viernes, 4 de marzo de 2016

CARLA GUELFENBEIN, Contigo en la distancia

Esta novela no tenía historia detrás pero su lectura la construyó…

Llevaba mucho tiempo leyendo “novelas sin ficción”. Tengo que confesar que he caído rendida en este tipo de literatura y que me ha costado elegir una novela de ficción clásica. Por suerte, tuve el acierto de elegir entre diversas posibilidades que tenía en mis estanterías de pendientes la novela de esta escritora chilena. Pero no eran solo las “novelas sin ficción” las que retenían mi gusto por la ficción, he de añadir a este tipo de literatura, el bucle de lecturas en el que estoy instalada desde hace ya un par de años sobre los acontecimientos históricos sucedidos en la década de 1930 y hasta 1945, con especial interés por comprender e indagar en lo sucedido en la llamada “guerra civil europea”. Ese interés por comprender el aspecto histórico pero también indagar en la naturaleza (¿alma?) humana me ha conducido a los ensayos, la filosofía y los testimonios. Y por ahí sigo, quién sabe hasta cuándo.
Todos estos “inconvenientes” han tironeado de mí alejándome de la ficción, sin embargo Contigo en la distancia me ha absorbido y me ha hecho disfrutar mucho. Solo por ese motivo estoy contando esta historia que su lectura ha contribuido a construir sin que existiera previamente.


¿Una novela de amor e intriga?
Así aparece catalogada en la contraportada. Es un buen anzuelo si la historia tiene calidad en cuanto a la trama, sus personajes están bien construidos y el estilo está cuidado y es eficaz a la hora de contarnos la historia.
La autora ha sabido construir varias historias de amor, enigmas que nos atrapan y varios personajes de gran personalidad, especialmente la protagonista, Vera Sigall, alrededor de la cual giran el resto de personajes: Horacio, su pareja durante unos años; su hijo Julián; Daniel, un joven que intima con ella cuando Vera es ya una famosa y anciana escritora; la extraña y peculiar Emilia que investiga la obra de Vera; y otros personajes menores que aportan su grano de arena.
Carla Guelfenbein escribe bien y construye una novela en la que todas las historias se entremezclan con pericia para crear interés por saber cómo se resuelve la intriga.

La trama y el título…
El evocador título, que evoca amores imposibles, está basado en una canción de César Portillo de la Luz,Contigo en la distancia.

La trama está dividida en tres partes de la que la más extensa es la segunda. En la primera parte se presenta a casi todos los personajes importantes y su relación con Vera, el accidente que la dejará inconsciente y conectada mecánicamente. La segunda parte retrocede en el tiempo y, a través de Horacio conocemos su relación con Vera y su influencia en la obra literaria de este. La posibilidad de que el accidente de Vera sea provocado le añade misterio a los acontecimientos, concluye con su muerte sin llegar a despertar. En esta parte cobra relevancia la relación entre Daniel y Emilia. En la última parte sabemos que el relato de Horacio es un manuscrito enviado a Emilia y que venía desgranándose desde el inicio de la segunda parte. En esta parte se resuelven los enigmas construidos en las dos partes anteriores y que no desvelaré.
Una sorpresa personal que ha impedido que no me haya alejado mucho de mi bucle es que Vera es judía y sobrevuela en algunos momentos el horror de lo ocurrido en el Holocausto. He podido saber también que existe una placa en el boulevard de Grenelle nº 8, en París, dedicada a los 13.152 judíos  que sacados de sus casas en julio de 1942 fueron llevados al Velódromo de Invierno y enviados a Auschwitz. He visitado muchas veces París, la ciudad europea que conozco mejor, sin embargo no conocía esta placa, pero la visitaré sin duda alguna en el próximo viaje.


La protagonista…
Uno de los atractivos de esta novela es la protagonista, Vera Sigall:
Sus ojos eran escrutadores, alertas, pero a la vez indiferentes, casi crueles. Contemplaba a sus interlocutores, y luego pasaba la mirada por el césped, por los álamos, el cielo y los pájaros graznando a lo lejos. Tenía la nariz prominente y fina, pómulos salientes, labios gruesos en una boca ancha, ojos rasgados y felinos (…). Poseía una de esas bellezas llamativas, que en una mujer menos misteriosa no me habría causado curiosidad  (88).
Sabemos al final de la novela, en los Agradecimientos, que la vida de Clarice Lispector está entretejida en esta novela con la de Vera Sigall y con la mía (353). Esta referencia me recordó la descripción que hice de esta escritora cuando comenté una de sus obras.

El personaje de Vera está lleno de misterio, atractivo, riqueza de matices, inteligencia, creatividad y valentía. Todos estos elementos hacen que los demás personajes pivoten alrededor de su personalidad pese a que sabemos de ella por su pasado al quedar en coma tras el accidente.

Mis fragmentos favoritos:

Sobre el nombre:
Recordé lo que tú decías. Que al pronunciar un nombre, unos hilos invisibles nos unen a la persona que nombramos (159).
Sobre la felicidad:
Pensé que la felicidad llega por los caminos más extraños. A su propio aire. No hay forma de convocarla, ni esperarla. Puede aparecer, como no hacerlo nunca (163).
Sobre los recuerdos:
Ya lo enunciaban los griegos: la memoria se ancla a los lugares para poder sobrevivir. Sitios que el alma crea para poder guardar sus recuerdos (337).

Una buena novela.


46 comentarios:


  1. Jaja esta me la sé ;) Descubrí a Carla Guelfenbein con una novela mucho más intimista que esta “Nadar desnudas" con esa prosa cálida y sugerente que te atrapa - si no la has leído apúntatela porque te gustará - no sé si más que esta, pero seguro que tanto y como lo has contado taaan bien, no puedo decir nada más, solo que el misterio en esta novela es sólo una excusa para adentrarse en los recovecos psicológicos de los personajes y en esos mundos propios de cada uno de ellos ( es lo que más me gusta de la autora, su especialidad ;-) y q si Vera es al personaje en torno al cual gira toda la trama, cuando terminé el libro me quedé con la sensación de que todo él estaba escrito para y por Emilia. Ese personaje diminuto que se lo come todo ¿ no te parece? ;)

    Muchos besos y muy feliz finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer que fui a una de mis librerías favoritas busqué Nadar desnudas pero no la tenían. Pero ahí seguirá en la libreta hasta que la encuentre.

      Ambos personajes son extraordinarios y además tienen un nexo de unión (y ahí lo dejamos), sin embargo me atrae más Vera y me sigue pareciendo que es el núcleo sobre el que pilotan los demás.

      Besos y feliz semana!!

      Eliminar
  2. Es una buena novela. Lo único que puedo reprocharle es que todos los protagonistas parezcan hablar de la misma manera, son diferencias de estilo, lo cual hace que la narración parezca un poco plana. Pero eso no la descalifica de ninguna manera a mis ojos. Disfruté mucho de su lectura. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pensando en tu afirmación, sobre que los protagonistas hablan de la misma manera, creo que tienes razón. Sin embargo no me llamó la atención mientras leía la novela.
      Gracias por el descubrimiento.

      Besos!!

      Eliminar
  3. No conocía ni el libro ni a la autora. Me ha llamado la atención. No sé si terminaré leyéndolo, que ya no sé por dónde empezar con todo lo pendiente...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo perfectamente, lo malo es que sigo incrementándolo, ayer me traje cinco obras más (ayyy!!!!).
      Besos!!

      Eliminar
  4. Hola Laura,

    Tengo el libro en la lista desde hace un tiempo ya e incluso lo tuve entre las manos, pero a último momento cambié de opinión; ahora lo lamento porque es la primera reseña que leo para él y me gusta lo que has contado, así que veré si puedo hacerme pronto con él.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaa Aglaia,

      Eso de tener en la mano libros que acabas dejando porque ya has cogido muchos y alguno hay que dejar, me pasa cada dos por tres (ayer mismo, que cargué con cinco, dejé por lo menos otros tanto con pena y dolor de corazón :))

      Besos!!

      Eliminar
  5. Entre tú y María me habéis convencido para apuntarla.
    Gracias!

    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que te atrapa, es una buena novela.

      Besos y buena semana!!

      Eliminar

  6. No he leído aún nada de esta escritora pero, casualidad de casualidades, tengo este libro apuntado en mi lista de pdtes. hace bastante tiempo por una intuición... qué bueno que de vez en cuando me funcione bien... :))

    Después de leer tu reseña con la que coinciden 'María' y otros comentaristas, tal vez adelante su lectura...
    Creo que sí, que lo haré en cuanto lo tenga a tiro! ;)

    Besos, petons, muxus y fuerte y cálido abrazo!!!!
    Buen (y frío parece) fin de semana!!

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedes desatender la intuición y si le sumamos dos buenas opiniones, nadaaaa a buscarla cuanto antes :)

      He tenido de todo el fin de semana: frío, lluvia, calor (me he recorrido unos cuantos kilómetros).

      Buenísima semana, querida X, muchos abrazos!!

      Eliminar
  7. Me sorprende la 'sintonía'. Acabo de leer algo de esta autora y comparto contigo en que he leído una buena novela. Tus líneas refuerzan mi intención de leer toda su obra -que anda dando vueltas por aquí-. Eso sí... lentamente; no desearía ahitarme.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero leer pronto tu reseña, deduzco que no es esta la novela leída, así que tendré otra propuesta para seguir sus pasos. Ya te he contado alguna vez que algún autor/a me los "comido" completos, más de joven que ahora, pero recientemente fue Joyce. Sin embargo no es el caso de Guelfenbein, aunque me ha encantado esta obra.

      Un beso grande y buena semana!!

      Eliminar
  8. Me ha encantado la reseña y especialmente uno de los fragmentos que destacas "Recordé lo que tú decías. Que al pronunciar un nombre, unos hilos invisibles nos unen a la persona que nombramos"
    Creo que la buscaré para leerla.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te guste tanto como a mi y a algunos de los comentaristas que también la han alabado. El nombre siempre despierta en nosotros a la persona nombrada de forma intensa.

      Saludos!!

      Eliminar
  9. Sigo admirando esa capacidad tuya para extraer de las novelas que lees todos los matices que nos trasladas en tus reseñas... yo carezco de tal capacidad ¡ya me gustaría tenerla, ya!

    Valoro mucho tus reseñas por la valiosa información que contienen acerca de los libros objeto de las mismas...

    Gracias. Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! Pero tú tienes otras capacidades maravillosas, como escribir versos, algo de lo que yo carezco.

      Abrazos!!

      Eliminar
  10. Debe ser inevitable que entre tantas mentiras que contiene un relato, de cuando en vez se deslice un granito de verdad que sirva de armazón para sostener en pie la trama, me la apunto. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pepita de verdad pura??

      Jamás diría mentiras, es ficción sustentada en lo universal del ser humano, si una novela no me resulta creíble en ese sentido, la descarto con cajas destempladas, aquí lo he hecho en más de una ocasión.

      Un beso!!

      Eliminar
    2. ¡Una pepita de verdad pura! Un beso.

      Eliminar
  11. Tomo nota de tu propuesta y también de la de María. De las frases que citas, me quedo con la última: "la memoria se ancla a los lugares para poder sobrevivir. Sitios que el alma crea para poder guardar sus recuerdos". Y eso que lucho contra todo conato de recuerdos que provoquen nostalgias...

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé de tu lucha, te lo he oído alguna vez, coincido en evitar la nostalgia, pero la memoria se ancla y no siempre se puede evitar. Por eso me gustó la frase, la encuentro muy acertada.

      Abrazos!!

      Eliminar
  12. En la Kabaláh se da mucha importancia a los nombres, ya que no sólo sirven como un método de identificación, sino también como una conexión espiritual entre el nombre y la persona que lo lleva... Cuando alguien está grave, se le agrega un nuevo nombre en el rezo, porque en vista de que el nombre es el canal de vitalidad entre el alma y el cuerpo, el cambio de nombre abrirá un nuevo canal de vida que transformará la situación del enfermo.

    Tomo nota del libro, me gustó tu reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué revelador es lo que nos dejas aquí cuando hablas de el nombre como nexo espiritual y que enternecedor buscar ese otro camino para luchar contra la enfermedad, dando otro nombre a la persona.

      Gracias y un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  13. Cuando dices "novelas de no ficción" supongo que te refieres a relatos con tono ensayistico y que retratan momentos, personajes y situaciones más o menos reales sin llegar a eso para mí tan falso llamado la novela histórica. También son novelas de no ficción las obras de metaliteratura al estilo de Vila-Matas, Bolaños, Agustín Fernández Mallo etc... Falsas biografías, recuento de experiencias literarias y guiños al lector con referencias a otras obras anteriores, a la publicidad y a cuestiones del mundo actual. Todas ellas desafíando a las reglas de la novelistica decimonónica aunque no duden recuperar las esencias de la vieja literatura de Cervantes, Montaigne, Rabelais, Sterne etc.. donde los diferentes géneros literarios se entremezclaban en la misma narración sin tener que ser exclusivos.
    Son libros interesantes y cada vez más predominantes pero a veces uno echa de menos las viejas narraciones con sus planteamientos claros, su nudo bien definido y sus satisfactorio y consolador desenlace. Si "Contigo en la distancia", enorme bolero, consigue hay motivos más que suficientes para tenerla en cuenta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Krapp, ¿te puedes creer que la novela que le siguió a esta, y por recomendación tuya, fue la obra que tenía de Vila-Matas? Enseguida me percaté de que había vuelto de nuevo a la "novela de no ficción" por su contenido metaliterario y que no hay manera de escapar porque ahora estoy leyendo a Pavese y su El oficio de vivir. Estoy tan atrapada que estoy pensando en preparar una acción contundente y desembarcar en la novela negra que tengo muy abandonada.

      Si acabas leyéndola ya dirás que te parece.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  14. Me ha encantado esa frase inicial "Esta novela no tenía historia detrás pero su lectura la construyó…". Siempre hay historias, al principio, durante o después...

    Y está claro que los libros nos eligen a nosotros y no al revés, y prueba de ello es que cuando creías que te alejabas de tu bucle lector, una inesperada conexión te devolvió a él :)

    Yo alterno ficción, no ficción, narrativa, poesía... sin pudor, la verdad.

    Guelfenbein es una (más) de las autoras pendientes. No llegamos a todo :( Pero se intenta :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los libros son capaces de generar "historias", conexiones y muchas cosas más que ambas sabemos puesto que la pasión lectora nos arrebata.

      Me alegra "verte" de nuevo Ana.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  15. Hola Laura.
    Como ya expresé, la laxitud de mi ánimo me va llevando de un terreno literario a otro, ese eclecticismo para abordar los libros responde, para mí, a la propia realidad que siempre está mutando, me gusta recorrer una amplia gama de colores, me estimula. Así que es bueno tomar distancias, literariamente hablando, de vez en cuando.
    En tu reseña me he cruzado con el nombre de Clarice Lispector... y ahí se me dilatan las pupilas igual que cuando escrutas en la oscuridad, pues Clarice es un señuelo irresistible para mí. El elenco de personajes que nos muestras parece que no tienen desperdicio.
    Estaré ojo avizor.
    Buen comienzo de semana y abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También me dejo llevar por lo que me apetece en cuanto a la lectura, procuro no poner barreras al deseo y nunca me marco planes lectores (solo faltaría, bastantes obligaciones tengo en la vida).

      Lispector es también para mi un reclamo, solo que en esta ocasión no lo supe hasta que leí la novela.

      Buena semana, buen 8 de marzo y abrazos!!

      Eliminar
  16. Le tengo echado el ojo desde hace tiempo y tu entrada me lo ha recordado.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupendo!! A ver si te gusta cuando lo leas.

      Abrazos!!

      Eliminar
  17. Boa tarde, não sendo eu um leitor e apreciador de romances, tenho a certeza que conforme a sua bela apresentação do mesmo, este tem que ser excelente.
    AG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te gusta la novela, esta te gustará seguro.
      Bom dia e um abraço!!

      Eliminar
  18. Yo cada vez doy más importancia a la construcción de los personajes en una novela, y la prota de ésta parece interesante. Gracias por la recomendación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concuerdo contigo que una buena construcción de los personajes es fundamental para que la novela funcione. La trama es un elemento también importante, pero esta se puede desestructurar o plantear de maneras diferentes.

      Salud-os!!

      Eliminar

  19. Estupenda reseña. Es algo que siempre saber hacer bien.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué amable eres, gracias!!

      Un abrazo!

      Eliminar
    2. No lo llames amabilidad cuando solo es reconocimiento.

      Eliminar
  20. Interesante la obra, y su protagonisma, y tu reseña, que nos acerca a ella... Gran verdad es lo del nombre, lo da la magia de la palabra aplicada al nombre de una persona...

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece increíble lo del nombre, pero doy fe que es así, por eso me alegró encontrarlo en la novela.

      Abrazos!!

      Eliminar
  21. No he leído nada de esta autora (me reconozco con carencias sensibles en lo que llamas novela de ficción).

    Miraré en la biblioteca del barrio a ver qué tienen de ella.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, dudo que tengas carencias en lectura, simplemente has orientado tus pasos a aquello que te interesa más. Todos/as hacemos lo mismo.

      Abrazos!!

      Eliminar
  22. Los fragmentos que has escogido ya me dicen mucho. Creo que puede gustarme.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que así sea si la acabas leyendo.

      Un abrazo!

      Eliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...