miércoles, 27 de noviembre de 2013

JAZZ, LUCIANA SOUZA

En dos semanas, especialmente en la semana del 11 al 17 de noviembre, he asistido a varios conciertos de jazz aprovechando la oferta relacionada con el 45 Festival Internacional de Jazz de Barcelona. 

Quizás por cansancio, combinar el trabajo con salidas nocturnas no es fácil, algunas de mis expectativas se han visto algo frustradas. Pero el domingo 17 me estaba reservado mi mejor concierto cuando ya no lo esperaba. La tarde del domingo no presagiaba nada bueno porque caía una lluvia intensa y hacía frío. 




En un pequeño escenario, el de Luz de Gas, una menuda mujer, Luciana Souza, que tocaba algunos instrumentos de percusión, y el extraordinario guitarrista, Romero Lubambo, lograron por fin que me olvidara del reloj.


Pese a lo que me gusta la música, especialmente, síii, el jazz, no suelo escribir en este espacio central de ese tema (me pasa igual con el cine) porque no sé lo suficiente para hacerlo sin caer en lugares comunes. Solo me “atrevo” cuando algo me ha entusiasmado y este es el caso.



Luciana Souza es una excelente vocalistas del jazz. Hija de la poetisa Teresa Souza y del cantante, guitarrista y compositor Walter Santos, Souza considera que la música humaniza a las personas y las contagia de dulzura e inteligencia, por lo que considera fundamental expandir las artes y la cultura en todas las sociedades. 

Con una simpatía natural nada esnobista, Souza cantó temas de dos discos, The Book of Chet, con el que rindió homenaje al gran trompetista y cantante Chet Baker, y Duos III, el último de una serie de grabaciones con las que reinterpreta canciones clásicas de Brasil. Me atrajo su autenticidad, su sencillez y sobriedad al cantar sus temas acompañada tan solo por la excelencia de la guitarra de Lubambo y la simple percusión que aportaba la propia Souza. Escuchar a esa vocalista es transitar por un mundo de sensibilidad, belleza, emoción y calidez. Hubo muchos temas que me gustaron pero voy a destacar este As rosas nao falam (Las rosas no hablan): 


 Me quejo a las rosas, pero que absurdo
 las rosas no hablan.
 Simplemente las rosas exhalan
 el perfume que te roban a ti.

26 comentarios:

  1. Qué bueno que disfrutaste ese concierto.
    Un amigo entusiasta del jazz me va enviando descubrimientos q hace,y hará unas dos semanas me mandó un tema de Luciana,creo q se llamaba Docemente,y me gustó.
    La que tú has enlazado es más chula,me ha encantado.

    Gracias por traérmela.
    ; )
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Me quedaré un rato en YouToube escuchándola.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Tu entrada rezuma jazz, casi se oye esa magnífica voz, me gusta que escribas sobre él.

    ResponderEliminar
  4. Una emisora de radio aquí tiene un espacio de jazz y su lema es "El jazz la música de los músicos" ja ja ja. Querida Laura sigue participándonos de tus gustos por ese prodigio del arte, me gusta te juro que me gusta, ja ja ja.
    La cita de Machado alumbra toda la página. El vídeo que citas como para ver caer la tarde para llegar renacido con el corazón desbordante a la noche.
    Ediciones que bien merece la etiquete "alegrías"
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  5. El jazz es fantástico, se te mete bajo la piel, me encanta; es genial que pudieras disfrutar de este concierto.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Esa música es, para mi, de las de cerrar los ojos y dejar que pase el tiempo. Un beso.
    P.S. Las rosas no hablan, pero tampoco creo que les haga falta.

    ResponderEliminar
  7. Clima perfecto para disfrutar del jazz en vivo y además con la grandísima artista que es Luciana Souza, no he tenido ocasión nunca de oírla en vivo pero sigo su carrera, me gusta mucho su estilo. Un beso Laura :)

    ResponderEliminar
  8. No la conocía y me ha gustado mucho.
    Igual que esto: "...la música humaniza a las personas y las contagia de dulzura e inteligencia, por lo que considera fundamental expandir las artes y la cultura en todas las sociedades."

    Me alegro que disfrutases de ese concierto y, en cierta manera, redimiera a los anteriores.

    ¡¡¡¡ Petons y un fuerte y cálido abrazo !!!!

    PD: Fatal eso de trasnochar y al otro día tener que madrugar... especialmente para trabajar... ¿a qué sí? :P

    ResponderEliminar
  9. Anda que me invitaste....

    Que tacañona.

    No, no, ahora ya no quiero ir ni aunque me lo pidas de rodillas.

    Hummmmm

    ResponderEliminar
  10. Casualidades: yo también he disfrutado de buen jazz estos días, pues se ha celebrado en mi ciudad el XXIV Festival de Jazz. Estuve en el cierre, en un concierto de la Big Band Clasijazz realmente estupendo, en el que todos los componentes de la banda tuvieron ocasión de lucir sus buenas maneras con el viento, la cuerda o la percusión. De Luciana Souza ya estoy buscando en You Tube esos homenajes a Chet Baker.

    ResponderEliminar
  11. Yo he conocido el jazz por Miquel, un amiguete que viene por mi blog, no lo conocia y ahora me estoy aficionando a él. Estoy convencido que la música desarrolla la capacidad de pensar y estimula la creatividad, `yo soy un ignorante, la verdad, pero cada día le cojo más gusto.

    ResponderEliminar
  12. Te leo de madrugada y no quiero hacer ruido volveré para oir a Luciana. Me suelen gustar los musicos brasileños.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Siempre es un placer leerte, Laura. Pero, particularmente, cuando lo haces sobre tu otra pasión, me llena de felicidad porque se cuánto disfrutas de ello. Soy un neófito en el área, lo sabes, y sin embargo puedo captar parte de ése, tu placer, en las breves líneas que le destinas, y me haces sentir parte de esa comunión que logras con el jazz. Gracias por eso. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Oye, una dudita: ¿tú paras por casa alguna vez? Besos.

    ResponderEliminar
  15. Si la has colocado en la página centrar es que hay que anotarla inmediatamente y subrayar con rotulador este nombre. Para mi es nueva, cosa que me encanta.
    La idea de atreverse con su voz, guitarra y percusión casi a palo seco dice mucho de su propia confianza en su poderío vocal y en sus posibilidades. Me alegro que nos descubras estas joyitas.Ya te diré que me pareció.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Y tú, para dónde vas profe.
    Yo escucho jazz todos los sábados por la noche.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. No es de mis cantantes preferidas, la verdad sea dicha. Lo que hace lo lleva a cabo con corrección, pero a mi personalmente no me llega esta cantante.
    Y sobre el jazz bien poco puedo decir, a mi me encanta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Si te quedaras inmóvil, te crecería MUSGO en la piel?

    ResponderEliminar
  19. Noviembre es el mes del jazz en España. Casi más que en julio y agosto. Nosotros también tenemos un festival, Jazzatlántica, done he podido ver actuaciones interesantes. Ayer mismo a un fenomenal guitarrista inglés, Martin Taylor, con solo su instrumento en el escenario. Un músico de toque claro y luminoso de la escuela de Django Reinhardt.
    Destacaría de todas las actuaciones la de Gregory Porter, un cantante negro que se está abriendo paso en un territorio tan explotado. Aquí te dejo una muestra de su talento:
    http://www.youtube.com/watch?v=9HvpIgHBSdo
    Muchos besos musicales

    ResponderEliminar
  20. Gracias por presentarnos a Luciana y sus rosas....
    no la conocía, me encantó!

    Besos muchos Laura.

    ResponderEliminar
  21. Ya he dicho alguna vez que tuve la fortuna de acceder, cuando estudiaba en la Universidad, a muchos conciertos de jazz de aficionados y algún otro de profesionales. Desde muy joven me gustó el jazz y siempre me ha acompañado. Recurro a escucharlo muchas veces cuando mi estado de ánimo lo hace necesario. Sin embargo nunca he sentido la necesidad de formar mi "gusto" con lecturas. De esa forma mis gustos siempre han sido muy intuitivos.
    La lectura, para mi, siempre ha estado por encima de la música y cuando tengo que elegir, siempre opto por la primera. Me siento con más criterio en literatura que en música, aunque mi formación académica no es en esa materia.

    Os agradezco vuestros comentarios como siempre y me disculpo por no poder contestarlos uno a uno como me lo suelo hacer.

    Muy buen fin de semana (mañana os propondré una nueva lectura) y un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  22. Uff, he derrochado una palabra innecesaria:

    (...) me disculpo por no poder contestarlos uno a uno como lo suelo hacer.

    ResponderEliminar
  23. Precioso poema que creo que me llevo¡
    Un beso.

    Sin tu permiso¡
    Ha sido un plecer pasar por tu blog. Un beso.

    ResponderEliminar
  24. Laura,
    una vez más gracias a ti,descubro una voz que disfruto de inmediato,me pongo a buscarla a Souza ya...
    un abrazo!

    ResponderEliminar
  25. ¿Conoces JazzSi?
    Hace poco, por 2,50€, o sea la cerveza, disfruté de un concierto maravilloso.
    Si un día llegamos a conocernos...

    ResponderEliminar
  26. Siento mucho lo que voy a decir pero...¡este sí que es un Festival de Jazz y no el de Zaragoza! Gracias por traernos tu experiencia.

    ResponderEliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...