miércoles, 8 de enero de 2020

ÉRIC VUILLARD, Tristeza de la tierra. La otra historia de Buffalo Bill

Leí con entusiasmo El orden del día, premio Goncourt 1917. Este es un libro anterior publicado en 2015 y finalista del Goncourt, mi entusiasmo por el libro anterior me llevó a interesarme por este que hoy comento. 


Sin embargo, desde mi modesto criterio Tristeza de la tierra no llega a la altura de El orden del día. Ambos coinciden en narrar hechos reales en esa mezcla de realidad ficción que tan de moda está y que a mí me gusta mucho. Sin embargo, la narración trepidante y contundente que está en El orden del día, no la encuentro en este, no es que el tema sea menos importante o menos dramático, es el tono lo que, desde mi visión, no acaba de funcionar. 

Estamos ante un buen libro, pero no ante un libro extraordinario como El orden del día. Mientras en este se describen las diversas situaciones que permitieron el gran desastre del Holocausto y de la II Guerra Mundial en Europa, en Tristeza de la tierra se desvela la masacre y el expolio que sufrió el pueblo indio en EUA. 

La idea de la que parte Vuillard es la de cuestionar y visibilizar cómo la leyenda de Bufalo Bill es, efectivamente, eso, una leyenda que no responde a la realidad pero sobre la cual se fundamentó una nación que se fundó en la masacre de la población autóctona y en el espectáculo, siempre mentiroso, y así siguen… Hablando del tiempo de los y las pioneras, afirma el autor:
«En aquella época, cualquier papanatas podía fundar una ciudad, llegar a general, a hombre de negocios, a gobernador, a presidente de los Estados Unidos; tal vez aún sea así» (p. 21) 
Tal vez, no. Es así. 

En este libro se explica con detalle el espectáculo (Wild West Show) que montó Buffalo Bill y que recorrió EUA y Europa con gran éxito hasta casi su muerte. Este espectáculo tergiversaba completamente lo ocurrido y fomentaba el racismo y el odio hacia las víctimas, los pueblos indios.

La idea es muy interesante pero el problema es que resulta deslavazado, sin garra y confuso en sus pretensiones. En todo caso, es un libro bien escrito y que merece ser leído por su temática.

10 comentarios:

  1. Todavía no he leído EL orden del día, así que viendo que no destacas ésta, me quedo con ese libro para estrenarme con el autor. Que a ver si consigo hacerlo pronto...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, para mi es mejor "El orden del día", pero este también tiene su interés.
      Besos.

      Eliminar
  2. ¡Qué mejor pasatiempo que un espectáculo!

    Aunque de un libro, según dices, esperamos algo más.

    Abrazos de 2020.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creas que me atraen demasiado los espectáculos, últimamente todo se convierte en idem.
      Yo esperaba más de Vuillard porque el otro me encantó.

      Abrazos de 2020!!

      Eliminar
  3. Está sonando mucho, y para bien, el nombre de Éric Vuillard, suelo ser reticente cuando hay “ruido mediático” alrededor de un autor, pero en el caso de Vuillard no me disuade el clamor, ya que ha generado una magnífica impresión, es uno de los escasos ejemplos de escritor actual con bombo y platillo que me atrae, como me ha ocurrido con Cartarescu y alguno más, pocos la verdad, pero uno no debe despreciar el talento, cuesta mucho encontrarlo, aunque el autor pueda tener sus altibajos.
    Lo tengo ya en mente.
    Un abrazo, Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ocurre lo mismo que a ti cuando veo demasiado a un escritor en RRSS, pero a Vuillard, si no recuerdo mal, me lo recomendó Marcelo Z. Como lo respeto mucho como lector, lo compré y me encantó. Cartarescu es otro de los que, en efecto, merece mucho la pena.
      Espero que te guste Vuillard.

      Abrazos!!

      Eliminar
  4. Anoto EL ORDEN DEL DIA, que veo que trata de los entresijos del ascenso del nazismo... De nuestro amigo BUFALO prefiero quedarme con las novelitas que leí de muy jovencito. Ay, aquellos tiempos de Juana Calamidad hombreando en el viejo Oeste... Que bello todo... De las matanzas de indios, mejor no hablar... Para qué... Los malos fuimos nosotros, los españoles... Algún dia surgira, de una vez, una Leyenda Negra sobre los EEUU... Algún dia...

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, yo nunca leí esas novelitas porque eran de "chicos", pero las películas del Oeste me las tragaba todas. Yo no me siento culpable de nada, mis ancestros eran tan pobres, explotados y machacados como fueron los indígenas y por los mismos. No acepto ese reparto de culpas a peso. Y sí, que salga de una vez la leyenda negra de EEUU que llega hasta hoy mismo con ese c. de Trump.

      Abrazos!!

      Eliminar
  5. El mejor, o el peor, invento de los americanos es hacer de todo un espectáculo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, nos ha contagiado al mundo entero... menudo asquito.

      Abrazos!!!

      Eliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...