viernes, 8 de mayo de 2015

BAZTÁN AL CUBO. DOLORES REDONDO, El guardián invisible. Legado en los huesos. Ofrenda a la tormenta.

Hacía tiempo que me habían hablado bien de esta autora; después leí algunas reseñas positivas respecto a esta trilogía del Baztán, zona que conozco por una visita turística que hice hace muchos años y que recuerdo con especial cariño, todo sumado me decidió a emprender su lectura combinándola con otras más exigentes.













Las novelas rondan las 500 páginas, excepto la primera que es algo más breve pero por encima de las 400 páginas. Sus títulos tienen resonancias míticas vinculadas con la naturaleza y con los crímenes cometidos en ellas.

Dolores Redondo nace en San Sebastián en 1969. Estudió Derecho y Restauración y comenzó escribiendo relatos cortos y literatura infantil. Tras una primera novela escrita en 2009, Los privilegios del ángel, publicó la primera novela de esta trilogía, El guardián invisible, en 2013 y las otras dos en 2014.


Aunque se la presenta como autora de novela negra, no comparto, en parte, esta clasificación y me parece, más bien, una sabia combinación de novela policiaca, mitología y conflictos familiares y amorosos. Ya comenté en una novela anterior, El leopardo de Jo Nesbo, las cinco características que diferencian la novela negra de la policíaca, así que vamos a ello.

1- Un crimen a investigar. En este caso no es uno sino una serie de crímenes que se producen en las tres novelas y que solo al final sabremos que están interrelacionados.

2- Una policía que descubre al culpable. En este caso la protagonista es Amaia Salazar, inspectora de homicidios de la Policía Foral de Navarra. Junto a ella encontramos a varios compañeros, parece que sólo una mujer reina dentro del grupo de homicidios, a los que no siempre les gusta reconocer a la “jefa”. Amaia es una auténtica heroína que no responde al modelo habitual de antihéroe de la novela negra. Solo su aceptación de la existencia, en pleno siglo XXI, de personajes de la mitología del Baztán la convierten en una policía algo atípica. Su búsqueda de la verdad que resolverá los crímenes desvelará quienes son los “buenos” y quienes son los “malos”. Solo en su ámbito familiar permite cierta gama de grises.

3- No rompe, por tanto, con el argumento de buenos y malos puesto que apenas desarrolla la escala de grises cayendo en el estereotipo de policía bueno-delincuente malo, así como que el bien siempre se impone cuando se produce la resolución del crimen.

4- No existe la contextualización humana y social de la criminalidad y la delincuencia, característica fundamental de mi gusto por la novela negra. A través de su novela poco o nada conocemos de la Navarra actual si exceptuamos los rasgos del crudo clima del Baztán y de sus solitarios y neblinosos paisajes.

El bosque en el Baztán es hechizante, con una belleza serena y ancestral que evoca sin buscarlo su parte más humana,la parte más etérea e infantil, esa que cree en las maravillosas hadas con pies de pato que vivían en el bosque, y que dormían durante todo el día para salir al anochecer a peinar sus largos cabellos dorados con un peine de oro que concedería a su portador cualquier favor que les pidiera, favor que ellas regalaban a los hombres, que, seducidos por su hermosura, les hacían compañía sin horrorizarse por sus extremidades de ánade (p. 92).
5- Sí posee una estructura narrativa impecable, es decir, una trama a través de la cual se desarrolla la acción y que nos guía perfectamente manteniendo siempre las ganas por conocer el desenlace. Su trama te engancha y no te suelta hasta que acabas la novela (la trilogía), los personajes están bien construidos, en especial la familia de Amaia Salazar y ese personaje tan entrañable de Engrasi.

6- Hay violencia exacerbada en los crímenes, un trasfondo amoroso que muestra escenas de sexo y un pasado atormentado en muchos de los personajes, incluida la protagonista. Y su peculiaridad, la mitología con su carga de leyendas y de personajes vinculados a una geografía y un clima peculiares.

Son novelas entretenidas, más dentro del género policíaco que negro. No me han acabado de convencer por el mensaje maniqueo que transmite.


52 comentarios:

  1. Todavía no he leído esta trilogía. Y tu reseña me ha gustado, porque me sirve para bajarle expectativas, que he visto reseñas muy positivas de estos libros.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, ha tenido mucho éxito. Lo mejor es juzgar por una misma ¿no te parece?

      Un abrazo!!

      Eliminar
  2. Tengo esta trilogía en la lista, pese a que no es un género acerca del que acostumbre leer. Me interesa lo que cuentas, lo mismo que Margari bajo un poco las expectativas, pero que cae, seguro que cae.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te digo como a ella y añado que espero que disfrutes de lo positivo de esta obra, por lo menos el entretenimiento.

      Abrazo!!

      Eliminar
  3. A mí me gustaron mucho, pero es cierto que deja algunas cosas un poco en el aire, o traídas por los pelos.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene una línea muy clara para la trilogía y de ahí no se sale, el aspecto mitológico es un aspecto fijo que no siempre tiene mucho sentido, o eso me parece a mi.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  4. Me queda de leer la última y seguramente sea ese toque mitológico y mágico el que más me gusta aparte, efectivamente, de la estupenda ambientación climatológica y paisajística en que nos coloca.

    Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que hayas disfrutado con su lectura.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  5. Hola, hace unos meses, casi un año, que leí la trilogía, a mi me agradó, es lectura de entretenimiento no debemos olvidarlo, luego tenemos el añadido de que quitando a Vazquez Montalban, aquí apenas tenemos experiencia de escritores ni de lectores de temática negra o policíaca, no entro en su distinción.

    Evidentemente Dolores Redondo no es Mankell, Jo Nesbo o que vamos de decir de Benjamin Blak, están muy lejos tanto de su escritura como del tratamiento de los personajes, pero entre col y col una muy buena lechuga no viene mal.

    No conozco Navarra ni el valle del Baztán salvo como turista; creo que tras la lectura de los tres libros, al menos yo,me hice una idea de como es la zona, me me entraron ganas de visitarla, no en todos los libros con descripciones similares me producen el mismo efecto.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es una discusión Emilio Manuel, hay diferencias fundamentales entre ambas y a mi la policíaca me interesa poco aunque pueda ser muy entretenida.

      La descripción del clima y la naturaleza del Baztán es bastante buena, sí.

      Un abrazo!!

      Eliminar
    2. No he dicho discusión, he dicho distinción.

      Saludos

      Eliminar
  6. Leí la primera de la trilogía, El guardián invisible, y no consiguió atraparme, más bien me perdía en ella. No sé si el problema estaba en la novela o en mí pero su lectura me resultó espesa.

    Un beso, Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé qué decirte, salvo que si te resultó espesa, las otras dos son más de lo mismo.

      Un beso!!

      Eliminar
  7. Jo, cualquiera te rebate nada con tanto argumento contundente... En cualquier caso no lo he leído. Soy muy de esperar cuando una o varias novelas son muy alabadas, prefiero esperar a que pase un tiempo, por un lado para que se me olviden las altas expectativas generadas y, por otro, porque con el tiempo empiezan a salir críticas más serenada, donde se ajusta mucho más lo que una puede esperar de la lectura.
    Tengo curiosidad por esta trilogía, lo reconozco, pero tampoco me hizo ir corriendo por ella. No sé, hay mucho que leer...

    Entiendo que por "mensaje maniqueo" te refieres al estereotipo buenos/malos ¿no?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Ana, a eso me refiero, a buenos y malos. No acepto esa simplificación en ninguna novela y por eso la novela policíaca no me atrae. Espero la escala de grises y el cuestionamiento de que "la verdad siempre triunfa" y ésta la impone la policía.

      Me parece que, en efecto, es una obra con opiniones muy diversas.

      Un abrazo!

      Eliminar
  8. Si no te ha gustado a ti o no te ha convencido ya resulta una advertencia suficiente y no siendo lector de crimenes, de momento queda fuera de la lista. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Repienso y recapacito, no sé si hallaremos cubo, caldero o pozal con suficiente capacidad para soportar tres libros unidos y además conteniendo la mitilógia de los pueblos malditos. Un beso.

      Eliminar
    2. Jajajaja, pues había doble intención con el "cubo", sí. No me han convencido y me parece que aquí se cierran mis oportunidades a la autora, aunque nunca se sabe, claro.

      Tú si sabes generar polémica con los "pueblos malditos", los agotes aparecen en estas novelas, en efecto.

      Dos besos!!

      Eliminar
  9. He leído tu reseña con atención... veo que tu "hiperactividad lectora" (permíteme esta expresión para resaltar una actividad que admiro) sigue intacta... tres libros y en combinación con otros de lectura más compleja dices... es admirable... "el que lee mucho y anda mucho ve mucho y sabe mucho".

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayy, no sé que decir sobre lo de "hiperactividad lectora", igual es cierto, ahora lo de la sabiduría ya es otro percal. Gracias en todo caso.

      Abrazos!!

      Eliminar
  10. No conozco la obra por lo tanto voy a hacer alguna consideración sobre la novela negra y sus circunstancias. Si es cierto que los grandes creadores de la novela negra, caso de Dashiell Hammett, Horace McCoy o Raymond Chandler, tenían un objetivo claro de denuncia social al calor de la crisis de la Gran Depresión y sus consecuencias como el aumento de la criminalidad en las grandes urbes americanas, pronto hubo una corriente más costumbrista, más dedicada a trazar desde una perspectiva antropológica la eclosión del movimiento en comunidades más pequeñas o en momentos históricos diferentes. Es la corriente británica de la corriente Whodunit es decir, el crimen con misterio de Conan Doyle. Ellery Queen o Agatha Christie pero con un social que la acerca al marco, aunque quizás no al tono, de la novela negra más convencional.
    En España tenemos un hito con la narraciones del manchego Francisco García Pavón en los años 50 y 60 con el personaje Plinio, Jefe de la Policia Local de Tomelloso y luego se ha ido difundiendo al mismo tiempo que se difundía en los diferentes países como sabemos por la exitosa novela nórdica, Camillieri, Petros Markaris etc...

    Hoy en día cada zona del territorio peninsular ya cuenta en su patrimonio aparte de su plato típico y su bandera, con su cínico detective privado huelebraguetas, su comisario de policía duro pero honesto o su periodista metomentodo y audaz.
    Qué todo sea para bien.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy muy de acuerdo con tu exposición sobre esas dos líneas de la novela negra, pero a esas dos líneas se tendría que añadir la novela policíaca de kiosko (y no lo digo de forma despectiva) que fue alimento para sus autores, a veces represaliados por el franquismo, y para sus lectores/as en una época de sequía lectora. Puesta al día la novela policíaca goza hoy de muy buena salud y el caso de Dolores Redondo es un ejemplo, para mi, sobresaliente.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  11. Muy de acuerdo con tu definición de género negro y policíaco. Aunque trabajo el palo, me carga sobremanera tanto poli y el regodeo en lo lúgubre y morboso. Y la trilogía de la Redondo, pues con una foral, tártalos, basajaunes o las lamias que citas me entra de todo menos ganas de leerlo. Soy habitual de esos bosques, lugares preñados de vida eterna, no se merecen una historia carroñera. Que ya va gente de turismo por allí a cuenta de la historia.
    Y dije a Carlos que se corte un poco con lo los pueblos malditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Pues no sé por qué he de recortar el comentario? Si cada cual se pusiera a relatar la vida y milagros de Xuxonas chupasangres. Orcavellas rapta pastores. Hijos de sirena casquivana con partida de nacimiento. Vakner devora bueyes. Antioquias inmersas entre campanas plañideras que sí que suenan, Moras en grutas de encantos, Insuas de Sanbrandán.Tesoros bíblicos ocultos, incluyo mesas de Salomón. Pozos sin fondo ni luz y Montes sacros de cuarzo irradiado que cortan el paso al mismo diaño y a revelar cual es el paradero del arca de Noé en cierto monte que por respeto me callo. Barcos fantasmas, que los hubo y los hay navegando. Sea leyenda de Maragatos, Pescos, Pasiegos, Hurdanos, Agotes Jacetanos y demás parentela de estirpe visigoda, vikinga, judea, sueva o de ignota procedencia. Pero todos ellos pertenecientes a pueblos retratados como malditos por mi admirado erudito Caro Baroja, si no recuerdo mal y tratados como apestados ellos, apestados sus hijos y los hijos de sus hijos durante generaciones, hasta que la santa emigración vino a borrarnos de la memoria vecinal. ¿Ya me explicará usted en que ofenden mis palabras a las honorables personas, entre las que me doy el gusto de contarle? No suelo extender mis comentarios más allá de lo imprescindible. por ello además de darle la razón a nuestra anfitriona, que sí que la tenias. Solicito paciencia para con este corresponsal a los demás lectores. Un saludo.

      Eliminar
    2. Disculpas aceptadas. Creí entender una censura general a aquellas gentes, pero si tu crítica se basa en los estudios etnográficos de Caro Baroja y lo mal que lo pasaron agotes y otros heterodoxos, pues de acuerdo.
      Que mi chica es de la zona y no tiene nada de sorgina.
      Un saludo

      Eliminar
    3. Hay novela negra que no tiene como protagonista a un policía, para mi el caso más sobresaliente es mi autor favorito, Dennis Lehane y su serie que tiene como protagonistas a Kenzie y Gennaro que no son policías sino investigadores privados.

      El Baztán es una zona preciosa del magnífico Pirineo y ahí lo dejo. No me gusta que nada se convierta en objeto comercial y esas montañas son de los territorios más libres de comercialización (no digo que totalmente) que conozco muy bien.

      Interesante vuestro diálogo (Carlos-chafardero). Y Carlos, en este espacio se aceptan siempre los comentarios cortos, medios o largos, a gusto de cada cuál.

      Besos!!

      Eliminar

  12. Me falta leer la tercera...
    Voy un poco a salto de mata... y me parece que, si se leen, es mejor de un tirón... porque además no creo que el hacerlo resulte una lectura pesada...

    Para mí tiene unas connotaciones especiales... por mi conocimiento y vivencia del lugar en donde se desarrolla la trama... y tal vez por ese motivo, siento... visualizo... veo más cosas...

    Sobre el contexto socioeconómico, político, etc... en que se desarrolla es cierto que pasa más o menos de puntillas... aunque puede que ciertas pinceladas para quien vive en esta tierra, tengan más lecturas...

    Destacaría, por ejemplo, el tema del matriarcado (fuertemente arraigado) que discurre paralelo con la visión machista del mundo que se respira, principalmente en el entorno profesional de la protagonista...

    Igualmente sucede con esa visión/vivencia pagana o mitológica de la vida al lado de otra de fuertes creencias/costumbres unidas a la religión católica, en algunos casos extremadamente conservadoras... véase el 'Opus Dei' (Universidad Privada/Clinica Universitaria) y que quien conoce sabe el peso y el calado no sólo religioso sino económico-político y social que tienen por estos lares y cómo condicionan e influyen en la vida del ciudadano de a pie... No creo que sea casualidad que aparezcan en la novela/trilogía,

    Otro tema de los que tú ya has hablado es esa gran influencia de un clima y una naturaleza llena de contrastes... en todo... y que dice mucho del carácter de los que la (sobre)viven... un carácter peculiar...
    Alguien a quien conocí hace algunos años solía decir... 'esta tierra... para bien y para mal... esta tierra nos da raíces, pero no nos da alas'... Algo que marca la vida de la protagonista... que en un momento dado de su vida sale huyendo de ella (misma) y a la que regresa tiempo después... curiosamente en una versión moderna del 'indiano que regresa de las Américas'... igual que no hace tantos años... y como lo hiciera antes su especial/extravagante tía 'Engrasi' por las 'Europas' soltándose la melena y saltándose la norma socialmente vigente e impuesta y el qué dirán...
    La importancia de la comida como cultura y centro de celebración, reunión, encuentro... y trabajo/comercio/negocio.
    La vida en el medio rural conviviendo con otro más urbano, pero aún así a veces bastante pacato/provinciano...
    La 'casa'... como herencia... y no sólo de piedras...
    Y otras cositas que dejo para quien le apetezca leerlas...

    No es una gran obra literaria, pero siendo una lectura de entretenimiento y una de las primeras incursiones de esta escritora en la literatura para adultos, creo que tiene una calidad más que aceptable... aparte de resultar un género, literariamente hablando, bastante novedoso para esta tierra que, sin ser ni mejor ni peor que otras... 'para nada es ni está maldita', eh... ;P

    Dicho lo cual... sigo teniendo pendiente la tercera que me espera cual 'Ofrenda a la tormenta' al igual que cierto 'Tren nocturno a Lisboa'...

    Petonets de sábado sabadete... y cálido abrazo!!!

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MI estimada X, creo recordar. si no falla de nuevo la memoria, cierta iglesia del Baztán con un rotulo en el atrio en el cual se decreta con una señal, el punto a partir del cual los agotes no pueden penetrar más adentro de la iglesia. Siendo habitual que avance el sacerdote desde el ara para repartir las hostias que sean necesarias. No hablo de tierras malditas, si no de pueblos discriminados por sus costumbres ancestrales. Y de esos hay unos cuantos masacrados y discriminados por todo el planeta. Observo cierta susceptibilidad pequeño nacionalista en general cuando se rozan ciertos temas. ¡No sé si tanta adscripción a lo local, en este continente que se pretende amplio, responde a un análisis racional o es más como la cosa de ser de un equipo de fútbol! No juzgo, pero me pregunto, si la pertenencia, o no, excluye de alguna manera a los que no somos. Y eso me trae amargos recuerdos recientes. Un abrazo afectuoso.

      Eliminar

    2. Vale... entonces si con 'malditos' te refieres a esas situaciones, te compró la acepción...
      Yo también me pregunto porqué tanta susceptibilidad... 'también' en el sentido contrario... cdo se defiende lo local o las raíces...
      Y porqué una cosa tiene que excluir la otra... es decir... sentirse de un sitio no tiene que/no tendría porqué significar que no se siente ser de otros, ni excluir... ni dejar de estar abiert@ a los demás, ni dejar de valorar la diferencia... qué aburrido que tod@s fuéramos iguales...
      Y en ese sentido los que se consideran nacionalistas y los antinacionalistas... muchas veces y paradigmáticamente... son taaaaaaaan parecidos... caen en lo mismo y actúan de la misma manera...
      Hay de todo en tod@s...
      Tod@s tenemos prejuicios... y me incluyo.
      No he conocido a nadie aún... que no los tenga... otra cosa es en qué medida y si se es consciente de ello y se trabaja para mantenerlos a raya e incluso intentar vencerlos, atajarlos...
      Y conozco personas de muchas y variadas procedencias, culturas, creencias, ideologías, estamentos, clases, castas y condición, ... especialmente en mi trabajo, pero no sólo... también en mi vida en general... desde chiquitica...

      Siento que hayas tenido que vivir experiencias recientes o no que te traigan esos amargos recuerdos...
      Quién no los tiene... ojalá hubiera alguien que no... que nadie los tuviéramos que sufrir...

      Abrazo afectuoso para ti... y para la dueña de esta 'U-topia'... y buen domingo!

      :)

      PD: Y comenta lo que quieras, mientras 'ella' esté de acuerdo, largo, mediano o corto... es su casa... ¡estaría bueno!
      Pero igual tienes que aceptar que otr@s p(i)ense/an/mos diferente.
      No creo en las censuras y las imposiciones arbitrarias... sí en el diálogo, la comprensión, la empatía, la asertividad, la resiliencia,... y el encuentro en la contradicción con un@ mism@ y con l@s demás... como 'Walt Whitman'... ;)

      Eliminar
    3. Me alegra mucho que hayas encontrado interesante la obra. Incluso hay ligeras referencias a ETA, hay referencias diversas como apuntas, pero desde mi punto de vista son tan ligeras respecto al predominio de la mitología, que es lo que a mi me ha dejado fría porque no me interesa apenas salvo como curiosidad puntual.

      Saltanto al otro tema, seré breve. Sentirse de un lugar no me parece nada negativo siempre y cuando no se convierta en seña de identidad y, por tanto, en motivo de exclusión respecto a otras tierras, es decir cuando se convierte en nacionalismo. No conozco ningún nacionalismo que no considere a su nación mejor, a veces superior, a las otras naciones puesto que se autoafirma diferenciandose y excluyendo a las otras naciones.

      Y una matización, lo contrario del nacionalismo no es el antinacionalismo, sino otros nacionalismos y por eso se parecen tanto. El cosmopolitismo, universalismo o internacionalismo se mueve en otros parametros y, me parece, no se parece en nada al nacionalismo ya que no es excluyente, sino inclusivo, y no es identitario sino universalista (esto con brevedad porque estamos hablando de literatura).

      Me gusta la libertad (por encima de las raíces y demás aspectos identitarios) y creo que los dos habéis dialogado con respeto y libertad. Felicidades y gracias.

      Abrazos a ambos!!

      Eliminar
  13. Recuerdo todo lo que dio que hablar esta teilogía aunque no me llamó mucho. Creo que todo el mundo se centró en la historia del crimen y me pareció una más, la parte más mística sí que me encantaría... Te dejé un comentario en mi blog por si te pasabas, a ver si te lo puedo copiar con el iPad que estoy en la playa, si no vengo mañana jajajja. Besos

    Te copiaré esto en tu blog si no lo lees aquí.

    John Grady Cole es uno de mis personajes predilectos. McCarthy consigue con él una solidez abrumadora, ya en el primer tomo destaca desde el principio, no te desvelaré los rasgos de su personalidad para que los vayas descubriendo tú. En el tercer tomo te lo vuelves a encontrar como protagonista y McCarthy retoma cada uno de los rasgos y los vierte en un John Grady más maduro, consigue con él la perfección hasta el final :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yossi, la parte mitológica predomina de forma total en esta trilogía.

      Gracias por tu comentario sobre este personaje que ya tengo ganas de "conocer" y no tardaré mucho en hacerlo y tendrá que caer la trilogía.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  14. Aquí solo ha llegado la primera parte, y no soy muy asiduo al género. Creo que lo dejaré pasar; máxime si no te ha convencido mucho.
    Un beso grande, U-to!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu confianza, pero siempre es bueno descubrir nuevos autores y a mi me disgusta mucho la mitología tomada en serio y el maniqueismo de buenos y malos sin escalas de grises.

      Otro beso grande!!

      Eliminar
  15. He leído las dos primeras y leeré la tercera. Para mi lo más destacable es la ambientación, aunque hace veintitantos años que estuve por esa zona, las detalladas descripciones de Elizondo y los alrededores me han vuelto a trasladar allí.
    Y lo segundo que considero importante es que esta trilogía ha hecho, y está haciendo, que mucha gente lea, y eso es importantísimo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parecen dos aspectos a destacar, pero eso no hace una buena novela, reconociendo que es entretenida, eso desde luego.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  16. Baztán! Mmmm un valle precioso, seguramente ni el más imponente, ni el más impresionante del Pirineo navarro pero sí el más verde y misterioso.. no me extraña que en esta trilogía se aluda al mundo mítico de esos bosques, cuando estuve allí recuerdo que pensé.. debajo de cada corteza o brizna de hierba debe vivir un hada o un duende ;))

    No conocía ni la trilogía ni a esta escritora, hace tiempo que ando medio perdida por estos bosques blogosféricos intentando encontrar la salida jaja pero me ha encantado leerte en este claro del bosque ;) ¿sabes qué? tú tiene mucho de hada .. hada buena de los libros! a veces pienso que no hay nada que no hayas leído o estés por leer .. casi es mágica tu capacidad lectora y sintética de lo leído .

    Un beso grande LAURA, siempre es un placer leerte! gracias por seguir contándonos tan bien lo que lees.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuve instalada una semana en un caserío en Erratxu, me encantaba ver como la mañana siempre nacía entre nieblas que después levantaban propiciando días preciosos, naturalmente también hubo días de lluvia. Recuerdo la nata espesa que nos servía aparte la dueña de la casa mientras saboreábamos una leche recién ordeñada, dormir en camas altas con colchón de lana y cabecero de latón bien brillante. Fueron unos días inolvidables, sin embargo no vi nada ni mítico, ni mitológico, ni na de na, y eso que fui a la inmensa cueva de Zugarramundi. Suelo disfrutar mucho de la montaña, me gusta abrazar árboles y sentarme con los pies en el agua helada de los manantiales, pero nada más (o nada menos).

      Parece que andas en un laberinto, siempre me recuerdan a Borges y su poema Soy:

      Soy el que pese a tan ilustres modos
      De errar no ha descifrado el laberinto
      Singular y plural, arduo y distinto
      Del tiempo que es de uno y es de
      Todos. Soy el que es nadie el que no fue una espada
      En la guerra, soy eco, olvido, nada
      .

      ¿Un hada de los libros? No podrías hacerme mejor elogio, gracias, pero seguro que no lo merezco.

      Besos.

      Eliminar
  17. Hará poco más de un año que mi mujer se hizo con “El legado de los huesos”. Si bien recuerdo, empezó a leerlo pero no lo terminó , sin recordar porqué motivo lo dejó, se lo preguntaré. No me seduce mucho el género negro o el policial, la dicotomía entre los que velan por el bien y los que alientan el mal, o los que imparten justicia y quienes tratan de quebrantarla se desarrolla, así me lo parece, con un trasfondo psicológico que percibo casi invariable en estas propuestas literarias, como si fuese una plantilla, añadiendo o quitando algún detalle por aquí o por allá, que se amolda por igual a un libro de Dolores Redondo, de Lorenzo Silva, o de Montalbán, entre otros. Seguro que hay algunas perlas que no se ajustan a mi opinión, en tiempos prehistóricos leí algo de P. Highsmith, Hammett… Supongo que hay maestros que no pueden someterse a un juicio somero como el mío.
    Prefiero esa confrontación psicológica en un terreno de juego diferente, que sea menos evidente. Pero solo es mi apreciación, ni mucho menos extrapolable a otra persona que encontrará argumentos, en consonancia con su naturaleza lectora, que a mi se me escaparán. Es probable que mis impresiones adolezcan de algunos elementos de juicio relevantes, pues he leído pocos libros de este tipo. Supongo que al final lo que queda es una propuesta convincente o no, llámese género X o Y. Sea como fuere, tengo un buen número de libros en lista de espera antes de iniciarme con esta autora. Un saludo Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy una lectora de novela negra desde hace muchossss años, mucho antes de que se pusieran de moda y casi todo el mundo lea novelas de este género. Soy una entusiasta de la novela negra norteamericana, igual que del cine, desde los clásicos hasta autores actuales entre los que se encuentra mi autor favorito: Dennis Lehane.

      Como bien dices, al margen de géneros, hay buena literatura y mala. Comprendo lo que dices porque a mi hay géneros que no me atraen nada como el género fantástico y la ciencia-ficción.

      Salud-os!!

      Eliminar
  18. Al cubo, sí, pero al cubo de la basura. Leí la primera y ya tuve suficiente. Un insulto en toda regla para los aficionados a la novela negra entre los que modestamente me incluyo. A la gente que alaba los escritos de esta tía les recomendaría leer sólo 4 líneas. ¡sólo un fragmento! de, pongamos por caso, "Crónica sentimental en rojo" de Francisco González Ledesma y se ahorrarían las mil y pico páginas de la trilogía de la Redondo, en fin que le aprovechen las superventas...

    Salut!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cubo está ahí con doble intención. Me han parecido unas novelas simples y un cóctel en el que ha mezclado lo que pensaba que le daría el éxito (un poco de mitología, un poco de sexo, un mucho de crímenes, una mujer policía) y ha acertado. Tampoco es fácil hacerlo, eso lo reconozco, pero a mi me ha aportado poco, entretenimiento sin más.

      Salut!!

      Eliminar
  19. Yo acabo de leer ahora la trilogía y la he disfrutado mucho. No me importa que sea negra, policiaca o lo que sea. Creo que la intención de la autora al escribirla era pura y llanamente la del entretenimiento del lector y eso lo ha conseguido.
    Aun así, estupenda reseña.
    Nos leemos. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, le reconozco el entretenimiento.

      Salud-os

      Eliminar
  20. No soy muy de las trilogías, aunque por algunas me dejé tentar. Suena muy bien lo que cuentas, y el libro y su portada, se han insinuado en algún momento en que recorría librerías...pero de momento, he de decir, que me siento con pocas ganas de leerlo.
    Tal y como lo cuentas suena de maravilla.

    Un abrazo grande y feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que abundan mucho en las librerías.

      No los recomiendo, también optaría por otras posibilidades.

      Abrazos!!

      Eliminar
  21. Otra gran review, según lo que aportas es una novela policíaca de entretenimiento, si es para entretener bienvenida sea, cualquier texto que entretenga tiene su merito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, así es Boris. Entretener siempre es un valor.

      Eliminar
  22. Ay!! Yo pensaba que novela policíaca y negra eran sinónimos... ¡Qué mal...!
    También leí la trilogía y me pareció muy entretenida.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen aspectos comunes, pero otros son bastante diferentes.

      Abrazo!!

      Eliminar
  23. Buenos días, estaba pensando en regalarle este libro a mi sobrina de 14 años ¿creeis que es recomendable para esa edad? Es decir, ¿lleva escenas demasiado explícitas de violaciones o violencia? Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bastante explícito en ese sentido, depende de si tu sobrina ya ha leído novelas de este género o no.

      Eliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...