sábado, 18 de mayo de 2013

ESCRIBIÓ, BEBIÓ Y AMÓ: DYLAN THOMAS, Cartas de amor... Y MICHAEL CONNELLY, La caja negra.


Buscaba poesía de Thomas y encontré recién publicadas estas Cartas de amor en un precioso formato de una nueva editorial.
La obra tiene 177 páginas con prólogo y notas (además de la traducción) de Andrés Barba, del que he leído recientemente la excelente Agosto, octubre. Al final tiene una cronología del poeta.
El título es obvio, se trata de las cartas de amor que D. Thomas escribió a diversas mujeres (Pamela Hansford, Wyn Henderson, Emily Holmes, Ruth Wynn, Edith Sitwell, Margaret Taylor, Margred Howard, Elizabeth Reitell y, especialmente, a la que mujer con la que se casó, Caitlin Macnamara).



Dylan Thomas nació en 1914 en Uplands, Swansea y murió en 1953 mientras estaba en EUA como consecuencia de la ingestión de dieciocho whiskies seguidos, en la taberna White Horse, que le produjeron el colapso que acabó con su vida.

En estas cartas se revela la compleja y torturada personalidad del escritor y poeta a través de su relación con las mujeres que amó.

Me gustaría tener una mente ordenada, pero rara vez la tengo. Es como si mi inteligencia se deshilachara en hebras de ideas medio recordadas, en fragmentos de hechos medio vividos.
(…)
Uno se pone la coraza todos los días pero el verdadero yo, el herido, sigue en el interior oculto a la mirada de los demás. Si me quito la armadura no dispares, querida mía. Ni siquiera con una sonrisa satisfecha o ensayada.
 (pp. 28-29)

Sus cartas son de una autenticidad que impresiona, en ellas realiza declaraciones de amor llenas de lirismo y amor arrebatado:

(…) para mí no tiene sentido vivir si no es contigo, el mundo se desequilibraría si en el mismísimo centro no estuviésemos tú y yo, minúsculas motitas constantemente abrazadas en una bruma peluda y luminosa.
(p. 95)

(…) pero también escribe impresiones llenas de humor y de inadaptación al mundo real.

Qué bonito tu ronroneo conmigo después de la cena, como dos gatos alimentados y lustrosos restregándose en las patas de la mesa e imaginándose que le pertenecen a un enano galés con una resaca acumulada de tres semanas y el corazón lleno de ansiedad, amor y alcohol (…)
 (p. 63-64).

Su constante escapismo de la realidad a través del alcohol se manifiesta constantemente dibujando un camino a la enfermedad y a la muerte.

Existía un proyecto ya acordado entre Dylan y Stravinsky de realizar una ópera en colaboración, con textos de Thomas. Stravinsky hizo unas conmovedoras declaraciones tras su muerte y compuso, en su honor, un cuarteto para cuerda, trombones y tenor titulado: In memoriam Dylan Thomas…

 

Una recomendable lectura estas Cartas de amor.




MICHAEL CONNELLY, La caja negra.

Connelly es, desde hace tiempo, uno de mis autores favoritos de novela negra. Así que, simplemente, no pude resistir la tentación de comprarla en lugar de esperar la edición de bolsillo.

La novela tiene 393 páginas (incluidos los agradecimientos) y su título hace referencia a la parte fundamental de una novela, igual que la caja negra lo es en un avión en caso de accidente.


Michael Connelly, Filadelfia (1956), periodista de formación con una amplia experiencia en sucesos, comenzó a escribir ficción partiendo de sus propias experiencias en las calles de Los Ángeles. Desde su primera novela, El eco negro, apareció la figura del inspector Harry Bosch que protagoniza también La caja negra.

La trama está bien articulada, el inspector H. Bosch investiga un crimen cometido hace veinte años, el de una periodista danesa, en los disturbios raciales de Los Ángeles (1992). Enseguida se establece una relación con la Guerra del Golfo y la presencia norteamericana.

En paralelo a la trama principal, Connelly va desgranando aspectos del trasfondo social de los sucesos narrados y de su vida personal. Una novela fácil de leer (¿quizás demasiado fácil?) y muy entretenida.

Connelly es aficionado al jazz (otro motivo para que me atraigan sus novelas) y este tema, Patricia, de Art Pepper está muy presente en la novela.



Recomendable para los lectores de novela negra sin complicaciones.

Música y fotografías de los autores, tomadas de google.

46 comentarios:

  1. Llego desde el blog de Tracy.Tenía razón.tus posts son muy interesantes y variados.
    Leí hace tiempo esos poemas de D.Thomas,impresionantes!
    Precioso el homenaje de Stravinsky.
    Tomo nota de Connelly,del q no conozco nada.
    Saludos,Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen, bienvenida!!

      Tracy es muy generosa conmigo y su blog visita obligada para mi.

      Thomas es un escritor peculiar y muy interesante por su manera de vivir, y agotar la vida...

      Connelly es otro mundo, pero mi debilidad por la novela negra me llevó a él hace mucho tiempo y sigue gustándome.

      Buen fin de semana!!

      Eliminar
  2. He leído algunas novelas de Connelly pero esta no.
    Tiene muy buena pinta.

    En cuanto a lo de la mente desordenada me resulta muy familiar.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Connelly es siempre garantía de pasar un buen rato, ideal para desconectar de los desórdenes de la mente (quién no los tiene??).

      Besos!!

      Eliminar
  3. Que pena siento por ese autor, no entiendo que se pueda llegar a perder así la vida, por beber...vivir para esribir o sentirse morir por causa del amor, eso si que lo puedo comprender. La pieza que has elegido de Art Pepper fantástica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bebía para afrontar la vida, para afrontar su continuo deseo de amar a diversas mujeres (a veces a la vez) y por muchos otros motivos. Yo sí le comprendo.

      Adoro a Art Pepper...

      Eliminar
  4. Laura, no me lo puedo creer..ehehhe..lo leí hace en una de esas semanas de sol y lluvia de abril, y ahora lo encuentro en tu blog. ¡Parece que estamos en perfecta sintonía! La edición y traducción están extremamente cuidadas, y las cartas literarias me han encantado. Hay una nota al pie de página sobre la fundación de la revista literaria de T.S. Eliot que resulta reveladora. Estas pequeñas curiosidades, junto a las menciones a su poesía, fueron lo que han dejado pegada a sus páginas. En suma, una lectura muy apacible.
    Un beso,

    P.s. Gracias también por la mención en el lateral de tu blog. No me lo esperaba :)
    Es un verdadero honor estar junto a un lector y bloguero como Yossi. De nuevo, muchísimas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es raro que compre un libro por la edición, en este caso tenía la motivación previa de buscar al escritor pero al ver la edición no me pude resistir (la portada ya es atractiva con ese lazo morado y esa cara de Thomas reconcentrada, encendiendo el cigarrillo).

      Qué maravilla encontrarnos por el camino de los libros e ir encadenando autores (yo pude valorar al traductor porque había leído Agosto, octubre gracias a ti...

      Para mi vais unidos Yossi y tú, primero lo encontré a él y al poco viniste tú desde su blog... un gran descubrimiento.

      Un beso.

      Eliminar
  5. No conocía ninguno de los dos libros que nos recomiendas; tomo nota. Feliz sábado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si acabas leyendo alguno espero que te hagan pasar un buen rato.

      Feliz domingo!!

      Eliminar
  6. Me gusta mucho Thomas y los extractos que has sacado de este libro (además de la edición, que es verdad que es muy atractiva), pero, ¿no crees que en una carta de amor es difícil encontrar la verdad de un poeta? ¿No mentimos y manipulamos siempre, aunque sea poco, con tal de convencer y enamorar? Sin duda son interesantes, pero supongo que habrá menos Thomas en ellas que en su poesía (solo quizás).
    Yo acabo de empezar las de Fitzgerald a su hija y son una maravilla. La verdad es que este cotilleo por las vidas "reales" de los escritores da muchos placeres.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy contigo en que una carta de amor puede contener mentira para enamorar, pero quién nos dice que no ocurre lo mismo con los poemas o la narrativa... incluso sucede con disciplinas más académicas como la historia u otras.

      Me gustaría estar convencida, como dice Pessoa, de que el estilo literario de Thomas o de cualquier otro escritor, se basa en:

      (...)decir lo que se siente exactamente como se siente -con claridad, si es claro; oscuramente, si es oscuro; confusamente, si es confuso-; comprender que la gramática es un instrumento, y no una ley.

      Uyyy ya me has tentado con esas Cartas...

      Un saludo con el deseo de un placentero domingo...

      Eliminar
  7. Estupenda entrada.
    Conocía cosas de Thomas, pero el comentario de este libro me parece sencillamente fascinante, los extractos me sirven para poder tener una buena impresión del mismo. Y parece ser que la edición está muy cuidada. Me lo apunto en mi Moleskine de libros a comprar.
    El libro de Connelly todavía no lo tengo, pero tengo previsión de que caiga. Connelly es un gran amante de jazz y sus libros están salpicado de jazz, son novelas muy jazzísticas. Recientemente acabé de leer "Luz Perdida" y en las páginas sale Art Pepper. Tan sólo hay que ver como lo describe en la pag. 48 de la Edición EdicionesB.
    El tema que has puesto hace poco lo recomendé, y fue de los primeros discos que escuhé de Pepper, el tiene otras versiones de "Patricia", pero está del LP "Today" es una maravilla, el saxo suena lastimero, bello, con una sonoridad redonda y aterciopela. El sonido que sólo los grandes maestros consiguen.
    Tengo mucha discografía de Pepper e incluso vinilos originales de la época Galaxy. Y es que todo lo que hizo sonaba bien, incluso de sideman, sólo hay que escuchar las grabaciones para el sello Atlas que él estaba como sideman por problemas contractuales: un regalo para los oídos.
    Gracias por la entrada.
    Buen fin de semana largo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acostumbro a utilizar libretas para apuntar libros y música que me pueden interesar. Curiosamente nunca he usado una moleskine y conozco alguna otra persona que es fiel a ellas.

      Las referencias de Connelly a la música y, en concreto, al jazz son constantes y Art Pepper es uno de los habituales:

      (...)el cielo encapotado me pareció conveniente cuando Pepper cogió el clarinete para acompañar a Lee Konitz en The Shadow of Your Smile. Tenía un aire nostálgico que incluso dio que pensar a Rider, que se quedó de pie, escuchando.

      Tengo dos CDs de Pepper siempre cerca de mi para escucharlos como si fueran un bálsamo. Menudo lujo tenerlo de sideman...

      Te deseo que lo disfrutes plenamente!!

      Eliminar
    2. Tengo unas cuantas agenda para apuntar cosas, una de ellas son varias Moleskine, y otras no lo son. Siempre tengo una libreta para apuntar alguna cosa.

      La cita que llevas a cabo es de la pág. 48 anteriormente citadas.

      Art Pepper lo he disfrutado desde hace muchos años, y ahora también desde que su viuda esta reeditando material inédito de actuaciones en directo. Y es que... Pepper es Pepper. Espero disfrutar durante mucho tiempo.

      Un saludo y feliz lluvia.

      Eliminar
    3. También yo, siempre tengo una libreta a mano para apuntar... luego es un lío cuando utilizo varias, pero son manías difíciles de perder.

      La cita que mencionas es muy buena, mucho más larga y con anotaciones muy interesantes.

      Pepper es Pepper... y como soy despistada como un pato mareao, no sabía lo que dices de la viuda... voy a ver si encuentro ese material inédito.

      Ahora ya... feliz sol... aunque hay nubes (seguro que alguna bella foto captarás).

      Eliminar
  8. Me encantan las cartas de amor, la correspondencia a través del tiempo y la historia, aqui hay un restaurante "Torcuato & Regina" que suele realizar encuentros literarios donde se leen y debaten cartas de amor como por ejemplo las del ex presidente argentino Marcelo Torcuato de Alvear y la famosa cantante lírica Regina Pacini, que dieron lugar al nombre del Restaurante y muchísimas más, realmente imperdibles, historias de amor llenas de poesía, distancia, pasión, lucha, recuerdos y entrega absoluta.

    Gracias por compartir con nosotros éstas suculentas entregas.

    Te dejo regalitos querida Laura, que tengas un lindo fin de semana, embriagate de cosas bellas!


    Plegaria

    Vuelvo la esquina de la plegaria y ardo
    en una bendición del repentino sol
    en nombre de los condenados
    me volvería o correría
    a la escondida tierra
    pero el sonoro sol
    purifica
    el cielo
    Alguien
    me encuentra
    Oh dejadlo
    que me abrase y me ahogue
    dentro de su herida terrena
    Su relámpago contesta mi llanto
    mi voz arde en su mano
    ahora estoy perdido en Aquel que enceguece
    y al fin de la plegaria se oye el clamor del sol

    D. Thomas

    (...)

    "¡Es hora de embriagarse!"
    Para no ser los esclavos martirizados del tiempo,
    ¡Embriáguense, embriáguense sin cesar!
    De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca.

    Charles Baudelaire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Quién no ha dirigido alguna vez un ruego o una petición buscando protección, ayuda o consuelo?. Esta de Thomas es bellísima, de un gran lirismo pero también profunda y con sentido... Y puestos a embriagarme siempre optaría por hacerlo de poesía.... bien, en ciertos momentos con cava :))

      Si en el Torcuato & Regina se come bien también, me tendrían de clienta habitual. Qué maravilla elegir como tema de encuentros literarios las cartas de amor...

      Gracias por tus bellos regalos.

      Eliminar
  9. Qué peligro las cartas de amor de un poeta.
    Estoy volviendo al jazz gracias a ti que lo tenía un poco olvidado. gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha sorprendido lo normal que se muestra, diciendo bellos lugares comunes y todo..., ya sabes, como aquello de no puedo vivir sin ti :))

      Oh!! me alegro de esa vuelta al jazz...

      Eliminar
  10. Me gusta mucho el género epistolar, lo encuentro muy de verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo he trabajado mucho en literatura, en cambio he leído cientos de cartas investigando sobre una Marquesa...

      Eliminar
  11. Que buen par has compartido.

    Exquisitas cartas, uno se encuentra fragmentos de si mismo al leer.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, siempre leemos así ¿no te parece? Desde nuestro interior, encontrándonos y perdiéndonos...

      Bienvenida y buen domingo!!

      Eliminar
  12. Muchas cosas Laura,
    Primero Dylan Thomas, es uno de mis favoritos. todo lo que huela a modernismo o simbolismo es de lectura obligada para mí. hay editada una recopilación en Visor de poesía, Poesía completa que es una maravilla y que creo que te va a gustar mucho. También me gustó mucho el libro de Barba y me gustaría leer más.
    También me gusta mucho la novela negra así que me llevo este libro de Michael Connelly, en verano consumo muchísima :)

    Y del lateral me vuelvo a quedar con Pessoa y su relación ambivalente con los sueños y con las fotos de Mostar. tengo mucha relación con la ex Yugoslavia, sobre todo con Bosnia Herzegovina y Croacia.

    Offuscatio y yo leemos mucho juntos, nos compenetramos bien, comentamos mucho y hemos llegado a la conclusión de que es la mejor forma de exprimir un libro. Únete a nosotros cuando quieras! Entre lo que tenemos pensado a leer está McCarthy, el resto de la trilogía de la frontera, Cartarescu, surgirán más... Yo leeré la trilogía de John Dos Passos, la de Murakami, algo a regañadientes, todo hay que decirlo y seguiré con Gonçalo Tavares. Surgirán más, ya nos dirás.

    Un beso Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidencias varias... sobre todo en la novela negra. Sobre el simbolismo, aunque me identifico con el punto de partida: el mundo es un misterio por descifrar que responde, a veces, a relaciones ocultas en las que la hipersensibilidad es la clave, sus realizaciones no siempre me convencen... en España, Antonio Machado y Pérez de Ayala mis favoritos, Oscar Wilde también. Me llama la atención en pintura Fernand Khnopff, hasta hace unos días tenía una obra suya en mi lateral.

      Conozco a un sinestésico, un seguidor de este blog... nunca dejará de maravillarme esa capacidad.

      Me impactó bastante el viaje a la ex-Yugoslavia de este verano (es una guerra muy reciente...), volví a leer sobre ella...

      Por supuesto estaré encantada, si a Offuscatio le parece bien, de compartir alguna lectura con ambos. Estoy por la mitad de Suttree, no sé qué tenéis proyectado leer de él. Ya sé que tú la has leído, recuerdo perfectamente que fue el primer comentario que te leí, yo había leído hacía poco La carretera y me había gustado mucho). Murakami me interesa a pequeñas dosis y he de confesar que no he leído a Dos Passos. De Tavares tengo comprada la que comentaste de Aprender a rezar....

      Un beso!!

      Eliminar
  13. Quien pueda elegir su forma de morir y si es al calor de la poesía y la obsesión del amor, a cumplido su tarea con creces.
    La novela negra se ha convertido en denuncia de tramas de grandes crímenes donde una ideología y un poder conservan su puño de hierro sobre el mundo.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto lo que dices respecto a elegir la forma de morir... desde fuera resulta lamentable la destrucción personal por el alcohol... perooo... cada cual el libre de tomar sus decisiones en la vida sobre todo si no perjudica a terceras personas.

      Me parece que siempre lo ha sido, la caza de brujas de McCarthy en EUA obligó a muchos escritores de izquierda a esconderse y a emigrar. Los que se quedaron en EUA encontraron en este género una salida económica y una manera de seguir criticando al poder establecido, especialmente policía y poder judicial, también el poder político.

      Besos!!

      Eliminar
  14. Tengo mis peros hacia el malditismo. Demasiadas veces una muerte trágica o temprana da a buenos escritores una aureola mítica que no tendrían en otras circunstancias. Supongo que ésto es una herencia del romanticismo que se perpetuó con los simbolistas franceses (Rimbaud, Baudelaire, Verlaine...) y que ha llegado hasta nuestros días con la Generación perdida, la generación Beat etc.. Al margen de eso Dylan Thomas es un poeta de un lirismo extraordinario.
    He oído hablar de Connelly y de su detective de Los Ángeles, aunque quizás la lectura reciente de alguna novela deJames Ellroy me ha hecho pensármelo mucho antes de adentrarme de nuevo en esa tremebunda jungla de asfalto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto tus peros, no hay nadie que por morir joven merezca ser más valorado y además nunca podré admirar a alguien que busque la muerte velozmente (y mira, me acuerdo ahora de Amy Winehouse, una mujer que hubiera podido dar mucho a la música). Tampoco los juzgaré nunca, confío en la capacidad de elección del ser humano (no olvido los serios condicionantes sociales). Por tanto, estamos muy de acuerdo.

      Hay en mi una perversidad con la novela negra que no sé de dónde viene pero para mi siempre ha sido un tipo de novela que me relaja (lo sé, es difícil de entender...), en cambio no puedo con las de terror, que me dan un miedo cerval...

      Eliminar
  15. La foto del libro parece tener a Orson Welles. ¿Cómo pudo compilar las cartas enviadas a tan diversas mujeres?¿Sacaba copia? Para poder ingerir un litro de güisqui seguido, tiene que ser muy seguido y 450ml de alcohol de golpe en el estómago, no lo resiste nadie sin vomitar. ¿Se quería suicidar y el camarero le ayudó? Un alcohólico a partir de la segunda copa, las siguientes intenta retardar. Escribiría de sus borracheras, pero no borracho... o crees que sí.
    Me da la impresión de que te has sentido identificada con esas mujeres y tu amor-odio ha aflorado.
    'White Horse' es un juego de palabras: whisky, scotch, blanco (más que el bourbon?), caballito (chupito). Era para británicos, su Casa Blanca.
    Quizás me exceda, pero algo de razón tengo. El nombre de esa taberna sale en no sé qué novela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)) bixen-provocador... Vayamos por partes...

      No, no sacaba copia de las cartas que enviaba. Por lo que he entendido, las cartas las aportaron dichas mujeres y se publicaron con su consentimiento.

      Sobre si es posible morir de una ingesta de alcohol de esa envergadura, no tengo ni idea. He reproducido la información al respecto sin más dudas... es posible que esté mitificada aunque su alcoholismo es cierto... Hombre, no creo que escribiera curda perdido...

      bixen querido, no, no me he identificado con esas mujeres... de identificarme con alguien, que tampoco lo he hecho, hubiera sido con él mismo y su manera de amar.

      Es un nombre muy habitual para bares y tabernas, conozco una en Zaragoza, por ejemplo.

      ¿Excederte? nooo.... :)) Hay algo que no aceptaría por tu parte y sería la grosería o los insultos, pero como no es el caso, eres bienvenido a mi casa siempre que así lo desees.

      Eliminar

  16. Hola Laura:

    Aprovecho un ratito que tengo para pasarme por tu casa y relajarme... ;)
    Tengo algunas complicaciones varias, especialmente familiares, y ando un poco a contramano.

    'Dylan Thomas': Escribió, bebió y amó... vivió...
    Me lo apunté hace unos días cuando pusiste un pequeño fragmento/anticipo de estas 'Cartas de Amor' en tu lateral y a 'Connelly' también lo tengo apuntado hace tiempo... a ver cuando los pillo por banda a los dos... :)

    El caso es que entre lo que me apunto de aquí y de allá y lo que me encuentro, tomo prestado o compro... :S
    El viernes estuve diez minutos en una librería aprovechando el camino a casa y adquirí algunos libros (la verdad es que hacía tiempo que no lo hacía y lo echaba de menos). Últimamente he pisado más la biblioteca y he atacado libros que ya tenía y que estaban/están por leer...
    Y entre los que cogí está uno de los libros más largos (unas 1000 pág.) y uno de los más cortos que he conocido (46 pág. en versión miniatura). Éste último me recordó a ti. Ya te daré sus datos y te diré qué tal y entenderás entonces porque me acordé de ti cuando lo vi... :P

    Hoy han resonado en mí especialmente estos dos trocitos que has publicado en tu casa:

    "Uno se pone la coraza todos los días pero el verdadero yo, el herido, sigue en el interior oculto a la mirada de los demás." (Dylan Thomas)

    Y...

    "Tengo hambre de la extensión del tiempo, y quiero ser yo sin condiciones." (FERNANDO PESSOA 14)

    Cuando estoy leyendo un libro y se hace referencia a una música, a una canción, un intérprete,... tengo la necesidad imperiosa de escucharlo a la vez que leo ese fragmento en el que se los menciona... y suelo hacerlo siempre que puedo...

    Espero que estés pasando un muy buen fin de semana.

    Besos y un abrazo muy fuerte y cálido.
    Y cuídame bien tu casa... ya sabes... uno de mis refugios...
    Y tú también te me cuidas, claro...
    Te/os leo en cuanto me puedo escapar por estos lares... un poquito de aire para respirar... :)


    PD: El género epistolar es 'especial'... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que esas complicaciones se solucionen positivamente...

      Ese mal del exceso de referencias anotadas en la libreta me afecta a mi también. Lo malo es que voy comprando (también leo de bibliotecas pero casi nunca encuentro lo que busco) y se acumulan recordándome todo lo que me falta por leer.

      Ir a una librería es uno de los mayores placeres para mi: mirar, Buscar una referencia que alguien ha recomendado, dejarte conquistar por un autor, descubrir una novedad, dejarte seducir por un título o por una portada................ procuro ir sola o acompañada de mi amiga de Zaragoza, que es igual que yo, sino desespero a quien me acompañe.

      Hmmm... los libros minis son otraaaa tentación, ya me dirás porqué te acordaste de mi, si :))

      Encontrarnos en el lateral es para mi un gran placer...

      Un abrazo inmenso, buena semana.... y muchos besos!!

      Pdt: cuídate mucho porfa, yo también estoy en el fisio con la espalda :((

      Eliminar

  17. PD2: Y sigo aprendiendo de toda la sabiduría que rezumáis tú y tod@s l@s que te comentan... un verdadero placer... y un pozo sin fondo, por suerte... :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo una inmensa suerte con los comentaristas, lo sé.

      Eliminar
  18. El malditismo más allá de una etiqueta literaria, es el grito desgarrado de alguien que nació roto por dentro y vive desangrándose hasta remetarse, todos borderline, cada uno a su estilo. No sé donde leí que viven muriéndose hasta que por fin lo consiguen... Unos lo hacen en letras como DYLAN THOMAS en esta joya, otros en música... esa manera de sufrir a lo bestia, su autodestructiva vida añade a su obra un morbo añadido al ser en realidad su testamento vital, más allá del valor de ella en si misma, como en este caso, indudable. Al contrario que en el cine, que me encanta, nunca he conseguido encontrarle el punto a la novela negra... debe ser que la he probado poco, como la tónica. Veo que este autor que nombras es de los fijos de los amantes a este género...es un gusto ver como le das a todo, ten cuidado con el coma etílicoliterario, tú, mi querida LAURA, debes estar ahí, ahí:-)

    Muchos besos cielo, feliz semana...sigue disfrutando en sano como lo haces, das muuuucha envidia, que lo sepas;))


    Si me permites, como veo encima de mi a X, ya que la compartimos de inquilina BIP de nuestros blogs, también le dejo un besito para ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El malditismo, de la clara manera que lo has definido, puede ser atractivo para quienes lo miramos desde fuera, pero una gran drama para quien lo vive. Y eso que hablamos de personas que han logrado canalizarlo en obras artísticas interesantes, pero hay muchas personas que viven así sin la creatividad del artista (doble drama).

      :)) O simplemente que es un género que no te gustará nunca... a mi me pasa con el de terror, fantástico, o incluso, aunque he leído más, con la ciencia-ficción....... ahhh y olvidaba el género histórico, que, por otros motivos, tampoco me gusta.

      :)) me ha gustado eso del coma etilicoliterario...

      María, te deseo una semana llena de pequeños momentos de felicidad con aquello que te lo proporcione y naturalmente tienes mi afecto...

      Eliminar
  19. No he leido ninguno de los dos. El de poesía me llama mucho. Me gusta este tipo de autor en el límite de todo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Dylan Thomas te gustará...

      Un abrazo!!

      Eliminar
  20. Quiero esas cartas de amor, ya! Dylan es una deuda ya impostergable!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)) Venga........... búscalas y verás como te gustan...

      Eliminar
  21. Tengo un libro con todos los cuentos de Dylan Thomas, no se me había ocurrido leer su poesía pero me has despertado las ganas, lo voy a tener presente a ver si puedo leerlo más adelante. Sobre Connelly, tengo un par de él, ya lo leeré. Por ahora me quedan tres nada más por leer de un atolladero en que estaba, y ya arrancó tranquilo de uno en uno. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marío... ese atolladero debía ser inmenso si solo te quedan tres por leer... a veces queremos abarcar más de la cuenta ¿verdad?

      Felices lecturas de tres en tres o de uno en uno!!

      Eliminar
  22. Pues... ya tengo el libro. En una visita al Mercat de Sant Antoni (vaya locura de sitio). Nuevecito y a precio de risa, risa. El que lo vendía seguramente no sabía ni lo que era. Mejor para mi, así he salido ganando de todas.
    Ahora cuando pueda a disfrutarlo, estoy con 4 libros a la vez, y no doy al abasto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Halaaa qué suerte..., me gusta bastante el Mercat de S. Antoni, antes iba más... hay muchas joyas.

    Yo llevo tres, uno principal y dos secundarios que se alargan más porque les dedico menos tiempo... no sé, a veces pienso que no es buena idea llevar tantos libros a la vez pero luego me puede la tentación.

    Disfruta el libro... buen lunes!!!

    ResponderEliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...