viernes, 4 de mayo de 2012

MILAN KUNDERA Y EL “HOMBRE KITSCH”…

 La necesidad de kitsch del “hombre kitsch”: es la necesidad de mirarse en el espejo del engaño embellecedor y reconocerse en él con emocionada satisfacción” (p. 159). 

Cuando leí esta obra, hace más de un mes, la frase me pareció curiosa y la guardé. Kitsch se aplica a la estética que resulta de mal gusto o pasada de moda pero que pretende ser elegante, distinguida y moderna imitando objetos o estilos artísticos ya superados. En consecuencia, el “hombre kitsch” es el hombre que se autoengaña siempre en positivo, que cree poseer belleza allí donde solo hay mal gusto, que se emociona con su engañosa percepción y considera que está a la última en su eterno desfase. Se trata de hombres engreídos y convencidos de su importancia y originalidad……….. alguno he conocido. 





MILAN KUNDERA, El arte de la novela. Este ensayo lo compré porqué, en uno de esos largos intercambios de comentarios que tengo con Arystos Veyrud, mencionó que mi resistencia a lo irracional (y a la exploración del papel que desempeña en nuestras decisiones y en nuestra vida) era, sin embargo, una de las grandes exploraciones de la novela europea, tal y como Kundera señala en esta obra (p. 79).
El arte de la novela, publicado en 1987, tiene 194 páginas divididas en siete partes que corresponden a siete textos que se escribieron, se publicaron o fueron pronunciados como conferencia. La primera parte se titula, “La desprestigiada herencia de Cervantes”, afirmando orgullosamente Kundera que no se siente “ligado a nada, salvo a la desprestigiada herencia de Cervantes”. Las otras seis partes son una reivindicación de dicha herencia en las que expone su manera de entender la novela europea, su pasado y su futuro. El título del libro se desprende de esta explicación. 


Milan Kundera nació en Brno, Reública Checa, en 1929. Su padre, el musicólogo y pianista Ludvík Kundera, era director de la academia de música. Al término de la Segunda Guerra Mundial, Kundera se afilió al Partido Comunista, del que fue expulsado tras los sucesos de 1948 en que dicho partido tomó el poder. Tuvo que ganarse la vida con diversas ocupaciones, particularmente como pianista de jazz, instrumento que su padre le había enseñado a tocar a muy temprana edad. Aquel mismo año terminó sus estudios secundarios y comenzó a estudiar literatura y estética en la universidad de Praga, pero después de dos semestres se pasó a la Facultad de Cine de la Academia de Praga. En 1956 se reintegró en el Partido Comunista del que fue expulsado definitivamente en 1970. Cinco años después emigró a Francia donde se instaló a vivir. 
Ha publicado diversas novelas entre las que destaca La insoportable levedad del ser, que se convirtió en una referencia importante a la hora de intentar comprender la disidencia vivida en la Europa oriental durante la Guerra Fría. 

Afirma Kundera que la novela acompaña al hombre desde el comienzo de la Edad Moderna y que la “pasión por conocer” se ha adueñado de ella para que escudriñe la vida concreta del hombre y la proteja contra “el olvido del ser”; para que mantenga, en definitiva, “el mundo de la vida” bajo una iluminación perpetua. Por esa razón sería tan necesaria, hoy, la existencia de la novela. Considera el autor que la novela, por situar como objetivo fundamental “el ser del hombre”, entra en contradicción con el espíritu de nuestro tiempo y si quiere progresar, tendrá que hacerlo en contra del progreso del mundo. Este planteamiento lleva a Kundera a reflexionar sobre el arte de la composición novelesca, la creación de personajes y otros aspectos que considera claves para que este género literario mantenga su importancia. De esta manera considera que la novela ha descubierto por sus propios medios, los diversos aspectos de la existencia:

 (…) con los contemporáneos de Cervantes se pregunta qué es la aventura; con Samuel Richarson comienza a examinar “lo que sucede en el interior”, a desvelar la idea secreta de los sentimientos; con Balzac descubre el arraigo del hombre en la Historia; con Flaubert explora la terra hasta entonces incognita de lo cotidiano; con Tolstoi se acerca a la intervención de lo irracional en las decisiones y el comportamiento humanos. La novela sondea el tiempo: el inalcanzable momento pasado con Marcel Proust; el inalcanzable momento presente con James Joyce. Se interroga con Thomas Mann sobre el papel de los mitos que, llegados del fondo de los tiempos, teledirigen nuestros pasos. Et caetera, et caetera” (p. 15). 

 También expresa con meridiana claridad el carácter reduccionista de la sociedad moderna: 
 La unificación de la historia del planeta, (…) va acompañada de un vertiginoso proceso de reducción. Es cierto que las termitas de la reducción carcomen la vida humana desde siempre: incluso el más acendrado amor acaba por reducirse a un esqueleto de recuerdos endebles. Pero el carácter de la sociedad moderna refuerza monstruosamente esta maldición: la vida del hombre se reduce a su función social; la historia de un pueblo, a algunos acontecimientos que, a su vez, se ven reducidos a una interpretación tendenciosa; la vida social se reduce a la lucha política y ésta a la confrontación de dos únicas grandes potencias planetarias. El hombre se encuentra en un auténtico torbellino de la reducción…(p. 29-30). 

RECOMENDACIÓN: este ensayo resulta muy interesante para quien desee conocer una profunda reflexión sobre la visión implícita de la historia de la novela que tiene Milan Kundera, así como su idea de lo que es la novela.

67 comentarios:

  1. Os deseo un buen fin de semana... siempre con lecturas, siempre con humor pese a los malos tiempos, siempre conservando afectos que nos importan y nos resguardan en buen puerto ante los avatares de la vida...

    Besos, bloggers!!

    ResponderEliminar
  2. Habrá que hacerse con él y hecharle un vistazo, parece muy interesante,
    Feliz fin de semana .
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo es André. merece la pena leerlo.

      Besos!!

      Eliminar
  3. Tendré que reller este Kundera
    para quedar contigo y comentar
    los cambios que dan curso a nuestras vidas...

    Y un beso en torbellino y evasión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando quieras, sobre Kundera o sobre el 12M o sobre poesía....... o sobre los cambios, sí.

      Otro beso dentro del torbellino.

      Eliminar
  4. Laura de Milan Kundera, solo he leído hace años La insoportable levedad del ser. Me cuesta mucho leer ensayos y por eso solo leo novelas, que es lo que más me gusta y me distrae. Me gustan mucho tus entradas del blog, pero son demasido densas para mí!!!!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lídia este ensayo no es complejo, se lee con facilidad.
      Aysss... siento lo de la densidad, procuraré aligerar :)

      Un abrazo!!

      Eliminar
  5. Me lo apunto Laura, estoy terminando de leer los libros que tenía en lista de espera y pronto haré un pedido a la Fnac así que voy anotando de tus recomendaciones.
    Un beso y buen fin de semana

    P.D.: ahora estoy leyendo Sunset Park, un libro que recomendaste tú; me está gustando mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de leer la última obra de Paul Auster que es una peculiar autobiografía, "Diario de invierno". Me gusta mucho este autor y me alegro que te guste "Sunset Park".

      Un abrazo!!

      Eliminar
  6. Lo primero: A ver¡esos modales!¡Haga usted el favor de sentarse como es debido!(sonrío).
    Me deja con muy buen cuerpo Miles Davis. Kundera. Desconocía totalmente esa definición del hombre kistch.Bueno, es que si alguien me para en la calle y me pregunta cuando algo es kistch no hubiera sabido responder. Es de esos terminos que no consigo atrapar. Leo con interés mientras escucho. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Milan Kundera siempre es un acierto leerlo.

      Eliminar
    2. Aysss...los modales no son lo mío, lo sé. Procuraré sentarme correctamente con las piernas juntitas :)

      Miles Davis es muyyy grande. Forma parte de mi vida desde hace tanto tiempo que ni lo recuerdo.

      Claro, tú no eres kistch...

      Besos!!

      Eliminar
  7. En primer lugar...¿sólo te has conocido a alguno? ¡Pues mira que hay! :)
    En segundo lugar, agradecerte el descubrimiento del libro, que desconocía, y que éste si se va a saltar la lista de espera de mis lecturas. Promete. Y además, las dos citas que ofreces lo hacen realmente interesante.


    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gatoooooo....... no seas malote.... dejémoslo en que sólo he conocido alguno.

      Merece la pena, creo que te gustará. Es una reflexión muy interesante y creativa.

      Besos!!

      Eliminar
  8. Gracias por tus recomendaciones: siempre buenas.
    Ya he visto por los comentarios que no soy la única que no sabía lo que era la estética Kitsch ("Nunca te acostarás sin saber una cosa más", sobre todo entrando en tu blog)

    Un abrazo.
    Mercedes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias... son esos términos que oyes pero no acabas de saber el contenido exacto ¿no?

      Un abrazo!!

      Eliminar
  9. Me gusta, Laura, tu óptica sobre Kundera que me hace repensar este autor desde otro ángulo que desde el "desahucio" que siempre me inspiró. (No sé si llego a explicarme con claridad).

    Un abrazo y muy buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta esta frase de su obra más conocida, "La insoportable levedad del ser":

      Una novela no es una confesión del autor, sino una investigación sobre lo que es la vida humana dentro de la trampa en que se ha convertido el mundo.

      ¿Va por ahí tu idea de "desahucio"???
      Besos!!

      Eliminar
    2. Disculpa que vengo tarde a responderte Laura, pero recién ahora puedo zambullirme en tu blog y disfrutarlo: Pues si, Laura, por ahí va. De él he leído "La insoportable levedad del ser" y "Historias de amores imposibles".

      Y no va con mi filosofía creer que el mundo se ha convertido en una trampa. Mas bien, nosotros mismos generamos esas trampas con nuestro pensamiento negativo y acciones lastimosas. Pero como cada uno genera sus propias trampas, también puede generar, (porque la capacidad del ser humano para ello es inmensa), los mecanismo para salir de ella o ellas y crear mundos en los que se sienta pleno y tenga una vida con sentido.

      Un beso

      Eliminar
  10. Y sí, estoy de acuerdo con la def. de Kitsch que das de Kundera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con tu filosofía de la vida, es más, si no generamos pensamientos positivos no aportamos nada, simplemente nos regodeamos en la pena sin salir de ella. También es cierto que no siempre es fácil pensar en positivo pero hay que proponernos que así sea.

      besos!!

      Eliminar
  11. Me gusta y me llama, así que iré tras él, sé que me va a gustar, muchísimas gracias por la reseña.

    Un abrazo y muy feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te resistas :)

      Creo que merece la pena.

      Abrazos!!

      Eliminar
  12. Naturalmente leí en su momento La insoportable levedad del ser (titulazo donde los haya). Con lo moderno que yo era no me la podía perder. Pero la verdad es que no me acuerdo de nada. Este ensayo parece muy interesante. Entiendo que la mención al hombre kitch está dentro de el. Kitch es un termino que conozco bien pero nunca lo vi aplicado a las personas. Me encanta.

    Buen finde. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sigues siendo moderno, niño.

      Hace tiempo que la leí también y recuerdo lo esencial. Me gustó bastante porque nos hablaba de un mundo desconocido del todo.

      Este Kundera es un irreverente, por eso me gusta.

      Besos!!

      Eliminar
  13. Milan Kundera es siempre imprescindible. Una gran recomendación. Si te animas in extremis ya sabes, Laura. Besos y buen finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. David, he tenido un finde lleno a rebosar y ahora estoy más cansada que cuando empezó... Además tus críticas no me han animado. Supongo que harás balance ¿no?

      Besos!!

      Eliminar
  14. De este autor solo he leído "La insoportable levedad del ser'. Buen post. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi antivirus no me permite acceder a tu blog... mira a ver qué pasa...

      Abrazo!!

      Eliminar
  15. Leí sus libro más famoso y no me sedujo.
    Quizás es que yo no era lo suficientemente maduro entonces.
    Me pareció sobrevalorado.

    Buen fin de semana.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que le perjudicó tener tanto éxito con "La insoportable levedad...". ¿Dices que no te sedujo éste?

      Besos!!

      Eliminar
  16. Y a mí, más que "El arte de la novela" me gustan "Los testamentos traicionados", me parece un libro más maduro y está muy bien estructurado. En cierto sentido tiene algo de novela en la manera que lo estructura, con temas que actúan como arcos para darle una unidad al libro más allá de los ensayos individuales. Y luego: Cervantes, Rabelais, Kafka, Bach, Janacek, Stravinsky... ¿qué hay ahí que sobre? De hecho, en el segundo ensayo del libro Kundera hace una de las lecturas más interesantes que he leído sobre Kafka (y por trabajo he tenido que leer unas cuantas).

    Más allá de sus novelas más importantes ("La broma", "La insoportable levedad del ser" y "La inmortalidad") yo siempre recomiendo "El libro de los amores ridículos", que es el primero que publicó y que son cuentos.

    No todos están al mismo nivel, pero hay algunos magníficos: "El falso auto-stop" es uno de los cuentos más crueles que he leído jamás y "Eduard y Dios" es muy simpático y el final siempre me ha parecido conmovedor. Otros, como "Nadie se va reír", "La dorada manzana del eterno deseo" y "Symposion" son muy buenos.

    Si alguien se anima a echarle un vistazo, igual le gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de ir a tu blog y parece que lo tienes con telarañas.... ¿Qué ha pasado? Me interesa.... estoy dándole vueltas al sentido del mío.

      He visto que entre tus intereses están: "Libros, música, chocolate y mujeres". Coincidimos en intereses, cambiando de sexo el último factor.

      No he leído "Los testamentos traicionados" y " El libro de los amores ridículos", los anoto para leerlos, me has tentado.

      Cervantes, Rabelais, Kafka, Bach, Janacek, Stravinsky... efectivamente ahí no sobra nada.

      Un abrazo y vuelve por esta casa... serás bienvenido.

      Eliminar
  17. Ya te comenté en su día que de él me leí La insoportable levedad del ser del que me gustaron mucho tanto el contenido como la técnica narrativa, y me impactó mucho. No lo he olvidado. Espor eso que cuando salió El Arte de la novela me apresuré a leerlo pero no me influyó tanto como el primero. Lo tendría que volver a leer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un ensayo interesante pero como tal no compite con la novela, claro. A mi también me gustó mucho "La insoportable levedad del ser".

      Siendo ensayo se puede leer algún capítulo. Pero lo has logrado encontrar???

      Besos!!

      Eliminar
  18. Todavía no he leído nada de Kundera pero creo que en una semana y media este tema dejará de estar pendiente. Pero entre las obras que conocía no estaba ésta y lo cierto es que me atrae muchísimo. Me la apunto ;)
    Perdona por no haber comentado antes nada. Estoy muy estresada últimamente y entre eso y sobredosis de blogs y de la vida leía tus artículos pero no recordaba que me faltaba comentar :( ¡Qué despiste!
    Petons.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que te gustará. Es muy sugerente la verdad.

      Jajajaja... tranquila, lo entiendo. El estrés hay que combatirlo como sea ehhh...

      Ptnsssss

      Eliminar
  19. Buenos días "Utopi":

    La primera cita me ha traído a la mente a un pavo real y tu primer comentario la falta de imaginación y de personalidad que, a veces, muchas veces, padecemos; aparte del mal gusto...

    Y, a pesar de ser bastante cerebral, también coincido como "Arystos" (si no lo he entendido mal) en la importancia de lo irracional y cómo nos afecta a la hora de ser quienes somos y de lo que hacemos o elegimos hacer, de lo que vivimos.

    De "M. Kundera" sólo conozco "La insoportable levedad del ser" (primero la vi en el cine y luego leí novela). Fue hace muchos años y me gustó mucho, aunque seguramente se me escaparon muchas cosas. Y dado lo que me gustó, no tiene perdón que luego no haya leído más libros de este autor, pero... No sería mala idea que volviera a leer esa obra suya tan conocida y la que tú nos propones también tiene muy buena pinta:
    "Reducción..." y prisa (añado yo), nos pueden ir matando, devorando nuestro más profundo sentido del ser. ¿Nos rebelaremos? ¿Nos rebelamos?

    Un abrazo, besos y buen fin de semana:

    :)

    PD: Fragmento, poesía y música semanales (la escucho mientras te leo y comento)... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y además un pavo real con cara y cuerpo??? :)

      Sí, lo has entendido bien, Aristos siempre defiende la idea de la importancia de lo irracional... igual llega a convencerme y todo. También soy muy racional.

      Yo soy terrorífica, si un autor me gusta, lo agoto. Leo todo!! Kundera me gustó y he leído alguna obra más, "La inmortalidad" es la que recuerdo ahora.

      La reducción pretende simplificar en exceso lo que es complicado. me parece que es una manera de banalizar y dejar en nada cuestiones que son complejas. Yo lo entiendo así.

      Me gusta que te guste el lateral, ya lo sabes.

      besos!!

      Eliminar
  20. Laura,
    en su día me encantó "La insoportable levedad del ser" de kundera y todavía a día de hoy recurro alguna cita para explicar o comprender algún tema de los muchos que aborda la novela:amor,seducción,fidelidad,fugacidad.....
    Vi por cierto la película y también me gustó mucho con Daniel Day-Lewis y Juliette Binoche.
    De esta novela que comentas he tenido conocimiento gracias a tus referencias,pero no sé si me seduce tanto.
    Por otra parte,el concepto de Kitsch me ha gustado,voy a pensar si conozco a alguien que coincida con la definición....
    Bsts

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También tengo fragmentos de "La insoportable levedad del ser". Recuerdo por ejemplo ésta:

      El amor empieza en el momento en que una mujer inscribe su primera palabra en nuestra memoria poética.

      Ayyy... qué preciosidad ¿no?

      Vi la película también.

      No es novela, es ensayo. Son reflexiones en torno a la novela...

      ¿Qué conoces a algún hombre kitsch? :)

      Bsts

      Eliminar
    2. Laura,

      me gusta mucho la cita que dejas de "La insoportable....",te dejo alguna más,que lo mismo recordarás:

      "Si el amor debe ser inolvidable, las casualidades deben volar hacia él desde el primer momento"

      "
      ¿Qué es la coquetería? Podría decirse que es un comportamiento que pretende poner en conocimiento de otra persona que un acercamiento sexual es posible, de tal modo que esta posibilidad no aparezca nunca como seguridad. Dicho de otro modo: la coquetería es una promesa de coito sin garantía."


      "Parece como si existiera en el cerebro una región totalmente específica, que podría denominarse "memoria poética" y que registrara aquello que nos ha conmovido, encantado, que ha hecho hermosa nuestra vida"

      "El hombre nunca puede saber qué debe querer, porque vive una sola vida y no tiene modo de compararla con sus vidas precedentes ni de enmendarla en sus vidas posteriores...El hombre lo vive todo a la primera y sin preparación...Lo que sólo ocurre una vez es como si no ocurriera nunca. Si el hombre sólo puede vivir una vida es como si no viviera en absoluto."


      "Es posible que no seamos capaces de amar precisamente porque deseamos ser amados, porque queremos que el otro nos dé algo (amor), en lugar de aproximarnos a él sin exigencias y querer sólo su mera presencia"

      "La felicidad es el deseo de repetir"

      ¿Qué te parecen?dan que pensar...eh??

      A tu pregunta de si conozco a algún hombre Kitsch,te diré que sí,creo que a varios de hecho.....y además podría contarte una anécdota muy reciente...ja,ja,ja.

      Bsos

      Eliminar
    3. Sí, dan que pensar.
      Alucinada me deja esto: "la coquetería es una promesa de coito sin garantía."

      Cuenta cuenta.... jejeje

      Bsts

      Eliminar
    4. Laura,
      precisamente ésa que destacas es una de las citas que más me gusta de Kundera.

      ja,ja,ja,ja.....mejor te cuento por mail.
      Bsts

      Eliminar
    5. Esa es una frase cachonda ehhh... vamos, vamos... vaya tela.

      jejeje..... vale.

      Bstsss

      Eliminar
  21. Tendría que volver a leer La insoportable levedad del ser", que en su momento hizo una explosión aqui en Bs. As. y en las mentes de muchos argentinos, nos juntábamos con amigos café de por medio a debatir sobre su contenido,me trae lindos recuerdos.

    Éste fragmento me encanta:

    "La carga más pesada nos destroza, somos derribados por ella, nos aplasta contra la tierra. Pero en la poesía amatoria de todas las épocas la mujer desea cargar con el peso del cuerpo del hombre. La carga más pesada es por lo tanto, a la vez, la imagen de la más intensa plenitud de la vida. Cuanto más pesada sea la carga, más a ras de tierra estará nuestra vida, más real y verdadera será.
    Por el contrario, la ausencia absoluta de carga hace que el hombre se vuelva más ligero que el aire, vuele hacia lo alto, se distancie de la tierra, de su ser terreno, que sea real sólo a medias y sus movimientos sean tan libres como insignificantes.
    Entonces, ¿qué hemos de elegir? ¿El peso o la levedad?"
    (La insoportable levedad del ser. Milan Kundera)


    Investigaré sobre el concepto del “hombre kitsch”,no tenía la menor idea jajaja, me encanta aprender cosas nuevas.

    Besossssss muchosssss Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego el éxito de "La insoportable levedad..." fue increíble. Aquí también lo fue.

      Qué precioso fragmento.

      Mira el enlace que ha puesto Aristos... está muy bien.

      Besos a ráfagas... y en torbellino!!!

      Eliminar
  22. Vaya....! de nuevo poniendo los dientes largos al personal..

    Veremos....


    Beso

    ResponderEliminar
  23. Ahí en mi lista de posibles lecturas anda. Ya veremos... Tengo un problema... entro aquí para leer una entrada y me quedo un tiempo largo, muy largo enganchada conla parte derecha y fascinada con ese vídeo, Davis es de los que atrapan para siempre.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy... me gusta que te entretengas por mi lateral, lo cuido y lo mimo mucho.

      Miles Davis es, ya lo he dicho en otro comentario, parte de mi vida. Lo he escuchado tanto... Me acompaña como un amigo fiel.

      Besitos!!

      Eliminar
  24. Ja ja ja "hombre" habría aquí que traducirlo como ser humano. Lyotard concibe lo kitsch dentro del arte como eclecticismo postmoderno, tendencia que se afianza en el triunfo monocultural del consumismo capitalista, fórmula donde el ingrediente principal es el dinero "si gustos no hubiesen, tiendas no existiesen" confusión, fusión y todo está permitido, se apareja al gusto por lo ligero, acrítico. La "chatarra" y el spam son altamente demandados.
    Muchas estrellas internacionales de la música y la canción pop manejan lo grotesco y lo kitsch para posicionar una imagen.
    En la wikipedia hay una buena caracterización del término.
    Este ensayo de M. Kundera está acompañado de otro llamado "El Telón" donde teoriza sobre la novela y con ello reflexiona sobre la facultad estética como una de las bases de la existencia. Tengamos en cuenta que nuestra capacidad de amor y de gusto estético es regulado, normativizado y muchas pero muchas veces mutilado en ese "proceso de reducción" donde el logo y el slogan son suficientes para una vida espiritual, no es extraño por tanto los altos niveles de impotencia y frigidez en estos sentidos ja ja ja.
    Cómo desde la novela se puede recuperar, usar y maximizar ese potencial humano es una de la intensiones de estos dos lúcidos trabajos. Aptos para inquietos sobre el arte y lectores apasionados de la novela, como también para cualquier artista.
    Magnífica reseña has hecho digna de un espíritu intenso y curioso que no vacila adentrarse en la gran aventura del saber. ¿Filósofa después de todo?
    Abrazos y no desde el proceso de reducción de la cultura ja ja ja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hmmm... seguro que también entramos las mujeres???

      Mira, podíamos haberlo incluido en el tema del postmodernismo...

      Cierto, me vienen a la cabeza algunas estrellas kitsch.

      Sí, así lo he entendido, reducción como proceso de simplificación de aquello que no se puede simplificar por su complejidad. Es una manera de hacer digerible rápidamente aquello que necesita dedicación.

      Muy de acuerdo con lo que dices sobre el papel de la novela para maximizar el potencial humano.

      Lo intento, intento aventurarme en el saber... pero filósofa, no. Eso tú.

      Abrazos con toda la complejidad que requieren, sin simplificar nadita nada :)

      Pdt: el enlace es estupendo.

      Eliminar
  25. http://lperezcerra.blogspot.com/2008/07/motel-madonna-inn-la-estrella-del.html

    ResponderEliminar
  26. Interesantísimo el tema que traes.
    El hombre, o mejor dicho el ser humano frente así mismo.
    Hace falta mirarse en el espejo.
    No digo más nada porque tengo miedo de darme de bruces.

    un abrazo, y besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ser humano enfrentado así mismo puede dar mucho de sí... el hombre kitsch es la versión más banal y engañosa.

      No creo que te des de bruces.

      Besos!!

      Eliminar
  27. El libro tal como lo cuentas, suscita la curiosidad y el interés sin duda. Aunque por otro lado, dan ganas de salir huyendo para no encontrarnos con ciertos personajes. (jeje).
    Qué gustazo Laura con estos temazos que nos traes por aquí.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que te gustaría. Es muy sugerente y hace pensar, algo que valoro siempre.

      Esos personajillos, lejos lejos...

      Besos!!

      Eliminar
  28. Me gusta mucho Kundera, la visión que nos va acercando en sus novelas de sus propias ideas sin que nos demos cuenta me parece una de sus grandes virtudes.
    No me había acercado a este libro, me lo apunto para unirlo a La broma.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el trasfondo intelectual de Kundera es muy interesante y este libro de ensayos lo muestra.

      Besos y bienvenido por esta casa.

      Eliminar
  29. Lo apunto, desde luego. He leído un comentario anterior y veo que acabas de terminar el mismo libro que yo: "Diarios de Invierno". Muy curioso, estupendamente escrito, una biografía a impulsos narrativos. Nunca me defrauda Paul Auster.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me ha encantado "Diarios...", me gusta mucho Auster. Hay libros más logrados que otros pero nunca defrauda.

      Besos!!

      Eliminar
  30. me encanta que le hayas dedicado el post a Kundera. en La insoportable levedad del ser, una de mis novelas favoritas (mi novela) le dedica un capítulo completo al kitsch.
    no sé si aún hoy sabrúa reconocer cuando algo es kistch. ...hasta leer la novela solamente tenía una imagen estereotipada del concepto.

    un abrazo,
    y gracias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto el aprecio por "La insoportable levedad del ser". La verdad es que no siempre es fácil, hay rasgos, es difícil encontrar un hombre Kistch all completo... pero........... pienso en personas jajaja...

      Un abrazo!!

      Eliminar
  31. De Kundera me lo he leído, y me lo seguiré leyendo todo.
    El arte de la novela, lo leí cuando escribí la tesina sobre Cervantes.
    Pero es un libro casi de cabecera. Yo lo recomiendo siempre.
    Y lo impongo como lectura en las clases de literatura.

    Besos, Laura.

    ResponderEliminar
  32. Yo no he leído todo, ni mucho menos... pero siempre que he leído algo suyo me ha interesado. "El arte de la novela" me ha parecido inmensamente sugerente y profundo en sus reflexiones.

    ¿Hiciste la Tesis también sobre Cervantes?

    Cuando estaba preparando la tesina (sobre la huelga de 1917), aprobé las opos y no tuve que hacerla, así que articulé la Tesis a partir de la Huelga... Trabajé el periodo 1916-1923, sindicalismo y conflictos sociales :)

    Besos!!

    ResponderEliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...