sábado, 23 de febrero de 2013

ALESSANDRO BARICCO, Seda. Mr Gwyn.
























En menos de dos meses he leído estas dos obras de Baricco por un cúmulo de circunstancias que encajan con el argumento que siempre defiendo de que los libros me llaman a mi, deciden cuando es el momento de ser leídos, y no al contrario.


Seda hace tiempo que lo había comprado y no recuerdo el motivo. Leí positivamente de Mr Gwyn y decidí leer primero Seda aprovechando uno de los viajes que hago en  tren ya que por su ligereza era adecuado. Me vino bien para descansar del extenso libro que estaba acabando, 2666, de Roberto Bolaño. Lo leí en poco más de un día. Un mes y medio después he leído  Mr Gwyn  en cuatro días. Seda tiene 125 páginas y su título puede responder, tanto al oficio de su protagonista, Hervé Joncour, comerciante de huevos de gusanos de seda, como a las referencias más sutiles a las túnicas de seda de una bella mujer, cuyos ojos “no tenían sesgo oriental”, pero sólo hablaba japonés. 

Mr Gwyn tiene 178 páginas y su título es el nombre de su protagonista, un escritor que decide dejar de escribir. Oportunamente, tiene como trasfondo Londres, ciudad en la que he estado a principios de este mes de febrero.




Alessandro Baricco nació en Turín en 1958, es novelista, dramaturgo y periodista. No se conoce mucho de su persona puesto que detesta conceder entrevistas.

Seda es una historia de amor, una extraordinaria historia de amor, pero también una historia de dolor y de deseos insatisfechos. Todo ello descrito con un ritmo narrativo pausado, sutil y con destellos de un erotismo suavísimo como la seda más refinada:


Una vez había tenido entre los dedos un velo tejido con hilo de seda japonés. Era como tener entre los dedos la nada.

Por otro lado, con breves pinceladas describe la última etapa de un Japón completamente aislado del mundo y de la imposición, a través de la guerra, de su apertura al comercio internacional. Ese momento, década de los sesenta del siglo XIX, es el inicio del Japón Meijí y de una apertura hacia occidente para evitar un proceso colonizador que amenazaba al país. Baricco retrata ese momento de tránsito de una sociedad tradicional y aislada a una sociedad occidentalizada, que preservará elementos tradicionales hasta la actualidad, a través del enigmático personaje de Hara Kei, dueño y señor de la enigmática joven de la que queda prendado Hervé Joncour. 

Destaca en la historia la larga carta de una mujer enamorada, una de las claves más interesantes de la novela. Un fragmento como muestra:


(…) porque te deseo, morderé la piel que late sobre tu corazón, porque te deseo, y con el corazón entre mis labios tú serás mío de verdad, con mi boca en el corazón tú serás mío para siempre, si no me crees abre los ojos, amado señor mío, y mírame, soy yo, quién podrá borrar este instante que sucede, y este cuerpo mío ya sin seda, tus manos que lo tocan, tus ojos que lo miran, tus dedos en mi sexo, tu lengua sobre mis labios, tú que te deslizas debajo de mí, aferras mis caderas, me levantas, dejas que me deslice sobre tu sexo, despacio, quién podrá borrar esto, tú dentro de mi moviéndote lentamente, tus manos en mi rostro, tus dedos en mi boca, el placer en tus ojos (…) p. 112 

Una historia que va más allá de la ternura y el erotismo y que destaca por su belleza y sensualidad. Hay también propuesta cinematográfica. 




Mr Gwyn es un escritor que vive en Londres y decide dejar de escribir. Buscando una alternativa decide hacerse copista y determina que la mejor manera será hacer retratos escritos. Para ello inventa un método peculiar que le inspire y le permita encontrar la esencia de la persona retratada. Cuenta con la colaboración de una mujer joven, Rebecca, a la que hará su primer retrato.
Estamos ante una historia de amor, un canto a la vida y una manera, creíblemente increíble, de ver la vida.
La primera parte del libro me andaba aburriendo hasta que todo empieza a encajar y cobra un interés, para mí, extraordinario. Me creo la historia porque enlaza conmigo misma de una manera extraña e inquietante. Un fragmento:

Tardó tiempo en acostumbrarse a la idea de que las cosas eran así, y en encontrar de nuevo la limpidez de un deseo necesario. Tuvo que retroceder para recordar la pureza de lo que andaba buscando, y la limpieza que había llegado a desear, en el corazón de su propio talento. Lo hizo con calma, dejando que remontara por sí misma la alegría que conocía –las ganas. Luego, gradualmente, se puso manos a la obra (p. 133-134).

Interesante escritor.


La imagen del autor y el vídeo han sido tomados de google.

40 comentarios:

  1. No he leído Mr. Gwyn, pero Seda me parece uno de los relatos más bellos que he leído.

    Besos, Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mr Gwyn es diferente, te conduce con somnolencia hacia algo que de pronto se te hace visible y te coge dispuesto a arrastrarte a su... terreno... o algo así. Interesante.
      Que tengas buena semana.

      Eliminar
  2. "Seda" me cautivó cuando la leí y aún hoy al leerte y recordarla siento el regusto que me produjo su lectura,
    "Mr. Gwyn" no la he leído, pero lo haré porque Baricco me gusta como escritor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de leer ambas obras, me parece que es un escritor muy especial, tiene una capacidad inmensa de crear un espacio novelado y unos personajes que tienen vida, fuerza...

      Eso sí, nada tienen que ver las dos novelas.

      Eliminar

  3. Buenos días 'Utopi-Laura':

    Vi los dos libros en tu lateral y me llamaron la atención, pero decidí esperar.
    Ha merecido la espera... me los apunto.

    Que disfrutes de un buen fin de semana.

    Un abrazo grande y un beso.

    PD: Me suena el autor, pero nunca he leído nada de él. La película sobre "Seda" la vi anunciada hace tiempo y también despertó me curiosidad, pero tampoco la he llegado a ver.

    PD2: Me gusta, me recuerda algo a 'Leonard Cohen': 'BILL FAY' / "The coast no man can tell".

    PD3: 2º bajo cero... y empiezan a caer chispitas de nieve intermitentes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy... te has dado cuenta, claro. Cuando programo la entrada (suele ser tres o cuatro días antes de que salga publicada), suelo señalar el nuevo libro en el lateral para que no se me olvide.

      Estoy totalmente encandilada con todas las canciones de Life is people. Esta canción del lateral es una canción triste, una canción de despedida, de no retorno...

      Mucho frío todo el fin de semana, incluso a orillas del Mediterráneo.

      Que tengas una tranquila semana.

      Abrazos!!

      Eliminar
  4. Hace tiempo un amigo me recomendó la lectura de "Seda" pero la dejé un poco olvidada. Después de leer la impresionante cita que dejas de esta novela, sé cual va a ser mi próximo destino lector.

    Un abrazo y buen fin de semana, Laura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te va gustar sin duda. Es imposible que no encandile Seda desde las primeras líneas.

      Buena semana, Marisa!!

      Eliminar
  5. Me enamoré. Lo quiero ya. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien...

      Verás como te gusta (supongo que te has enamorado de Seda).

      Ya me contarás...

      Eliminar
  6. Tengo Seda, ya lo leeré, me parece como escribes un autor interesante, La otra la descubrí en un blog y ya la tengo en búsqueda. El filme, Silk, lo dejo para después del libro, que me gusta mucho la literatura, igual que el cine sino que tengo tres pasiones, el deporte (el arte marcial y el deporte de combate), el cine y la literatura pero eso va luego hacia el arte en general, la pintura, la fotografía o el teatro (tengo planeado dos obras, ya que estaba alejado un poco). Sino que a un momento priorizo a un lado y luego vuelvo a otro. También últimamente estoy con la poesía de mi país, pronto subiré sobre otro poeta muy querido y admirado por aquí. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seda suele gustar tanto que te condiciona, quizás, la lectura de otras obras, en concreto Mr. Gwyn. Son dos novelas diferentes pero que tienen un nexo que las une.

      Me sorprendió que mediada la novela no me interesara nada (o casi nada) y en un soplo, empezó a absorberme totalmente. Ese soplo fue la invisible línea que siempre tiene que unirnos con la historia que nos cuenta el autor.

      Mario, compartimos aficiones. Cierto que las artes marciales las abandoné hace mucho (kárate) por la natación, el resto me atrae mucho, especialmente el teatro... en mi caso destacaría el jazz (ahora mientras te escribo estoy escuchando a Lizz Wright, que pronto volveré a ver en directo.

      La poesía reencontrada después de muchos años de no leer... otra coincidencia. Leeré con agrado el poema que subas.

      Feliz semana!!

      Eliminar
  7. Eeeeeeeeeeeso Laura Uve!!! ja ja ja sísmica publicación como tiene que SER!!!
    Hace algunos meses atrás hice mención de este escritor aquí en tu blog refiriendo uno de sus ensayos "Los bárbaros", donde reflexiona sobre el contraste de pensar y sentir entre niños o jóvenes y los adultos, concluye que el cambio de civilización es imparable, ejemplifica con los cambios luego de la segunda guerra mundial no sin dejar evidentes ironías muy divertidas para mí las que apruebo en gran parte.
    Esa exploración hacia la niñez o los primeros años es un ejercicio acostumbrado en los escritores consagrados de forma manifiesta o indirecta, y es uno de los puntos oportunos donde generalmente atrapan la atención de los lectores pues es un juego por naturaleza que toda persona adulta asume en algún o algunos momentos de su vida y que hace las delicias de tantos lectores e intérpretes. Es ejemplo de esto el último aparte que citas de Mr Gwym, se reinterpreta en parte la autobiografía hasta llegar a ese núcleo o nódulo de vida y entusiasmo que alguna vez en nuestra historia perdimos para ser otra cosa para quedar presos y sumisos a un destino que consume nuestra estima y condición. Una regresión nos puede purificar, liberar, reencontrar y esa es una de las virtudes subversivas del arte, no tanto en sentido político sino en un sentido más profundo más peligroso: que nos podemos subvertir a nosotros mismos y entonces asumir por derecho propio y universal toda nuestra capacidad de sentir, de goce y de celebrar el triunfo de vivir. Esto precisamente es lo que sucede en el fondo en esa novela Seda...nada más.
    Ese capítulo 59!!! todavía sigo girando en él ja ja ja.
    Besos Lectora, y gracias por esa hiper inquietante búsqueda que obliga a SER, ja ja ja!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciassssss!!!

      Creo recordar, pero lejanamente, ese ensayo del que me hablas. Disfruto con la ironía fina, se puede decir tanto o más que con un tono serio que, a veces, puede resultar aburrido. Admiro a quien posee ese tono fino que permite decir ideas trascendentes con humor.

      Sucede, a veces, que nos perdemos momentáneamente, que perdemos la orientación. Cuando recuperamos la sencillez y limpieza de los deseos y de las ganas primarias y fundamentales, nos reencontramos y aunque arrastremos cierta tristeza, disfrutamos con claridad del placer de la vida, sí.

      Ese capítulo es muy bello, sigue girando y disfrutando...

      Feliz semana!!

      Eliminar
  8. Otros tiempos, otros mundos...Creo que me vendrán muy bien en estos momentos perderme por esa Seda.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piérdete Uno, no te arrepentirás.

      Las referencias a Londres de Mr Gwyn también te harán disfrutar... y por supuesto la peculiar historia de un retratista con letras.

      Buena semana!!

      Eliminar
  9. Laura,
    no he leído "Seda" pero vi la versión cinematográfica aconsejada por una conocida que había quedado fascinada y a mí,rescatando una escena( que tenía que ver con el ritual del té )me dejó más bien fría.
    Me ha hecho reflexionar ese extracto que rescatas de la otra obra del autor,"Mr Gwyn"....sobre cómo recuperar las ganas,la alegría...a veces incluso,retrocediendo.....puede que hasta simplificando....

    Bsts

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he visto la película, así que no puedo opinar. Después de leer el libro, no me llama la atención verla, la verdad. Todas las opiniones coinciden en que el libro es superior...

      Me parece que volver atrás no es exactamente retroceder sino reencontrar claridad de posiciones cuando la hemos perdido. Estoy de acuerdo que la simplicidad es una gran virtud, por desgracia, como tantas otras palabras, ha sido llenada de contenido negativo. Tendremos que redefinir muchas palabras contaminadas por el poder...

      Buena semana!!

      Eliminar
  10. Fui a ver Seda al cine cuando la estrenaron. Fui con mucha ilusión y me defraudó bastante... Me gustan los dos estractos que has traído de las dos novelas y sabes que me dejo aconsejar mucho por ti en cuestiones lectoras, voy por tu tercer libro recomendado y los tres me han encantado, así que estas dos novelas también me las apunto. Estoy convencida que la novela de Seda será muy superior a la peli.

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no te decides a leer Seda porque has visto la película, lee Mr. Gwyn. Pero la primera es una delicada preciosidad, la verdad.

      Cuanto me alegro que te gusten las obras que te voy diciendo...

      Un beso!!

      Eliminar
  11. Será que la mágia de las palabras nos persigue, o quizás que lo narrado siempre gira a nuestro alrededor y basta extender el brazo para aprehender aquello que nos define a cada instante. Un misterio alucinante este mundo de los libros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda leemos desde nuestra perspectiva, desde nuestra experiencia, desde nuestra vida. Nos interesa aquello con lo que conectamos desde nuestros gustos y nuestra manera de ver la vida. Seleccionando lo que leemos y los fragmentos que resaltamos, nos definimos.

      No concibo la vida sin la magia de la palabra.

      Eliminar
  12. Hace años leí "Seda" y me gustó mucho. Una preciosa historia de amor.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto.
      Pero no se queda solo en eso... va más allá e introduce muchos otros aspectos, sobre todo los deseos insatisfechos y el dolor por el amor ignorado.

      Bienvenida y buena semana!!

      Eliminar
  13. No he leído ninguno de los dos. Pero siempre que nos muestras algunos títulos que has leído, entran ganas de leerlo. Lo cuentas con mucha pasión. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero no crear falsas expectativas.

      La pasión va en mi carácter, es irremediable...

      Buena y fría semana!!

      Eliminar
  14. Leí Seda hace unos años. Y varias veces. Y años después lo volví a leer en una traducción en catalán porque alguien me dijo que el idioma le iba mejor a la novela. No lo compartí. Me parece extraordinaria. No solo me atrae la historia y el rollo japonés sino, y sobretodo, ese estilo que comentas pausado, muy poético, repetitivo, tan especial
    No he leído nada más de Baricco pues pienso que nada podrá estar ya a la altura de un libro tan único y precioso.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No acostumbro a releer novelas, como mucho releo algunos párrafos que puedo tener señalados. Excepcionalmente he releído obras que hacía muchos años que había leído, pronto comentaré una de esas novelas.
      Muchas veces pienso que debería hacerlo, pero tengo tantas novelas pendiente que no me decido.

      Sin embargo te recomiendo la segunda obra, más irregular que Seda, pero con una segunda parte espectacular (al menos desde mi punto de vista).

      Muy buena semana, David!!

      Eliminar
  15. Hola Laura!!!!!!
    Seda lo leí hace mucho tiempo y me gustó muchísimo. La película también. El segundo libro que comentas no lo conocía.
    Un beso con cariño, hacía mucho tiempo que no comentaba en tu blog!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaa Lídia!!

      Es verdad, hacía mucho que no nos comentábamos.

      Seda es tan especial que no conozco a nadie que no le haya gustado.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  16. Has hecho que sienta la necesidad de leer este libro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hazlo!!

      Satisfaz de inmediato esa necesidad :))

      Eliminar
  17. Leí "Seda" hace tiempo y me pareció una historia preciosa. El otro no lo conocía, pero por lo que comentas podría ser interesante.Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te animas a leer Mr Gwyn, espero que te guste, aunque, desde mi punto de vista, es más irregular... pero la segunda mitad del libro merece la lectura.

      Buena semana!!

      Eliminar
  18. Pues habrá que leer Mr Gwyn...suena bien.

    Gracias por la recomendación. Parece que llevas una vida ocupada y nutrida de lectura, lo cual envidio de vez en cuando.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lectura es parte de mi vida, no la concibo sin leer, me es imprescindible.

      Bienvenida a mi espacio Beatriz.

      Saludos!!

      Eliminar
  19. Tengo Mr Gwin pendiente y cargado en el lector. No sabía lo reacio del autor a conceder entrevistas, lo que me hizo decidirme a leer su obra fue precisamente una entrevista en un revista en la que quedaban claros los puntos fuertes y flacos así que en cuanto pueda me lanzaré... y veré The Sessions que la he visto también por ahí en un lateral. Un placer habernos encontrado por la blogosfera. Hay mucha información interesante en tu blog :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido, Yossi!! Un placer compartido puesto que tu blog me interesó de inmediato (te encontré en el de Mario Salazar).

      Espero que te guste aunque desde mi punto de vista es irregular, la segunda parte es espléndida, la primera me pareció que divagaba... quizás fue una impresión mía.

      Buen fin de semana!!

      Eliminar
  20. Hola Laura. Bueno, llego aquí por una recomendación de Yossi, y me encuentro con una entrada sobre Baricco. Yo acabé Mr Gwyn hace unos días y coincido, en general, con tu apreciación. Pero lo que menos me gustó fue su tono explicativo y azucarado. La idea de partida me parece muy buena, pero su desarrollo :/ Bueno, en todo caso, es mi primera novela del autor.

    ResponderEliminar
  21. Hola, bienvenid@ (no sé si eres hombre o mujer, ahora me paso por tu espacio), traes buena recomendación.

    Estoy de acuerdo, sería otro aspecto a añadir en los negativo, especialmente el tono explicativo, azucarado... hmmm... no me lo pareció aunque algo hay en el personaje de Rebecca.

    Te animo a que leas Seda. Son las dos que he leído.

    ResponderEliminar

DIME QUÉ PIENSAS SI ASÍ LO DESEAS...