. Aristos,

    Pues, sí, que las dimensiones virtuales relampagueen y con calor humano te ofrezco este verso que igual puede inspirarte en tus relatos...

    RAINER MARIA RILKE, Libro de las horas.

    "Sólo un delgado muro nos separa
    y sólo por azar; pues bien podría ser
    que a un llamado de tu boca o de la mía
    sin ruido alguno se derrumbara".

    Gracias por tu generosidad, sabes que es una virtud que aprecio mucho... ya te lo he dicho en alguna ocasión.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  41. Una entrada muy rica y variada. Me ha gustado mucho el fragmento que dice;
    "Lo que brota de la necesidad..."
    No sé si llegará a ser arte o nó, pero nadie podrá negar que es sincero y auténtico. Muy diferente a "inventarse o fingirse algo" o que haya por medio unos intereses-creados, en este caso materiales. Sin embargo, para otras personas, el valor de lo auténtico está por encima, devalúando todo lo demás.

    Beso grande Laura.

    ResponderEliminar
  42. Estar abierto a lo imprevisible es lo que nos hace libres.

    Un abrazo.
    Mercedes.

    ResponderEliminar
  43. Cómo me gusta Rodin!
    Hasta tu entrada, no había leído nada de Rilke.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  44. Enric, gracias por tu verso... tienes también mi cariño, un beso!!

    Tracy, no sabía lo que comentas, que buen entorno para leerla ¿no?

    Un beso!!

    María,

    Aceptar lo inexplicable, lo sorprendente, lo extraño... es un modo de mantenernos vivas ¿no? Qué cierto eso de que muchos hechos son indecibles y la palabra no llega a decirlos y nombrarlos.

    Un abrazo y gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
  45. MariCari,

    El arte siempre conlleva conflictos, desasosiego, dudas... es un camino difícil, por eso debemos admirarlos y saborear sus obras con deleite.

    Gracias por tus palabras... el esmero me lo inspiráis también bloggers como tú.

    Un abrazo!!

    Toro Salvaje... merci... de verdad.

    Un beso!!

    Aglaia,

    Cariño x cariño... me gusta recordarte algo que disfrutaste.

    Buenísima semana y un beso!!

    ResponderEliminar
  46. Qué tipo tan preclaro.
    Leí a Rilke hace una eternidad cuando me alojé en el mismo hotel de Ronda en que él vivió algún tiempo. Yo estaba allí por trabajo, bastante estresado. No tengo ningún recuerdo de aquellas lecturas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  47. Nuria (te gustará), Alice (seguro que le brillaban los ojos, sí), abril (qué razón tienes con tu referencia la mundo virtual y su carácter de universo de extraños), Pilar (esa suma de aparentes opuestos es siempre creativa).

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  48. Adriana,

    Esa relación con Rodin me pareció extraordinaria. Como no la conocía fue una grata sorpresa.

    Tengo que leer más la obra de Rilke.

    Adriana, estoy de acuerdo contigo, el arte nos salva, nos sana, nos da calidez... nos da mucho si sabemos encontrarnos con él.

    Gracias por la recomendación de la película...

    Mucha buena vibra desde aquí y un abrazo lleno de cariño.

    ResponderEliminar
  49. La Abela (para mi fue un descubrimiento también su manera de tratar la relación hombre-mujer),Tecla (iluminada tú también que siempre transmites calidez... sí, como una buena copa de licor... jajaja),indigo (gracias!! un hermoso joyero Rilke)

    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
  50. Pau (me parece que no es el primer comentario que haces en este mi blog, pero si lo fuera te doy la bienvenida y espero que un viejo hippie se quede por aquí).

    Los poetas siempre juegan (y muy bien) con la estética, pero estas Cartas no me dan esa impresión.

    Es cierto que en el tema del sexo los cambios han sido inmensos, pero no sé si están superadas las diferencias, a veces, conflictivas entre hombre y mujer.... ojalá.

    Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
  51. Elysa (gracias, me hace feliz que así sea), Salomé (será que amor y pasión se parece mucho al sexo ¿no?), Elvira (cuando tenga tiempo iré a ver tus entradas, me interesan mucho... y puedes llevarte lo que desees... yo no tengo facebook...)

    Besos a las tres!!

    ResponderEliminar
  52. Juanjo Albors,

    BIENVENIDO Y BIEN HALLADO!!! espero que estés a gusto en mi casa y decidas volver... yo he visitado la tuya y volveré.

    Qué brillante y conciso Cioran.

    La necesidad es la fuente de la creación, del amor, del inconformismo... y de tantas cosas...

    Gracias por tus palabras, un abrazo!!

    ResponderEliminar
  53. La zarzamora, siempre viene bien releer algunos textos ¿verdad?

    X,

    Intento transmitir lo que pienso y lo que siento, las dos son fuente de acercamiento a la realidad. Tanto la razón como el sentimiento nos enseñan mucho, a veces, una desequilibra a la otra, a veces nos equivocamos por poner demasiada razón o demasiada emoción, pero cómo saber la proporción justa...

    Me gusta lo que dices del "compartir", jooo... si logro lo que tú dices... en fin, menudo subidón... jajaja

    ¿Releíste alguna de las Cartas? A veces cuando se lee años después se aprecia de otra manera... Hmmm... el último es muy potente, muy inspirador, sí.


    Un fuerte abrazo y un beso!!

    Pdt: ese tema de E. James me tiene flipada...

    ResponderEliminar
  54. David,

    Disfruté de ese Museo en París, no me importaría volver ahora mismo.

    Ahhh... de esa necesidad para crear, sabes tú querido David, no me extraña que te guste.

    Ayyy... espero que no te defraude J. Edgar, me gusta mucho Eastwood y además como historiadora me gusta el retrato de la época. Espero que no te defraude... no te fíes mucho de mi en cine... jajaja...

    Un abrazo grande grande!!

    ResponderEliminar
  55. Erato,

    Gracias, disfrutamos de lo mismo...la inquietud, lo imprevisible, lo sorprendente.... así encontramos ese punto en común.

    Un abrazo!!

    Mateo,
    Eres un gran conocedor, pues, de Rilke. Yo no lo soy...las Elegías de Duino parece una obra compleja ¿no?

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  56. Tesa,

    Me parece que estoy de acuerdo contigo, sería nuestra particular y descreída "religión". Y nos permite mirar la vida con dosis de alegría y felicidad que sin él (sin el arte) sería bastante más triste y "cabreante".

    Espero que se solucionara el tema del gas... jooo... qué oportunidad, con el frío que ha hecho...

    Un abrazo enorme!!

    ResponderEliminar
  57. Sue,

    Es curioso como un libro, o un autor, puede acabar generando ese interés por la cultura del país de ese autor. A mi me pasa también, si leo algo que me apasiona... no tengo límite, hasta que no agoto al autor no paro.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  58. Isaura,

    Muy de acuerdo con lo que dices. La necesidad para el creador es clave, tú debes saberlo bien.

    Y qué feo el fingimiento o buscar crear para el mercado...

    Un abrazo!!

    Mercedes,

    Libres y abiertos de mente... algo muy valioso... creo.

    Un abrazo!!

    Zamarat,

    Y a mi, no me canso nunca de ver sus obras... qué hermoso ese vals...

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  59. Uno,

    Hay que buscar una nueva oportunidad para darle una nueva oportunidad... sin estrés ¿no?

    Un beso, niño!!

    ResponderEliminar
  60. Me han encantado estas sencillas cartas. Acabo de publicar una entrada en mi nuevo blog sobre ellas. Si os apetece conocer mi experiencia.....
    http://rimelporlibro.blogspot.com/2012/02/cartas-un-joven-poeta-rainer-maria.html

    ResponderEliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...