miércoles, 18 de octubre de 2017

IÑAKI URIARTE, Diarios, 1999-2003.

Un inesperado hallazgo, un tipo que no era factible que me interesara lo que tiene que decir a través de sus Diarios y, sin embargo, lo ha hecho. 



¿Por qué digo que no era a priori alguien interesante? Uriarte no ha trabajado nunca, vive de una renta (según cuenta de un piso heredado) y de pequeños trabajos como crítico de literatura e incluso de alguna ayuda familiar (sus compañeras o esposas sí parece que trabajan). Es un bon vivant modesto por vocación. 

Uriarte es un gran lector que adora a Montaigne, Stendhal, Pascal, Proust, también Baroja o Pla. Ese es un primer punto de afinidad que me ha permitido muchas veces aceptar a personas cuyas ideas o aficiones no me gustaban.

Escribe unos diarios, sin referencias cronológicas excepto el año, en los que va desgranando con sentido del humor, calma, escepticismo relativo y cariño, el nacionalismo vasco, la política, la amistad, el amor, la literatura, la salud, su gato y mil y un aspectos que sin saber por qué te van interesando, te van haciendo sonreír y empatizar con este peculiar rentista. 
Hay gente que lleva sus rencores, envidias y resentimientos a flor de piel. Hay otros que los esconden y se esfuerzan por parecer que no los tienen, y de pronto les traicionan y surgen como serpientes o conejos entre la hierba (24). Se me acumulan los libros por leer como si fueran recados por hacer. Se amontonan. Me abruman (96). 
Y la mejor caracterización que he leído nunca del nacionalismo: 
Ese tío que depende de su jefe, el banco, su madre, su mujer, sus hijos y amigos, el inspector de hacienda, el alcalde, el PNV, el Lendakari, Arzalluz, la Comunidad europea, el gran capital financiero, el cristianismo, su poca inteligencia, su falta de sentido del humor, sus genes… ¿por qué le parece que lo más terrible es su dependencia de los españoles? ¿Por qué solo está dispuesto a armarla para liberarse de la opresión a que le tienen sometido los españoles? (129). 
A Uriarte le gusta viajar a su ritmo especialmente por Francia e Italia, visitando recónditos lugares en los que han vivido o escrito o pintado aquellos a quienes admira. Pero sorprendentemente también le encanta Benidorm, de donde dice que siempre retorna a Bilbao (donde vive) mejor que cuando salió. 

Me permito recomendaros a este tipo tan…, cada cual que le aplique el adjetivo (os) que considere oportuno tras leerlo.

30 comentarios:

  1. Los que escriben bien merecen ser leídos al margen de su carácter, ideas, etc. Los que, además de escribir bien, expresan ideas o sensaciones interesantes...mucho más, claro.

    Un abrazo, lectora insaciable

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y además te provoca la sonrisa, algo muy de agradecer en estos tiempos que corren.

      Otro abrazo, querido Luis Antonio.

      Eliminar
  2. Apuntado lo tenía, por esa curiosidad arqueológica que me lleva, libreta y boli prestos, hacia artículos de Vila-Matas y Muñoz Molina, pues suelen desempolvar joyas literarias de tal calibre.

    También estoy enfrascado entre ensayos, artículos y memorias. Días antes del embrollo nacionalista y sus fervores de un lado y otro, estaba leyendo narrativa, pero he tenido que aparcar el libro, la cabeza me pedía indagar en otras lecturas, adentrarme en la naturaleza de tales episodios; nacionalismos, identidades, etc, etc.

    Gran párrafo el que muestras de I. Uriarte sobre nacionalismos, genial exposición de la estupidez que nos asiste.

    Ya que estamos. Una de las mayores insensateces del nacionalismo catalán más cerril (y así me lo cuenta un buen amigo, catalán), es considerar una traición de lesa patria la utilización del castellano, intentando asfixiar algo tan valiosísimo como una lengua, vehículo de entendimiento, encuentro y comunicación entre personas.

    Aunque afortunadamente hay otra parte importante de catalanes, como dice Ignacio Sotelo (“A vueltas con España”, 2006 Gadir Ed.); “amplias bases sociales, convencidas de que la presencia viva del castellano en Cataluña es una riqueza que no debe perderse.”

    Es impresionante lo que hace la estrechez de miras. Hacer del bilingüismo un enemigo es retornar a la Europa del siglo XIV, la “Edad Oscura” que decía Petrarca.

    Bueno, amiga Laura, agradecido por espacios como tu blog, buen refugio contra la abulia intelectual que nos rodea. Así como por renovar mi interés, lo buscaré.

    Cuídate y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no recuerdo mal, lo apunté como tú por un artículo de Muñoz Molina, un autor del que he leído gran parte de su obra y cuyos artículos son fantásticos.

      Sobre cerrilidad del nacionalismo, de las identidades únicas que pulverizan lo más rico de la persona que son las identidades múltiples que nos configuran con el paso del tiempo, sé mucho (preferiría no saber tanto, la verdad). Te recomiendo de Amin Maalouf, "Identidades asesinas" si no lo has leído, que es probable que sí.

      Gracias por tus generosas y hermosas palabras.

      Abrazos!!

      Eliminar
    2. De Maalouf había catado su narrativa, pero nada de ensayo, como éste que me citas. Muchas gracias por la recomendación, Laura, viniendo de ti son palabras mayores. Tomo nota.
      Cuídate.

      Eliminar
  3. Ciertamente, un tipo curioso el que pintas. De entrada me ocurriría lo que a ti. Y, fíjate, solo por el párrafo que transcribes merece la pena visitarlo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te arrepentirás, seguro que su visita te complacerá.

      Abrazos!!

      Eliminar
  4. Es que en Bilbo hay muchas figuras, aunque a este no le conozco. Parece interesante

    ResponderEliminar
  5. Parece un libro muy interesante. No conocía autor ni obra, pero tu extracto sobre el nacionalismo no tiene desperdicio. Si hubiera en su interior un par más de tamañas agudezas, justificaría su búsqueda denodada.
    Gracias por descubrírmelo!
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las hay Marcelo, además como digo en un comentario anterior te hace sonreír en más de ocasión sin ser superficial en su relato atípico.

      Un gran abrazo interoceánico!!

      Eliminar
  6. Gracias por esa cita sobre el nacionalismo. Inteligencia así es la que se necesita en estos momentos (¡y se ve tan poca...!). Queda apuntado este autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy poca se ve Elena. La fotografía es de Colliure, un lugar inspirador por muchos motivos.

      Eliminar
  7. Por cierto, preciosa la foto de cabecera de tu blog. ¿De dónde es?

    ResponderEliminar
  8. Desde luego su sentido del humor ya me ha ganado.
    Lo de los bilbainos con Benidorm no es nuevo para mi. Supongo que no ver mucho el sol influye.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que es el chirimiri, pero Benidorm no parece lo más apropiado para esta especie de dandy.... pero, a él le encanta y más cuando defiende Benidorm ante sus refinadas amistades.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Todos, sobre todo en ciertos tiempos, acumulamos rencores que nos amenazan, incluso, con hacernos explotar... La vida es asi, tan puñetera, demasiadas veces
    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón, los agravios parece que se reproducen por esporas y en cambio olvidamos la belleza de compartir y de convivir.

      Un abrazo, Ildefonso.

      Eliminar
  10. No lo conozco, pero parece fresco y poco complaciente virtud a reseñar en tiempos tan ridículos.
    El tipo de que hable el autor lo que necesita es un saco de boxeo al que pegar, un enemigo externo que justifique su fracaso y su falta de expectativas, un culpable de su deterioro. Si encima es colectivo y se come toda la mierda de una comunidad entera, es verdadero chollo como cabeza de turco ya que sirve para unirlos en un objetivo común.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien dices, un chollo. En mi entorno lo hemos convertido en chiste, la culpa de todo lo negativo siempre es de..., pues eso.

      Un abrazo.

      Eliminar

  11. Destaco este fragmento:

    "Hay gente que lleva sus rencores, envidias y resentimientos a flor de piel. Hay otros que los esconden y se esfuerzan por parecer que no los tienen, y de pronto les traicionan y surgen como serpientes o conejos entre la hierba (24). Se me acumulan los libros por leer como si fueran recados por hacer. Se amontonan. Me abruman."

    Tal cual...

    Maneras de vivir... tantas como personas.

    Besos acatarrados y cálido abrazo ante todo lo que acontece...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, cuanto lo siento, estos cambios de tiempo otoñales son traicioneros (más que las patrias incluso, jajaja).

      Un fuerte abrazo querida X!!!

      Eliminar
  12. De nuevo me traes un autor que no conocía y en el que ni me hubiera fijado. Pero me apunto bien su nombre, tras leerte.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es su primer libro (son tres libros) y parecen de un escritor maduro, quizás lo fue guardando y cuando empezó a escribir tenía mucho guardado y ha florecido con frescura.

      Besos!!

      Eliminar
  13. No creo que lo lea, pero me gusta lo que has rescatado de él...lo que te ha llamado la atención y que te haya sorprendido. Esos libros son muy buenos compañeros.
    De todos modos, cuando lo vea en las estantarías de las librerías, me tomaré un rato con él.

    Un abrazo y felices lecturas otoñales.

    ResponderEliminar
  14. Pues por lo que nos muestras,podría pasarme como a ti,que me acabe interesando.
    ; )

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te animas ya me dirás qué te parece 😊

      Abrazos!!

      Eliminar
  15. Los trabajadores europeos y con ello los españoles han sacrificado de más su estado de bienestar que tanto les ha costado en aras de un intereses que en nada les retribuye como no sea más y más sacrificios. Desde la invasión a Libia donde el pentágono dejó en claro que ellos iniciarían la guerra pero quien la debería sostener y terminar era la OTAN y la EU se veía venir que los costes de esa guerra se facturarían a nombre de los pueblos de Europa y no de sus élites. Por cada misil disparado hay un niño que se le debe recortar su derecho a la educación pública, a su salud, a su tiempo de estar lo justo con sus padres, a su recreación etc...El reacomodamiento tectónico en la geopolítica mundial mientras medien los intereses de los poderosos siempre se descargará contra los intereses de los trabajadores. El hacinamiento y la disputa por lo que queda por distribuir de la riqueza se le arrojará a esa masa despojada de ella a pesar de que ella es la que la crea para otros y no para sí misma, esa es la paradoja.
    Besos mi estimada Luna!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy muy de acuerdo contigo, como casi siempre, es algo tan sencillo que los ricos no hacen nada por los pobres, que parece mentira que les voten, que les crean..., los medios de comunicación tienen algo que ver.

      Besos estimado Aristos.

      Eliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...