viernes, 8 de marzo de 2013

OCHO DE MARZO

MANIFIESTO  UNIPERSONAL
Soy mujer y me siento feliz 
de serlo...
Que mi sexo, y el género que la sociedad y la cultura me adjudican, no sea un límite...

CASEY BAUGH
Mujer…
alfabeto que abarca fugazmente el destino,
viaje que dibuja rutas a la deriva,
miradas perdidas en el tacto,
laberinto con itinerario rebelde de emociones,
retazos del espejismo de tu cuerpo,
risas que reconstruyen el dolor y lo amortiguan,
paréntesis que supera las dudas del futuro.

Ordena los renglones,
busca, en los puntos suspensivos, el por-venir.

Texto: Laura Uve

Otra manera de decirlo: VIRGINIE DESPENTES

Fotografía tomada de google.

22 comentarios:

  1. Wow, Laura, unos versos muy evocadores y con mucha intención. Te robo una frase. "miradas perdidas en el tacto via @Laura Uve

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Un manifiesto, para hacer de él nuestra vida en plenitud.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Laura, pensé que no podría volver a dejarte comentarios en tus entrada y no había caído en cuenta de que estaban de nuevo habilitados.

    Me ha encantado este manifiesto, estas palabras tan inteligentes y tan sentidas.

    Muy feliz día de la mujer.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Ojalá no hubiera razones para celebrar este día de la mujer. No me acuerdo nunca de estos "días de". Lástima porque me habría gustado dedicarles una entrada. Me muero de sueño, quizá mañana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

  5. Si me lo permites, me adhiero...

    Hermosa fotografía y hermosos versos... muy evocadores...

    ¡Celebremos la vida!

    Besos, petons, muxus i una molt forta abraçada i calida.

    :)

    ResponderEliminar
  6. Laura Uve,
    un gran manifiesto,intenso,esperanzador...
    me quedo con ese final:
    "(...)Ordena los renglones,
    busca, en los puntos suspensivos, el por-venir."
    espero pases una digna jornada de recuerdo..
    Bsts

    ResponderEliminar
  7. Feliz Día de la Mujer, Laura!! Caminando hacia la igualda, verdad?? Hoy es un día para leer un Cuarto Propio, la vindicación de los derechos de la mujer,...en fin...para celebrar lo que vamos consiguiendo entros todos y todas y lo que nos queda.
    Un beso y que tengas muy feliz día!!!

    ResponderEliminar
  8. Me gusta tu manifiesto, me gusta la foto. Yo me apunto. Sin el 50% nunca sale nada bien hecho.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Feliç 8 de març per a tu també!

    I seguirem caminant...

    Petonsssssss

    ResponderEliminar
  10. De nuevo consigues que me reconozca en tus letras. Todo lo que tan bonito dices en esas palabras me resulta tan familiar... NO podría destacar solo una de sus líneas porque todas me gustan.

    Un beso.

    Pdt: El corazón se alegró durante casi tres horas...

    ResponderEliminar
  11. No voy a decir feliz día. Sólo rubricar tus palabras. Que no sea un límite. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Feliz día. Me ha gustado eso de por-venir. Besicos.

    ResponderEliminar
  13. "risas que reconstruyen el dolor y lo amortiguan"
    Sí, riamos juntas, en buena compañía, y nos reconstruiremos después del dolor. Besos

    ResponderEliminar
  14. La mujer, mi mujer, mi hija, mi esposa, mi amiga, mi guia, segura conductora, esa y ésta y aquella, que a veces me deja participar con ella en aventuras y formar parte de su ser, siendo su mitad y a la que quiero, sobre todas las cosas, libre de ataduras, de todas las amarras inventadas y por inventar.

    ResponderEliminar
  15. Gran entrada! Me gusta tu manifiesto. Si hubiera que firmarlo lo haría sin dudar.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  16. Partir de ser feliz en un tiempo y estructura social donde todo está programado al destino de la infelicidad es muestra de un trabajo tenaz para sobreponerse a los paradigmas de la derrota. El escrito expresa la superación de los miedos y las autodesvalorizaciones personales. Fantástico tener consciencia que ir más allá de lo establecido es una aventura que puede deparar grandiosas satisfacciones... ... ...
    Besos Sra Historiadora!!!

    ResponderEliminar
  17. No comento nunca los textos editados como Palabras.

    Voy a hacer una excepción en este caso para agradecer vuestras hermosas palabras.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  18. Me hace mucha gracia que nos dediquen un día como si fuéramos "algo" que necesita un día para ser recordado, lo cual supone que los otros 364 no se nos recuerda. Me siento como el tabaco o el coche que también tienen su día, excepto que ellos son "sin". Por lo menos nosotras hemos tenido suerte de que no nos dediquen el "día sin mujeres". Dicho esto que, con la ironía que me caracteriza, te he dejado como testimonio de mi oposición a que las mujeres tengamos "un día" mientras los hombres no lo tengan también, te dejo algo que escribí sobre lo que siento siendo mujer.

    Afortunadamente soy una mujer, no me hubiera gustado nada ser hombre. Los hombres se pierden muchas cosas maravillosas de las que las mujeres podemos gozar.

    La maternidad es la más importante de todas. Se es madre toda la vida, nunca se deja de sentir el instinto de protección hacia los cachorros por muy hombres que sean. La maternidad ha marcado mi vida de forma definitiva. Al decidir ser madre adquirí un compromiso con mis hijos que jamás he traicionado ni traicionaré. Ni siquiera cuando quise morir porque, en parte, quise morir por ellos. Quise acabar con mi sufrimiento que era también el de ellos. Están y han estado presentes en todas y cada una de las decisiones importantes que he tomado en la vida desde que ellos nacieron. He seguido de cerca sus vidas y las he compartido con ellos. He intentado hacer de ellos personas “felices, cultas y fuertes”, como dijo José Martí. Creo que, a pesar de todo lo malo que juntos hemos tenido que superar, lo he conseguido. Como madre me siento plena.

    Quizás echo en falta una hija en mi vida, por esa complicidad que tenemos las mujeres y que yo he tenido con algunas de mis hermanas y con mis mejores amigas.El universo femenino es tan rico, tan íntimo. Es delicioso tomar un café con las amigas hablando y hablando. Nunca me he aburrido en su compañía. Siempre nos falta tiempo: el trabajo, los hijos, la casa, la compra… ¡Tocamos tantas teclas! Siempre corriendo. Pero llegamos a todo porque tenemos el cerebro acostumbrado a estar en alerta, a controlar constantemente la situación, sea cual sea.
    Un beso, Laura

    ResponderEliminar
  19. Encontrar nuestra voz como mujeres no se trata de elegir una nota y cantarla de por vida; no es algo tan simplista como reducirnos a una idea de mujeres que poseen tales o cuales cualidades. La voz de las mujeres es mucho más una orquesta que un sólo instrumento, es más una compleja armonía que un simple acorde. Encontrar nuestra voz es descubrir todas las notas que se concentran en nuestro yo más profundo y reclamar nuestro derecho de expresarlo como la canción que es exclusivamente nuestra para entonar. Esta canción personal puede ser diferente cada día, porque somos diferentes cada día, y por ello encontrar nuestra voz tiene que ver con ser libres de cambiar nuestro tono sin que seamos etiquetadas de cambiantes, o criticadas por no apegarnos a lo predecible.
    Y por sobre todo y más allá de todo, se encuentra esto: una mujer que ha encontrado su voz, que puede expresar la sinfonía de su corazón, la sabiduría de su alma, la fortaleza y belleza fenomenal de su ser, el conocimiento que yace en su mente; es una mujer que es libre de ser con fidelidad y verdad, exactamente la persona que vino a ser desde su nacimiento.
    En cambio, mientras más notas, acordes y melodías de experiencias en nuestro interior se pierden, o permanecen retenidas por temor, más dejamos de ser libres.
    Y esta falta de libertad no nos afecta sólo a a nivel individual, sino a todas las mujeres, y a todos los seres sintientes del planeta; ya que no estamos separados los unos de los otros. Cuando una mujer se torna más libre, todas las mujeres lo hacemos. Mientras más y más mujeres recuperan esa libertad, más espacio hay para que la divina energía femenina ocupe su lugar, femenino que propicia las relaciones y la conexión con el Cielo y con la Tierra, para derramarlo en un mundo que necesita desesperadamente más y más de esta cualidad esencial.


    Janet Quinn.

    ResponderEliminar
  20. Marta y Adriana, que preciosidad de aportaciones. Gracias a las dos.

    ResponderEliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...