viernes, 1 de mayo de 2015

JAVIER CERCAS, El impostor.

Tenía interés por este libro por muchos motivos, su autor me interesa desde que leí  su magnífica novela, Soldados de Salamina (2001), y sus reflexiones políticas y culturales a través de los artículos en la prensa. El impostor me interesaba, además, porque muy de pasada conocí a su protagonista, Enric Marco, y porque quería comprobar cómo Cercas lleva a cabo su pretensión de “novela sin ficción o relato real”.



El impostor (2014) trata, a lo largo de sus 425 páginas, de una persona que finge y engaña. Pero Cercas pretende ir más allá de desvelar la impostura y entender por qué la llevó a cabo. El pensamiento y el arte, dice Cercas, intentan explorar lo que somos revelando nuestra infinita, ambigua y contradictoria variedad, cartografiando así nuestra naturaleza… (p. 20). Marco no era solo fascinante por sí mismo, sino por lo que revelaba de los demás (p. 22).
Me dije que Marco había contado ya suficientes mentiras y que por lo tanto ya no podía llegarse a su verdad a través de la ficción sino sólo a través de la verdad, a través de una novela sin ficción o un relato real, exento de invención y de fantasía, y que intentar construir un relato así con la historia de Marco era una tarea abocada al fracaso (...) (p. 23).
Javier Cercas (1962), escritor y periodista, ejerció como profesor de filología durante bastantes años hasta el éxito logrado con Soldados de Salamina que le permitió dedicarse en exclusiva a ella. Sus obras suelen partir de una pregunta que trata de resolver entremezclando, en mayor o menor grado, hechos reales y ficticios.


El caso de Enric Marco saltó a todas las noticias cuando se descubrió que había mentido sobre su estancia en el campo de concentración alemán de Flossenbürg. Al frente del Amical de Mauthausen había dado cientos de charlas y conferencias representando a esta institución y tomó la palabra ante el Parlamento español en 2005 en una conmemoración del Holocausto. No todo era mentira, como dice Cercas, los buenos mentirosos no solo trafican con mentiras, sino también con verdades.

Marco no hizo sino lo que hizo la mayoría una vez acabada la guerra: (…) cedió, se resignó, dio su brazo a torcer, aceptó la vida bárbara, infame y claustrofóbica impuesta por los vencedores (p. 120). Marco, como la mayoría, dijo sí, mientras una minoría se rebelaba y decía no, por ello era un hombre corriente como tantos otros, nadie está obligado a la heroicidad de decir no. Sin embargo Marco quiso ser considerado y admirado dentro de esa minoría heroica y por eso mintió.

El impostor está dividido en tres partes y un Epílogo. En la primera parte, “La piel de la cebolla”, Cercas reflexiona sobre las muchas dudas que tuvo para escribir la obra.
La segunda parte, “El novelista de sí mismo”, gira alrededor de la mentira, de si la novela es mentira o no, y sobre su intento de realizar una novela sin ficción.
La tercera parte, “El vuelo de Ícaro (o Icaro)”, se extiende sobre las causas por las que pudo colar la impostura de Marco, la relación entre historia y memoria, las justificaciones de Marco y otros aspectos.
Y el Epílogo resulta ser una larga reflexión sobre la rebeldía, saber decir No cuando la mayoría dice Sí, el paralelismo entre Marco y el Quijote, y otros aspectos.
Enric es igual que Don Quijote: no se conformó con vivir una vida mediocre y quiso vivir una vida a lo grande; y, como no la tenía a su alcance, se la inventó (p. 33).

Esta obra no acaba en el caso de Marco sino que hay muchas reflexiones sobre la literatura y el arte, sobre su papel social, sobre la historia, sobre el pasado como dimensión del presente, sobre el significado de kitsch (entendido como mentira narcisista) aplicado al arte, a la historia o a la izquierda actual y sobre muchos aspectos de la transición y de los últimos años de la democracia en España. Una obra excelente que recomiendo.

46 comentarios:

  1. Es una obra que no me atrae a pesar de lo interesante que has hecho su reseña, no sé si influida porque tampoco me gustó demasiado sus "Soldados de Salamina". De todas formas un placer leerte.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Sólo he leído artículos de Cercas, pero nunca una obra completa. Esta me llama mucho la atención y es posible que me anime con ella un día de estos.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La literatura más convencional igual también es buena opción. A mi me gustan bastante sus artículos.

      Abrazo!!

      Eliminar
  3. No me he estrenado aún con Cercas. Cuando lo haga, será con Soldados de Salamina, que por temática, me gusta más que ésta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un excelente novela, te gustará.

      Besos!!

      Eliminar
  4. Como Margari, no me he estrenado aún con Cercas, no me he animado, pero no sabría decirte el motivo. Quizá podría dar un salto con este título ya que te ha gustado tanto. Muchas gracias por la recomendación.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema muy centrado en la realidad española desde la guerra civil hasta ahora. Quizás alguna de sus novelas sería mejor inicio, no sé.

      Besos!!

      Eliminar

  5. No he catado aún a este autor... pero ahora mismo tampoco me atrae mucho...
    Quién sabe... igual algún día...

    Que disfrutes mucho, mucho del puente!!

    Besos y cálido abrazo!!!!

    ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí, igual algún día te apetece.

      Un puente estupendo, acabo de aterrizar como aquel que dice.

      Abrazos inmensos!!

      Eliminar
  6. Aventuro la posibilidad de que Cercas use a Marco para realizar una proyección de su propia impostura intelectual.
    Es un gran narrador sin duda, pero usa la narrativa para reafirmar ciertas verdades que resultan convenientes para los que dirigen el cotarro. Su Anatomía de un Instante es una prueba evidente de ello. Escribe hasta donde se puede escribir sobre el Golpe del 23F sin alejarse de los marcos de la Transición, siendo un fiel representante de la que la ideología oficial quiere que se diga, es decir sin desvelar las tramas ocultas de aquel intento.
    En su su Soldados de Salamina ya había ese intento de unir al falangista bueno con el miliciano bueno bajo esa idea de la conciliación nacional. ¿Conciliar asesinos con víctimas? Muy loable, pero antes deberían cicatrizar las heridas
    Ahora con Marco pretende decirnos entre líneas el sinsentido de la Memoria Histórica y la cantidad de farsantes que se pueden aprovechar de ella. Al menos es más sutil que Rafael Hernando:
    https://www.youtube.com/watch?v=3juI86lfuSQ
    Cercas, el escritor del Régimen del 78, haciendo apología de lo que el Régimen mejor le puede interesar. Menos mal que la farsa se acaba y el invento no da más de sí. Ya inventarán otra cosa.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ficción es eso, ficción. Jamás pienso cuando leo una novela que su tema responda a las ideas políticas del autor. Creo que te equivocas al juzgar así Soldados de Salamina, pero cada cual a su aire.
      No he leído Anatomía... y, por tanto, no me atrevo a opinar al respecto hasta que no lo haga. Por lo mismo considero provisional tu opinión sobre El impostor, cuando lo leas podemos hablar en serio sobre lo que dice de historia, memoria y/o la transición. Eso sí, sobre prejuzgar sin leer, como tú haces, no tengo nada que decir.

      Abrazos.

      Eliminar
    2. Nos parecemos mas de lo que crees, tu tardaste 30 años en leer a Borges por prejuicios ideológicos según tus propias palabras y a mí después de leerlo en sus otras obras importantes no me apetece leerlo por ahora. Si lo defiendes por su discurso antiindependentista te propongo que leas a Gregorio Morán que esta en la misma tesitura, es un estupendo escritor y cuestiona la pantomima política actual.
      Abrazos

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Los hombres están tan convencidos de su propia opinión, o más bien de la falsa certeza que tienen de su opinión, que orgullosamente menosprecian a los demás. De ese orgullo nacen las atrocidades y las persecuciones, pues ninguno quiere seguir soportando a los demás en cuanto no son de su mismo parecer, a pesar de que hoy hay casi tantas opiniones como seres humanos.

      Sebastián Castellio

      Sigues prejuzgando, en este caso a mi que no me conoces de nada. Prejuzgué a Borges en la veintena, pero la edad es un grado, aunque no es infalible. Opino como ese gran humanista, nuestro mundo tiene espacio para muchas verdades y no solo para una, te recomiendo a Stefan Zweig y su Castellio contra Calvino.

      Eliminar
    5. Creo que tanto Castiello como tu misma usáis premisas falsas, aunque no deja de ser un error común. Consiste en la curiosa teoría de creer que se condena a una persona por cuestionar sus opiniones. Llevado a un reduccionismo absoluto nadie se salvaría de la hecatombe ya que las opiniones son tan variadas como las verdades.
      Afirtunamente tú y yo sabemos que podemos discrepar parecido respecto a Cercas y estar de acuerdo en otras muchas como ha ocurrido ya en múltiples ocasiones.

      Eliminar
    6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  7. Confieso que no lo tomé en cuenta porque un par de reseñas lo habían poco menos que defenestrado. Tú eres la única compatriota de Cercas que escribe en su favor y, a sabiendas de tu honestidad y tus conocimientos profesionales, lo volveré a apuntar.
    He leído tanto 'Soldados de Salamina', como 'Anatomía de un instante'. Si bien ambos me gustaron -cada cual con su estilo-, me parecieron un poco aquiescentes con el poder, como si lo que escribía quedaba bien con el relato oficial; pero fue una sensación personal.
    Gracias por tu reseña, U-to.
    Un gran abrazo para ti en este día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu confianza y espero, si lo lees, tu opinión. Solo he leído la novela y me pareció estupenda, no detecté aquiescencia con el poder ya que gobernaba el PP con Aznar y me parece que Cercas está muy lejos de este partido político. No he leído Anatomía..., cosa que espero hacer no tardando mucho.

      Abrazos!!!

      Eliminar
  8. No he leído más que algún artículo de este autor, el tema me parece muy interesante y en cuanto al personaje, recuerdo el dicho: Siempre hay un roto para un descosido. ¿Si hubo un farsante sería porqué prohibieron los estudios históricos al respecto?. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los estudios históricos sobre la guerra civil son los que tienen más publicaciones desde que hay democracia en este país. La impostura de Marco se llevó a cabo durante la transición y la democracia, así que el motivo no puede ser ese. La memoria histórica con finalidades políticas ha dado lugar a muchos disparates,mitos y falsedades que son difíciles de desmontar después desde la perspectiva histórica. Pero yo te recomiendo la lectura de este libro para que veas por dónde va el tema.

      Besos!!

      Eliminar
    2. Me lo apunto entonces, aunque sea para constatar que la mentira resulta rentable. Un beso.

      Eliminar
    3. No es tan claro, ya veremos que constatas tras su lectura.

      Un beso.

      Eliminar
  9. habia escuchado una buena critica de este libro. Pero no lo he leído. Voy a por el

    abrazos
    Carlos

    ResponderEliminar

  10. Conocía el caso que citas pero me encanta leer la crítica literaria que haces. No es lo mismo saberlo por la prensa que filtrado por la visión particular de alguien. Lo dicho. Me gusta.

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, de verdad.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  11. Mmmm, no he leído nada del autor. Conozco Soldados de Salamina aunque según tú describes este libro, creo que es mejor para estrenarme con el autor, es una impresión que me da, ya sabes, nos vamos conociendo, tiene muchos elementos que me gustan, reflexiones sobre el arte, lo kitsch que es lo kitsch jajaja, también el personaje del impostor me atrae. Me lo llevo. Un beso

    Patti Smith cantando Everybody Hurts.... :) dicen que esa es la baada que más hace llorar al género masculino :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que te va a sorprender, pero no me atrevo a asegurar mucho más puesto que es un autor polémico, más admirado fuera de España que dentro.

      No sabía que emociona tanto a los hombres, a mi me parece espléndida y, sí, emocionante.

      Un beso!!

      Eliminar
  12. Pues sí, la tengo en mi Iista. Desde soldados de Salamina a Anatomía de un instante me parece de los autores actuales más interesantes, y tu reseña me ha abierto el apetito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto tu opinión y espero que te interese esta obra, a mi me ha aportado muchos momentos de reflexión.

      Eliminar
  13. Me gustó mucho el libro. Me gustó la imparcialidad, el no cargar tintas contra el protagonista y llenar de reflexiones el libro en las que incluso el autor se puede ver reflejado, como no el lector. No llegando a esa gravedad, sino a las pequeñas gravedades diarias.
    Es una lectura que, además, gana en la conversación que provoca y en el reposo pensado del lector
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue uno de los aspectos interesantes de su lectura, el cambio de percepción sobre Marco que se va produciendo, no solo en Cercas, también en el lector (algo comentado en mi entorno entre las personas que lo hemos leído).
      Me interesa esa manera de contar, sin trampa ni cartón, que utiliza, y hace explícita, Cercas.

      Besos!!

      Eliminar
  14. De Cercas leí El móvil, que me pareció curioso el entramado y quedé con ganas de leer más, porque había leído hace tiempo Soldados de Salamina y me gustó, pero... pero tendré que releerlo. Este que nos trae me llama por la parte de las reflexiones sobre literatura, arte, historia (con las que estaré de acuerdo o no, pero me harán reflexionar).

    Patti Smith, Coltrane, Getz... guau... qué lujazo hoy por tu lateral (gracias).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he leído El móvil, Soldados de Salamina recuerdo que me sorprendió y quedé encantada con ella.

      Me alegra que te guste la música que nos acompaña.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  15. No he leído nada de Javier Cercas porque no me atrae mucho como escritor (supongo que por ignorancia mía) pero en este caso creo que haré una excepción. También seguí este caso cuando salió en la prensa y me resultó curioso y raro el hecho.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son cosas que pasan, a mi me pasa igual con algunos autores, no los leo sin haber ningún motivo para ello. Si alguien me habla de ellos o leo una buena reseña en algún blog amigo, me animo a leerlo y si no es así, pasa el tiempo.

      Un saludo!!

      Eliminar
  16. Igual que algunos de los que han comentado, no me he estrenado con Cercas en su faceta de escritor pero fui asiduo lector de sus artículos cuando leía el País Semanal. El caso de Enric Marco,cuando estaba en el candelero, lógicamente atrajo mi curiosidad . Hay cuestiones que comentas sobre esta obra que me interesan mucho como lector, por ejemplo, la parte de “El novelista de sí mismo” centrada en la mentira, o no, de la novela, me atrae lo que un escritor reconocido pueda decir al respecto. Y que se viertan reflexiones sobre la literatura, el arte y la política para desvelar, en parte, porque somos como somos, es un gran aliciente para mi, ya que me genera debates internos,a partir de aspectos en los que esté de acuerdo más otros en los que disienta. Son esos estímulos intelectuales los que me hacen ser crítico pero ,sobre todo, autocrítico,condiciones indispensables para sopesar tus propias opiniones y, aún más, para escuchar las ajenas y esquivar la tentación de prejuzgar. Me apunto el título. Un saludo Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Considero a Cercas un experto en literatura, sus reflexiones al respecto me recuerdan, salvando la distancia, a las de Kundera y ambos me interesan por ello. Estar de acuerdo o no con sus opiniones es un paso posterior que incluso puede no darse (mis posturas políticas no son las de Cercas), valoro su honestidad al desvelar desde el principio lo que pretende hacer con esta obra alrededor del caso de Marco y los aspectos que apunta sobre el franquismo y la transición que tanto cuestan de aceptar a esa izquierda kitsch que se renueva en nuestro país con tanta facilidad.

      Saludos, Paco.

      Eliminar
  17. Vaya, amiga, ahora precisamente estoy leyendo la primera parte de esta obra...

    Cuando el pasado se inventa, y se vive inventado, no tengo claro si ese pasado inventado llega a ser mas real o no que la vida propia... Estas cosas son muy complejas... La vida no se si es lo que hemos vivido o lo que hemos soñado...

    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. Y cuánto no nos inventamos todos, en mayor o menor medida, cuántas máscaras nos ponemos y quitamos... Marco subió al máximo nivel, desde luego.

      Abrazos!!

      Eliminar
  18. Tomo nota...el título me ha captado...un saludo desde Murcia...

    ResponderEliminar
  19. El último párrafo, sin perjuicio de los que le preceden, me ha llamado mucho la atención...

    No sé, ayer estuve en una "tertulia" literaria en la que estaba el autor de la obra, y la experiencia ha sido un empujoncito más para animarme a leer novela... además esta esta recomendada por ti...

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  20. Conozco bastante la historia real del protagonista de esta novela de Cercas. Lo seguí cuando todavía no era el "impostor" y luego mi curiosidad por el personaje creció cuando se descubrió su farsa.

    Sin embargo no tengo interés en leer la novela de Cercas, ya que es un escritor con el que no conecto, y no tiene que ver con la idología, tampoco tengo la misma ideología que Vargas Llosa y he leído novelas suyas que me han gustado muchísimo.

    Mi problema con Cercas es que no soy capaz de leer ni siquiera sus artículos en prensa. No sé que me pasa con él pero hay algo en cómo narra que me echa para atrás al segundo párrafo.

    ¿No es fascinante la diferente manera que tenemos de percibir el Arte?

    Uno de los autores norteamericanos, Cormac McCarthy , que me dices que te gusta y vas leyendo. A mí me encanta cómo escribe, pero sus historias son tan crudas que me para el corazón mientras lo leo, aunque no puedo dejarlo cuando empiezo.

    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es curioso, sí. No sé, a mi me gusta Cercas como periodista y sus artículos me parecen bastante atinados en general. No he leído más que dos novelas y esta obra, no me considero una entusiasta de Cercas pero encuentro aspectos me interesan en su manera de narrar.

      No hay un lector igual, una mirada identica, una percepción exacta,... es fascinante sin duda.

      Coincidencia plena respecto a Cormac McCarthy.

      Un beso!!

      Eliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...