sábado, 30 de noviembre de 2013

PAREJAS ESCINDIDAS… Y JAMES SALTER, Años luz.

Tras leer un libro de relatos de este autor, y los comentarios elogiosos de esta novela en los blogs de Yossi y Offuscatio, me decidí a emprender su lectura.

La novela tiene 381 páginas y no he sabido encontrar referencias al significado del título, se me ocurre que un año luz es una unidad de distancia, que equivale aproximadamente a 9,46 × 1012  km = 9 460 730 472 580,8 km. Una distancia inmensa e inimaginable que quizás pueda hacer referencia a la distancia que se va abriendo en la pareja protagonista, Viri y Nedra, y que remite a la fugacidad de los mejores años de la vida de esta pareja, así como a su lejanía y luminosidad.
Sobre el autor se puede consultar la etiqueta correspondiente de la reseña de su libro de relatos La última noche.


No hay una vida completa. Hay solo fragmentos. Hemos nacido para no tener nada, para que todo se nos escurra entre los dedos. Y, sin embargo, esta pérdida, este diluvio de encuentros, luchas, sueños… hay que ser irreflexivo, como una tortuga. Hay que ser resuelto, ciego. Porque cualquier cosa que hagamos, incluso que no hagamos, nos impide hacer la cosa opuesta. Los actos demuelen sus alternativas, he aquí la paradoja. La vida, por tanto, consiste en elecciones, cada cual definitiva y de poca trascendencia, como tirar piedras al mar (p. 48).

La pareja protagonista está escindida, tras vivir una época luminosa y feliz ambos han aceptado que la pasión ha terminado y que su amor se ha perdido. Pese a ello siguen unidos durante un tiempo para proteger a sus dos hijas, lo que no evita que ambos establezcan otras relaciones con amantes aceptables. Al autor le interesa reflexionar sobre la fragilidad de las emociones y los afectos, sobre la facilidad con que se establece una distancia inmensa en una pareja y es imposible recuperar el amor que les unió, sobre la fugacidad del amor.
Salter utiliza el recurso de capítulos y frases breves con contenido poético, en muchas ocasiones, especialmente cuando habla del paisaje y de los ambientes.

Los días habían perdido su calor. A veces, al mediodía, como a manera de despedida, había una hora o dos de clima veraniego que pasaban enseguida. En los puestos de huertos vecinos había manzanas duras y amarillas, rebosantes de zumo sustancioso. Explotaban contra los dientes, salpicaban motas blancas como argumentos. En los campos lejanos, mares de tierra húmeda y fría, lejos de las ciudades, había aún tomates adheridos a las lianas (p. 94).

Los capítulos tan solo tienen en común la familia protagonista y la novela va avanzando con elementos aparentemente triviales como una cena, una charla, una salida por la ciudad para comprar. Todo parece trivial pero nos va alertando de que la relación del matrimonio no es tan perfecta como parece. He vuelto a apreciar en esta novela lo que destaque cuando leí sus relatos en La última noche, que Salter escribe a pinceladas, breves impresiones de color que solo al final toman cuerpo y te permite apreciar el conjunto.
Salter, le dedica tanto espacio, o más, a la descripción de paisajes que a la de los personajes. Hay una excepción: Nedra. Un personaje al que le da una dimensión mucho más profunda y rica que a su marido, Viri. Una mujer que encarna la transición que llevó a cabo la mujer en el siglo XX desde el espacio doméstico, al que tenía que dedicarse en cuerpo y alma y en el que debía sentirse plena, a la libertad y la búsqueda de la felicidad rompiendo convenciones y estereotipos.
Su vida era suya. Ya no estaba a merced de quien quisiera tomarla (p. 325). La libertad de la que hablaba era la conquista de una misma. No era un estado natural. Estaba destinado solamente a quienes lo arriesgaran todo por conseguirla, a quienes eran conscientes de que sin ella la vida consistía únicamente en apetitos hasta que te quedabas sin dientes (p. 329).

La lectura de Años luz te introduce en un torbellino de sensaciones cuando sus personajes se mueven y luchan por encontrar la plenitud que equivale a la felicidad. En esa lucha sin cuartel se van manifestando grietas y fisuras que muestran la complejidad del ser humano y la facilidad que tiene para buscar “salidas falsas” para abandonar la soledad que pesa como una losa.

No había logrado nada. Tenía su vida –no valía gran cosa-, que no era como una que, aunque consumada, hubiese sido realmente notable. Si hubiese tenido el valor, pensó, si hubiese tenido fe. Nos protegemos como si eso fuera importante, y siempre lo hacemos a expensas de otros. Nos acaparamos. Triunfamos si ellos fracasan, somos sabios si ellos son necios, y seguimos adelante, aferrados, hasta que no queda nadie, hasta que no nos queda más compañía que Dios. En quien no creemos. De quien sabemos que no existe (p. 366).

Una novela que atrapa sin darte cuenta: un silencio, un comentario, un mal gesto, una chispa de rabia… y acabas atrapado sin poder dejar de leer.



39 comentarios:

  1. Las pasiones cada vez son de peor calidad.
    No sé donde las fabricarán ahora pero son muy malas.

    De todas formas se suele compensar con el autoengaño.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo no me quejo. Y eso que me considero bastante selectiva.

      Besos.

      Eliminar

  2. Interesante...

    Tu último 'fragmento' y tu última 'poesía'... ;)

    Espero que esté(i)s mínimo bien, ojalá muy bien.
    Disfruta del fin de semana.

    Petons y un fuerte y cálido abrazo !!!!

    :)

    PD: Yo también me pregunto lo mismo que tu primer comentarista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las pasiones son lo que tienen, no todo son flores y violas. De eso hemos hablado más de una vez ¿no? Eso sí, cuando florecen las flores no hay nada mejor.

      Un inmenso abrazo!!

      Eliminar
  3. Los párrafos son arrolladores. Un itinerario perfecto de la desposesión... Un abrazo, L,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la novela te va guiando casi sin darte cuenta por un itinerario que se va transformando casi sin darte cuenta en un profundo desamor y todo lo que conlleva.

      Abrazo!!

      Eliminar
  4. Siempre nos recomiendas unas lecturas tan intensas, tan llamativas, que mi lista crece y crece; gracias por eso.

    Feliz fin de semana, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayy!! Solo puedo decir que yo estoy en las mismas :-)

      Y buena semana Aglaia.

      Eliminar
  5. Eres mi ruina, otro libro que me pienso comprar ¡ya!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja!! Lo siento por el bolsillo pero la novela te va a gustar sí o sí.

      Eliminar
  6. En alguna página leí que, con la edad, evitamos permanecer frente a un espejo. La literatura como un relfejo de la existencia. Pues es verdad. Un beso. Me la apunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que peco de arriesgada. No me importa el espejo, prefiero mirarme a cara a cara.

      La buena literatura siempre nos revela retazos de existencia e incluso nos interroga sobre cómo es la nuestra propia. Como dice Gabilondo, y creo que los dos coincidimos con él, si no estamos dispuestos a interrogarnos mejor no correr el riesgo de leer.

      Dos besos!!

      Eliminar
  7. Parece que en asuntos del alma nada es para siempre aunque las resonancias de las explosiones de la pasión las sufra el corazón.
    El escenario que alcanzo a captar en ese segmento de la historia donde se da la trama recoge el proceso de redefinición de un ambiente con claras huellas bucólicas en decadencia y hacia la consolidación de la dinámica urbana capitalista donde las mujeres se integran a la fuerza asalariada con su debido cambio de estatus de "amas" de casa. Las consecuencias solo fueron entonces una nueva forma de traumas en cuanto a la reconciliación de lo femenino y masculino reflejadas en la distancia que recoge el escritor en esta obra. Tal vez sea un paso en el avance donde lo humano sea por fin el objetivo de la política y de la economía y la reconciliación del júbilo de llegar a ser con los demás ya no sea un sueño.
    Mientras los cimientos del amor entre las mujeres y los hombres no tengan terreno firme la orfandad del corazón por siempre la estaremos lamentando en un sin número de acontecimientos desgraciados.
    Besazos querida Laura Uve!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te doy la razón, empezando por la parte final de tu comentario. Deberíamos ser capaces de cimentar unas relaciones humanas igualitarias que rompieran modelos y estereotipos de género, tantos los dominantes como, especialmente, los femeninos y crear algo nuevo. Sin embargo no sé si estos tiempos de crisis son el mejor momento ¿Pero cuándo es el mejor momento?

      La realidad es que las mujeres han avanzado mucho y se han construido y reconstruido muchas veces, eso aparece en la novela en el personaje de Nedra y algún otro personaje femenino. Los hombres, acomodados en su posición de poder, les cuesta más pero hay un sector que lo está haciendo desde el inicio de las desigualdades, o sea, desde hace diez mil años.

      Besos y feliz semana Aristos!!

      Eliminar
  8. Una trama interesante.
    Cuándo se apaga la llama sobreviene la catástrofe...es necesario alimentar el fuego, a veces se logra, otras no.
    Te dejo un beso y un regalo


    La pasión

    Salimos del amor
    como de una catástrofe aérea
    Habíamos perdido la ropa, los papeles
    a mí me faltaba un diente
    y a ti la noción del tiempo
    ¿Era un año largo como un siglo
    o un siglo corto como un día?
    Por los muebles por la casa
    despojos rotos:
    vasos, fotos, libros deshojados.
    Éramos los sobrevivientes
    de un derrumbe
    de un volcán
    de las aguas arrebatadas
    y nos despedimos
    con la vaga sensación
    de haber sobrevivido
    aunque no sabíamos para qué.

    Cristina Peri Rossi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, el amor y la pasión no son eternos. Y qué bien lo recoge este poema de Peri Rossi. Y que extraordinaria coincidencia que mi "fragmento" del lateral es de ella.

      Un gran abrazo!!

      Eliminar
  9. Ya son varios los comentarios de los que han leído esta novela, que la han convertido en un hito. Sin embargo, sólo unos pocos hemos estado de acuerdo respecto de 'La última noche'. Claro, no habíamos pasado previamente por esta experiencia. Sin embargo, tus líneas confirman el éxito al leerla. Aun no ha llegado por aquí, Laura; la última edición disponible en el mercado de usados data del tiempo de Jurasic Park. Esperaré que la editorial se digne en hacérnosla llegar en breve. Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, recuerdo prefectamente que nos pasó lo mismo, leímos La última noche y nos gustó, en cambio quien había leído esta novela, creo recordar que Yossi y Offuscattio, les supo a poco. Eso quiere decir que la manera en que abordamos a un autor no es indiferente.

      Confío en que la editen pronto y podamos compartir opiniones sobre ella.

      Un beso Marcelo y buena semana!!

      Eliminar
  10. He leído cosas impresionantes de esta novela, me parece magnífico que de lo trivial el autor consiga cautivar a tanta gente, habrá que ponerla en la lista de reyes, aunque ya viene siendo demasiado larga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)) A la lista de reyes, su magia hace injustificable que no nos obsequien con libros.

      Eliminar
  11. Te tenía abandonada Laura, me he estado poniendo al día con tus siempre interesantes coments. Espero volver a la rutina que tras el verano ha sido una locura y llevarte más al día.... :-) Saludos. Roy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síii juez!!

      Bueno, nos ponemos al día ambos.

      Salud!!

      Eliminar
  12. Años luz está entre mis mejores lecturas del año; es cierto que Salter escribe a pinceladas, pero creo que el resultado final es sobresaliente...una pintura a óleo sobre el matrimonio ante el cuál un espectador puede perder la noción del tiempo. De todo lo que se publicado al castellano de Salter, sólo me queda una novela; pero no me cabe duda de que este es uno de sus mejores trabajos. Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, el resultado al final es excelente, ocurre igual que con la pintura impresionista que a través de impresiones de color acaba acercándonos más a la realidad que cuando la escena se pretende dibujar perfectamente.

      Miraré qué más hay del autor.

      Besos.

      Eliminar
  13. Entonces habla de lo humano, que no es tan cercano, que muchas veces ni lo vemos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, ver lo que tenemos a nuestro alrededor, a veces, no es tan fácil. Esta frase de Orwell la tengo siempre muy presente:

      Ver lo que se tiene delante exige una lucha constante.

      Eliminar
  14. Que nos es tan cercano, quise decir...

    ResponderEliminar
  15. La lástima es que no tengo presupuesto ni tiempo para tanto libro. Me sorprendes, porque el ritmo que llevas es impresionante. De leer tanto como tu, que envidio, no podría trabajar ni dedicarme a lo que hago ahora mismo.
    Entiendo a Tracy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé qué decir, siempre pienso que podría leer más. Tenía lecturas acumuladas del mes de septiembre que no publiqué nada y supongo que no dedicar nada de tiempo a TV, ni series por Internet, ni prensa (soy una desinformada por vocación) ayuda a dedicar tiempo a la lectura.

      Pero que también mi tiempo se dedica a otras cosas, especialmente trabajar y la "protesta".

      Eliminar
  16. Sí, años luz de distancia entre los dos, entre lo que era y lo que es, una distancia inabarcable. Uno de los mejores que he leído este año, sin duda, lo quiero releer, me recuerda a las primeeras lecturas de verano en el patio. Gracias por la mencion.

    Me ha hecho ilusión ver a Bonnie Raitt en el lateral, qué gran disco es Nick of Time. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La he leído gracias a tu recomendación y de Offuscatio, así que mi agradecimiento. Una gran novela.

      Sí, una gran cantante (un poco olvidada) y un gran disco.

      Besos!!

      Eliminar
  17. Yossi y Offuscatio ya me habían puesto en el sendero de este autor, no veas el empujón que le acabas de dar :D Un párrafo demoledor el que has puesto del que me he quedado enganchada de esto "Nos acaparamos". Anotadísimo el libro. Gracias y un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy recomendable, desde luego. Tiene muchos párrafos bellos e interesantes. Su escritura roza muchas veces el lirismo.

      Saludos!!

      Eliminar
  18. Suelo disfrutar de las largas descripciones de un personaje pero tengo una cierta aversión a las descripciones de paisajes, quizá porque se ha abusado tanto de ellas. O me enganchan sin remedio o las ignoro.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No rechazo las descripciones de paisajes pero el abuso siempre es negativo. Así que estamos de acuerdo.
      Te recomiendo a Salter, te gustará.

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. La fugacidad de los tiempos felices, la caducidad del amor. No debe haber nada más desolador que encontrarse a años luz de tu pareja. Sería recomendable esta lectura para prevenir. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, desolador.
      No sé si se puede prevenir el distanciamiento. Pero la novela es muy interesante, su modo de escribir te puede gustar Marcos.

      Saludos.

      Eliminar
  20. Lo tengo apuntado para cuando llegue. Tu y yo hemos coincidido en nuestras lecturas acerca de 'La última noche' cuando quienes habían leído este título no les parecía a la altura de aquél. Será cuestión -como siempre- de hacer experiencia propia. Me gustaron tus líneas, Lau. Besos para ti.

    ResponderEliminar
  21. Así es. Es interesante pensar que el orden sí altera el producto.

    Gracias con besos!!

    ResponderEliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...