sábado, 8 de abril de 2017

JOSÉ LUIS SAMPEDRO, Sala de espera.


DESCREENCIAS
(…) descreer correctamente es mucho más difícil que asumir creencias (…).Las descreencias, desmentidoras de los mensajes recibidos, son actos voluntarios y conscientes, en vez de las pasivas aceptaciones.(…)No es que yo aceptase del todo sus creencias [las de los anarquistas], pero sí abrieron tales brechas en las mías que de entonces datan muchas de mis principales descreencias sobre el orden social.
(Pág. 150-151, 153-154).
Hace mucho que me gusta Sampedro, he leído algunas de sus obras con auténtico placer. Ninguna de esas lecturas están reseñadas en este espacio porque las he leído antes de abrir este blog, solo hay una referencia de La sonrisa etrusca, mi novela favorita de él.
Cuando compré Sala de espera ya sabía que era obra póstuma que su compañera Olga Lucas decidió editar por ser textos, aunque breves, encontrados entre sus papeles y editados tal cual fueron encontrados. Nada añade a lo ya publicado, son textos que nos muestran una vez más la calidad humana de Sampedro.
La primera parte, titulada “Los Ríos”, describe los diez primeros años de infancia del propio Sampedro y de Lucas como dos ríos que confluyen hasta unirse. El mundo infantil y los juegos en la calle o en el colegio aparecen como un auténtico aprendizaje de las relaciones personales (29) muy valioso y que fundamentó su visión de la realidad:
(…) mi convicción de que cada persona se hace su propio mundo, o más de uno, acoplando como en un mosaico piezas y componentes recogidos (al azar o por preferencias a veces inexplicables) del magma ambiental que nos envuelve (64).
La segunda parte, ya desde sus últimos años de vida, recoge algunas reflexiones entre las que destaca la idea de que la barbarie precede la construcción de lo nuevo, que la vida construye destruyendo y destruye para construir (145).
El libro aporta fotografías de la infancia y de la vejez y la reproducción facsímil de sus libretas.

Un libro muy breve que resulta bello y enternecedor.

44 comentarios:

  1. Me encanta Sampedro y coincido contigo de principio a fin en todo lo que dices en tu reseña, A mí me conquistó en la facultad con los libros de economía aplicada a la geografía, y mira que para que a mí me gustara leer un libro de economía... pero es que su alma se veía a través de sus páginas.
    También la obra preferida por mí es "La sonrisa etrusca" aunque "Sala de Espera" tenga el valor de recopilar retazos de su vida y de su cercana desaparición que él ya vislumbraba.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un referente de hombre sincero, auténtico, generoso y solidario. Radical en su pensamiento y en sus actos. Lleno de ternura y de comprensión. En definitiva, una persona buena que nos puede iluminar en estos momentos.

      Un fuerte abrazo!!

      Eliminar
  2. Y que todavía tengo a este autor en mi lista de eternos pendientes... No tengo perdón...
    Besotes!!!
    Pd: Y qué grande Nina Simone!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, seguro que acabas recalando en sus tranquilas aguas algún día.
      Para mi es la más grande, puro sentimiento.

      Besos!!

      Eliminar
  3. Creo que debo volver a leer La sonrisa etrusca... Me impactó en su día, y creo que debo volver a leerla... Tengo que releer a este buen hombre...

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vi hace poco en el teatro, salí de la sala pensando igual que tú, que tengo que releerla :)

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Leeré este texto, sin duda. Conozco la obra del escritor, no toda, pero casi. Me subyugó "Octubre, Octubre" en su tiempo. Después la volví a leer y le encontré consturones y errores de construcción. Pero qué más da. Sampedro no era un novelista exquisito, pero a mí me llegaba su sinceridad, su vitalismo. Tuve ocasión de escucharlo en una conferencia-coloquio un par de años antes de su muerte. En directo era aún mejor.

    Creo, como tú, que "La sonrisa etrusca" es su mejor narración. Leí con especial gusto "El río que nos lleva", una curiosa historia de los gancheros del Tajo, de las primeras que escribió, por lo que no es en absoluto de las mejores. Recomiendo a todo el mundo que visite los lugares en los que desarrolla, muy bellos y aún no contaminados por hordas de turistas maleducados.

    Hoy tengo ganas de leer "Congreso en Estocolmo". Por razones obvias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También leí Octubre, octubre y me gustó mucho. A veces releer tiene sus inconvenientes (no suelo hacerlo).
      Me voy a apuntar El río que nos lleva, me interesan los recorridos por los ríos.

      Alucinante lo de Estocolmo.

      Eliminar
    2. "Costurones", no "consturones", como escribí. Perdón.

      Olvidé añadir la maravilla de las maravillas en Sampedro: "La vieja sirena".

      Eliminar
    3. Lo entendí Atticus.

      También la he leído (La vieja sirena) y me gustó mucho.

      Eliminar
  5. Hola Laura

    Aunque leí "La sonrisa etrusca" hace una eternidad, el recuerdo de un gozo hondo y sereno por su lectura sigue hoy latente. También he leído el que menciona Atticus, "Congreso en Estocolmo", uno y otro presentan registros muy diferentes y ya es cuestión de como se acoplen al momento y circunstancias de cada lector.

    Dicho todo esto, me contradigo inmediatamente, pues está en nuestra "naturaleza" ser así, y me decanto sin pensarlo por "La sonrisa etrusca". Jaja.

    Ese primer párrafo, magnífico, es sintomático del talante humilde y, a la par, sabio (porque no se entiende lo uno sin lo otro), de este escritor y magnífica persona... A quien también tuve el honor de escuchar y saludar en una conferencia, en la facultad de Ciencias Políticas (Madrid).

    Alabo tu gusto lector, ya lo sabes, jeje.
    Buen finde Laura!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi ha sido un referente de coherencia, radicalismo y compromiso. Le tengo un gran cariño, este libro me confirma en que era una persona excelente.

      Para mi es un placer intercambiar comentarios sobre libros contigo porque también admiro tu gusto lector descubriéndome buenos libros.

      Buen finde (aunque no sea el mismo) :))

      Eliminar
  6. Recuerdo más a Sampedro como conferenciante que como novelista, quizás porque lo he escuchado más que leído y como persona me parecía fantástico, me gustaba su manera de ver la vida. De él solo conozco "La sonrisa etrusca" en el que coincido con vosotros que es un gran libro, aunque me he dado cuenta que voy a tener que ampliar mi conocimiento Sampedro que es muy limitado.
    Saludos y feliz finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cambio yo no he asistido a ninguna de sus conferencias (si lo he oído por internet), una pena. Por fortuna nos quedan sus obras.

      Un abrazo y feliz fin de semana.

      Eliminar

  7. Hola Laura

    había escrito acerca de las primeras frases que seleccionas del libro, pero me he contenido, jajaja, Estoy enomrmemente de acuerdo en lo que dice, el descreimiento primero, descreimiento para que no te engañen, para analizar lo que cuenta, para desmentir y desmentirte lo que cuentan(en este mundo de periodistas con título pero sin vergúenza o quizá sea sin nivel...)(por ahí venía el escrito laaargo anterior, jajaj)(por ahí y SIria...)
    SAmpedro, siempre da pena que se vaya la gente, con Sampedro da más porque quedan pocas voces críticas de nivel.


    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te autocensures, seguro que estaba muy de acuerdo contigo.
      Me gustó la frase porque deconstruir lo aprendido, lo correcto, lo tradicional, etc., siempre es muy complicado. Y, por supuesto, me gusta que el anarquismo abriera brechas en sus creencias, debería abrirlas incluso en las propias puesto que la anarquía es cambiante ono es anarquía.

      Sí da pena, sí.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  8. Me gusta y eso que desconfío un poco de las ediciones póstumas. De Sampedro tan solo he leído, curiosamente, "Congreso en Estocolmo". Era un historia de amor un tanto melancólica, que se empapaba de los escenarios donde tenía lugar: su sosiego, su silencio, su lentitud... muy recomendable.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres el segundo que hablas bien de esta novela, así que ya la tengo apuntada para leerla.
      Yo también desconfío de las ediciones póstumas pero esta es muy entrañable.

      Un abrazo.

      Eliminar

  9. Hace días que me fijé en este libro, desde que lo tenías en 'tu especial sala de espera'... ;)

    Me gusta 'José Luis Sampedro', como escritor y como persona.
    Un gran sabio.
    Una gran pérdida..

    Besos y cálido abrazo.
    Feliz finde y que disfrutes mucho de las vacaciones de 'Semana Santa' que están a la vuelta de la esquina!!

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido completamente contigo en todo lo bueno que dices de él. Es una de esas personas con las que las coincidencias son tantas que pasa a mi galería de referentes.

      Las vacaciones............. casí están acabadas........buah, buah, buah... en fin, aprovecharemos lo poquito que queda :))

      Te deseo que disfrutes de lo que te quede de ellas. Y un inmenso abrazo!!

      Eliminar
  10. Lo leeré...me gusta la frase
    que comentas de la infancia como mosaico de piezas que dan lugar al adulto. Yo también me quedo con la sonrisa etrusca.La vieja sirena me dejo un regusto triste.Y Sampedro como economista explicando los conceptos y haciendo una economía más humana....
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era un intelectual que abarcaba muchos géneros con honestidad y con una mirada diferente que te habría posibilidades nuevas. El abuelo de La sonrisa etrusca es inolvidable.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. De esta obra que reseñas no puedo opinar, pero coincido con todos que habéis destacado "La sonrisa etrusca" como la obra más destacada de José Luis Sampedro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vi en el teatro Goya hace unos cinco años con Héctor Alterio, disfruté mucho, admiro mucho a este actor.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  12. Sampedro hizo de su vida testimonio y es de una coherencia consigo mismo casi brutal a pesar de que la vida le hizo dar grandes virajes ideológicos producto de la realidad que te tocó vivir.
    Es triste que alguna gente lo use como pastilla para el malestar edulcorándolo, pasteurizandolo y conviertiéndolo en autor de citas bonitas de autoayuda para colocar en redes sociales y en blogs.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que admiramos quienes le hemos leído o escuchado sus conferencias, me refiero a su coherencia consigo mismo y con la realidad (cambiante) que le rodeó.
      Lo demás son cosas intrascendentes que no nos interesan ¿no te parece?

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Tango algunos de los libros de Sampedro, entre ellos `La sonrisa etrusca´ y `Octubre, octubre´, pero no éste. Y nunca hasta hoy me incliné en leer alguno suyo.
    Tus líneas me aseguran que me estoy perdiendo algo valioso. Pondré alguno de ellos entre los libros a leer en breve.
    Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los dos que tienes merecen ser leídos, te recomiendo empezar por La sonrisa etrusca, ya ves que hay muy buenos comentarios. Este último es prescindible, aunque a mi me ha encantado porque suponía lo que iba a encontrar (pese a ello me ha sorprendido, especialmente el relato de la dura infancia de Olga Lucas.

      Un gran abrazo!!

      Eliminar

  14. A José Luis Sampedro se le confiere una autoridad ética y moral indiscutible. Es ya un referente para muchos, entre los que me hallo. Tan vez debiera figuar en un santoral laico, que ya está tardando en editarse. ¿o ya lo hay?

    Un abrazo

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me apunto a todo, es un referente para mi y estoy contigo en lo de los santos/as laicas, mejor que los eclesiales desde luego.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  15. Todas mis lecturas de Sampedro fueron también en el pleistoceno. Fué una persona extraordinaria en muchos sentidos a la que siempre me paré a escuchar, siempre tan lúcido. Alguien de fiar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos palabras que lo definen muy bien: lucidez e inspirador de confianza.

      Un abrazo!!

      Eliminar

  16. Solo puedo sentir envidia y tener en cuenta estos libros y autores .
    Soy mal lector, pero, pienso regalarlos....
    Mi frase de hoy será
    " Nunca se puede decir ese libro no lo leeré y ese cura no es mi padre"
    Le cambio un Martini por un rato de lectura... Hace signorina.
    Un piacere volver por su casa.
    Beso
    S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Sicilia debería usted enmendarse en este domingo de resurrección y leer un poco más (por supuesto lo de regalar libros es un gran recurso al menos para mi).

      Un martini mientras se charla y se lee es una propuesta interesante.

      Un beso.

      Eliminar
  17. La sonrisa etrusca es también mi novela preferida de Sampedro...

    Aunque dices que estos textos no añaden nada a lo ya publicado, creo que me hace falta tanto algo de esa calidez humana que irradiaba este hombre que me lo voy a apuntar...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en este libro encontraras esa calidez humana, además de la reproducción de sus cuadernos, fotos... una pasada.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  18. Audaces y exquisitos desmadejamientos presentas en esta publicación citando a J.L. Sampedro. No he tenido la oportunidad de visitar su reflexión y espero que en un futuro se me cruce.
    Besos Santa Luna!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿¿¿¿Santaaaa???? jajaja qué cosas dices...Sampedro vale, pero yo... no, no...

      Muy acertada esa palabra, desmadejamiento (cuanto me gusta).
      Estoy leyendo a Camus, El hombre rebelde, y su referencia a Nietzsche me ha recodado su sabiduría al respecto.

      Besos dionisíacos :))

      Eliminar
  19. No conozco esta obra, pero siempre me pareció un hombre especial y un gran escritor, aunque sólo he leído un par de cosas de él, por supuesto, La sonrisa etrusca.
    Más abajo vi a Amos Oz, uno de mis preferidos durante un tiempo, ahora estoy enamorada de Padura, Lehane y Modiano, a pesar de que en verdad, Facebook me quita mucho tiempo y leo bastante menos de lo que he hecho a lo largo de mi vida :(
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he logrado entrar en la dinámica de facebook (ni de twiter), cosa de la que parece debo alegrarme si es tan adictivo.
      Lehane es uno de mis escritores de novela negra favoritos, lo he leído casi todo de él. Modiano también me gusta bastante y he leído muy poco de Padura (me pongo un posit mental para solucionarlo).

      Abrazos!!

      Eliminar
  20. He leído fragmentos sueltos de él, pero ningún libro completo...ninguna novela, aunque sospecho que me gustará.
    Este libro no lo conocía. Me gusta que alguien rescate notas y papeles para dejarlas en un libro. El título, no podría ser más cautivador.
    Un abrazo grande y felices lecturas, Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí se ha hablado de varias novelas de Sampedro que nos han gustado... lo digo por si te animas ;)

      Tiene un título y una portada preciosos, sí.

      Un abrazo y buenas lecturas.

      Eliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...