lunes, 7 de enero de 2013

BELLEZA

ANKA ZHURAVLEVA


Hoy en la siesta
un molinillo de viento
me ha puesto en el sueño
un beso
en el hueco de mis caderas,
en el dorso de mis muñecas
y,
en el beso,
unas gotas del olor a sal de tus brazos.

(Así eran los regalos que solías hacerme,
tú y el Mediterráneo,
cuando llovía y me echabais de menos
y queríais anclaros para siempre
en la cruz de Malta de mi pecho.)

ALMUDENA GUZMÁN, Días de lluvia



DANSE DES HEURES




1 comentario:

  1. Pura belleza, Laura. Me he quedado embobada, ¡qué cuerpos, qué armonía! Se me acabarían los adjetivos. Un beso.

    ResponderEliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...