sábado, 28 de julio de 2018

VIVIAN GORNICK, La mujer singular y la ciudad

Con este libro cerraré este espacio por vacaciones, os deseo que el verano sea feliz (pese al calor que tan odioso me resulta).


Sobre esta autora hay un libro, Apegos feroces, que todo el mundo alaba por las redes sociales. Como soy así de desconfiada, las unanimidades me repelen y mi vocación es resistirme hasta ver qué recorrido tiene el libro. Sin embargo, llegó a mi casa sin yo decidirlo (estoy suscrita a una web que me envía un libro al mes sin yo saber cuál es) este otro que hoy comento de la misma autora.

En la Feria del Libro de Madrid, compré Apegos feroces. Igual pensáis que La mujer singular y la ciudad me ha encantado, no es así. Pero me ha interesado lo suficiente para decir comprar el otro. Este libro es un puzle, su autora cuenta cosas sobre sí misma, sus amistades, su ciudad, escritores/as, situaciones, emociones, etc. A través de todos esos temas queda claro que Gornick es una mujer singular, una feminista, una mujer que piensa y mira el mundo pensando en que puede ser diferente, mejor, igualitario, respetuoso con las diferencias, solidario, justo socialmente hablando, etc. 

Y el fragmento: 
Cuando sentía que cada vez estaba más fuera de lugar, no había nada que aliviara mejor el dolor y el resquemor que un paseo por la ciudad. Al ver cómo la gente se esforzaba de mil maneras distintas por seguir siendo humana –la variedad y la inventiva de las técnicas de supervivencia que ponían en práctica- sentía cómo bajaba la presión, cómo se drenaba el exceso de líquido. Notaba en las terminaciones nerviosas la resistencia de todos a hundirse. Esa resistencia se convirtió en mi compañera. Nunca me sentía menos sola que cuando estaba sola en una calle abarrotada. Allí descubrí que podía imaginarme a mí misma. Allí sentía que ganaba tiempo. Qué idea: ganar tiempo (17). 
Si valoráis a las mujeres escritoras singulares, os gustará sin más.

12 comentarios:

  1. Pues me lo anoto, que ahora tengo más tiempo y estoy leyendo mucho, adoro tener tiempo para poder leer. Felices vacaciones, por cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síii, es fantástico cuando disponemos de tiempo y de libros interesantes. Este lo es.

      Igualmente, un abrazo.

      Eliminar

  2. Pues que... como que no me llama.
    Así que lo dejo estar... por lo menos de momento.

    Pero me quedo con la última frase (deseo) de ese fragmento que has escogido:
    "Qué idea: ganar tiempo."

    Besos y cálido abrazo con ventilador!! ;P

    :)

    PD: Hermosas rosas... tan naturales.
    Hasta aquí llega su perfume.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apúntate la autora, merece la pena.

      Las pille en un lugar que no lo esperaba y me encantan :))

      Besos y ventilador-abanico-refrigeración... lo que sea!!!

      Eliminar
  3. Yo leí Apegos feroces, y me encantó. Me admiró la inteligencia y lucidez de Gornick, no he leído este todavía, pero sé que esa inteligencia seguirá ahí.

    Que tengas unas vacaciones apacibles.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Tengo "Apegos feroces" pendiente de lectura, ahora voy segura de que me gustará.

    Te deseo lo mismo Ana, apacibles y lectoras.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Ese parrafo me ha encantado... Uno se siente identificado... Gracias, amiga, por la reseña
    Un abrazo fuerte y los mejores deseos para estos dias de verano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te deseo un buen verano, a la espera de que pase esta calor...

      Un buen abrazo!!

      Eliminar
  6. Seguimos coincidiendo: no nos gusta el calor y desconfiamos de las novedades que se ponen en boca de todos. Aunque no sea un libro de los que acostumbro, parece interesante. Si lo veo, le echaré una mirada.
    Descansa y disfruta todo lo que puedas, que te lo has ganado. Y visita el frío, que siempre da ganas de moverse, conocer y aprender.
    Un gran abrazo y felices vacaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, échale una mirada a ver qué te parece antes de arriesgarte a comprar...
      De momento el lugar más frío al que podré acceder es mi propia casa con aire acondicionado... pero todo llegará.

      Gracias por tus buenos deseos, un inmenso abrazo.

      Eliminar
  7. Puede gustarme. A mi me funciona mucho esa terapia del paseante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...