viernes, 5 de agosto de 2016

PENELOPE FITZGERALD, La librería

Su pequeña historia previa 

Había leído El inicio de la primavera, hace cinco años y me había olvidado de la autora por completo. Me la recordó la revista de literatura Turia con un interesante artículo y me pareció oportuno leer otra de sus obras. Dado lo que me gustan los libros y las librerías, opté por esta obra. 
En primer lugar, y para despejar dudas, no estamos ante una novela de esas que se publican para que piquemos aquellas personas que nos gustan los libros, entre otras cosas porque está escrita en 1978, mucho antes de la moda que nos invade en la actualidad sobre este tipo de literatura. 



Su autora 

Penelope Fitzgerald (Lincoln 1916- Londres 2000) es una escritora muy peculiar puesto que escribió su primera novela con sesenta años. Empezó tarde pero a partir de ahí no paró: autora de nueve novelas, tres biografías, cuentos, ensayos, poemas y reseñas literarias, ganó el Booker en 1979 con su tercera novela, A la deriva, aunque ya había sido finalista con La librería y volvería a serlo con dos más. Se hizo mundialmente famosa con La flor azul, novela con la que gano en EUA, el ‘National Book Critics’ Circle Award, cuando ya tenía 80 años. A Fitzgerald se la considera legítima heredera de Jane Austen de cuya literatura fue siempre una acérrima defensora. 


La novela

En La librería, la autora describe con precisión la idiosincrasia de un pequeño pueblo costero de Suffolk que en 1959 ve como Florence Green abre una pequeña librería (y biblioteca). Las fuerzas vivas se oponen a tal aventura porque tenían otros planes para el lugar que Florence, Old House, había comprado para ello. Aun cuando cuenta con algunos apoyos, los poderes fácticos la acorralaran hasta que logran que la librería se cierre y Florence se marche de la localidad. 
He explicado la historia porque en realidad en sí misma es bastante insustancial, sin embargo la autora, que escribe cada una de sus obras convirtiéndolas en una pieza única, tiene un estilo al narrar que convierte un tema común en algo especial. 
En La librería, la imposibilidad del entendimiento humano se convierte en el centro de la obra junto con la construcción de personajes que no parecen pertenecer a la sociedad en la que viven como el Sr. Brundish, único defensor, entre las fuerzas vivas, con el que contará Florence. 
La autora tiene una gran facilidad para explicar, con pocas pinceladas, detalles certeros de los personajes y de la historia que narra. La propia escritora inventó un término para describir su género: “tragifarsa”. En efecto, mezcla con gran habilidad lo trágico con lo burlesco en sus historias, por ejemplo cuando describe a la propia Florence en la página 10: 
Era pequeña de aspecto, delgada y huesuda, un poco insignificante vista desde delante y completamente insignificante por detrás. 
Aunque su literatura es realista, propone al lector un pacto para creer en la fantasía, en esta obra con la existencia de un poltergeist caprichoso que vive en Old House y del que no os cuento nada más. 

Un párrafo que me ha gustado hace referencia a la opinión que le da el Sr. Brundish sobre Lolita de Nobokov: 
Es un buen libro y, por lo tanto, debería intentar vendérselo a los habitantes de Hardborough. No lo entenderán, pero será mejor así. Entender las cosas hace que la mente se vuelva perezosa (120). 
Me costó captar el humor de Penelope Fitzgerald, por eso una parte de la novela la leí con cierta distracción.

32 comentarios:

  1. Hola Laura

    Leí esa novela hace como año y medio. No es que me produjera un fulgurante amor, pero sí la encontré entretenida, y la leí a pesar de que tenía, por aquella época, cierto resquemor por la literatura inglesa -ya sabes malas experiencias-.
    He ido a leer lo que escribí -que ya no recuerdo- y lo más curioso que se me ocurrió fue esto: "...Y aunque pudiera parecer que la autora sólo utiliza la ironía -que lo hace en abundancia- lo que refleja es un mundo triste, desesperanzado, corto de miras y apático".

    No tuve mi más brillante día :):)
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy bastante de acuerdo con lo que escribiste sobre la novela, se lee, aporta aspectos que hacen pensar pero, desde mi punto de vista, no acaba de deslumbrar.

      Abrazo grande!!

      Eliminar
  2. A pesar de que la vida, si lo pensamos un poco, es bella, lo cierto es que vivimos en un mundo que está invadido por la tristeza... Quizás la única manera de superarlo, en lo posible, es a través de ciertas dosis de lucidez e ironia...

    Un abrazo, amiga... Tomo nota...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo Ildefonso, nada como la lucidez y el humor para afrontar ciertas situaciones que la vida nos plantea (sin buscarlas).

      Abrazos!!

      Eliminar
  3. "Era pequeña de aspecto, delgada y huesuda, un poco insignificante vista desde delante y completamente insignificante por detrás." Dicho en buen cubano, sería algo así como: Planchadita por delante y por detrás.

    De esta autora leí hace tiempo El inicio de la primavera... Una historia que se sitúa en el Moscu de antes de la revolución bolchevique.

    Como que le gustaban mucho estos temas... Creo que es una lastima que haya empezado a escribir tan grande. Creo que andaba pasadita de los 50 años cuando le publicaron su primera novela.


    Como siempre un placer leerte.

    Carlos Alberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja... así sería Carlos Alberto... planchadita, poquita cosa, pero que bien dicho ¿verdad?
      Igual que yo, también leí esa primera novela. Empezó tarde pero le cundió mucho.

      Un placer volverte a "ver" por mi casa.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  4. Interesante reseña, me gustó el término "tragifarsa"...y haciendo alusión al último párrafo, creo que aún hay lectores que no entienden el mensaje de "Lolita" jajaja.

    Besos y regalo:


    Los libros son parte de la vida interior de cada ser humano. Tener un libro al lado de la cama es tener un amigo, un consejo y un apoyo seguros. Además, leer nos forja un universo que, a su vez, nos ayuda a enfrentar al universo y la vida cotidiana que a veces es muy dura.
    Los libros nos ayudan a soportar la muerte, porque a otros se les ha muerto, antes que a uno, un ser querido. Los libros nos ayudan a soportar la enfermedad. Los libros son contraveneno, contra… el abandono, el desamor."

    Elena Poniatowska

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La autora hace mucha broma con este libro de Nabokov, seguro que te gustaría.

      Me gusta tanto este fragmento de Poniatowska, que no puedo dejar de ofrecerte este otro de Charles Dantzig:

      Todo se liberó. Leí. Leí y me pareció ver la luz. Solo duró un instante. Lo que había visto y percibido eran sobre todo las luces, en el sentido dieciochesco del término. ¿Para qué leer? Para ser menos obtuso, perder los prejuicios, comprender. ¿Para qué leer? Para comprender a los obtusos, a los que tienen prejuicios y les gusta no comprender. La oscuridad es útil para conocer.

      Un gran abrazo!! [y gracias por este fragmento que guardo ahora mismo]

      Eliminar
  5. Lo tengo apuntado y espero leerlo algún día...
    Veo que estás leyendo a Elena Ferrante: yo estoy con el segundo. Ya nos contarás qué te parece.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ya lo acabé de leer, ya te contaré mis impresiones, pero creo que leeré el segundo.

      Abrazo!!

      Eliminar

  6. Lo tengo en espera...

    Me quedo con el último párrafo y en especial, con esta frase:
    "Entender las cosas hace que la mente se vuelva perezosa (120)."

    Ya contarás tb de los libros de 'Elena Ferrante'...

    Besos, petons, muxus y un cálido abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que no hay nada como enfrentarte a un texto, situación o sentimiento que no sea fácil de entender para que la mente espabile.

      ¿Has leído a Elena Ferrante?

      Besos, petons, muxus y abrazos.

      Eliminar
  7. Hola Laura
    Te agradezco tu reseña. Yo soy de esos lectores que disfrutan (creo) tanto de la trama como de la construcción de los personajes. Así que si esta autora está en esta línea (tú la has parangonado con Jane Austen), hay que darle una oportunidad. Y ese humor tan british, a mí me divierte. Así que pienso que voy a casar bien con ella.
    Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que sí que encajas con esta lectura, no sé decirte exactamente los motivos pero me parece que es así. Y no es triste exactamente puesto que la protagonista se enfrenta a la situación y revoluciona el pueblo.

      Abrazos!!

      Eliminar
  8. Pues te iba leyendo y me iba acordando, aunque supongo que no tiene mucho que ver, de aquella película Chocolat donde Lasse Hallström, ese gran director, nos habla de las dificultades de penetrar esos mundos oscuros de los pueblos de la larga tradición donde las novedades, una chocolatería o una librería, parece que podrían desmembrar el tejido social que debe ser muy poderoso si se mantiene incólume a lo largo de tantos años.

    Un abrazo caluroso en agosto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí tiene relación porque habla justamente de eso, la dificultad de cualquier novedad porque siempre es mirada con recelo y suspicacia. Vamos, el sitio ideal para vivir yo :))

      Otro abrazo agosterano!!

      Eliminar
  9. Había leído ya algo acerca de la autora, y existen posibilidades de encontrar alguno de sus títulos por aquí, lo que facilita su lectura.
    Yendo al libro, parece una novela entretenida, sin grandes aspiraciones. Como para intercalar con lecturas más demandantes. Lo apunto.
    Gracias por esta reseña, U-to.
    Un abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo veo yo, aunque hay opiniones que ponen a la autora por las nubes, no es el tipo de literatura que más me emociona, demasiado british para mi gusto.

      Gracias a ti por venir por esta casa. Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  10. Hace que se vuelva perezosa...me gusta esa frase...aunque hay que canalizarla bien..un abrazo desde Murcia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, hay que canalizarla bien.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  11. Me la descubres, Laura, y, según suele sucede, me intranquiliza.

    Besos blancos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por qué te intranquiliza?

      Besos lilas :))

      Eliminar
  12. Yo que huyo de la trascendencia agradezco mucho ese humor de fondo. Seguro que disfruto de la tragifarsa.
    Gracias, un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te gusta si te gusta el humor británico (por cierto, hay muchos británico que no tiene ni pizca de humor, más bien lo contrario ¿no te parece?).

      Abrazos!!

      Eliminar
  13. Hola, buena biografía de esa escritora, quien inició con sus escritos a los 60, ¡vaya! nunca es tarde, así dicen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rogelio,

      Como bien dices, parece que para escribir, nunca es tarde si la calidad existe.

      Eliminar
  14. Un placer visitarte porque así tengo idea de muchos libros que no conozco, mismamente como el de ahora. En esta época estoy hipnotizada por P. Modiano, todo lo que cae en mis manos me parece genial; también acabo de empezar un novela de Wilkie Collins (La mujer de blanco), del que tampoco había leído nada.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto tu gusto por Modiano, he leído algunas de sus novelas destacando entre las que he leído Dora Bruder, supongo que la has leído. Tengo a la espera la Trilogía de la Ocupación.

      Me encantó La mujer de blanco, pero creo que ya no he leído nada más de Collins.

      Un gran abrazo!!

      Eliminar
  15. Con cierta distracción dice; Si tiene un francotirador en cada ojo.

    Reconozco que suelo perder atención en las descripciones largas de paisajes y olores.
    Incluso me suelo dristraer también si leo en la piscina o playa...
    Soy mal lector.
    Me dará unas clases signorina? Prometo prestarle toda mi atenzione.
    muas
    S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja.... qué gracioso eres... un francotirador en cada ojo!!

      Claro que sí, empezaremos hoy diciendo que este no lo leas de momento. Mejor otras posibilidades (por cierto, he empezado a leer la primera novela de Elena Ferrante y creo que era buena recomendación para tu regalo).

      Besos!!

      Eliminar
  16. La buscaré porque me apasionan los escritores tardíos, me dan esperanza.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribes muy bien y tus historias (y poemas) enganchan. Así que adelante, que vales mucho.

      Un beso.

      Eliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...