sábado, 9 de febrero de 2013

ROBERTO BOLAÑO, 2666 (2)

La parte de Amalfitano 

Está protagonizada por un profesor universitario chileno cuya cordura naufraga poco a poco en el ambiente azaroso y negativo de Santa Teresa. Marcel Duchamp inventó como regalo de bodas para su hermana un ready-made homenajeado en esta mini-novela: un libro de geometría colgado de un hilo en el patio para que el viento y la intemperie “le enseñen un par de cosas sobre la vida real”. El momento en que Amalfitano reproduce este gesto en su tendedero se convierte en símbolo y declaración de intenciones, en admisión de la derrota de la racionalidad ante el horror. Su hija Rosa le pregunta varias veces sobre su cordura mientras Amalfitano se reafirma en ella pese a dialogar con voces en diversas ocasiones. 

El inicio está marcado por una digresión, recurso que Bolaño utiliza con cierta frecuencia en esta novela, sobre el “poeta loco de Mondragón” (obvio espejo de Leopoldo María Panero). Estos relatos que interrumpen y se entremezcla con la trama principal, impulsan la novela hacia adelante incorporando historias secundarias muy interesantes.

FRAGMENTOS:


 Estas ideas o estas sensaciones o estos desvaríos, por otra parte, tenían su lado satisfactorio. Convertía el dolor de los otros en la memoria de uno. Convertía el dolor, que es largo y natural y que siempre vence, en memoria particular, que es humana y breve y que siempre se escabulle. Convertía un relato bárbaro de injusticias y abusos, un ulular incoherente sin principio ni fin, en una historia bien estructurada en donde siempre cabía la posibilidad de suicidarse. Convertía la fuga en libertad, incluso si la libertad sólo servía para seguir huyendo. Convertía el caos en orden, aunque fuera al precio de lo que comúnmente se conoce como cordura (p. 244). 

 En algún momento de la cena Amalfitano creyó notar un cruce de miradas más bien turbio entre el rector y su mujer. En los ojos de ella percibió algo que podría asemejarse al odio. La cara del rector, por el contrario, manifestó un miedo súbito que duró lo que dura el aleteo de una mariposa. Pero Amalfitano lo notó por un instante (el segundo aleteo) el miedo del rector estuvo a punto de rozarle también a él la piel. Cuando se recuperó y miró a los demás comensales se dio cuenta de que nadie había percibido esa mínima sombra como un hoyo cavado aprisa y de donde se desprendía una fetidez alarmante (p. 281).

 Antes leía de todo, maestro, y en grandes cantidades, hoy sólo leo poesía. Sólo la poesía no está contaminada, sólo la poesía está fuera del negocio. (…) Sólo la poesía, y no toda, eso que quede claro, es alimento sano y no mierda (pp. 288-289).


Alison Scarpulla

La parte de Fate

Tiene como personaje central a un periodista afroamericano de Harlem, llamado Oscar Fate (el apellido es una palabra que significa destino en inglés), que es enviado a Santa Teresa a cubrir un combate de boxeo entre el norteamericano Count Pickett y el mexicano Merolino Fernández. A través de Fate, que escribe en una revista de Nueva York llamada Amanacer Negro, Bolaño introduce algunos temas secundarios que hacen referencia a la injusticia social, la esclavitud, la discriminación racial en EUA, etc. Entre estos temas secundarios destaca el partido de los Panteras Negras y uno de sus fundadores Barry Seaman. 

El personaje de Seaman (marinero en inglés) está basado en Bobby Seale, cofundador con Huey Newton de los Panteras en 1966. Seaman pronuncia en 2666 un discurso de 15 páginas hablando sobre su vida y centrado en cinco temas: Peligro, Dinero, Comida, Estrellas y Utilidad. En el tema PELIGRO hay un hermoso retrato de los Panteras, hombres jóvenes que son capaces de contemplar el mar hasta quedar maravillados de felicidad:

 El mar ruge. Entonces yo me acerco a Marius y le digo vámonos de aquí ahora mismo. Y en ese momento Marius se da la vuelta y me mira. Está sonriendo. Está más allá. Y me indica el mar con una mano, porque es incapaz de expresar con palabras lo que siente. Y entonces yo me asusto, aunque es mi hermano a quien tengo a mi lado, y pienso: el mar es el peligro (316).

Algunos han visto en la larga oración de Seaman una relación con la novela Moby-Dick de Herman Melville en la que hay un capítulo entero dedicado al sermón de Father Mapple. Aunque Seaman no habla de los mismos temas que el fraile de Melville, se ha visto una cierta relación en el hecho de que el mensaje funciona como una bendición que, al igual que el fraile a los marineros, recibe Fate en su viaje a Santa Teresa, un viaje peligroso. Hay en esta parte un juego de reflejos interesantes (los dos Oscar, las dos Rosas) y de coincidencias como la aparición de Rosa, la hija de Amalfitano, de la que se enamora Fate. Otra coincidencia jugosa es cuando Fate ve algunos carteles pegados en el Pabellón Arena del Norte que anunciaban conciertos de música, bailes populares, incluso el cartel de un circo que se hacía llamar Circo Internacional (384), el mismo circo donde los críticos y Amalfitano buscaban a Archimboldi en la primera parte.

Paso a paso Bolaño nos va acercando al horror de los asesinatos de mujeres en Santa Teresa, va ligando cabos y va describiendo el trasfondo de la ciudad fronteriza (Ciudad Juárez):

Hay que hacer caso a las mujeres. Lo mejor es no desoír los temores de las mujeres (438).

Nadie presta atención a estos asesinatos, pero en ellos se esconde el secreto del mundo (439). 

Otros FRAGMENTOS:

Las metáforas son nuestra manera de perdernos en las apariencias o de quedarnos inmóviles en el mar de las apariencias. En este sentido una metáfora es como un salvavidas (p. 322-323).

Leer es como pensar, como rezar, como hablar con un amigo, como exponer tus ideas, como escuchar las ideas de los otros, como escuchar música (sí, sí), como contemplar un paisaje, como salir a dar un paseo por la playa (p. 326).
- - - - 

Patti Smith admira a Bolaño y le dedicó esta canción "Beneath the Southern Cross" al escritor en el Palau de la Música (2012).


Todas las ilustraciones y el vídeo están tomadas de google.

19 comentarios:

  1. Me gusta tanto las reseñas de lo que lees, especialmente los autores que admiro como Bolaño, que no me canso de leerlas y necesito decírtelo.
    No quites los comentarios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tracy, eres tremendamente amable y generosa conmigo.

      Te deseo una buena semana (y feliz cumpleaños a ese guapo nieto que tienes).

      Eliminar
  2. Casí me transmites con esta entrada una sensacion de miedo anticipado, como sí hubiese que armarse de valor para interpretar cada párrafo y enfrentarse a esos pensamientos vertiginosos atravesando desfilderos y ascendiendo por las paredes de una obra total, de la que haces una exposición estupenda. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que hay que armarse de valor para lo que queda. Las realidades de la vida, a veces, son así. Por fortuna tenemos otras muchas realidades que nos compensan y hacen la vida vivible.

      Es, sin duda, una gran obra. No digo que sea perfecta pero aporta mucho y hace pensar siempre.

      De nada :))

      Eliminar
  3. Hay algo de hipnótico y atrapante en la lectura de la obra de Bolaño. Es como si te invitara a ver una casa, puedes quedarte en la puerta y admirar desde ahí el interior o ir recorriendo cada habitación y conocerla a fondo. En cualquier caso la visita habrá merecido la pena.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo, a mi me captó para su causa pese a que no siempre es un libro de fácil lectura.

      Merece la pena esa visita, sin duda.

      Besos!!

      Eliminar
  4. Confieso que es un autor que me da su cosita. Y me voy a tener que quitar de una vez los miedos y atreverme a leer su obra, porque por tu reseña y por los fragmentos que nos has dejado, me estoy perdiendo algo grande.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También a mi me daba respeto, sobre todo esta obra tan extensa. Pero encontré el momento, el libro y las circunstancias se pusieron a favor de que lo leyera.
      Hay obras del autor menos extensas, quizás sea mejor empezar por ellas... Ya encontraras tu momento.

      Buena semana!!

      Eliminar

  5. Hola Laura:

    Se ve que para leer esta novela hacen falta, aparte de tiempo, muchas ganas de saborearla. No es precisamente un plato rápido y sin fundamento.
    Por lo que nos vas dejando requiere concentración, tratar de entenderla en su complejidad y reflexión. Parece como si se tratara de un caleidoscopio en el que las tramas secundarias tienen tanta importancia como la principal.

    Ya veremos si me atrevo algún día. De momento ire leyendo y degustando lo que nos vas mostrando de ella.

    Un abrazo fuerte y cálido, besos y espero que estés disfrutando del fin de semana.

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien planteado, querida X, no es un plato fácil. Es compleja en ciertos momentos y tiene muchos vericuetos. Esa imagen de caleidoscopio encaja bastante bien con esta obra.

      ¿Atreverte? Es cosa de empezar a leer la primera parte y seguir o parar para otro momento. Te animo a leerla pero en vacaciones :))

      Abrazos y buena semana.

      Eliminar
  6. Demasiadas referencias, demasiados homenajes para un alma tan poco cultivada como la mía pero creo que aunque me pierda algún guiño puede gustarme. Me encantan los estractos que has publicado.
    El otro día volví a ver El Desencanto en la tele donde "el loco de Mondragón" demuestra que al menos en aquel momento estaba mas cuerdo que el resto de su familia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca he dudado de la cordura de los locos, y éste además fue siempre muy lúcido.

      Eiii... no me engañas con lo de tu alma poco cultivada...

      Un abrazo, niño.

      Eliminar
  7. Me gustan los fragmentos que has seleccionado. .
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!
      Me alegro de que te hayan gustado.
      Ánimos!!

      Eliminar
  8. Recuerdo perfectamentecómo se grabaron en mi mente los fragmentos, los textosque aquí reproduces. Me quedo con la metáfora como un salvavidas. saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bolaño tiene tantos fragmentos que se lían con la vida de una que da para pensar y pensar.

      Salud!!

      Eliminar
  9. Tenía esta entrada programada y no se editó bien la canción de P.Smith, ahora creo que lo he corregido.

    Buena semana!!

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué música! ¡Y en el Palau!
    Nunca entenderé la muerte de las mujeres en México ni la persecución a la que están sometidas, pero tampoco qué tiene eso que ver con el secreto del mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un lujo... que me perdí.

      ¿Cómo se puede entender algo así? Imposible.

      Me parece que Bolaño piensa que el secreto del mundo está en las mujeres, hay que escuchar y hacer caso de las mujeres......... pero no adelantemos acontecimientos.

      Eliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...