jueves, 8 de junio de 2017

WOLFGANG HILDESHEIMER, Tynset.

Leer Tynset ha sido para mí como subir a una montaña rusa, de pronto había fragmentos de esta extraña historia que me parecían una maravilla y los leía con ansia, como de pronto bajaba en caída libre en el aburrimiento y no acababa de entender de qué hablaba el protagonista. Siendo una novela breve (cerca de 200 páginas) se me ha hecho eterna, el momento no era bueno porque he tenido (y tengo) mucho trabajo y me ha invadido el nerviosismo y el mal dormir (como al protagonista). 



¿De qué trata Tynset

Trata de la narración en primera persona de un hombre mayor que no puede dormir, es una especie de monólogo que dura una noche de vigilia.
¿Dónde estoy entonces? ¿Dónde? Aquí, en ninguna parte. Ninguna parte, el único lugar donde puedo respirar, libre, desprendido de todo, sin que nada me importune más que el clima (47-48). 
El insomne vive en un caserón ubicado no se sabe dónde pero relativamente cerca de Noruega, de Tynset, la ciudad a la que quiere ir. Comparte el caserón con una criada muy religiosa y borracha, llamada Celestina, que una noche de melopea lo confunde con Dios (una de las escenas más divertidas de la novela). En el largo monólogo caben muchos recuerdos reales e inventados. 

Hay quien va mucho más lejos e interpreta que el caserón es un espacio psíquico y el paseo nocturno una alegoría de la conciencia culpable por la memoria colectiva respecto a la Shoah. Yo no he apreciado esta posible lectura, bien es cierto que la gran cantidad de historias que cuenta abre muchas posibilidades interpretativas.

¿Y qué simboliza Tynset? 

La ciudad noruega es el espacio de la huida, la única salida posible a la pesadilla de las noches insomnes. Cuando acaba la novela sabemos si esa posibilidad de fuga es factible o no, tendrán que descubrirlo leyendo la novela.
(…) Tynset no suena a mito, aunque Röros sí. Si no hubiera visto la fotografía, entonces, al ver este nombre, me habría imaginado una isla en cuya playa habría nacido de la espuma la amada de un dios, quien hace ya mucho tiempo que habría vuelto a convertirse en espuma, consumida en su ansia de inmortalidad (21).
¿Suben a la montaña o prefieren quedarse en tierra?

27 comentarios:

  1. Ufff si dices que se hace eterna prefiero quedarme sin leerla,y además ya tengo yo bastante insomnio...
    Ahora mismo,sin ir más lejos...jjajajajaj

    Besos y buena semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comprendo que no atraiga a los insomnes, cuyas causas seguro que se deben a otros motivos.

      Buen fin de semana y un abrazo.

      Eliminar
  2. Pues esta vez lo dejo pasar. Aunque sí, incluso en estas obras que nos cuentas, se pueden rescatar fragmentos buenísimos.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela interesante, pero con altibajos.

      Besos.

      Eliminar

  3. Uy... pues como que no...
    Teniendo tantos otros que prometen tanto... me parece que paso.

    Por cierto... a la planta en cuestión le han salido flores por fin! ;)

    A las puertas ya del finde... que lo disfrutes todo lo que puedas y te dejen!

    Besos y cálido abrazo bajo una enorme tormenta (justo en estos momentos)!!

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego es un libro extraño que no me ha acabado de convencer porque se extravía en algunos momentos, o eso me parece a mi.

      Qué bien, yo tengo ahora un cactus que parecía petrificado y que va a echar dos flores (tengo ganas de verlasss).

      Me encantan las tormentas vistas desde casa :))

      Un enorme abrazo!!

      Eliminar
  4. Cualquier cosa puede ser. A veces, las decisiones que se pueden tomar son todas acertadas. A veces, todas desacertadas.

    Dichoso día (y que el trabajo sea leve).

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, nada nos asegura el acierto.

      Dichoso día también para ti, Ignacio.

      Abrazos.

      Eliminar
  5. Si consiguió desvelarte quizás haya respondido a la expectativas del autor con respecto a sus lectores. Vuelve aparecer la idea del espacio psíquico relacionado con una novela nórdica. Significativo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me desveló su lectura.
      No es exactamente nórdica, el autor es alemán. Pero si la ciudad que da título a la novela, lo del espacio psíquico es muy nórdica.

      Salud!!!

      Eliminar
  6. Acostumbrado a no dormir nada o casi nada durante mucho tiempo, comprendes dos cosas: que el insomnio puede prender dos velas: la del delirio y la de la reflexión cierta, como la del realista o como la del loco ingenuo, conspicuo o certero apuntador que suelta el cerebro a pasear sin guardas o sin guaridas en las que guarecer el impulso de la contención. El problema, saltado a la literatura, es que ambas son confundibles, o iguales, o equidistantes; se interpretan igual, por lo tanto, leer la versión del loco o la del realista o leer la versión cierta o la del delirio son ambas del todo probables y aceptables.

    cuídate de insomnes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por fortuna, no tengo insomnio aunque duermo relativamente poco. Pero lo que dices me recuerda a Goya y sus sueño de la razón que crea monstruos (aunque él iba por otro sitio, o no, ese lema ha sido interpretado de muchas maneras).

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Una lectura un poco densa para acabar el curso, ¿no crees? Leyendo tu reseña me ha venido a la cabeza "El silencio de Goethe" de Antonio Priante, que también se desarrolla a través de un largo monólogo en una de esas noches eternas sin pegar ojo (en realidad la última noche) de Schopenhauer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, debería optar por cosas más ligeras pero me resisto y luego me queda la duda si ha sido una lectura todo lo atenta que debería haber sido.

      No he leído la obra que mencionas y, por ahora, prefiero dejar pasar a los insomnes.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola Laura esta va a ser de las que no me convencen, si ya nos avisas que se hace eterna no me apetece mucho, así que me voy a dedicar a otras muchas lecturas pendientes que tengo.
    Un abrazo y feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los pendientes son una constante en mi vida, creo que no dejaré de tener pendientes nunca :))

      Abrazos!!

      Eliminar
  9. Me parece muy angustioso para un insomne (yo) leer sobre otro. Sobre todo porque suelo leer en la cama.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, lo comprendo Uno. No sabía que también formabas parte de ese club tan particular. Y molesto.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. No me atrae mucho el tema pero por si acaso me decido lo tendre en cuenta, gracia spor la recomendacion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tener en cuenta mi opinión.

      Eliminar
  11. ·.
    Yo soy de los de subir a la montaña, de hecho, lo hago semanalmente. Desde allí el mundo no resulta tan plano.
    Mis noches insomnes no dan para tanto y cuando lo dan, y creo que tengo una gran historia, me despierto en blanco.
    Desde luego, por tus referencia, la novela podría ser divertida.

    un abrazo


    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
  12. No pareces muy convencida de su lectura y, ante ello, sólo puedo responder que soy animal de (vasta, muy vasta) llanura.
    Padecer de insomnio es realmente un castigo; conozco algunos casos en mi entorno que son muy molestos.
    Gracias por tus siempre preclaras líneas.
    Un abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, no he quedado convencida aunque hay momentos de gran brillantez.
      También conozco gente con insomnio y la verdad es que espero que no me ocurra nunca porque lo pasan mal, no poder descansar bien tiene una influencia negativa en todo.

      No sé si son preclaras, en todo caso gracias por confiar en ellas.

      Un fortísimo abrazo.

      Eliminar
  13. Pues yo me quedo en tierra, que si a ti te han dado ataques de aburrimiento yo soy más sensible todavía. Y el asunto invita al bostezo, la verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nooo, no tanto, pero hay mucho donde elegir.

      Eliminar
  14. Puede ser una gran novela reflexiva,que nos hable de espacios psíquicos.Ahora mismo intentó esquivar el insomnio con tretas varias...añorando suelos fríos y brisa....y siempre me guío por tus recomendaciones,así qué otra vez será...
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El calor es fuente de insomnio, eso seguro...
      Agradecida porque confíes en mis opiniones sobre libros.

      Besos!!

      Eliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...