viernes, 6 de marzo de 2015

JAMES JOYCE, Exilados

GISELE FREUND

En mi locura de leer todo Joyce, me quedaba pendiente esta obra de teatro y su poesía. No me gusta leer teatro, así que no tenía mucha prisa. Un compañero de trabajo, el que me consiguió FW, que sabía que la estaba buscando, me la prestó y enseguida me puse manos a la obra. 

Exilados es una obra breve, en total 134 páginas en las que se incluye una nota del editor al inicio y diversas notas del autor al final. Su título hace referencia a uno de los temas de la obra: el exilio económico y espiritual que afecta a generaciones de irlandeses/as, incluido James Joyce. 

Dice Richard: 
Uno de los problemas más vitales de nuestro país es el de su actitud hacia aquellos de sus hijos que, habiéndolo abandonado en sus horas difíciles, han regresado ahora, la víspera de la tan esperada victoria, tras haber aprendido al fin a amarlo en la soledad y el exilio. Hemos dicho en el exilio, pero hagamos aquí una distinción. Hay un exilio económico y otro espiritual. Están todos aquellos que lo abandonan en busca del pan que el hombre necesita y están esos otros, sus hijos más distinguidos, que se marchan buscando en otras tierras ese alimento del espíritu que mantiene con vida a una nación de seres humanos (p. 104). 
Exilados fue publicada en 1918, cuando Joyce tenía 36 años y se encontraba ya en plena creación de Ulises, quizás ese fue el motivo por el cual en esta obra no profundizó todo lo que hubiera podido, absorbido ya por la segunda. Pese a ello la obra no es tan simple, desde el punto de vista temático y formal, como puede parecer a simple vista y más si tenemos en cuenta cómo elabora y cuida Joyce los detalles. El hecho de que el nombre de los dos personajes masculinos empiece por R y los de las dos mujeres por B, no es casualidad e indica un cuadrilátero emocional que luego está constituido por diversos triángulos. 

Dice Robert: 
Estoy seguro de que ninguna ley humana es sagrada ante el impulso de la pasión (Casi furiosamente) ¿Quién nos hizo para uno solo? Es un crimen para nuestro propio ser. No hay leyes contra los impulsos. Las leyes son para los esclavos (p. 91). 
Los temas de Exilados son similares a los de Ulises: el regreso, la amistad, la infidelidad (los cuernos que dice Joyce). En ambos libros, la atención se centra en el esposo, no en el amante, y en el dilema que ha de enfrentar el marido, más que en el encanto del amante. A través del marido-protagonista, Richard Rowan, Joyce pone en el centro de su trabajo literario su propia personalidad madura. 


Las motivaciones del protagonista son ambiguas, Richard desea que su esposa tenga la misma libertad que él y quisiera que el resultado de tal libertad fuera la fidelidad. La infidelidad de su esposa con su amigo Robert Hand demostraría la imposibilidad de tener lazos auténticos entre amigos. Pero de alguna manera Richard colabora en la infidelidad de su esposa y por eso señala Joyce en sus notas que la obra son tres actos de ratón-y-gato

Exilados es una obra fácil de leer, ya he dicho que en apariencia es simple tanto desde el punto de vista temático como formal, supongo que se puede entender mejor si se conoce el universo de Joyce pero puede ser un buen acercamiento a su obra sin que cunda el pánico. A Stefan Zweig le interesó mucho y le escribió una carta a Joyce (reproducida en la excelente biografía de Richard Ellmann sobre Joyce que me ha proporcionado información sobre Exilados) en la que le dijo que fue para él una gran revelación artística su lectura y expresó su deseo de conocerlo personalmente y leer el resto de sus obras. 

22 comentarios:

  1. Bueno, ahora la poesía, de la que sí que he leído algo. También me cuesta leer teatro, la verdad pero encontrar esta obra representada... La buscaré en Estudio 1 a ver si hay suerte. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya he leído algunos poemas pero lo dejo como "postre" antes de empezar a releerlo. La relectura en este caso es obligada porque el recorrido realizado me permitirá entender mejor a Joyce.

      Un beso!!

      Eliminar
  2. No suelo acercarme al teatro y mira que cuando lo leo termino disfrutándolo. Supongo que será porque no tiene la misma publicidad que la novela, que cuando vas a las librerías, éstas ocupan siempre no solo mayor espacio sino los más atractivos. Y una que es débil, se deja tentar por ellas.
    Y mira, me has dejado con curiosidad y creo que puede ser una buena opción, como indicas, para acercarme de una vez a este autor.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una manera suave de empezar a leer a Joyce junto con los relatos de Dublineses.
      Tienes razón en lo que dices del teatro.

      Besos!!

      Eliminar
  3. La leí hace mucho tiempo y me pareció interesante.

    Ánimo con el reto Proust!
    Buen fin de semana y un beso

    ResponderEliminar

  4. He leído poco teatro... y casi exclusivamente por estudios...
    Parece más ligero que su novela...

    Buen fin de semana!!
    Que descanses y/o lo disfrutes!!

    Besos y cálido abrazo!!!!

    ;)

    PD: Aquí ha hecho acto de presencia un lindo sol, después de un invierno bastante durillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he descansado mucho, se ha unido mucho trabajo de aquí y de allí y he intentado reducirlo durante el fin de semana, pero son faenas que me gustan y eso las aligera.

      La primavera parece que asoma el morro a través de las floraciones de los árboles, la calidez del sol y la locura de los pájaros. La naturaleza dormida e inerme despierta alborotada. El ciclo de la vida es bello.

      Besos y buena semana!!

      Eliminar
  5. Me la apunto, con tu recomendación y la aprobación de Zweig, sería una imprudencia no ganar una tarde de lluvia con ella en las manos. Segundo intento. Dos besos pues.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, incluso en una tarde primaveral sería una buena lectura.

      Besos ;)

      Eliminar

  6. Hermoso tu '8 de marzo'... ;)

    ¡Feliz día!

    Petonets!!

    :)

    ResponderEliminar
  7. Joyce era una persona tan poliédrica que resiste cualquier análisis simplista. Por un lado uno pensaría por la dificultad de alguna de sus obras que era el típico intelectual instalado en una lejana torre de marfil a salvo de las miserias del mundo; pero por otro, en sus cartas y en muchas de sus manifestaciones literarias se revla como un hombre obsesionado por las relaciones humanas cercanas, familiares y ahí hay una figura fundamental que es Nora Barnacle. Creo que la correspondencia entre los dos, mientras ella permanecía en Triste, es fundamental para entender aquella extraña relacion entre los dos que quizás tenga algo que ver con esta obra de teatro que no he leído.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te comenté que la lectura de su biografía me ha abierto esas múltiples caras de Joyce, los muchos "yoes" que cualquier persona tiene y que en un autor de su categoría, aun se multiplican más por su proyección literaria.

      Joyce y Bernacle formaron una pareja compleja que se complementó a las mil maravillas con sus mil disputas y sus mil reconciliaciones. Muy importante ese vínculo, desde luego. Algunas de esas cartas aparecen reproducidas en la biografía de Richard Ellmann. Todo en su obra tiene que ver con su vida, incluso los pequeños detalles, por eso, entre otras cuestiones, resulta tan difícil comprender todas las claves de sus obras.

      Besos!

      Eliminar
  8. Lo leí hace tiempo. Mucho. Vamos, hasta me parece que en otra vida :) Lo recuerdo un poco como lo comentas, una lectura fácil, pero que no me aportó o añadió nada al Joyce que llevaba leído. Algo así. No sé qué me diría una lectura actual.

    Me voy un rato a tu lateral, que sabes que me encanta ;

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, que alegría verte por aquí.

      Las relecturas siempre aportan nuevas visiones desde una edad y situación personal diferente. Para mi leerla al final ha sido gratificante porque me ha permitido una lectura con un sentido que quizás se me hubiera escapado si la hubiera leído en los inicios de mi conocimiento de Joyce.

      Abrazos cálidos!!

      Eliminar
  9. Por lo que dices, puede ser una manera suave de acercarse al Joyce, aunque como dices, leer teatro es un poco soso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Resulta entretenida, no se me hizo pesada.

      Eliminar
  10. Sentenció Nietzsche que quien no naciera con un corazón fuerte jamás lo llegaría a tener. El corazón es la única patria segura y su búsqueda jamás será en vano, un consejo de la madre de Joyce que siempre lo iluminó en toda su vida. Joyce indaga permanentemente su condición de exiliado incluso dentro "su misma" nación invadida por el catolicismo y un idioma foráneo en desmedro de su mitología autóctona, no es gratuito que su Ulises sea de perfil judío, un eterno errante viviendo aventuras en su propio territorio. El exilio entonces antes de ser una afección del espíritu es una subversión existencial donde las relaciones y mandatos de las estructuras familiares, sociales, políticas y del matrimonio están siempre siendo cuestionadas y contrastadas. No hay una única vía ni una única opción para llegar y poder ser, un ejercicio más y de gran meticulosidad de lo hipertextual de la estética desde ese entonces.
    Besos desde la única patria por la cual se pueda izar una bandera!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aún cuando ya sabes de mi extrema confianza en la razón, no puedo sino compartir contigo y con Joyce, la importancia que tiene el corazón para construir nuestro ser. Como venimos de bifurcar caminos con Borges, también comparto los múltiples caminos que se pueden configurar para ese construcción del ser.
      Por lo demás, siempre he sentido que no tengo patria, o mejor dicho que mi patria es el mundo. Mi exilio interior es legendario y hoy no me siento cómoda donde vivo.

      La patria del corazón presupongo ¿no?

      Besos querido Aristos.

      Eliminar
  11. No conocía esta obra, pero por ahora me atrae más que el "Ulises", que ya sabes que me asusta un poco... Tomo nota.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un inicio suave e interesante.

      Abrazo!!

      Eliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...