viernes, 13 de enero de 2017

POESÍA, EMOCIONES PARA 2017

Quiero empezar este año con la emoción que siempre me proporciona la poesía.

Reseño poca poesía, me cuesta mucho hacerlo. Es tan íntima que casi nunca se me ocurre qué comentar o qué resaltar, pero en mi mesita de noche siempre hay un libro de poemas que, a veces, se eterniza allí porque leo poco a poco y releo los poemas que me han gustado una y otra vez. Este es el caso de este libro de dos poetas que se encuentran entre mis favoritas, especialmente la Tsvetáieva.




ANNA AJMÁTOVA

Le gustaban tres cosas en la vida:
pavos reales blancos, canciones al atardecer,
y desgastados mapas de América.
Detestaba el lloriqueo de los niños,
confitura de frambuesa para el té
y la histeria femenina...

     Y yo era su mujer...

MARINA TSVETÁIEVA

¡Feliz Año Nuevo! ¡Feliz luz y mundo nuevo, refugio,
reino nuevo feliz! Para ti, esa primera carta
en tu nuevo lugar -no de verdes praderas
de flores esmaltadas, sino de honda resonancia clamorosa
como una hueca torre de Eolo-. Para ti,
esta primera carta, escrita desde tu patria
-donde gimo sin ti- que es ya hoy
sólo una entre las estrellas... Leyes
de separación y retirada, que convierten
también en una más a la amada y devuelven
a la inexistencia lo mejor.

(fragmento del poema ¡Por el Año Nuevo!).

Poesía para construir buenos augurios que nos sean beneficiosos en el 2017.


24 comentarios:

  1. Hola Laura

    Yo prefiero a Ajmátova, disentimos :); pero no es una sensación de esas que rebasan muros, porque es cierto que algunas veces, como para que no vea Anna, abro por detrás el libro y me detengo en Marina, para poder leer la “ilusión” de vida, que me parece brilla por todo el libro, aún a pesar de esa mezcla de tristeza que pesa en casi todos sus poemas, como si quisiera espantar la tristeza a base , a golpes, de letras, de versos, pero, muchas veces esa pelea la pierde. Pero Anna, ¡Ay Anna! Es una poeta casi de la estirpe de Alonso Quijano, pero para ella los molinos son reales, pero pelea, entre la más perfecta lucidez de la que lo ven claro por encima de lo que los digan los demás (en este caso, de lo que condenen, investiguen, crean, encarcelen..). Ella es la más brillante estrella, por que luce, porque alumbra, en todo ese mundo oscuro que va apareciendo en sus escritos, solo ella la hace espacio habitable.
    Como te dije, este libro me produce tristeza, toda la tristeza del mundo, toda se abate sobre los escritos, los versos, y me llena completamente, invadiendo todo mi espacio, llenándolo de nieve silenciosa y amenazante, que cubre todo de blanco, solo lo negro de los lápices, los escritos de Marina y Anna, parecen que la derriten...

    un abrazo grande
    cuídate

    ResponderEliminar
  2. Brillante mujer, L Aura, hoy te dejo
    humeante esta taza de café:

    Un trece entre cenizas en la taza
    un trece en este viernes y un café
    temprano, en este tiempo, viernes trece
    manciatto, lentamente, perezoso
    el negro más intenso, ennegreciendo
    la piel de esa ambrosía que embriaga
    asciende y desciende en espiral
    cual canto de mujer con son cubano.

    El tiempo va creciendo y decreciendo,
    con tiempo, recreándose en compás;
    los límites de tiempo, tan humanos,
    no saben dónde vienen, dónde van,
    subiendo por los aires sin confines,
    trazando con el humo espirales
    con párpados cerrados, degustando
    por dentro, y bebiendo sorbo a sorbo...

    Agustín imagina que ha visto
    la noche en una playa contemplando,
    testigo imaginario que va viendo,
    a un niño atareado en plena acción.
    Y si eso ha imaginado es que lo ha visto,
    y viéndolo va viéndose a sí mismo
    que crea y que recrea y se recrea
    despacio, poco a poco en el café.

    Dicen esas historias más antiguas
    que un santo se detuvo frente a un niño,
    mirando arrebatado al inocente
    dispuesto a recoger con una pala
    el agua y la sal de todo el mar...
    Benditos inocentes reincidiendo,
    habiendo imaginado previamente,
    habiendo predispuesto, imaginado,
    imaginado, dispuesto y practicado,
    heridas en la arena, en la arena,
    un agujero negro cual la noche,
    ese agujero negro condensando
    la inmensidad del agua y de la tierra,
    la densidad del aire y el calor,
    la arcilla de contrarios renovada:
    crear de nuevo el mundo y verterlo,
    beberlo en una taza de café...

    Viernes, 13 de enero de 2017

    ResponderEliminar
  3. Tengo que reconocer que leo poca poesía aparte de clásicos para mis clases. Y eso tengo que ir cambiándolo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hermosos, ciertamente, Laura. Yo también las releo sin cesar.

    Abrazos de Año Nuevo.

    Ignacio

    ResponderEliminar
  5. Dos poetas que no conocía. Y es que poca poesía de fuera leo, tengo que reconocerlo. Y ponerle remedio. Me han gustado tus elecciones.
    Y también soy de releer mis poemas favoritos. Siempre se disfrutan, siempre se saca algo nuevo.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y me cuelo otra vez por aquí para dejarte un enlace, porque parece que hoy os habéis confabulado para que lea a Marina. Y porque creo que te va a gustar esta entrada de Lorena: http://elpaxaruverde.blogspot.com/2017/01/ella-marina-la-elegida.html
      Más besotes!!!

      Eliminar
  6. ¿Tu?...Yo si que no se que decir nunca ante una poesía. Las clasifico en dos grandes grupos: las que me gustan y las que no. Pero no me preguntes por qué las sitúo en uno u en otro grupo. Estas me gustan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Solo conozco de estas autoras, LOCUCIONES DE LA SIBILA de Marina Ivánova Tsvietáieva. Se trata, como indica su título, de frases cortas, tipo aforismos y tal. Tengo una especial pasión por las frases breves con mucho contenido...

    Te muestro alguna: "Solo te enamoras de lo ajeno, lo familiar lo amas", "Para estar en completa armonía con una persona es necesario no depender de ella", "Tomo y ofrezco por igual: a ciegas, tan indiferente hacia la mano que ofre ce como hacia la mía que recibe"

    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Vaya casualidad, precisamente un blog que sigo (El paxaru verde, de Lorena http://elpaxaruverde.blogspot.com.es/) ha dedicado un extenso post a Marina Tsvietáieva. Me gusta la poesía, pero últimamente no logro centrarme, su lectura requiere de mi una concentración que no siempre consigo. Aparte de que la prefiero en mi lengua, donde el poema conserva toda su sonoridad. No sé, pero el primer poema contiene cierto desencanto. Me la anoto, para futuras lecturas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. No he leído a ninguna de las dos; las tendré en cuenta.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Hola Laura

    De jovencillo tuve una novia entusiasmada con la poesía de Becquer … en resumidas cuentas, fui como un rayo a la librería y me compré el primer ejemplar que vi de Rimas y Leyendas, me lo leí de arriba hacia abajo, de derecha a izquierda, de izquierda a derecha y no sé que más, creo que me aprendí casi todos los poemas… y lo nuestro se acabó, pero mi relación con la poesía, con muchos altibajos, se mantuvo.

    En los últimos tres o cuatro años he vuelto a leer poesía, después de marginarla algunos más.
    También la reservo para la noche, esa hora bruja, cuando los párpados se cierran lentamente, atrapando con ellos las últimas palabras, y liberarlas en el sueño.

    Necesito el contrapunto lector de la poesía, es estimulante.

    A finales del verano leí algo de Nazim Hikmet (1901-1963), interesantísimo poeta turco, activista comunista, admirado por los poetas republicanos españoles, y encarcelado buena parte de su vida. Fue un librillo de inquietante título; “Duro oficio el exilio”. (yo lo leí en "El Bardo Colección de Poesía").

    Te dejo con este fragmento, a cambio de los tuyos. Esto lo escribe tras una década sin ver a su mujer e hijo pequeño, el gobierno turco se lo prohibió mientras estaba preso.

    Cien años han pasado sin ver tu cara
    enlazar tu cintura
    detenerme en tus ojos
    preguntar a tu clarividencia
    acercarme al calor de tu vientre.
    Hace cien años que en una ciudad
    una mujer me espera.

    Estábamos en la misma rama, en la misma rama.
    Caímos de la misma rama, nos separamos.
    Cien años nos separan
    cien años de camino.

    Hace cien años que en la penumbra
    corro detrás de ella.


    Julio de 1959

    ResponderEliminar
  11. Y que otra cosa nos puede deparar la poesía que no sean "Buenos augurios"

    ...la mirada de esta mujer poeta abarca épocas de tránsito: entre dos siglos, dos revoluciones y dos guerras. Es testigo de convulsiones profundas, tanto en el ámbito artístico como político y social. Y su obra tiene siempre una relación con sus experiencias vitales, porque su mirada poética establece un vínculo con el sufrimiento de su pueblo, antes y después de la caída de los zares. Es la trágica voz de la memoria de su pueblo. En sus escritos autobiográficos, que no llegó a terminar, escribe las siguientes palabras en 1965, un año antes de su muerte, en las que es de admirar la serenidad con la que es capaz de hablar desde la distancia de su vejez:

    Nunca he dejado de escribir poesía. Significa para mí un vínculo con el tiempo, con la nueva vida de mi pueblo. Escribirla me permitió vivir al compás de los mismos ritmos que resonaban en la heroica historia de mi país. Me siento feliz de haber vivido estos años y haber sido testigo de acontecimientos sin parangón en la historia...

    Julia Manzano


    La musa

    Cuando en la noche oscura espero su llegada,
    Se me antoja que todo pende de un hilo.
    ¿Qué valen los honores, la libertad incluso,
    cuando ella acude presta y toca el caramillo?
    Mira, ¡ahí viene! Ella se echa a un lado el velo
    Y se me queda mirando larga y fijamente. Yo digo:
    "¿Has sido tú la que le dictó a Dante las páginas sobre el infierno?"
    Y ella responde: "Yo soy aquella."

    Ana Ajmatova


    Besos Laura

    Versión de María Teresa León

    ResponderEliminar
  12. ...resonancia honda y clamorosa como torre hueca de Eolo!!! La poesía precedida por la música es la única dimensión donde realmente podemos llegar a ser. Es sin la menor duda la facultad humana fuente de donde se derivan todas las demás. "Poéticamente el ser humano habita el mundo". Hay una inmensa diferencia entre quienes han sido creados por un dios poeta y quienes todavía no lo son, jajajajajajajajajajaja. La poesía al arrojarnos con toda nuestra desnudez a la ternura de la inocencia nos otorga la libertad de decir y actuar lo que siempre ha estado dicho y está por decirse y hacerse. Es un silencio sentido a placer!!!
    ¿Qué es la poesía?

    Llegó con tres heridas:

    la del amor,

    la de la muerte,

    la de la vida.

    Miguel Hernández.

    En este eterno reinvertarse y volver a nacer sucesivamente que mejor hacerlo desde la auténtica verdad del verso.

    Primigenios besos allá donde la locura y el entusiasmo nos revuelve en un marasmo de algazaras!!! jajajajajajajajajajajaja

    ResponderEliminar

  13. Una buena forma de comenzar el año... ;)
    Algo he leído de la primera y de algunos otr@s poetas que a lo largo de los comentarios aparecen; de la segunda, no.
    Yo soy muy 'anarca' a la hora de leer poesía... definitivamente la tengo que sentir, que 'me toque'... y que me inspire...

    Besos y cálido abrazo plenos de poesía!!!

    :)

    PD: Me he visto en tu lateral... :O
    No sé yo si esas palabras mías pueden ser calificadas de poesía, eh... :S
    Me da apuro, oye! :P :D

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. PD2: Pero tb me siento halagada... gracias por tenerme en cuenta y por tu aprecio y estima!! ;)

      Eliminar
  14. Buen augurio empezar el año con versos. Me quedo con Tsvetaieva, que la cruda realidad no empañe tus ansias de vida.

    ResponderEliminar

  15. Mejor no me lo podías haber dicho. Me pasa exactamente lo mismo. Ante la poesía, nunca sé que decir. Solo sentir y es, en muchas ocasiones, muy difícil explicar lo que se siente... o no se quiere explicar por no desnudar el alma.

    un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
  16. Me gusta la poesia porque tiene el encanto de lo pequeño, aunque a la postre resulte tantas veces dificil e inaccesible... En ella se concentra todo de tal modo que despues de leer poesia se me hace pesadisimo leer novela... Tengo que dejar un tiempo de reposo

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  17. Tengo que releer más poesía. Y ANNA AJMÁTOVA ,me ha cautivado.

    "Le gustaban tres cosas en la vida:
    pavos reales blancos, canciones al atardecer,
    y desgastados". Mil gracias.
    Bsssss

    ResponderEliminar
  18. Lo maravilloso de la literatura es que, sin mediar avisos entre nos, decidiéramos transitar los mismos caminos literarios, U-to.
    En este Año Ruso que me he planteado, Ajmátova ya ha hecho acto de presencia. Tsvietaieva dependerá de las posibilidades locales.
    Gracias por regalarnos el don de la poesía.
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  19. Hola U-TOPÍA, la poesía el arte menor más grande que existe....si los poetas gobernaran el mundo..
    Gracias por la reseña...disfruta del día...besos poéticos..

    ResponderEliminar
  20. Poesía para construir buenos augurios ... nada mejor que eso, gracias por estas dos preciosidades, sobre todo la primera. Yo te dejo ... un segundo .. Una de Victo Hugo que me gusta mucho

    TE DESEO

    Te deseo primero que ames,

    y que amando, también seas amado.

    Y que, de no ser así, seas breve en olvidar

    y que después de olvidar, no guardes rencores.

    Deseo, pues, que no sea así, pero que sí es,

    sepas ser sin desesperar.

    Te deseo también que tengas amigos,

    y que, incluso malos e inconsecuentes

    sean valientes y fieles, y que por lo menos

    haya uno en quien confiar sin dudar.

    Y porque la vida es así,

    te deseo también que tengas enemigos.

    Ni muchos ni pocos, en la medida exacta,

    para que, algunas veces, te cuestiones

    tus propias certezas. Y que entre ellos,

    haya por lo menos uno que sea justo,

    para que no te sientas demasiado seguro.

    Te deseo además que seas útil,

    más no insustituible.

    Y que en los momentos malos,

    cuando no quede más nada,

    esa utilidad sea suficiente

    para mantenerte en pie.

    Igualmente, te deseo que seas tolerante,

    no con los que se equivocan poco,

    porque eso es fácil, sino con los que

    se equivocan mucho e irremediablemente,

    y que haciendo buen uso de esa tolerancia,

    sirvas de ejemplo a otros.

    Te deseo que siendo joven no

    madures demasiado de prisa,

    y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer,

    y que siendo viejo no te dediques al desespero.

    Porque cada edad tiene su placer

    y su dolor y es necesario dejar

    que fluyan entre nosotros.

    Te deseo de paso que seas triste.

    No todo el año, sino apenas un día.

    Pero que en ese día descubras

    que la risa diaria es buena, que la risa

    habitual es sosa y la risa constante es malsana.

    Te deseo que descubras,

    con urgencia máxima, por encima

    y a pesar de todo, que existen,

    y que te rodean, seres oprimidos,

    tratados con injusticia y personas infelices.

    Te deseo que acaricies un perro,

    alimentes a un pájaro y oigas a un jilguero

    erguir triunfante su canto matinal,

    porque de esta manera,

    sentirás bien por nada.

    Deseo también que plantes una semilla,

    por más minúscula que sea, y la

    acompañes en su crecimiento,

    para que descubras de cuantas vidas

    está hecho un árbol.

    Te deseo, además, que tengas dinero,

    porque es necesario ser práctico,

    Y que por lo menos una vez

    por año pongas algo de ese dinero

    frente a ti y digas: “Esto es mío”.

    sólo para que quede claro

    quién es el dueño de quién.

    Te deseo también que ninguno

    de tus defectos muera, pero que si

    muere alguno, puedas llorar

    sin lamentarte y sufrir sin sentirte culpable.

    Te deseo por fin que, siendo hombre,

    tengas una buena mujer, y que siendo

    mujer, tengas un buen hombre,

    mañana y al día siguiente, y que cuando

    estén exhaustos y sonrientes,

    hablen sobre amor para recomenzar.

    Si todas estas cosas llegaran a pasar,

    no tengo más nada que desearte.


    Muchos besos LAURA!



    ResponderEliminar
  21. Me he tomado la licencia de no intervenir dado lo que me cuesta hablar de poesía. Os agradezco enormemente vuestros comentarios y vuestros poemas a quienes los habéis dejado.

    Imposible que este inicio de año en U-TOPÍA no venga acompañado de buenos momentos, felices comentarios, buen ambiente alrededor de los libros y todo ello acompañado siempre por un té o café y algún chupito para quien quiera entonarse (al menos en invierno).

    Abrazos y mil gracias.

    ResponderEliminar
  22. ¡¡Qué bellas poesías!! Son el lenguaje que más expresa...porque lleva con contenido no verbal,...y parece que se siente y se posa en el alma...como una pluma, como diría Emily Dickinson.
    Un beso grande y felices momentos 2017

    ResponderEliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...