sábado, 2 de marzo de 2013

Amor límite y asediado. CRISTINA FALLARÁS, Últimos días en el Puesto del Este.

En la librería Negra y Criminal, Pedro Zarraluki y Willy Uribe, presentaron el libro de Cristina Fallarás. 



No conocía a la autora y fui a la librería buscando otra novela y con la idea de compartir ese ambiente de los sábados con el vaso de tinto, las patatas chips y los mejillones. 

Tras escuchar la presentación del libro, mi interés por leerlo se disparó. Cuando lo compré y fui a que la autora me lo firmara, le comenté que me recordaba, por lo escuchado, a La carretera de Cormac McCarthy. Me dijo que sí, y que La carretera la leyó tras escribir la suya.

Últimos días en el Puesto del Este tiene 100 páginas, se trata de una novela breve. Su título hace referencia al espacio en el que se encuentran sitiados por una amenaza exterior, poco definida, un pequeño grupo de personas entre los que se encuentra una mujer que relata los últimos días en ese Puesto del Este.

Cristina Fallarás (Zaragoza, 1868) es periodista y escritora. 

El tema no es nuevo, el asedio de un grupo de personas por una amenaza exterior indefinida: gritos en la noche, uñas y ladridos de perros, sacrificios de quienes se han arriesgado a salir fuera, o la propia barbarie que se va instalando entre los asediados. Una mujer, la Polaca, vive en ese asedio y relata sus últimas diez noches mientras construye un relato de amor límite. La novela está escrita desde la poesía más dramática, la de una existencia al límite de las fuerzas que intenta batallar anclada en sus hijos (León y la pequeña) y en los recuerdos de la vida anterior al asedio.

Un FRAGMENTO hermoso, entre los muchos que hay, en tan exigua novela:


Sé que recuerdas mi ombligo, los huesos de las rodillas, el empeine. Sé que estás vivo y allá donde estés recuerdas el once de mi nuca, que aún sientes aquel hormigueo al pensar en mis pies, un pecado rojo puta en cada uña, mi pie entrando en tu boca, dios, ocupándola entera, arrancando el gemido bronco de mi centro vertido, derribada frente a tu larga figura en alto, una sacudida lumbar, el arco de la espalda subiendo hasta la línea de tu deseo, un deseo de sangre, tus labios feroces, tus dedos abriéndose paso, un enganche para alzar mi grito, una inyección de vida (p. 19). 

Una interesante novela.

35 comentarios:

  1. No conocía el libro pero me gusta esa comparación con la carretera. La estoy leyendo y me gusta bastante. La tendré en cuenta. Suena bien lo del vinito y los mejillones. Por acá hay unos típicos, choritos a la chalaca. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una escritora bastante desconocida que publica en editoriales difíciles de encontrar, pero me ha gustado su manera poética y sobria de escribir (¿parece, quizás, una contradicción?).

      ¿Qué son los choritos a la chalaca, Mario? Que bien suena...

      Eliminar

  2. Buenos días 'Utopi-Laura':

    Aprovechando un "paréntesis"... ;)...y a pesar de llegar tarde a tu anterior post, te dejo unas palabras, un beso y un fuerte y cálido abrazo.

    Hermoso e interesante siempre todo lo que compartes con nosotros... como ese fragmento de 'C. Fallarás' y lo que has ido dejando últimamente aquí a la derecha... A nuestra 'Lizz Writght' o ese "Blue Moon"... ¿Sabes que esa pieza musical (adaptada de una manera sencilla) es mi última tarea a practicar con el piano? Ahí ando, peleándome con los dos... a ver si conseguimos entendernos entre los tres...
    Por cierto, no sé si ayer la pudistes observar, pero había una luna preciosa...

    Que disfrutes de un buen fin de semana.

    Más besos... por el atraso...

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaa...

      Nunca llegas tarde, querida X.
      Lizz Wright que viene a Barcelona y ya tengo entradas... adoro a esta mujer, será la segunda vez que la vea en directo (sus CDs los oigo constantemente), Ben Webster... uno de los grandes entre los grandes (sus CDs están también sonando constantemente en mi reproductor).

      Pues ese Blue Moon es una absoluta preciosidad... tienes que bordarlo... una vez tócala para mi ¿vale?

      Estaba en Barcelona y la vi en todo su esplendor, jamás ignoro a la luna.

      Te deseo también un fin de semana disfrutón!!

      Eliminar

  3. PD: Qué envidia... sana, eh? Mejillones, vinito, paréntesis,... en fin... paciencia... Ya me tocará algún día.
    Aunque me atrae ese libro no te voy a decir que me lo apunto y ya lo leeré porque ahora mismo no sé ni cuando, ni si lo haré alguna vez... y además mi lista de "pendientes" es tan extensa ya que...
    Lo dicho, algún día... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La librería Negra y criminal es excepcional y peculiar, me encanta.

      Te comprendo!! Mi lista de pendientes, que engordo pese a haberme prometido lo contrario, es inmensa :(

      Un inmenso abrazo!!

      Eliminar
  4. Estupendo el fragmento que nos presentas aquí. Anoto recomendación. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es de Zaragoza, Marcos...

      Cuando hablé con ella, y lo dijo, me alegré. Otra emigrada en Barcelona como yo.

      Eliminar
  5. Que buen ambiente en esa libreria y una bella descripción de esa novela. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  6. Hola Laura
    Me he alegrado mucho de encontrarte en la pradera de violetas ...se está bien ¿verdad?... tumbada mirando al cielo olvidando los problemas.
    Me gustan tus reseñas literarias
    Un Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien, me encantan las violetas, tengo una plantita de violetas en la habitación desde la que te estoy escribiendo..., cuando da flores, qué alegría!!

      Buen domingo!!

      Eliminar
  7. Qué buena pinta tiene esa librería con esas vigas de madera...Me encantan esas librerías chiquitas, así la imagino que igual es un pedazo de librería, pero a mí me parece que debe ser pequeñita.

    Me ha encantado ese párrafo que nos has acercado. Preciosa descripción de un recuerdo y de un momento especial.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es diminuta, Myra. Llena de libros por todos lados de su reducido espacio... uno de esos lugares que te gustarían como a mi.

      Un beso y feliz domingo!!

      Eliminar
  8. Imposible no apuntar tu recomendación. Me parece que me va a gustar este libro, por su historia, por ese tono poético que señalas... Ya este fragmento que nos dejas me ha gustdo mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!

      Aunque no sé si será fácil encontrarlo, ya sabes que las editoriales pequeñas tienen la distribución que tienen.

      Feliz domingo!!

      Eliminar
  9. Laura, el fragmento que has seleccionado me ha puesto el vello de punta por su fuerza y por su belleza llena de sensualidad.
    Que miedo se debe de sentir en una situación de asedio.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto esa sensación contigo, tiene la fuerza de la desnudez y la autenticidad. Qué belleza vivírlo.

      Sentirse asediada es tremendo, puedes acoquinarte o luchar puesto que no tienes nada que perder... la protagonista, lucha hasta el final.

      Buen domingo Wendy!!

      Eliminar
  10. Ahora no estoy para ciertas lecturas, pero mas adelante ya se vera.....

    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ánimos para salir de esa situación cualquiera que sea.

      Es una novela de lucha en la que la protagonista, y la autora, desnuda sus emociones. Creo que te gustaría.

      Buen domingo!!

      Eliminar
  11. Pues me lo he apuntado, que recuerde a McCarthy con lo que a mí me gusta ya es garantía de calidad. No conocía a esta autora y siempre es un placer encontrar a autores nuevos. Por otra parte me ha llamado la atención que tengas a Zeca Afonso en un lateral. Un beso Laura :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una autora bastante desconocida. También me gusta leer autores nuevos para mi.

      ¿Por qué te llama la atención? Ahora mismo en Portugal vuelve a ser una canción llena de vida y espíritu de lucha...

      Mi lateral responde a ese cajón de sastre que es la autora de este blog y el propio blog :))

      Feliz domingo Yossi!!

      Eliminar
  12. Supongo que sabes que Cristina Fallarás fue deshauciada de su casa y es conocida por sus artículos reivindicativos respecto a este tema. Aquí un ejemplo respecto a la palabra "deshaucio": http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/ellas/2013/02/27/cospedal-repita-conmigo-desahucio.html... no sé si se habló de ello en la presentación a que fuiste.
    Sin duda un libro interesante el que propones, estaré pendiente a ver si lo encuentro... aunque ahora tengo una lista para leer.
    Petonsssss i bon diumenge!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en la presentación Cristina Fallarás explicó su situación de forma muy explícita, dijo: El libro surgió cuando le dije a mi compañero: a partir de ahora la carne se queda para los niños y tú y yo solo podremos comer pasta y arroz. Hablo de memoria.

      Enlazo el artículo que incluyes para ir directamente: DESHAUCIO

      Gracias por tu aportación.

      Petons i molt bon diumenge!!

      Eliminar
  13. Bellísimo fragmento. Muy turbador (léase que casi me pone).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Humm... comparto tu opinión, es turbador.

      Eliminar
  14. Y no me dices nada de cómo estuvo el tema del vinito, ainss, lo mejor no me lo cuentas, je je. Bss amiga vital!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cariii... pues estuvo perfecto, ya sabes de mi debilidad, confesada en este espacio, por las patatas chips. Los mejillones los puedo comer al vapor a kilos... y el vino suficiente... prefiero el cava pero a caballo regalado, no le mires los dientes... :))

      Vital deseo de que tengas una estupendísima semana!!

      Eliminar
  15. Me la apunto. El trozo que has reseñado engancha.
    Que suerte teneis los que vivis en una gran capital, me refiero a ofertas culturales, hecho eso de menos.

    Saludos
    Roy



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un buen fragmento, sí.

      La verdad que sí, además me considero urbana cien por cien.

      Salud!!

      Eliminar
  16. Pues no me extraña que te sintieras inmediatamente atraída por la temática. A mí me pasa algo similar, me son muy sugestivas estas historias al límite, ver hasta que punto podemos imaginar que llegaría una persona en según que circunstancias. Además, en este caso, la brevedad de la obra sería otro aliciente.

    También quería comentarte, así más en general, que tu blog, tan variado y bien llevado es una vitamina para mí. Sigue así, me gusta mucho tu espacio.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy convencida que nuestro límites es inimaginable ahora. Mi duda es si en ese límite seríamos capaces de comportarnos con valores basados en la colaboración, la solidaridad, el afecto y el apoyo mutuo... o el hombre se transformaría en un lobo para sí mismo y desarrollaría lo peor (recuerdo La carretera.

      Argax, gracias!!

      Eliminar
  17. Por lo que se alcanza a ver según tu exposición es una novela de intensas vivencias donde se aprovecha hasta el más mínimo recurso para continuar viviendo.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es.
      Siempre he sido partidaria de aprovechar cualquier recurso para bien vivir.

      Que la vida favorezca tus deseos.

      Eliminar
  18. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...