sábado, 14 de febrero de 2015

NIGEL NICOLSON, Retrato de un matrimonio.

Philip Laszlo, Vita (1910)

Conocí este libro en el blog EL MUNDO ALREDEDOR de Aglaia Callia y enseguida supe que tenía que leerlo, lo encontré por internet en una librería de libros de segunda mano, luego ha pasado un tiempo, no muy largo, puesto que lo dejé a la vista para que no se me olvidara su lectura.    


El libro, editado en 1989, tiene 320 páginas que incluyen un prólogo de Marta Pessarrodona y un prefacio del autor. Su título hace referencia a un peculiar matrimonio, el formado por la aristócrata Vita Sackville-West (1892-1962) y el diplomático Harold Nicolson (1886-1968). 

NIGEL NICOLSON

El libro, escrito por el hijo de ambos, Nigel Nicolson, se compone de  cinco partes: la primera y la tercera  pertenecen a Vita Sackville-West y las otras tres son de su hijo Nigel. Cuando su madre murió, Nigel encontró muchas cartas y escritos y, entre estos papeles, un cuaderno con una autobiografía escrita en primera persona de cuando Vita tenía 28 años, la reproducción literal de esta autobiografía son las dos partes mencionadas. Pero su hijo tenía más información de esos años a través de escritos de su padre, de su abuela y de cartas dirigidas a diversas personas por parte de su madre, con este material es con el que escribe las partes segunda, cuarta y quinta. Además incluye una cronología que abarca los años 1827-1921.

Harold Nicolson y Vita Sackville-West

Vita inició su autobiografía el 23 de julio de 1923 y así empezó el cuaderno:

En realidad no tengo derecho a escribir la verdad de mi vida ni a poner en situación difícil, como natural consecuencia de ello, la vida de tantos otros; si lo hago sólo es, espero, movida por la urgencia de decir la verdad y porque sé que no hay alma viviente que la conozca totalmente (p. 19).
Más adelante, señala que escribe su historia por tres razones,  decir la verdad y contar de forma verídica las relaciones entre mujeres, puesto que pensaba que ningún relato se había escrito  sin la intención de provocar el regocijo vicioso de los posibles lectores, y, por último:
(…) porque tengo la convicción de que, a medida que avanzan las edades y los sexos se van mezclando debido a sus crecientes semejanzas, esas relaciones dejaran de ser consideradas meramente antinaturales y se las comprenderá mucho mejor, y no solo en su aspecto intelectual si no también en el físico (p. 154).
Y para no faltar a la verdad confiesa abiertamente que se vistió de hombre y que fue maravillosamente divertido (…) nunca me sentí tan libre… (p. 160), la transgresión no era solo vestirse de hombre sino actuar como tal, vivir en ese rol, acompañado por una mujer a la que amaba, Violet Trefusis.


Violet y Vita

Así pues, Vita, según su hijo, una rebelde conformista, una aristócrata romántica (p. 121), cuyo padre era snob en el sentido de que daba exagerada importancia al nombre y a la fortuna (p. 120), casada ya con Harold, se enamoró apasionadamente de Violet, que también se casó aunque amaba a Vita. Ambas vivieron su amor enfrentándose a los convencionalismos en los llamados “felices años veinte”.

John Lavery, Violet Trefusis (1919)

Vita tenía ideas muy avanzadas respecto al papel de la mujer, la relación entre personas del mismo sexo o la manera de entender el matrimonio. En realidad, lo extraordinario de esta obra es la narración de cómo Vita y Harold llegaron a construir un matrimonio sólido, fundado en el amor, mientras ambos sostenían relaciones homosexuales extramatrimoniales y llevaban una vida libre que suponía separaciones, sobre todo por el trabajo de diplomático de él.

Estaba convencida de la necesidad de libertad para que la mujer se igualara al hombre en todos los ámbitos de la vida, sin embargo,  periódicamente se avergonzaba de tener estas ideas y de vivirlas. Sin embargo no estaba dispuesta a renunciar a tener una vida rica y que su marido también la tuviera, y no la tediosa repetición de magros hábitos cerebrales (p. 262). Una vida rica se construía sobre fundamentos espirituales, intelectuales, no físicos, y en los deseos de saborear la vida, desafiar los convencionalismos, trabajar mucho, jugar peligrosamente con las emociones y en la solicitud que se demostraban mutuamente.

Vita y Harold (1960)

La clave de su relación era la confianza, estamos seguros uno del otro en esta extraña, íntima, distanciada y mística relación que nunca podremos explicar a un extraño, le escribía Vita a Harold. Pero confianza es, en la mayoría de los matrimonios, fidelidad, en el suyo significaba que debían contarse siempre sus infidelidades con la seguridad de que siempre regresarían al centro común y amarse hicieran lo que hicieran (p. 263). Por lo demás, cada uno llevaba su vida cuando estaban separados, pero cuando estaban juntos muy pronto se instalaban en su fácil compañía o camaradería, dejando que las palabras se filtraran solas en la mente del otro, alimentándose el uno al otro con las impresiones de lo que habían leído o escuchado, un proceso estimulante (…) siempre lleno de cariño. La sensación de que cada uno estaba disponible para el otro y que nadie les molestaría sin ser autorizado a entrometerse, permitió asentar un largo matrimonio hasta el final de sus días.


Por último, hay unas páginas en las que se habla de la relación breve, pero intensa, que Vita mantuvo con Virginia Woolf. Se conocieron en 1922 y Vita fue la inspiración para escribir el Orlando que fue publicado en 1928. Tampoco he incidido en que Vita y Harold eran escritores aunque probablemente no serán recordados por ello. Apenas he hablado de la relación entre Vita y Violet…, en fin, leed este interesante testimonio de un matrimonio sui géneris.

36 comentarios:

  1. Interesante, sobre todo ese detalle final sobre de donde surgió la inspiración de Virginia Woolf para su 'Orlando'. Este "Retrato de un matrimonio" tan sui géneris me ha recordado mucho a una novela gráfica que leí hace poco y que me gustó mucho: "Degenerado" - Chloé Cruchaudet, también basada en hechos reales. De hecho, ya verás si te da por leerlo, no me extrañaría nada que estas y aquellas personas hubieran coincidido en alguna ocasión en un espacio-tiempo real.

    Besos.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de buscar la obra que comentas y sí parece que tiene relación con esta otra historia. Quién sabe... igual se pudieron cruzar sus caminos, en todo caso está claro que estaban en el mismo intento de buscar unas relaciones de pareja diferentes a las estereotipadas y más libres.

      Besos!

      Eliminar

  2. Creo que los pilares de cualquier relación son la libertad, el respeto, la confianza y la lealtad...
    Y que en una relación de dos sólo a ellos atañe lo que en ella acontezca.

    Muy personal, aunque de alguna manera todo lo es.
    Curioso que esté escrito por un hijo... ¿expresa en el libro cómo lo vivió él?

    Aunque resulte interesante, no creo que lo lea, por lo menos por ahora.

    Besos, petons, muxus... y un fuerte y cálido abrazo!!

    :)

    PD: He visitado la 'Biblioteca de Anacos'. Me ha gustado... buena idea... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nigel Nicolson muestra admiración hacia su padre y madre pero les da el protagonismo sin opinar apenas nada.

      Coincido en que esos son los pilares de una buena relación personal, pero no es tan fácil como parece ¿no te parece?

      Anímate a colaborar en la Biblioteca de Anacos.

      Besos y abrazos!!

      Eliminar

    2. Pues no... no lo es... pero seguramente por eso mismo... el intentar conseguirlo merece la pena...

      Beso de buenas noches!!

      ;)

      Eliminar
  3. Parece una lectura de lo más interesante. A ver si puedo encontrar el libro.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás si finalmente la lees.

      Un abrazo!

      Eliminar
  4. Es una historia sorprendente para la época en la que se desarrolla. Tiene muy buena pinta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy, muy sorprendente y atípica, tuvieron malos momentos para construir una relación tan sólida.

      Un abrazo!

      Eliminar
  5. Reseña de un original romance para romper con la tradición comercial del sanvalentin. A veces me sorprende la libertad que llegaron a disfrutar hace un siglo. ¿En algunos temas hemos dado unos cuantos pasos atrás verdad? Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo positivo es que hoy relaciones libres (o que se acercan a serlo) se han generalizado, pero tienes razón en que, a veces, entran dudas de si estamos avanzando o retrocedemos.

      Un beso!!

      Eliminar
  6. Tsntas curiosidades, supongo que sabes qué me llama tanto la atención de tu reseña. Lo busco, me encantaría leerlo,msé que lo disfrutaré mucho. Un beso, Laura :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me imagino que tu interés por Virginia Woolf debe ser un buen anzuelo para leerlo ¿verdad?

      Un beso!!

      Eliminar
  7. Interesante.
    Conocía que Vita había sido inspiración para Orlando,que es una obra que me gusta mucho,y ahora saber de este libro...me pica a leerlo...
    Gracias por el descubrimiento!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Había leído en los Diarios de Virginia Woolf, si no recuerdo mal, referencias a Vita. Orlando es una de las obras que leí de ella y que me encantó en su momento.

      Besos!!

      Eliminar
  8. Interesantísimo. Y estos sombreros... Me encantan. Apuntado queda.
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mi, me encantan aunque me da que deben ser incómodos ¿no?

      Un abrazo!!

      Eliminar
  9. Los leo, pero no me los creo.
    No creo en las supuestas autenticidad de esta progresista élite aristocrática inglesa con ganas de epatar a sus contemporáneos, en especial a los pequeños burgueses, poniendo en evidencia la originalidad de sus gustos y la radicalidad de sus opciones. No creo en la pureza del grupo de Bloomsbury y a la gran Virginia Woolf, no creo en las ficciones de D. H. Lawrence, no creo en la supuesta verdad objetiva de todas las locuras de las rebeldes hermanas Mitford y no creo en que no haya cierta impostura en las legítimas luchas de Emmeline Pankhurst y Sylvia Pankhurst. En realidad, me encantan sus historias de las que soy fiel seguidor, pero no sería capaz de distinguir lo real de lo imaginario, lo auténtico de lo que simplemente suena bonito, lo verdadero de la leyenda.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me había planteado que todo esto que señalas fuera un asunto de creer o no creer. Nada de lo que he leído de ellos y ellas suena como algo perfecto, sufrieron no poco buscando un tipo de relaciones diferentes y escribiendo de otra forma.

      Besos!!

      Eliminar
  10. Parece interesante pero no estoy segura de que me guste, o al menos por ahora...
    Gracias por mostrárnoslo.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada. Hay tanto que leer ¿verdad?

      Abrazo!

      Eliminar
  11. este si que no lo conocía ni al libro ni al autor...
    abrazos y una disculpa por andar medio perdido pero el tiempo, tiempo... que es eso??? jajajaja estoy muy atiborrado de trabajo

    besos
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de volver a verte y nada de disculpas, cuando el trabajo apremia no se llega a todo, lo sé por experiencia.

      Besos!!

      Eliminar
    2. EL PLACER ES MIO AMIGA

      ABRAZOS LAURA
      CARLOS

      Eliminar
  12. Me alegra que lo disfrutaras, es una lectura que caló muy hondo en mí y que tengo presente siempre para invitar a otros a que descubran también la interesante vida de Vita.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por habérmelo descubierto, me gustó mucho.

      Besos!!

      Eliminar
  13. Laura, me encanta la entrada...creo incluso haber visto una película que trata la vida de Vita y Violet...¿puede ser? ¿O me lo he soñado?
    El libro está anotado desde ya en mi libreta...conozco a Vita por algún ensayo pequeño suyo, y por la relación que mantuvo con Virginia Woolf...También la conocí en Orlando (libro que tengo que volver a leer en el futuro con más atención).

    La verdad es que algunas novelas atraen más por la vida íntima que nos cuentan de los personajes que nos gustan, que por la novela en si.

    Gracias por adentrarnos en esta historia y por contárnosla tan bien. Es una maravilla leerte. Y leer tu columna lateral.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, no tengo ni idea de si hay película, pero voy a buscar a ver si hay algo al respecto.
      Es lo que me atrajo a mi de esta obra, la referencia que tenía en los Diarios de Virginia Woolf si no recuerdo mal.

      La verdad es que es una asombrosa e interesante relación que te hace pensar en su valentía y en sus deseos de libertad.

      Gracias, María, por tus palabras y un abrazo!!

      Eliminar
  14. La verdad es que es muy interesante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Lo apunto, U-to, pero me va a llevar tiempo conseguirlo, puesto que por aquí ni aparece. Parece una propuesta interesante y original. Gracias por descubrírnoslo!
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las dificultades de encontrar libros me ponen de mal humor. A ver si lo consigues que tú eres persistente y un buen buscador de libros.

      Abrazos!!

      Eliminar
  16. Me resulta muy interesante este tipo de mujeres que se atrevieron a desafiar la moral de la época y a disfrutar de la vida saltándose muchas reglas, aunque manteniendo las formas en la mayoría de los casos.

    Todas tienen en común dinero y cultura, no me imagino un acuerdo de matrimonio así entre obreros en esos años y ni siquiera en estos.

    Reconozco que me fascinan estas mujeres a pesar de todo, como en su día me quedé prendada de la fotógrafo Claude Cahun, y de su obra de un surrealismo radical y la relación y alucinante historia con su hermanastra Suzanne Malherbe.

    Volviendo a Vita: hay una mini serie inglesa que está basada en el libro que hoy reseñas, emitida por la BBC "Portrait of a Marriage" de los años 90.

    Y hablando de encontrar libros descatalogados, ¿has probado en IberLibro.com? Funciona muy bien.

    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el ámbito del anarquismo en España hubo parejas que se atrevieron a vivir el "amor libre", no fue fácil y puedo afirmar que nada fue perfecto, pero hubo obreras como Teresa Claramunt que lo hicieron. No es algo generalizado, pero tampoco lo era en estos medios de personas acomodadas.

      Sí, sí, es mi fuente de libros descatalogados junto con el Mercat de S. Antoni los domingos.

      Abrazos!!

      Eliminar
  17. Mi madre compró ese libro en los 70´s. Yo lo leí en los 90´s, cuando tenia edad para entenderlo sin prejuicios estúpidos de adolescente. Es un libro maravilloso porque te da la oportunidad de conocer como era la sociedad existente en los tiempos de nuestros abuelos. Y mas sobre estos temas que aun hoy son algo delicados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué maravilla leer un libro que ya tienes en la librería por haberlo adquirido tu madre, en todo caso demuestra un gusto excelente por la literatura.

      Estoy de acuerdo contigo en que es un gran libro, como bien dices aún hoy no es normal que se acepte tal liberalidad en una pareja.

      Eliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...