lunes, 23 de marzo de 2020

Pierre Michon, Vidas minúsculas

No sé cómo es que he tardado tanto en leer a Michon. Supongo que tiene que ver con un equívoco: pensaba que Michon era norteamericano y que era de esos escritores complicados y pesados tipo DeLillo (que tampoco he leído y que igual estoy tan equivocada como con Michon). Y ahí se hubiera quedado en la estantería de no ser por el acuerdo al que llegué con Marcelo Z. de hacer otra de nuestras lecturas (interoceánicas) conjuntas. Descartamos algunos otros libros y, al final, fue Michon. Así que mi sorpresa fue agradable al ver que era sencillo y agradable de leer. 


Os invito a visitar su blog, Libros en Estéreo (haz clic y te llevo)  que siempre es placentero de leer y encontraréis su manera de sintetizar nuestra lectura conjunta. 

Utilizo mucho el término genealogía que vendría a explicar cómo nuestros antepasados, familia o no, pueden explicar lo que somos hoy. Me parece que Michon construye esa genealogía. Describe la rutina del campesinado pobre de pequeños pueblos franceses con una vida repetitiva y aburrida. Son vidas minúsculas de personajes pobres, el patriarcado está bien instalado, las mujeres están ahí, Michon las trata bastante bien pero no cuentan en las decisiones importantes. Estoy convencida que el alcohol es una constante en esa genealogía familiar y, quizás, trastornos mentales que también aparecen. La consanguinidad en medios cerrados también debía ayudar. Las relaciones de pareja suelen ser desastrosas en la novela y es más benevolente con las mujeres que con los hombres. 

Las historias que tejen la novela son historias irrelevantes, minúsculas, historias que no entrarían nunca en la Historia con mayúscula por su pequeñez. Sin embargo, otra cosa es la literatura, ahí esas vidas minúsculas nos resumen la «verdad» de la naturaleza humana (aunque quizás muy localizada en ese medio rural en el que se desarrollan).

Una novela excelente, dan muchas ganas de seguir leyendo su obra.

10 comentarios:

  1. A mí ni me sonaba el autor... Y a mí estas vidas minúsculas, irrelevantes, como dices, me interesan mucho. Tomo buena nota.
    Besotes!!!
    PD: ¿Qué escuchas ahora?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy recomendable esta novela, creo que te gustará.
      Pues no sé que me pasa con toda esta historia que estamos viviendo que apenas escucho música. Ahora que lo dices la echo en falta... Ya pondré algo...

      Besos!!

      Eliminar
  2. Cada vez me atrae mas lo pequeño,lo sencillo. Lo vacío,lo solitario. Lo he encontrado en algunas peliculas como Patterson o Whisky. Quizá en este libro. Además te confesaré que soy un poco afrancesado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Prueba a ver con Michon, es posible que encuentres lo que te gusta.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. De acuerdo a los que dices yo lo relacionaría con la literatura rusa clásica , León Tostói o Fiodor Dostoievsky donde tambien se relata lo intrascendente con una gran relevancia de lo conductual , la naturaleza humana de los campesinos rusos , me interesa la novela a la que haces referencia , un abrazo y cuídate mucho.

    ResponderEliminar
  4. Como sabes, te agradezco nuevamente la propuesta de compartir la lectura de este libro de Michon; para mi, entre lo más granado de las letras francesas, junto a Pascal Quignard.
    Has sintetizado magníficamente tu mirada en esta reseña; la que yo conocía a través de nuestro intercambio.
    Pensaba en tu soberbio aporte del concepto académico sobre 'genealogía', algo que para los profanos como yo jamás hemos tenido en cuenta y, sin embargo, está tan presente en esta (re)construcción.
    Ojalá uno fuera tan sincero como Michon a la hora de explicarse sin trampas quién es y cómo llegó hasta aquí.
    Un placer leerte y compartir las lecturas.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Cuando una lectora tan sagaz como tú, Laura, se refiere a una novela como excelente, uno ya está tardando en apuntarla, aunque lo cierto es que ya leí el comentario de Marcelo, y la unión de vuestros análisis nos da una visión ideal de lo que supone este trabajo de Michon, además me gusta eso de "vidas minúsculas", y comparto la apreciación que te deja Marcelo arriba, en cuanto a resaltar la relevancia que tiene aquí el concepto de "genealogía".
    Un fuerte abrazo, y cuídate!

    ResponderEliminar
  6. "mi sorpresa fue agradable al ver que era sencillo y agradable de leer..."

    Pues no es poco, amiga. Me lo anoto. Tus palabras animas a ello

    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  7. DeLillo es un pelma, ya te lo adelanto yo.
    A Michon no lo conozco, y me parece un reto a nivel de escritura narrar historias sencillas sin aburrir al lector o resultar intrascendente

    ResponderEliminar
  8. A menudo apetece la sencillez, me lo anoto, aunque recientemente he cambiado de piso y me he dado cuenta de que tengo algunas lecturas pendientes y estoy aprovechando el momento.

    ResponderEliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...