viernes, 15 de mayo de 2015

JEANETTE WINTERSON, El Powerbook.

De nuevo el entusiasmo de Ana, del blog Lo que leo lo cuento, me condujo a otra obra de Winterson. La novela, de 284 páginas, lleva como título el nombre dado por Apple a un ordenador portátil que lanzo en 1992 y que fue mejorándose con nuevos modelos a partir de entonces. Estamos ante una novela en la que el mundo virtual, alrededor del ordenador, se convierte en un instrumento que facilita las posibilidades del mundo real y la ficción.


Sobre la autora ya hablé brevemente en la reseña que hice de La niña del faro.

El Powerbook (2004) se basa en el cruce de mensajes entre dos personas que ocultan su verdadera personalidad, y así queda reflejado en la agilidad de los diálogos rápidos al modo de los foros de internautas. Ali, del que ni siquiera sabemos su sexo, se dedica a vender historias a la medida de quien se lo pide a través del ciberespacio.
Por eso pesco con una red de arrastre en mi pantalla, como un pescador de perlas, buscándote, tratando de ver más allá del disfraz. Supongo que he estado buscándonos toda mi vida (78).
Ali, que forma parte de la historia, es capaz de trasladarse a otros lugares y épocas (Lanzarote y Gineba, una chica capturada por piratas, un escalador del Everest, Francesca de Rímini en Dante o en Bocaccio, etc) con el objetivo de reflexionar sobre el amor y la pasión, elemento fundamental para que el amor alcance su verdadera dimensión:
Cuanto más dócil es mi amor, más lejos está del amor. En la ferocidad, en el calor, en el deseo, en el riesgo, encuentro algo de la naturaleza del amor. En mi deseo por ti, ardo a la temperatura adecuada para caminar sobre el fuego del amor (p. 219).
La autora escribe desde la sensibilidad y, por ese motivo, la poesía parece fluir con facilidad convirtiendo toda la narración en una excursión placentera por sus palabras y sus historias.
¿Por qué pareces escribirme para que yo pueda leerme? (p. 130).
(…) porque una historia es una cuerda floja entre dos mundos (p. 141).
Aunque hay muchos otros temas presentes en la novela: el paso del tiempo o el cruce entre realidad y ficción. Este último nos conduce a un tema debatido desde hace cientos de años, hace dos mil cuatrocientos años Gorgias, citado por Plutarco, dijo:
La poesía [es decir la ficción] es un engaño, en el que quien engaña es más honesto que quien no engaña, y quien se deja engañar más sabio que quien no se deja engañar.

La literatura es una forma socialmente aceptable de narcisismo y Winterson crea y recrea su mundo personal a través de sus historias, quién se siente cercano a ellas se siente cautivado sin remedio. Y dicho esto, aunque sus temas me interesan, sus maneras me alejan de su obra, no conecto con su forma de narrar discontinua y sin hilo argumental e, incluso, con sus personajes.

47 comentarios:

  1. Después de "La niña del faro" tengo ganas de leer más de Winterson pero temo que me deje perpleja y desubicada, como lo hizo con el final de esa novela.
    Veo que estás leyendo a Milosz. ¿Narrativa o poesía? Para mí fue sobre todo un poeta grandioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, esta autora, para mi, es capaz de lo mejor pero, si no de lo peor, si de aspectos que no me convencen, especialmente en la forma de narrar. Me resulta desigual.

      Leo el libro que señalo. Me está encantando. Investigaré este finde sobre su poesía, a ver si encuentro algo interesante. ¿Alguna sugerencia?

      Eliminar
    2. Leí a Milosz en original, o sea en polaco. De hecho se leen algunas de sus poesías en el instituto. Me consta que hay una traducción de una selección de sus poemas en castellano porque lo vi en el internet. Seguramente también está traducido "Zniewolony umysl"- algo como "La mente cautiva". Y "El valle de la Issa". Muy recomendable.

      Eliminar
    3. Gracias, apunto tus sugerencias y pronto me haré con alguna de estas obras.

      Eliminar
  2. Ana tiene la habilidad de hacer que todas las novelas que nos enseña nos resulten aunque sea un poquito atractivas. Pero lo de Jeanette Winterson ya es exagerado jeje Yo creo que terminaré leyendo a esta autora por su culpa, aunque lo que cuentas de "El powerbook" me hace pensar que no empezaré por esta novela.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, sin que nos oiga, Ana es una estupenda narradora de sus lecturas.

      Me gustó más La niña del faro, solo he leído estas dos.

      Besos!!

      Eliminar
  3. Tiene buen aspecto... Si hay algo que me atrae es la prosa que se manifiesta impregnada de poesia...

    Un abrazo, amiga, y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Winterson tiene fragmentos, en ese sentido, gloriosos.

      Igualmente Ildefonso. Un abrazo!!

      Eliminar
  4. Que tal Laura.
    De Jeanette Winterson tengo un libro, “Simetrías viscerales”. Antes de acomodarlo en mi estantería leí las dos primeras páginas, como suelo hacer con la mayoría de autores que apenas conozco, a modo de cata vinícola para apreciar en los primeros matices lo que me pueda esperar, y no me dejó mal sabor de boca, ya veremos como acaba el asunto cuando me decida, si en vino peleón o en un buen Rivera. Por cierto, el verano pasado compré en la Cuesta de Moyano (Madrid), “El valle de Issa” del autor que estás leyendo, Czeslaw Milosz. Este “caldo” con todo el tiempo que lleva madurando en la madera de mi librería, seguro que ha adquirido “buen cuerpo”, se le nota la prestancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre Winterson, para mi un vino con notas de Rivera pero con un regusto que no me acaba de convencer sin ser "peleón".
      Milosz es otro tema, muy recomendable, alguna comentarista recomienda esa obra que tienes madurando.

      Ojalá no desapareciera el 15M pero me temo que ha desaparecido tironeado por unos y otros que se consideran herederos/as.

      Eliminar
  5. Solamente he leído Oranges Are not the Only Fruit (lo siento, no sé si el título en español sería literal) y me cautivó. A pesar de ser un debut me pareció una novela fantásticamente construida y bien narrada. Y tengo muchas ganas de continuar. Supongo que no seguiré con este que comentas. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo descartes si te gustó el primero.

      Abrazo!!

      Eliminar
  6. Qué genial es Ana, siempre con buenas recomendaciones. Me gusta lo que cuentas de este título, en especial lo que te ha inspirado, que me parece es súper importante. Lo voy a tener muy en cuenta, gracias por la recomendación.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, da gusto leer sus reseñas.

      Besos.

      Eliminar
  7. Ah, pues fíjate que para mi en todo caso es al contrario, me gustan más su formas que lo que me cuenta, claro que al ir deshilado es un poco caótico, como dices por ahí, se disfruta a fragmentos, eso sí me gusta pero tampoco comulgo al cien por cien con ella.
    De tu pregunta sobre el orden, se pueden leer independientes los Elling, es verdad que uno sucede al otro (en una institución primero, cuando salen después) pero son distintos, el primero es más el mundo interior de Elling, en tres momentos puntuales, el otro es una sola historia (la de adaptarse a vivir en un piso con su amigo). La publicación ahora está siendo progresiva pero antes (en otra editorial) se publicó exclusivamente el segundo como "Elling".
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me genera la impresión que no resuelve bien ese modo fragmentario. No me disgusta nada esa forma narrativa, puedo hablarte de mi casi adoración por Joyce, pero debe afinar bien para que nada chirríe cuando todos los "instrumentos" van entrando en escena.

      Gracias por la recomendación de los Elling.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  8. Laura, me sumo también a la felicitación por el 15M. Vi a jóvenes y viejos gritar con una sola voz y fue emocionante, ojalá no se extinga ese espíritu colectivo.

    ResponderEliminar
  9. Como cometí la osadia de conocer a esta autora entre las páginas de La niña del faro.Otra acertada recomendación tuya. En la que me parece que prevalece la sinceridad y la originalidad del tema, resultan las obras posteriores, algo más insulsas, me quedo con algunos pasajes que me resultan impactantes en especial. Estas noches dejo los lentes sobre La Carga mientras vigilo sueños. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que te gustó esa "niña del faro", más que a mi incluso, y si no recuerdo mal has leído algo más de ella ¿no?

      Vigilante de sueños, una buena metáfora.

      Besos!!

      Eliminar
  10. Winterson es una excelente narradora -al menos, en 'La niña...'-. Quizás, habiendo leído ése, hemos puesto la vara lo suficientemente alta y no podemos pretender que un autor mantenga la misma intensidad en todas sus obras.
    Tengo otros títulos para degustar más adelante, parafraseando a Paco.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, mi impresión es menos entusiasta pero no desisto de leer más obras suyas.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  11. "La niña del faro", resultó para mi una belleza...ésta reseña de El Powerbook tiene unos fragmentos preciosos muy poéticos, aunque el título no me atrape, pero sé muy bien que no hay que juzgar por las apariencias.

    Te dejo un abrazo Laura.

    PD: Imposible olvidar a B.B. King, nos queda su mágica viola* y mientras escuchemos su música seguira entre nosotros.
    Con toda seguridad estará tomándo unos tragos con nuestro querido Pappo.
    Chau Maestro!


    REGALO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es también una novela muy lírica. Es cierto, el título tampoco me resulta atractivo a mi.

      Imposible olvidarlo, estupendo enlace Adriana. Gracias!!

      Abrazos!!

      Eliminar
  12. :) A mí hay que filtrarme, ya sabes. No puedo evitar leer de forma personal, lo que leo siempre me cuenta algo a mí, a lo que yo estoy viviendo, y Winterson hasta ahora parece que me cuenta a mi, como si me conociera, eso inevitablemente me subyuga y me fascina a la vez. Y el cómo.

    Son las formas una de las cosas que más me gustan de Winterson, o quizá la ausencia de ellas, esa falta de estructura narrativa y contar historias así casi como pasan por el pensamiento, en ese desorden de lo onírico o pensado. Su estilo no es fácil, no es académico, en cierta forma esa rebeldía y su capacidad para contar historias a su manera, sensible, me tienen en la posición de fan de ella. Qué le voy a hacer :)

    Eso sí. La niña del faro seguirá siendo el libro que esté para mí por encima de todos.

    Así entre tú y yo. Tuve oportunidad de hablar con Redel, el editor de Impedimenta, y le encantaría publicar algo de Winterson en Impedimenta. Winterson e Impedimenta juntos. Puedo morir :)

    Cojo un té y me voy al lateral. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le decía a Marilú, no me desagrada el narrar sin un hilo cronológico, hay muchos autores que montan excelentes puzles (por ejemplo Auster, uno de mis favoritos), ya no digamos el gran Joyce que inventó el pensamiento interior expresado de forma espasmódica tal cual pensamos casi siempre.
      Sin embargo, Winterson me parece que no lo resuelve bien o como mínimo, con dos obras leídas de ella, tengo reparos y "peros". Seguiré leyéndola y ya veremos.

      Pues sí, muy buena noticia esa unión de autora y editorial.

      Abrazos!!

      Pdt: creo que queda claro que a mi me gusta tu forma apasionada de leer.

      Eliminar

  13. Esta escritora sigue en mi lista de pdtes.
    Ahora le añadiré otro *

    Buen finde!!
    15 M-Petonets!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas listas kilométricas, jajajaja La mía es tremenda también.

      15 M SALUD-OS Y ABRAZOS!!!

      Eliminar
  14. A mí también me atrajo su reseña y, de hecho, lo tengo anotado en mi lista de pendientes. Sin embargo, tras leerte me he quedado un poco descolocada. Supongo que tendré que leerlo para poder opinar.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, es la mejor manera de salir de dudas.

      Abrazo!!

      Eliminar
  15. Una reseña corta pero muy condensada, con todos los cabos atados, esa escritura de los sentidos, la ambigüedad sexual, caracteres típicos de la magnífica autora y el tono más innovador de esta. Soy muy fan. Tengo la impresión de que te tenía que contestar a algo pero ahora no me acuerdo.

    Magníiiiifica también Ilona Knoplwr. Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que andáis por aquí un grupo fanwinterson :)

      Pues no caigo yo tampoco, creo que no hay nada pendiente.

      Besos!!

      Eliminar
  16. ¡Hola! No conocía este libro. Seguramente lo leeré porque me llamó mucho la atención. ¡Saludos y felices lecturas! Administradores Espectros Literarios.♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias y bienvenidos!!

      Felices lecturas.

      Eliminar
  17. En el 2003 escribí una novela en trece capítulos diferentes unos y otros y en el que combinaba diferentes puntos de vista: un planing de investigación científica, un, email, sms y varios textos a la manera de los foros de Internet. Quedó en el almacén de los objetos abandonados.
    Hay gente muy ilusionada con los cambios que provocará la eclosión de la red tanto para escritores y lectores. Incluso sostienen que va a moldear y cambiar la forma de comportamiento de nuestra mente. Tengo mis dudas aunque no niego los efectos de la tecnología sobre nuestro pensamiento y atención. A casi todos nos cuesta más mantener la atención en un texto y quizás por ahí se quiebre la visión de la literatura tal como la concebimos en la actualidad. Es lógico que lo aprendido en Internet deje su huella en escritores sensibles al mundo que les toca vivir.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡UNA NOVELA!!! Me levanto el sombrero y te hago la ola.

      De momento no me ha afectado en cuanto a la atención en los textos porque no veo TV, ni series, apenas escucho la radio, poco cine... mi única distracción son los blogs que en la actualidad he reducido a lo controlable. No por ello niego la huella del mundo virtual, al contrario, y tiene lógica que se refleje en la literatura como en esta obra.

      Abrazo!!

      Eliminar
  18. Hola Laura..no he leido nada suyo...tomo nota,,un saludo desde Murcia...

    ResponderEliminar
  19. Me dejas indecisa esta vez. Será que estoy espesita... Pero me estabas convenciendo hasta que he llegado al final y he visto las razones por las que no has conectado con este libro. Y me pesan...
    Besotes!!!
    PD: Totalmente imposible de olvidar a B. B. King!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pese al final, mi balance es positivo sin llegar al entusiasmo.
      Imposible, es verdad.

      Besos!!

      Eliminar
  20. Me interesan las posibilidades narrativas que ofrece la realidad virtual que nos rodea, me parece una nueva forma de perspectivismo, aumenta el número de espejos en los que se refleja nuestra vida. Parece interesante la novela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es aunque no me convence completamente.

      Eliminar

  21. Me encanta leerte. Ya sabes, tus reseñas son siempre perfectas.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
  22. POS YA ME LEÍ LA NIÑA DEL FARO Y AHORA VOY A POR ESTE.

    ABRAZOS
    CARLOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No dices si te ha gustado, deduzco que sí puesto que sigues leyendo a la autora.

      Abrazos!!

      Eliminar
  23. Hay estructuras y formas anárquicas de explicarse que confunden al lector/a...pero también son sus herramientas para imaginar y transformar lo que leen. De algún modo, es como si escritor/a y autora escribieran al unísono.
    Leí libros de ella hace mucho...alguno olvidado...pero fue lo que me hizo recordad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, el novelista no solo crea una historia, crea una manera de transmitirla, a veces es tan importante una cosa como la otra e incluso la forma puede predominar sobre el contenido. No me convence la forma en que lo hace la autora, pero no renuncio a seguir leyéndola.

      Un abrazo!!

      Eliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...